Buscar este blog

30 abril 2006

PCPE


El PCPE celebra su Octavo Congreso en Madrid



Con el lema “Socialismo o Barbarie. Una propuesta para la mayoría”, el Partido Comunista de los Pueblos de España dio comienzo a su Octavo Congreso ayer 28 de abril en Madrid. Este encuentro se extenderá hasta el domingo 30 de abril.



Así, 150 delegados provenientes del Estado Español y más de treinta representantes de organizaciones invitadas extranjeras participan de un congreso que, en palabras de Carmelo Suárez, secretario general saliente “tiene como vocación afrontar un reto de enorme envergadura: desarrollar una herramienta adecuada y preparada para avanzar en el camino de la revolución socialista”.



La apertura comenzó con la presentación por parte de Suárez del informe político elaborado por el Comité Central saliente. Un informe en el que se conjugó la crítica a la gestión de los últimos cuatro años, el análisis de la realidad social, económica y política, el posicionamiento del PCPE ante esa realidad y la reflexión en torno al trabajo que al partido ha de realizar a partir de este 8º Congreso. Como “hijos de una nueva cultura revolucionaria”, Suárez destacó que el PCPE “ha conseguido una serie de avances importantes, entre ellos el afianzamiento del partido en todo el Estado”. Algo de lo que “sentirnos orgullosos pero no satisfechos”.



Entre los objetivos del Congreso, destacó el desarrollo de una política de alianzas para construir un frente político de izquierdas y la necesidad de combatir una segunda transición como proyecto de gran calado del Gobierno de Zapatero cuyo fin es “como en la primera transición, estabilizar el capitalismo español y que la clase obrera vuelva a salir derrotada”.



Y para acabar, el secretario general saliente hizo una mención especial a la lucha de otros pueblos, entre ellos el irakí, el cubano, con cinco presos en las cárceles estadounidenses y el francés, y por supuesto, a todos los trabajadores inmigrantes a los que el partido está abierto.



El informe fue a continuación valorado por delegados territoriales y votado en el plenario. La votación arrojó un resultado significativo sobre las condiciones en que se celebra este 8º Congreso: 109 votos a favor, 3 en contra y 4 abstenciones.



Finalmente, con la lectura de los saludas del Partido Comunista de Bangladesh, Partido Comunista de los Trabajadores de Bosnia Herzegovina, PC de Chipre, PC de Holanda, PC de Chile se dio por concluida la apertura del Congreso.



Las organizaciones extranjeras presentes son: Partido Comunista de Cuba, PC de Vietnam, Frente POLISARIO, PC de Grecia, Partido de los Trabajadores de Bélgica, Frente Popular por la Liberación de Palestina, PC de Alemania, PC de Siria, Nuevo PC de Gran Bretaña, Frente Socialista de Puerto Rico, Movimiento Revolucionario 8 de Octubre de Brasil, Partido Argelino para la Democracia y el Socialismo, Polo de Refundación Comunista de Francia, PCUS, Partido Comunista Marxista Leninista de Turquía, PC de Dinamarca Marxista-Leninista, Movimiento por la Recuperación Nacional de Chile. Y como invitados están el Movimiento de Izquierda Alternativa, la Corriente Sindical de Izquierdas y el Foro Ciudadano por la República de Asturias.



Partido Comunista de los Pueblos de España

Madrid 29 abril 2006

28 abril 2006

Vencedores y vencidos, claro que sí



por Javier Ramos Sánchez - Jurista

VencedSe dice en una sentencia del Tribunal Supremo español que, a veces, la Ley lo que quiere decir es justamente lo que dice. In claris non fit interpretatio, que dijeran los clásicos. Eso era así hasta que los jueces del Partido Popular decidieron ser la «avanzadilla» de los cambios legislativos en la «lucha antiterrorista» y se pusieron a legislar desde sus despachos. El resultado está a la vista: no parece quedar un solo jurista que pueda predecir las consecuencias de una norma con un mínimo de seguridad jurídica. Normas y jurisprudencia han saltado por la ventana en cuanto la bestia fascista asomó por la puerta.

De ahí que suene a fingido ese clamor «popular» ­del Partido Popular, quiérese decir­ para evitar que los mismos jueces que torcieron la Ley hasta llevarla a donde nunca quiso ir, vuelvan ahora por el sendero opuesto, al servicio siempre del amo bicéfalo que les da de comer. Ayer el PP, hoy el PSOE. Braman por el respeto a la Ley quienes la han arrastrado y «reescrito» a las órdenes del Poder Ejecutivo sin el más mínimo sonrojo. ¿Porqué no pueden esos jueces ahora decir lo contrario si cuentan con ese prodigioso instrumento que reza: «si bien es cierto, ¿no es menos ciertoŠ?».

El pacto antiterrorista y su hija bastarda, la Ley de «Partidos», cuyo plural es puro disimulo pues iba dirigida a uno solo, dieron la fatal estocada a un Estado que se creía «de Derecho» hasta que comprendió que Euskal Herria se le iba de las manos. Entonces acuñó la vieja máxima según la cual un Estado de Derecho primero es Estado y luego, si acaso, de Derecho, como dijo Jiménez de Parga, el «adelantado» en dar a conocer las sentencias.

Aquel humus social español inducido por los media, que condujo a la bravuconada del «a por ellos», realmente escondía la fragilidad política del sistema. La «noche de los cristales rotos» contra la izquierda abertzale, la que desmontó todas las reglas del Derecho para asegurar la supervivencia del Estado, lo que demostraba era el horror vacui a una derrota histórica: Euskal Herria había llevado al Estado español a una crisis sin parangón, gracias a la lucha y al tesón en demostrar que democracia y España, lejos de ser sinónimos, se han convertido en el más acabado antónimo. El proceso 18/98 es el más preclaro ejemplo.

«Todo es ETA» constituye la expresión más acertada de la inaprehensibilidad de la propia ETA. Puesto que se juzga a todo un «entorno» político, al sector políticamente más consciente del Pueblo Vasco. ¿Cabe mayor reconocimiento de su derrota? Vencidos, sí. Vencido el Poder y sus voceros: periodistas, jueces y demás «víctimas» del ¡Pasta Ya!.

El Sr. Zapatero no hace sino representar el papel que le indica la oligarquía española. Dialoga para retrasar lo inevitable. Negocia con la secreta intención de dividir a las fuerzas nacionalistas en su provecho, como ha demostrado el penoso ejemplo catalán.

Hace, pues, lo que debe. Y en su hoja de ruta figura la traición del PNV. Sólo así puede asegurarse una mayoría en Euskal Herria que le permita salir del atolladero democrático de «respetar la palabra» del pueblo. Por eso se halla incómodo el partido jeltzale, pues se sabe «el Judas» del proyecto.

Ha terminado el baile de máscaras estatutario y el PNV ha de desvelar por fin su verdadera naturaleza. Soberanía nacional versus mercadería regional. Unas cuantas transferencias a cambio de la renuncia plena y pública a la soberanía vasca. Se acabó el juego del quiero pero ahora no es posible. Resurge pues ya la cuestión de clase, tantas veces eclipsada por la cuestión nacional. De ahí el enfado y la división palpable en los batzokis.

El Estado español ha sido llevado al proceso de democratización vasco del morral, gracias a la valentía y resistencia del sector más combativo y consciente de Euskal Herria. Y esa victoria es el espejo de la ignominia jeltzale de los últimos veinticinco años. El estrepitoso fracaso del autonomismo. Los mismos que ya se disponen a pactar con el Estado ocupante su modus vivendi. Y esa mala conciencia intentan acallarla con las porras de Balza en las calles de Euskal Herria. ¡Qué pena!

Euskal Herria está de fiesta. La fiesta de la palabra y la decisión, de la democracia, en suma, aunque esta decisión sea la propiciada por un vergonzoso pacto PSOE-PNV. Porque será el pueblo quien así lo haya decidido, en su caso. Las fuerzas populares, por el contrario, deben estar ahora más unidas que nunca. Esa unidad popular es la pesadilla de la oligarquía española y del nacionalismo burgués. Es la hora de la democracia y de la autodeterminación. Y esa autodeterminación es, justamente, el porqué de veinticinco años de denodada lucha. El nacionalismo vasco burgués está cavando su tumba política y lo sabe. Se le agota el tiempo. Ya no puede por más tiempo tener un pie en una ladera y el otro en la de enfrente. Es el momento de la decisión. Para todos. Porque es ahora cuando, al fin, se vislumbra aquella reiterada promesa hecha a los gudaris caídos que decía: nuestro mejor homenaje, la victoria. -

27 abril 2006

FARC


Manuel Marulanda Vélez

Fuente : Resistencia Internacional Nº 35

En su saludo de fin de año a mandos y combatientes, al
Movimiento Bolivariano, al Partido Clandestino y a las milicias de Bolívar,
el Comandante en Jefe de las FARC, Manuel Marulanda Vélez, analiza la
situación actual del conflicto en Colombia y traza orientaciones para la
confrontación política en el futuro.

Sus apreciaciones confirman que el "Plan Patriota", que hoy
sigue su marcha irrefrenable hacia el fracaso, ha contribuido a forjar y
acerar al combatiente guerrillero de la ofensiva final. RESISTENCIA
comparte con sus lectores algunas apreciaciones del legendario jefe
guerrillero:

El 2005 está terminando en medio de numerosos hostigamientos al
ejército, combates con paramilitares, acciones militares chicas y grandes, .
torres eléctricas derribadas, oleoductos y baterías petroleras quemadas,
puentes destruidos, vehículos de empresas reaccionarias quemados. Según
expertos en la materia, en tres años llevamos más de 7 mil combates y
hostigamientos al ejército, todo ello con base en planes de acción política
y militar y de conformidad con el Plan Estratégico.

Hemos aplicando la movilidad permanente con buenos resultados,
lo cual eleva la moral y capacidad combativa de guerrilleros nuevos y
antiguos y de paso alienta a las masas que no han creído en la efectividad
de las fuerzas armadas al servicio del gobierno.

Las FARC en su recorrido histórico de 41 años en desarrollo del
Plan Estratégico, aprobado por la Séptima Conferencia y ratificado por
posteriores plenos del Estado Mayor Central, han tenido como herramienta
fundamental, en primer orden, la combinación de las diversas formas de
lucha, que es válida para la situación presente del país, donde los
gobernantes quieren acabar con todas las conquistas de los trabajadores y
las costumbres políticas, con caricaturas de democracia, imponiendo reformas
mucho más reaccionarias utilizando el gran poder del Estado en todas sus
manifestaciones y apoyo internacional.

Ha sido y sigue siendo de gran importancia para las FARC el
conocimiento estratégico y táctico del enemigo en sus diversas
manifestaciones en la confrontación militar y el desarrollo de operativos a
escala nacional contra la insurgencia derivada de las desigualdades sociales
que han obligado al pueblo a luchar contra el Estado. Experiencia que
estamos obligados a recopilar para que sirva posteriormente para transmitir
conocimientos a la comandancia, y ésta a todos los combatientes en las
diferentes escuelas de aprendizaje. De tal manera que cada vez estemos
superando nuestras fallas en la conducción de combatientes en los terrenos
político y militar, y los llevemos al triunfo final, transformando el Estado
en uno nuevo, con el apoyo de las masas.

Los expertos en la lucha contra el fascismo de varios países
aseguran que este desconoce todas las conquistas democráticas de los pueblos
y sólo caen del poder con plomo mediante grandes acciones de masas ligadas a
un movimiento armado, en nuestro caso las FARC, como verdadera oposición
revolucionaria al sistema imperante oligárquico. Para ello debemos utilizar
los diferentes medios a nuestro alcance, apoyados en sectores democráticos y
descontentos con el actual gobierno.

Se tiene conocimiento del malestar existente en algunos
oficiales y suboficiales por la política de guerra del presidente Uribe, el
desconocimiento de los derechos humanos, su negativa al intercambio
humanitario, los atropellos indiscriminados contra la población civil, el
compadrazgo con los paramilitares buscando su reelección a la Presidencia,
la desatención a la inversión social, la entrega de la soberanía al imperio
gringo, el maltrato a sus tropas quienes sufren las consecuencias de la
guerra, y como es apenas lógico, también los afecta la grave crisis general
que sufre el país en todos los estamentos. Por estas razones debemos
llamarlos a reforzar la lucha del pueblo por sus derechos políticos,
económicos y sociales y en lo posible propiciar con ellos un acercamiento.

. Es necesario pertrechar a todos los mandos y guerrilleros con
la teoría de guerra de guerrillas móviles para golpear y huir y volver a
golpear sin dar tregua al enemigo hasta cansarlo. Los entrenamientos
militares y políticos requieren de alta disciplina, camuflaje en
desplazamientos., reforzamiento de las medidas de seguridad en campamentos.,
compañías, columnas, comandos tácticos... El conocimiento de multitud de
casos tácticos ofensivos contra el enemigo en poblados, veredas, carreteras,
bases militares y desplazamiento de tropas es indispensables para mejorar el
conocimiento militar, aplicando suficiente inteligencia en la planeación de
acciones en toda clase de terreno, sin improvisación, trato fraternal a las
masas, buen pulso y puntería en todas las acciones para ahorrar munición y
causar muertos y heridos al enemigo. Sin desconocer la capacidad de éste por
la utilización de medios técnicos, como medios de transporte aéreo, la
utilización de aviones espías y bombarderos... Si tenemos en cuenta estos
elementos, veremos cómo la situación será otra muy diferente porque las
masas comienzan a no creer en el triunfo de las Fuerzas Armadas sobre la
guerrilla, y ahora con el ingrediente de la descomposición de los partidos.

Los Estados Mayores del Oriental y Sur hicieron conocer un
primer balance al Secretariado, al Estado Mayor y a la mayoría de
comandantes sobre la operatividad del "Patriota" del cuál se desprenden
muchas enseñanzas importantes en el accionar cotidiano de FARC, que de ser
tenidas en cuenta pueden ser útiles para la escuela nacional, en la
formación militar de comandantes con la finalidad de evitar cometer errores
en los combates en variedad de terrenos, para dejar sin iniciativa operativa
al enemigo con buena utilización de los diversos tipos de armas y explosivos
apoyados en las masas, las que por encima de cualquier consideración estamos
obligados a cuidar para evitar que el enemigo las golpee.

.Lo importante en esta etapa es demostrar al enemigo que por
encima de todos sus deseos no es posible derrotar militarmente la guerrilla,
sin olvidar que lo fundamental para terminar la confrontación armada y
política es abrir un cauce democrático con la participación del pueblo en la
que obliguen a sus gobernantes a buscar salidas políticas para dirimir el
conflicto interno derivado de multitud de causas sociales, sin la ingerencia
de potencias extranjeras con el cuento de contribuir para la paz de Colombia
con sus buenos oficios.

Las circunstancias políticas son formidables para el accionar
del movimiento armado y del Movimiento Bolivariano... Estamos en un momento
que requiere de nosotros un gran esfuerzo para el desempeño organizativo y
de orientación de masas a todos los niveles en ciudades y campos.

.Finalmente, felicitaciones a todos los Bloques por los éxitos
logrados en respuesta al operativo nacional y de acciones militares
nuestras. De antemano condolencias a familiares y amigos por los
combatientes caídos en la confrontación armada teniendo en cuenta que su
sacrificio no es en vano y es parte de la historia de los luchadores por una
nueva democracia en Colombia. A los heridos les deseo una pronta
recuperación.

Me despido de ustedes con fuerte abrazo revolucionario y apretón
de manos.

Tesis sobre la función del partido comunista en la revolución proletaria



Resolución del II Congreso de la Internacional Comunista, 1920

El proletariado mundial está en vísperas de luchas decisivas. La época en que vivimos es una época de guerras civiles directas. La hora decisiva se acerca. En casi todos los países en donde existe un importante movimiento obrero, la clase trabajadora tendrá que conducir en el próximo futuro una serie de luchas encarnizadas, empuñando las armas. En este momento más que nunca, la clase obrera necesita una organización sólida. Ella tiene que prepararse infatigablemente a las luchas cruciales que le esperan, sin perder una sola hora del tiempo precioso que queda.

Si durante la Comuna de Paris (1871) la clase obrera hubiera tenido un partido comunista sólidamente organizado, aunque fuere pequeño, la primera heroica insurrección del proletariado francés habría sido mucho más fuerte,y se habrían evitado mil errores y mil flaquezas. Las batallas que el proletariado tiene que sostener hoy, en una situación histórica completamente diferente, tendrán una influencia mucho más profunda para la suerte de la clase trabajadora que las de 1871.

En base a estas consideraciones, el II Congreso mundial de la Internacional Comunista llama la atención de los trabajadores revolucionarios del mundo entero sobre los siguientes puntos:

1 - El partido comunista es una parte [o, en la traducción francesa, fracción] de la clase obrera, y precisamente la parte más avanzada, más consciente, y, por consiguiente, más revolucionaria. El mismo se forma mediante la selección espontánea de los trabajadores más conscientes, más devotos, más lúcidos. El partido comunista no tiene intereses diferentes de los de la clase obrera. El partido comunista se distingue de la totalidad de los trabajadores porque posee una visión general del camino que la clase debe recorrer históricamente y, en todos los virajes del mismo, defiende los intereses no de grupos o de categorías parciales, sino los de toda la clase obrera. El partido comunista es la palanca organizadora y política con cuya ayuda la parte más avanzada de la clase obrera dirige en el recto camino a la masa del proletariado y del semiproletariado.

2 - Hasta que el proletariado no haya conquistado el poder estatal, hasta que su dominio no se haya consolidado para siempre, haciendo imposible cualquier restauración burguesa, el partido comunista acogerá por regla general en su organización sólo a una minoría de trabajadores. Antes de tomar el poder y en la época de transición, el partido comunista puede, en circunstancias favorables, ejercer una influencia ideológica y política incontrastada sobre todas las capas proletarias y semiproletarias de la población, pero no puede reunirlas a todas en sus filas de manera organizada. Sólo después que la dictadura proletaria haya quitado a la burguesía los potentes medios de influencia como la prensa, la escuela, el parlamento, la iglesia, el aparato administrativo,etc., y sólo después que la derrota definitiva del régimen burgués sea una realidad evidente para todos, sólo entonces todos o casi todos los trabajadores entrarán en las filas del partido comunista.

3 - Las nociones de partido y de clase deben ser distinguidas con el mayor cuidado. Los miembros de los sindicatos «cristianos» y liberales de Alemania, Inglaterra y otros países, pertenecen indudablemente a la clase obrera. También pertenecen sin duda a ella las asociaciones obreras más o menos considerables que siguen todavía a Scheidemann, a Gompers y a sus amigos. En ciertas condiciones históricas es muy posible que en el seno de la clase trabajadora subsistan numerosos grupos reaccionarios. La tarea del comunismo no consiste en adaptarse a estos elementos atrasados de la clase trabajadora, sino elevar a toda la clase trabajadora al nivel de su vanguardia comunista. La mezcolanza de estos dos conceptos --partido y clase-- puede llevar a los más graves errores y a la peor confusión. Es evidente por ejemplo que, durante la guerra imperialista, los partidos proletarios tenían que levantarse a cualquier precio contra los prejuicios y el estado de ánimo de una parte de la clase obrera, y defender los intereses históricos del proletariado que imponían a su partido la declaración de guerra a la guerra. Asimismo, al principio de la guerra imperialista de 1914, los partidos socialtraidores de todo el mundo, que apoyaban a la burguesía de «sus» respectivos países, no dejaron de recurrir al argumento de que ésa era la «voluntad» de la clase trabajadora. Ellos olvidaban que, aunque hubiera sido así, el deber del partido proletario era reaccionar contra el estado de ánimo general de los trabajadores y defender, a pesar de todo y contra todos, los intereses históricos del proletariado. Así también, a fines del siglo XIX, los mencheviques rusos de entonces (los llamados economistas) rechazaban la lucha política abierta contra el zarismo, con el pretexto de que la clase trabajadora en su conjunto no estaba aún preparada a la lucha política. De la misma manera, los independientes de derecha en Alemania han justificado siempre sus medias medidas diciendo que «así lo querían las masas», sin comprender que el partido existe precisamente para preceder a las masas, e indicarles el camino.

4 - La Internacional Comunista está firmemente convencida de que el fracaso de los viejos partidos «socialdemócratas» de la II Internacional no puede ser considerado, en ningún caso, como un fracaso del partido proletario en general. La época de la lucha directa por la dictadura proletaria suscita a escala mundial un nuevo partido del proletariado --el Partido Comunista.

5 - La Internacional Comunista repudia de la manera más categórica la opinión de que el proletariado pueda realizar su revolución sin un partido político propio y autónomo. Toda lucha de clase es una lucha política. El objeto de esta lucha, que se transforma inevitablemente en guerra civil, es la conquista del poder político. Pero el poder político no puede ser tomado, organizado y dirigido más que por este o por aquel partido político. Sólo si el proletariado está encabezado por un partido organizado y probado, que persigue objetivos claramente definidos y que posee un programa de acción preciso para el próximo porvenir, tanto en el campo de la política interior como en el campo de la política exterior, sólo entonces la conquista del poder político no será un hecho fortuito y temporáneo, sino el punto de partida de un trabajo duradero para la edificación comunista, llevada a cabo por el proletariado.

La lucha de clase misma exige igualmente la centralización de la dirección de las diferentes formas del movimiento obrero (sindicatos, cooperativas, comités de fábrica, asociaciones culturales, elecciones, etc.). Dicho centro organizador dirigente no puede ser sino un partido político. Negarse a crearlo y reforzarlo, negarse a someterse a él, equivale a rechazar la unidad de dirección de las varias patrullas de proletarios, que actúan en diferentes campos de batalla. La lucha de clase del proletariado exige por último una agitación concentrada, que ilumine las diversas etapas de la lucha desde un punto de vista unitario y llame en cada momento la atención del proletariado sobre las tareas que le interesan en su conjunto; cosa que no puede realizarse sin un aparato político centralizado, es decir, sin un partido político.

La propaganda de algunos sindicalistas revolucionarios y de los adherentes a los Trabajadores Industriales del Mundo (IWW) contra la necesidad de un partido político independiente no sirve, objetivamente, sino a colaborar con la burguesía y con los «socialdemócratas» contrarrevolucionarios. En toda su propaganda contra el partido comunista, que ellos querrían substituir con los sindicatos o con informes uniones «generales» de trabajadores, los sindicalistas y los industrialistas tienen puntos de contacto con los oportunistas declarados.

Después del fracaso de la revolución de 1905, los mencheviques rusos apoyaron por unos años la idea de un llamado congreso obrero que debía substituir al partido revolucionario de la clase obrera. Los «obreristas amarillos» de toda índole, en Inglaterra y en América, que en realidad llevan a cabo una política abiertamente burguesa, difunden entre los obreros la idea de la creación de informes uniones obreras o de vagas asociaciones puramente parlamentarias, pero no la de la creación de un verdadero partido político. Los sindicalistas revolucionarios y los industrialistas quieren sí combatir contra la dictadura de la burguesía, pero no saben cómo. Ellos no ven que una clase trabajadora sin partido político autónomo es como un cuerpo sin cabeza.

El sindicalismo revolucionario y el industrialismo representan sin duda un paso adelante respecto a la vieja y mohosa ideología contrarrevolucionaria de la IIa Internacional. Pero, en comparación con el marxismo revolucionario, es decir con el comunismo, el sindicalismo y el industrialismo significan un paso atrás. Las declaraciones de los comunistas «de izquierda» alemanes del KAPD en su congreso constitutivo de abril p.p., según las cuales ellos forman un partido, pero «no un partido en el sentido corriente» (keine Partei im überlieferten Sinne) es una capitulación ideológica frente a las opiniones reaccionarias del sindicalismo y del industrialismo.

Con la sola huelga general, con la sola táctica de los brazos cruzados, la clase trabajadora no puede alcanzar la victoria completa sobre la burguesía. El proletariado tiene que llevar a la insurrección armada. Quien ha comprendido esto, debe también comprender que la necesidad de un partido político organizado es su consecuencia indispensable, y que, para alcanzar este objetivo, no son suficientes informes organizaciones proletarias.

Los sindicatos revolucionarios hablan a menudo de la gran importancia de una minoría revolucionaria decidida. Pero esta minoría revolucionaria decidida de la clase trabajadora, esta minoría comunista que quiere actuar, que posee un programa, que se propone la organización de las masas, es precisamente el partido comunista.

6 - La tarea más importante de un partido verdaderamente comunista es la de mantener un estrecho contacto con las masas más extensas del proletariado. Para lograr esto, los comunistas tienen que trabajar también en organizaciones que no son de partido, pero que abarcan extensas masas proletarias. Tales son por ejemplo las organizaciones de los inválidos de guerra en varios paises, los comités «Fuera las manos de Rusia» (Hands off Russia) de Inglaterra, las uniones proletarias de inquilinos, etc. Particularmente importante es el ejemplo de las llamadas conferencias de obreros y campesinos «sin partido» (bezpartiniji) de Rusia. Dichas conferencias son convocadas casi en cada ciudad, en cada barrio obrero, en cada aldea. En su elección participan las más vastas capas de trabajadores, aun atrasados, y en ellas se discuten los problemas más candentes: abastecimiento, vivienda, situación militar, instrucción, tareas políticas del día, etc. Los comunistas se esfuerzan con todos los medios de influenciar a estas «conferencias de sin partido» y lo hacen con gran éxito para el partido mismo.

Los comunistas consideran como tarea principal el trabajo sistemático de organización y educación dentro de estas organizaciones. Pero para que éste sea un trabajo fecundo, para que los enemigos del proletariado revolucionario no se apoderen de estas organizaciones de masa, los trabajadores comunistas dotados de conciencia de clase deben tener su partido comunista independiente y disciplinado, que actúa de manera organizada y que, en todas las circunstancias --y cualesquiera que sean las formas del movimiento-- esté en condiciones de representar los intereses generales del comunismo.

7 - Los comunistas no rehuyen las organizaciones obreras de masa políticamente neutras, ni siquiera, en determinadas circunstancias, cuando las mismas presentan caracteres claramente reaccionarios (sindicatos amarillos, cristianos, etc.). El partido comunista desarrolla continuamente en ellas su obra y no se cansa de mostrar a los trabajadores que la idea del apartidismo como principio es cultivada adrede entre ellos por la burguesía y sus lacayos, con el intento de desviar al proletariado de la lucha organizada por el socialismo.

8 - La vieja subdivisión «clásica» del movimiento proletario en tres formas (partidos, sindicatos, cooperativas) ha caducado visiblemente. En Rusia la revolución proletaria ha engendrado la forma fundamental de la dictadura proletaria, los soviets. En el próximo porvenir tendremos por doquier esta subdivisión: 1) el partido - 2) el soviet - 3) el sindicato.

Pero el partido del proletariado, es decir, el partido comunista, debe dirigir sistemáticamente y sin cesar el trabajo de los soviets así como el de los sindicatos revolucionarios. La vanguardia organizada de la clase obrera, el partido comunista, representa igualmente los intereses tanto de la lucha económica como de la lucha política y cultural de la clase obrera en su conjunto. El partido comunista debe ser el alma tanto de los sindicatos como de los soviets, al igual que de las demás formas de organización proletaria.

El nacimiento de los soviets, como forma histórica fundamental de la dictadura del proletariado, no disminuye para nada la función dirigente del partido comunista en la revolución proletaria. Cuando los comunistas alemanes «de izquierda» (ver su Manifiesto al proletariado alemán del 14 de abril de 1920, firmado «Partido obrero comunista alemán - KAPD») declaran que «también el partido debe adaptarse cada vez más a la idea de los soviets o asumir carácter proletario» (Kommunistische Arbeiterzeitung, n. 54) quieren decir simplemente que el partido comunista tendría que disolverse en los soviets, que los soviets estarían en condiciones de substituirlo.

Este concepto es radicalmente falso y reaccionario.

En la historia de la revolución rusa hubo toda una fase en que los soviets marchaban contra el partido proletario y apoyaban la política de los agentes de la burguesía. Lo mismo se observó en Alemania, y es también posible en otros paises.

Para que los soviets puedan cumplir su misión histórica es necesaria la presencia de un partido comunista fuerte que no se «adapte» simplemente a los soviets, sino que sepa ejercer una influencia decisiva sobre su política, empujarlos a repudiar su «adaptación» a la burguesía y a la socialdemocracia blanca, y hacer del partido comunista, mediante las fracciones comunistas, el partido dirigente de los soviets.

Quien recomienda al partido comunista «adaptarse» a los soviets, quien ve en esta adaptación un refuerzo del «carácter proletario» del partido, este hombre no comprende la importancia ni del partido, ni de los soviets. La «idea de los soviets» triunfará más rápidamente si logramos crear en cada país un partido lo más fuerte posible. También algunos socialistas «independientes», y aun de derecha, reconocen hoy, en palabras, la «idea de los soviets». Pero se puede impedir a estos elementos de deformar la idea soviética sólo poseyendo un fuerte partido comunista que esté en condiciones de determinar y dirigir la política de los soviets.

9 - El partido comunista es necesario a la clase obrera no sólo antes y durante la conquista del poder, sino también despues de que el poder haya pasado a las manos de la clase obrera. La historia del partido comunista ruso, que desde hace tres años detiene el poder en un país inmenso, nos muestra que la función del partido comunista, lejos de disminuir después de la conquista del poder, ha crecido considerablemente.

10 - En el momento de la conquista del poder por parte del proletariado, su partido sigue constituyendo sin embargo, como antes, sólo una parte de la clase trabajadora. Pero es justamente esa parte de la clase proletaria que ha organizado la victoria. En el curso de dos decenios como en Rusia, y por toda una serie de años, como en Alemania, el partido comunista, en su lucha no sólo contra la burguesía sino también contra aquellos «socialistas» que son en realidad los agentes de la burguesía entre los proletarios, ha acogido en sus filas a los militantes más enérgicos, más lúcidos, más adelantados de la clase trabajadora. Sólo la existencia de tal organización compacta de la mejor parte de la clase obrera permitirá superar todas las dificultades que el partido comunista deberá salvar después de su victoria. La organización de un nuevo ejército proletario --el Ejército Rojo--,la abolición efectiva del mecanismo estatal burgués y la creación de los primeros lineamentos del aparato estatal proletario, la lucha contra las tendencias corporativas de algunos grupos proletarios, la lucha contra el «localpatriotismo», la apertura de vías nuevas en la creación de una nueva disciplina del trabajo --en todos estos campos la palabra decisiva toca al partido comunista, cuyos miembros guían con su ejemplo viviente a las capas más extensas de la clase obrera.

11 - La necesidad de un partido político del proletariado desaparece solamente con la eliminación completa de las clases. Es posible que, en la marcha hacia la victoria definitiva del comunismo, la importancia de las tres formas fundamentales de la organización proletaria contemporánea (partido, soviets, sindicatos de industria) se modifique, y que un único tipo de organización obrera se cristalice poco a poco. Pero el partido comunista no se disolverá completamente en la clase obrera sino cuando el comunismo deje de ser el objetivo de la lucha, cuando la clase trabajadora, toda entera, se haya vuelto comunista.

12 - El II Congreso de la Internacional Comunista debe no sólo afirmar la misión histórica del partido comunista, sino también decir al proletariado internacional, por lo menos en sus líneas esenciales, cuál es el partido que necesitamos.

13 - La Internacional Comunista piensa que, sobre todo en la época de la dictadura del proletariado, el partido comunista debe estar construido sobre la base de una inquebrantable centralización proletaria. Para dirigir eficazmente a la clase obrera en la larga y áspera guerra civil que habrá estallado, el partido comunista debe establecer también en sus filas una disciplina severa, militar. La experiencia del partido comunista ruso, que por tres años ha guiado con éxito a la clase obrera en la guerra civil, ha mostrado que sin la disciplina más fuerte, sin una centralización completa, sin una plena confianza de camarada de todas las organizaciones del partido en el centro dirigente del partido mismo, la victoria de los trabajadores es imposible.

14 - El partido comunista debe basarse sobre el principio del centralismo democrático. La eligibilidad de los órganos superiores del partido por parte de los inferiores, el carácter absolutamente obligatorio de todas las directivas de los órganos superiores para con los inferiores, y la existencia de un fuerte centro del partido, cuya autoridad, en el intervalo entre los congresos del mismo, no puede ser contestada por nadie: éstos son los principios esenciales de la centralización democrática.

15 - Toda una serie de partidos comunistas en Europa y en América han sido obligados, por el estado de asedio proclamado por la burguesía contra los comunistas, a llevar una existencia ilegal. En tales circunstancias es posible que el principio electivo deba sufrir algunas minoraciones, y que se esté obligado a conferir a los órganos directivos del partido el derecho a cooptar miembros nuevos, como sucedió en Rusia. En estado de asedio, el partido comunista no puede evidentemente recurrir al referéndum democrático entre todos sus miembros cada vez que surge una cuestión grave (como propondrían un grupo de comunistas americanos); él mismo, en cambio, tiene que otorgar a su centro dirigente el derecho de tomar, cuando es necesario, medidas importantes y obligatorias para todos los miembros del partido.

16 - La reivindicación de amplia «autonomia» para cada organización local del partido no puede en este momento más que debilitar las filas del partido comunista, minar su capacidad de acción y favorecer el desarrollo de inclinaciones anárquicas, pequeño-burguesas y centrífugas.

17 - En los países en donde el poder está todavía en manos de la burguesía y de la socialdemocracia contrarrevolucionaria, los partidos comunistas deben aprender a integrar sistemáticamente la acción legal con la ilegal, y precisamente el trabajo legal debe estar siempre controlado por el partido ilegal. Los grupos parlamentarios comunistas y las fracciones comunistas que actúan en las instituciones, ya sea centrales como locales, del estado en general, tienen que estar enteramente subordinadas al partido en su conjunto, cualquiera sea la situación, legal o no, del partido en un momento particular. Quien, poseyendo un mandato cualquiera, de una u otra manera, rehúsa someterse al partido, debe ser excluido. La prensa legal (diarios, ediciones varias) debe depender en todo y por todo del conjunto del partido y de su comité central. Ninguna concesión es admisible en este campo.

18 - La piedra angular de cada trabajo organizador del partido comunista debe ser la creación de núcleos comunistas dondequiera se encuentren proletarios y semiproletarios, aunque su número sea reducido. En cada soviet, en cada sindicato, en cada cooperativa, en cada taller, en cada comité de inquilinos, en cada institución en que aun solamente tres personas apoyen al comunismo, debe ser organizado inmediatamente un núcleo comunista. Sólo la compacidad de la organización comunista da a la vanguardia de la clase obrera la posibilidad de arrastrar tras de sí a la clase trabajadora entera. Todos los grupos comunistas que trabajan en organizaciones apartidarias deben estar absolutamente subordinados al partido en su conjunto, cualquiera sea su accion, legal o ilegal, en un momento particular. Los núcleos comunistas deben ser coordinados de manera rigurosamente jerárquica, según un sistema lo más preciso posible.

19 - El partido comunista nace casi por doquier como partido urbano, como partido de los trabajadores de la industria que viven preponderantemente en las ciudades. Para asegurar a la clase obrera la más fácil y rápida victoria posible, es indispensable que el partido comunista no sea exclusivamente un partido urbano, sino que adquiera influencia también en el campo. El mismo debe desarrollar su propaganda y su actividad organizadora entre los asalariados agrícolas y los campesinos pobres y medios. El partido comunista debe cuidar con esmero la organización de núcleos comunistas en las aldeas.

La organización internacional del proletariado puede ser fuerte sólo si la concepción expuesta arriba acerca de la tarea del partido comunista se impone en todos los países en donde viven y luchan comunistas. La Internacional Comunista invita a todos los sindicatos que aceptan los principios de la III Internacional a romper con la internacional amarilla. La Internacional organizará una sección internacional de aquellos sindicatos rojos que se ponen en el terreno del comunismo. La Internacional Comunista no rechazará la participación de ninguna organización obrera políticamente neutra que quiera llevar a cabo una seria lucha revolucionaria contra la burguesía. Pero la Internacional Comunista no dejará, haciendo esto, de indicar a los proletarios de todo el mundo:

1) que el partido comunista es el instrumento esencial para la emancipación del proletariado; por consiguiente, debemos tener en cada país no más grupos o tendencias, sino un partido comunista;

2) que en cada país debe haber un solo partido comunista.

3) que un partido comunista debe fundarse sobre el principio de la centralización más estricta y, en la época de la guerra civil, debe instaurar en su seno una disciplina militar;

4) que dondequiera haya aun sólo 10 proletarios o semiproletarios, el partido comunista debe contar con un núcleo organizado;

5) que en cada organización apartidaria debe existir un núcleo comunista enteramente subordinado al partido en su conjunto;

6) que mientras defiende inquebrantablemente el programa y la táctica revolucionaria del comunismo, el partido debe siempre estar en ligazón del modo más estricto con las grandes organizaciones obreras, y evitar tanto el sectarismo como la falta de principios.

26 abril 2006

Nos ha dejado un gran revolucionario



Con Jokin Gorostidi se va la imagen viva de 40 años de izquierda abertzale

Eran las 20.00 cuando el histórico militante de la izquierda abertzale Jokin Gorostidi fallecía ayer en el Hospital Donostia, después de permanecer cuatro días en coma tras el paro cardíaco que sufrió el viernes. Tal y como resaltó la Mesa Nacional de Batasuna tras conocer el fatal desenlace, acaba así «una vida inmersa en la lucha por la libertad de Euskal Herria». Además de ensalzar la trayectoria política de Gorostidi, Batasuna subraya que «gracias al trabajo de hormiga que como Jokin han realizado todos los luchadores y abertzales hemos conseguido situarnos ante la posibilidad de lograr la libertad de Euskal Herria». Hoy todos tendrán ocasión de despedirle en la capilla ardiente, en el Ayuntamiento de Deba.

La figura política de Jokin Gorostidi viene efectivamente a reflejar cuatro décadas de izquierda abertzale, dos tercios largos de una vida en la que siempre estuvo «preparado para asumir lo que haya que asumir». Por ejemplo, la doble condena a muerte impuesta en el proceso de Burgos y que recordaba en una entrevista, hace ya unos años. Cuando los abogados fueron a comunicarle la sentencia, Jokin recordaba que respondió: «De puta aldaba. Esto va a servir para que se movilice más nuestro pueblo. ¿Acaso no hemos dicho en la calle que estábamos dispuestos a dar la vida?».

A Gorostidi, sin embargo, todavía le quedaban muchas cosas por hacer. Salió de aquella andanada del franquismo junto a su eterna compañera, Itziar Aizpurua, con quien viajaba en el tren cuando le sobrevino el infarto el viernes. Con quien caminaba junto a la playa en 2003 cuando Baltasar Garzón mandó a la Policía a detenerle bajo la acusación de participar en la red del «impuesto revolucionario». Y con quien viajó a Madrid hace tres meses para sentarse en el banquillo de los acusados por el sumario 18/98. Porque Gorostidi siempre estuvo ahí, sin perder la cara ni ante los problemas de salud de los últimos años, ni muchos menos frente a la represión incesante. Pero nunca solo.

En esa entrevista aparecía el Gorostidi txirrindulari, montañero y aficionado a la música (Jon Idigoras le rebautizó como Beethoven por una vez que escondió en un piano el dinero de un robo). También el estudiante de comercio y de delineante. Y el sindicalista que pasó a la militancia en ETA, «el único organismo que se atrevió a salir de las catacumbas. ¿Dónde estaban entonces todas las siglas que se tenían por antifranquistas?», preguntaba. El 8 de marzo de 1969 llegó esta detención, pero antes ya había sido capturado junto a Itziar;Jokin se rompió una pierna al intentar escapar por una ventana. Yesperaba a Txabi Etxebarrieta cuando éste cayó acribillado. Luego llegó Burgos, y le cayeron dos condenas de muerte. Años de prisión. Cartagena. La amnistía. El «extrañamiento» a Bruselas. La libertad. Y la lucha política renovada. La fundación de HB, en la presentación de cuya Junta de Apoyo aparece ante el micrófono. Gorostidi también estaba en febrero de 1981 entre los junteros independentistas que recibieron al Rey español entonando el ‘‘Eusko Gudariak’’.

A Gorostidi esa predisposición a la lucha todavía le iba a pasar duros peajes personales. A principios de 1980, el Gobierno de la UCD buscaba una vía para abrir un diálogo con ETA. Gorostidi acudió a la estación de tren de Biarritz para transmitir la oferta a Txomin Iturbe y Eugenio Etxebeste, dirigentes de ETA. Cuando los tres hablaban dentro de un coche, un policía francés disparó cuatro veces a la luna frontal. Un disparo rozó en la sien a Iturbe. Los tres comenzaron a huir. Cuatrocientos metros más adelante fueron detenidos, después de que Iturbe recibiera un impacto en una pierna.

Gorostidi fue una de las caras visibles de la interlocución de la izquierda independentista en aquellos primeros años de los 80. Cum- plió esa labor en las reuniones con el PNV, y también lo hizo, en este caso junto a Santi Brouard, en un encuentro con Pierre Guidoni, por aquel entonces embajador francés en Madrid. El objetivo de esta reunión, registrada poco antes de que mataran a Brouard en una acción de guerra sucia, era de nuevo tratar de abrir un camino hacia la resolución.

A inicios de los 90, Jokin Gorostidi se implicó con fuerza en la necesaria labor de apoyo a los refugiados y deportados vascos. Africa, Centroamérica... En abril de 1993, después de un viaje a Cabo Verde, ingresó en estado muy grave a consecuencia de una neumonía causada por la legionella. Pasó 55 días en coma.

Años después, el juez Baltasar Garzón bucearía en esa época para encontrar un motivo de acusación contra Gorostidi. Lo incluyó en el sumario del «caso 18/98», y precisamente el lunes debía declarar como imputado. Se le acusaba de relación con Xaki desde 2000, cuando compareció voluntariamente en la Audiencia Nacional y se le impuso una fianza de 30.000 euros. El fiscal pedía contra él 15 años de cárcel.

No fue aquella su última detención. En diciembre de 2003, el mismo juez decidió arrestarlo argumentando que había participado como mediador en el cobro del «impuesto revolucionario». Entonces quedó libre con una fianza de 18.000 euros. -

25 abril 2006

nota de laGuerrilla de nepal

Nota de prensa.

Comité Central del PCN (maoísta)
La llamada proclamación real de ayer no tiene ningún valor ni significado que no sea el de la arrogancia feudal y el de intentar minar la fuerza de las masas de Nepal que llena la calles con consignas de asamblea constituyente y república, aplicando la revolución popular del siglo XXI. Tras la proclamación real y desde ayer por la tarde, el pueblo de Nepal, expresando su desaprobación y su ira, han divulgado su iniciativa contra la conspiración feudal en todo el país. Nuestro partido, haciendo honor a la iniciativa popular, rechaza esta conspiración y expresa su determinación de perseverar hasta que se garanticen los derechos de soberanía del pueblo a través de, como mínimo, una asamblea constituyente.
Las masas en la calle se manifiestan por liberarse para siempre de la monarquía feudal que traiciona desde hace 250 años en general y 56 años en particular, al pueblo. Nuestro partido propone que los siete partidos políticos, la sociedad civil y los intelectuales se unan bajo una única consigna de institucionalizar la república democrática, la síntesis de experiencias históricas tanto negativas como positivas, mediante una asamblea constituyente que permita el éxito para el pueblo que está en las calles aunque de diferentes estratos sociales. La preparación de nuestro partido para asegurar una comprensión de este movimiento lo antes posible está basada en el acuerdo de 12 puntos alcanzado entre los siete partidos políticos y el PCN (m) para alcanzar la democracia, la paz y el progreso. Animamos a todos a una participación activa en este proceso.
En este período histórico en el que el movimiento popular está alcanzando un momento culminante, nuestro partido pide a los soldados del ejército "real" y a la policía que demuestren un verdadero patriotismo poniéndose del lado del pueblo en contra del traidor y asesino feudal. La derrota de este carnicero feudal y la victoria feudal es inminente y está asegurada.

24 abril 2006

Las tres interrogantes de Fidel Castro



Al intervenir en el acto por los 45 años de la victoria de Playa Girón, el líder cubano reto a Estados Unidos, la Unión Europea y la comunidad internacional a dejar la hipocresía y el doble rasero en sensibles temas mundiales y formuló tres preguntas que deben ser respondidas.

¿Qué hizo Israel para poseer un arsenal nuclear tan amplio que tal vez constituya la sexta potencia nuclear del mundo? ¿Por qué Estados Unidos y Europa no dicen nada sobre eso, mientras el primero se empeña en atacar Irán porque presuntamente puede fabricar armas nucleares²? ¿Dónde fueron a parar las armas nucleares que el ejército sudafricano casi usa contra las tropas cubanas y angolanas?


El líder cubano Fidel Castro desenmascaró con esas y otras interrogantes y argumentos la mentira y la hipocresía prevalecientes en el abordaje de sensibles temas internacionales, en los que otras potencias se pliegan a los intereses de los Estados Unidos, como en el caso de la actual campaña de distorsión sobre Irán.

"No seríamos consecuentes si en un momento histórico como este, en el que hablamos además de la historia, no hiciéramos esas preguntas", apuntó, durante su intervención en el acto político cultural por los 45 años de la victoria contra los mercenarios en Playa Girón, que tuvo lugar en la tarde de este miércoles en el teatro Carlos Marx, de la capital de la Isla.

"Nosotros no sentimos odio contra el pueblo judío que por más de 2 000 años fue perseguido y oprimido, pero la verdad es que Israel representa mucho más amenaza para la humanidad que Irán, y sin embargo nadie dice nada al respeto", sentenció el líder de la Revolución cubana.


"Cuando Cuba habla no se deja llevar por pasiones ni ha planteado el exterminio de ningún pueblo, nuestra posición siempre ha sido serena y pacifica. Yo no tengo ánimo de ofender a nadie y mucho menos ayudar a alguien, pero la verdad no se puede ocultar", manifestó Fidel.

Estados Unidos se va a equivocar grandemente si ataca a Irán. Un país que no ha fabricado todavía ninguna arma nuclear. Una guerra contra la nación persa sería fatal para el gobierno norteamericano, porque ellos aún no han resuelto el gran problema que tienen en Iraq y Afganistán, sostuvo.

Recordó en sus análisis algo que el mundo ignora y sobre lo que aseguró tener pruebas: el momento en que el ex presidente español José María Aznar le propuso al también ex mandatario norteamericano, William Clinton que bombardeara las estaciones televisivas de Yugoslavia, durante la agresión contra esa nación balcánica.

En este sentido instó a ambos ex dignatarios a manifestar si era o no cierto esta denuncia que estaban realizando.

En otra parte de su intervención, Fidel realizó una detallada explicación de cómo Estados Unidos monopolizó por muchos años gran parte del oro mundial, cuando en medio de la Segunda Guerra Mundial, muchos países se vieron necesitados de vender sus reservas.

Su salida airosa de esa contienda bélica y la firma de los acuerdos de Bretón Woods, que le concedían el derecho de acuñar la moneda mundial, con respaldo en oro, algo que también después suprimirían, cuando sus reservas de este metal precioso prácticamente se agotaron, le concedieron un privilegio y poder inusitados, añadió Fidel.

Ello le posibilitó a esa nación crear una gran riqueza, que luego comenzó a manipular de la peor manera, utilizándola en armar y financiar guerras y carísimos programas armamentistas, entre otras operaciones.

"En la guerra contra el pueblo de Vietnam Estados Unidos gastó 500 000 millones de dólares, algo que pesó fuertemente en las reservas monetarias de ese país. La suerte que tuvieron fue que todavía les quedaba algo de oro, y la onza de este subió astronómicamente, por lo que pudieron recuperar un poco más de dinero", explicó el presidente cubano.

"Estados Unidos fue uno de los primeros en desarrollar el consumismo en el mundo. Hoy consume 22 millones de barriles diarios de petróleo y solo produce la mitad. Además consume más de 800 000 de millones de dólares en producciones que realizan otros países, 8,6 millones de barriles de gasolina sin plomo diario, así como el 25 por ciento de la energía mundial. El déficit que presentan es de casi un millón de millones de dólares", agregó Fidel.

Para tratar de resolver ese problema la Casa Blanca le queda como único camino endeudarse cada vez más. A China solamente le deben como 100 000 millones, señaló Fidel.

"China es hoy el motor de la economía mundial y ya poseen 875 000 millones de dólares, superaron a los japoneses que tenían alrededor de 100 000 millones. Entre ellos dos tienen casi dos millones de millones de dólares", explicó.

21 abril 2006

MOLDAVIA, EL ULTIMO PAIS COMUNISTA DE EUROPA??

jueves, abril 13, 2006
Tragedia y renacimiento del Pueblo Trabajador Moldavo.


Elaborado por Civilización Socialista.

Recomendamos su lectura con el himno soviético de Moldavia (Pulsar aquí)

El Pueblo Moldavo históricamente ha sido víctima de las tormentas desatadas por las fuerzas imperialistas y reaccionarias en el Sudeste europeo. Su tierra ha servido de campo de batalla entre las tropas zaristas y otomanas; sus aspiraciones de Paz y Libertad han sido masacradas por los ejércitos del Reino rumano y del IIIer Reich alemán y, últimamente, ha sufrido dolorosamente las consecuencias de la criminal contrarrevolución que desmembró la Unión Soviética y que excitó las más bajas pasiones y los más atrasados sentimientos, que condujeron a Moldavia a una no deseada “independencia” y, a la vez, a la fragmentación del país, a la guerra civil, a la destrucción de la economía y a las más oscuras tormentas. Pero, al parecer, el Pueblo Moldavo no sólo está saliendo lentamente del desastre sino que además está dando lecciones a los otros pueblos ex soviéticos y al Mundo sobre cómo enfilar hacia el Socialismo del Siglo XXI.

Historia.
Después de siglos de dominación feudal y de guerras, el Pueblo trabajador moldavo proclamó la República Popular Moldava el 2 de noviembre de 1917 siguiendo la estela de la Revolución Rusa. Sin embargo las tropas de los feudales rumanos invadieron Moldavia y la derrocaron en enero de 1918 quedando bajo dominación rumana. Besaravia y Bucovina fueron apartadas del desarrollo socialista. En la Ucrania socialista se formó el 12 de octubre de 1924 la República autónoma moldava (R.A.M.) con capital desde 1929 en Tiráspol. El Socialismo permite el desarrollo rápido de la industria y de la cultura, superando rápidamente al subdesarrollo de los territorios moldavos bajo control rumano. Por esta razón histórica la actual República Soviética del Dniestr o Transnistria tiene un desarrollo industrial mientras que el resto de Moldavia es agrícola. El 2 de agosto de 1940 se forma la República Socialista Soviética de Moldavia (R.S.S.M.) como resultado de la unión de la parte central de Besaravia y de la R.A.M.



Contrarrevolución.
El triunfo en 1991 de las fuerzas burguesas contrarrevolucionarias en Moscú y el llamamiento que hacen a cada república para fragmentar la Unión Soviética encuentra eco en Moldavia bajo la forma del nacimiento de una agresiva corriente nacionalista rumana que es la vez antieslava y anticomunista. El Pueblo moldavo se encuentra con una independencia que no ha pedido, que le va a arrebatar su prosperidad y sus derechos sociales y le convierte en un pequeño, pobre e incierto país sin salida al mar. Moldavia deja de ser R.S.S y pasa a ser república burguesa el 27 de agosto de 1991. El poder cae en manos de la alianza entre el reaccionario “frente popular de Moldavia” 1 y los burócratas gorbachovianos.

Fragmentación y guerra civil.
En Moldavia ocurre el mismo fenómeno político que en la mayoría de las otras repúblicas soviéticas: los máximes dirigentes de la República y del PCUS republicano nombrados desde Moscú por la camarilla de Gorbachov, inmediatamente traicionan a la URSS y al Socialismo y se convierten en dictadores antipopulares que instauran el capitalismo mafioso y destruyen las conquistas sociales y la paz: es el caso de Kravchuk en Ucrania, Chukevich en Bielorrusia, Shevardnadze en Georgia, Aliev en Azerbaidján, Karimov en Uzbekistán, Niyazov en Turkmenistán y Nazarbayev en Kazajstán. En Moldavia el antiguo presidente del Soviet Supremo y antiguo líder del PC moldavo (PCM-PCUS), Mircea Snegur, crea en 1991 un partido burgués (el”Partido agrario democrático” PDAM) y en 1995 otro más (el prorrumano “Partido del renacimiento y conciliación de Moldova” PRCM), alienta el nacionalismo burgués rumanófono, decreta el rumano como única lengua oficial, plantea la unión con Rumania que es rechazada por el pueblo y privatiza la economía. La población moldava no rumano hablante se ve amenazada por el empuje de dicho nacionalismo que pretende convertirles en una minoría oprimida en su propio país 2.



En Moldavia conviven una mayoría del 64 % que habla rumano con un 13,8 % de ucranianos, un 13 % de rusos, un 3,5 % de gagausos, 2 % de búlgaros y un 2 % genérico de “otros” (adjuntamos un mapa étnico). Su aspiración era la de seguir viviendo en un Estado multinacional y socialista, la Unión Soviética, basado en la igualdad entre los pueblos y comunidades nacionales y en la amistad obrera, pero la tragedia es que este estado desaparecide y no tienen a dónde ir. Para autodefenderse de la tempestad contrarrevolucionaria, en agosto de 1990 la población gagausa (150 mil habitantes que ocupan 1800 km2 de origen turco y religión cristiana desplazados en el pasado desde los Balcanes por los avatares bélicos) proclama la República Soviética autónoma de Gagauzia con capital en Komrat y la población de la provincia de Transnistria (700 mil rumano habantes, ucranianos y rusos)3 proclama la República Soviética Social Autónoma de Transnistria con capital en Tiráspol. Las nuevas autoridades antisoviéticas intentan aplastar violentamente esta segunda república con la ayuda de voluntarios fascistas rumanos pero son derrotadas debido a la intervención de las tropas rusas. La victoria del capitalismo conduce a la guerra civil entre los hasta ayer hermanos soviéticos de marzo a junio de 1992 en la que mueren 1.500 personas. Transnistria afirma su vocación soviética y socialista colocando la hoz y el martillo en el escudo de su estado, usando el rublo, la bandera de la RSS de Moldavia y las matrículas de la época soviética. No es una rebelión “separatista” sino “unionista” hacia la Unión Soviética y enemiga de la contrarrevolución moldava. Hoy se mantienen la hoz y el martillo en el escudo.



Privatizaciones y ruina del país.
El gorbachoviano Snegur entrega el país al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial (BM) que supervisan y autorizan todos los proyectos que se envían al parlamento. En 1995 acelera el programa de privatizaciones de las empresas públicas. Snegur finalmente es rechazado por el pueblo en 1996 pero le sustituye otro gorbachoviano que, junto al anterior, controlaban la R.S.S.M. desde 1989, Petru Lusinchi, que, por cierto, al triunfar el nacionalismo y el anticomunismo se apresuró en abandonar el comunismo y su nombre rusificado, Piotr Kirilovich Luchinskiy.

Había sido primer secretario del PCM de noviembre de 1989, cuando fué defenestrado el primer secretario antigorbachoviano Semyon Gorssu, a febrero de 1991 cuando fué nombrado por Gorbachov miembro del órgano de su máxima confianza, el secretariado del CC del PCUS. Fundó el “Partido del progreso social de Moldavia” con el único objetivo de servir a su ambición de poder 4. Este burócrata pone a la venta las telecomunicaciones, el tabaco y la industria vinícola.La española Unión Fenosa controla 3 de las 5 sociedades de distribución eléctrica. Según el Programa de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas (PNUD) en el año 2000 casi un millón de ciudadanos moldavos huyen del país para escapar de la miseria y muchas mujeres caen en las redes internacionales de prostitución. En el 2003 el PNUD señala que el país es el más pobre de Europa. Tras acceder a la presidencia de la República, el comunista Voronin declara que de 1991 al 2001 el país se había convertido en una “zona de desastre humano”.



Reorganización de los comunistas.
Un punto en común entre, al menos, Bielorrusia, Rusia y Moldavia es que la oposición comunista y prosoviética se reorganiza tras la contrarrevolución a partir de los cuadros medios y bajos del antiguo PCUS que se han mantenido fieles al Socialismo. Lukashenko no era un burócrata de alto nivel sino el jefe de una granja. Ziuganov en Rusia era un cuadro intermedio-bajo del PCUS. En Moldavia, Vladimir Voronin era un líder de base del PCM, antiguo diputado al Soviet Supremo de la RSSM, que llegó en 1989 a ministro del interior de la RSSM y que cesó en 1990. En agosto de 1991 el PCM, rama republicana del PCUS, es ilegalizado por el gobierno de Kisinau, capital moldava. Los comunistas convencidos crean un Comité organizador de un nuevo PCM que elige como copresidente a Voronin. Ya para 1993 está en marcha un PCM renovado. En marzo de 1995 el Partido se adhiere a la Unión de Partidos Comunistas-PCUS que dirige Oleg Shenin. En diciembre de 1995 de celebran el primer congreso que preconiza la restauración de una “federación soviética de repúblicas soberanas”. Acusa al imperialismo de desintegrar la URSS y denuncia como traidores a los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia por derogar el Tratado de fundación de la Unión de 1922. Voronin es elegido primer secretario y en las elecciones presidenciales de 1996 obtiene el 10,2 % electoral. En el interior del Partido se produce una lucha entre el ala derechista y socialdemócrata y el ala comunista, y ésta consigue en 1997 expulsar a la primera. Tras esta victoria el Partido pasa a llamarse Partido Comunista de la República de Moldova (PCRM) con Voronin como presidente que consigue un apoyo creciente del Pueblo desengañado con los programas pro capitalistas. En 1998 el PCRM recibe el 30,1 % de los votos y obtiene 40 de los 104 escaños del Parlamento.



Triunfo de los comunistas en el 2001.
En el 2001, el PCRM obtiene 781.744 votos que son el 49.9 % de los votos emitidos y 71 escaños en un parlamento de 101. Voronin es nombrado presidente de la República. El partido de Snegur no consigue ni un sólo escaño. La derecha prorrumana y pro OTAN del Partido Popular democratacristiano (PPDC) obtiene el 8,31 % electoral. Esta victoria es un auténtico shock nervioso para la burguesía rusa y occidental y un desmentido categórico de las teorías que proclaman el fin definitivo del Socialismo y la muerte de los Partidos Comunistas. Es una victoria que levanta la moral a todos los Comunistas del espacio post-soviético que luchan por restaurar el Socialismo. Los Comunistas moldavos reconstruyen la economía, defienden los intereses populares y consolidan la amistad con Rusia. El Producto Interno Bruto crece del 2001 al 2004 un 2,5 % pero en el 2004 crece un 7 % y la producción industrial crece un 13 %. El presidente Voronin da cuenta al pleno del V Congreso del Partido en el 2004 de los resultados de su actividad socio-económica: “ para 2001 el país tuvo un presupuesto de 4.3 mil millones de leys (1 dólar = 12 leys). Tras cuatro años, el Estado consiguió consolidar un presupuesto para el 2005 de alrededor de 9.3 mil millones de leys…
…El factor de este incremento generalizado demuestra ser correcto en prácticamente todos los parámetros de nuestra administración. Desde 2001 el PIB del país se ha incrementado al doble. La industria de la república ha revivido con dinamismo. Si en 2000 tuvimos 1,750 empresas industriales, ahora tenemos cerca de 2,500. Este crecimiento cuantitativo nos ha posibilitado la creación de 100,000 nuevos puestos de trabajo…
…Desde 2000 el número de pobres de entre la población ha disminuido de 55.3% a 35.3%...
…El factor indudable del fortalecimiento de la estabilidad social ha sido el incremento sostenido de los salarios. Debo recordar, que por los resultados del 2000 el sueldo promedio en la economía de Moldova era de tan solo 408 leys (33 dólares). Hoy en día este parámetro alcanza cerca de los 1,300 leys (cerca de 100 dólares)…
…Hemos emprendido una reforma en los servicios de salud pública. Fuimos los primeros en introducir en todo el espacio postsoviético un modelo efectivo de desarrollo de los servicios de salud pública –seguros médicos, que cubren todos las capas sociales vulnerables de la población (pensionados, niños, inválidos y desempleados entre otros). Así mismo se han restaurado hospitales regionales y cerca de 50 centros médicos especializados.
…También están disponibles los primeros resultados de la reanimación de una rama vital de la población. Se registra un decremento sensible en las enfermedades en una gran variedad de las afecciones más peligrosas. Debido a esto por primera vez en los últimos 15 años se ha detenido el crecimiento constante del porcentaje de muertes anuales. Y esperamos tener una tasa de crecimiento poblacional positiva en el año 2004.
…Nos las hemos arreglado para detener la degradación en el sistema educativo, para comenzar su recuperación y desarrollo sobre la base de estándares y requerimientos modernos. Las asignaciones presupuestales anuales para la educación han crecido desde el 2000 en casi el doble. Los profesores han dejado de abandonar los centros escolares ya que su salario se ha incrementado en los últimos cuatro años a casi el doble. El número de concesiones presupuestales en las preparatorias ha crecido de forma consistente…
…Resueltamente hemos rehusado un principio residual en el financiamiento de la ciencia que habían venido practicando las autoridades pasadas y que había destruido la rama y privado a nuestros científicos de todo futuro. En el presente año se han gastado 71 millones de leys en propósitos científicos contra 27 millones en el año 2000. El próximo año se ha estipulado un gasto de 97 millones. Sin embargo, el financiamiento, aunque importante, no lo es todo. Colocar a la ciencia en un lugar preponderante en un proceso profundo y a gran escala de modernización del país es también fundamental. Aspiramos a convertir a la ciencia en el riel de la modernidad y la competitividad.
…El primer paso en este sentido fue la aceptación por parte del parlamento del Código sobre ciencia e innovación. La consecución de estas posiciones constituyó una verdadera revolución en la administración científica, y abrió y colocará al servicio del país, un poderoso -aunque escasamente reconocido- recurso intelectual, el cual, gracias a dios, nuestros predecesores no consiguieron destruir".

En Occidente la escasa información de los media burgueses señala que este partido es una fuerza socialdemócrata prooccidental e incluso pro USA en absoluto comunista al estilo de los Partidos socialistas de Polonia, Hungría, Chequia, Albania... Pero el PCRM tiene un discurso antimperialista. En la reunión comunista internacional en Atenas de octubre del 2004, el representante del PCRM Dragan V. Terentivich señala que la prioridad es la lucha contra el imperialismo internacional. Denuncia que “los países desarrollados de Occidente empleando el potencial del FMI, del BM y otras estructuras han llevado... a la mayoría de los países de la antigua Unión Soviética a condiciones de avasallamiento so pretexto de desarrollar procesos democráticos, de fortalecer la independencia y la soberanía han llevado a estos países a la pobreza, la ruina, la corrupción y la criminalidad. Los han llevado a una total dependencia política y económica... La OTAN no ha traído ni traerá nunca felicidad al pueblo... el capitalismo demuestra su total incapacidad de garantizar paz y tranquilidad a la humanidad” 5.



Dificultades con Rusia.
Aunque Moldavia declara socia estratégica a Rusia y el P.C.R.M. desea fortalecer las relaciones con todos los países miembros de la CEI, las relaciones con Rusia se complican. El embajador ruso en Moldavia, Rjabov, ligado a Eltsin, irrita a las autoridades ingiriéndose en los asuntos moldavos. Rusia no retira sus tropas de la República de Transnistria a pesar de que las relaciones entre Moldavia y dicha república mejoran y Voronin y el líder de dicha República, Igor Smirnov, firman un acuerdo en Tiráspol. A partir de diciembre del 2003 la lengua rusa recibe en Moldavia un reconocimiento oficial como “lengua de contacto entre las nacionalidades” y pasa a ser lengua nacional junto al moldavo para favorecer la integración de todas las comunidades moldavas. Gagauzia acepta la soberanía de Moldavia. La distensión y la apertura hacia Tiráspol provoca la rabia de los nacionalistas reaccionarios del PPCD que el 17 de diciembre del 2003 queman la bandera de Transnistria y el retrato de su líder y acusan al gobierno comunista de apoyarles.

“Isla comunista en el Sudeste de Europa”.
Así llama a su país Dragan Terentivich. La debilidad de la economía a pesar del progreso reciente y la debilidad geoestratégica frente a una OTAN cada vez más avanzada hacia el Este unido a los problemas con Rusia, llevan al gobierno comunista a practicar una política pragmática de acercamiento a la Unión Europea con vistas a la integración con objeto de obtener inversiones extranjeras y un mercado para sus productos. Pero la UE exige un brusco aumento del PIB moldavo y no está dispuesta favorecer las inversiones que lo harían posible. El gobierno se acerca a una concepción de socialismo de mercado donde el Estado intenta garantizar un rol económico vital y una protección de los intereses populares y se asegura la libertad de acción política de los partidos de oposición. El PCRM llama a los Partidos Comunistas “como segmento de lucha contra el imperialismo internacional, a apoyar a nuestra República, una isla comunista en el Sudeste de Europa, y les estaremos agradecidos por ello”. Llama a los comunistas de Rumania a influir para que se firme un tratado de fronteras. Llama a los comunistas de Ucrania a luchar contra la entrada de su país en la OTAN, lo que haría a Moldavia una isla rodeada por la OTAN. Terentivich señala: “La Moldavia comunista puede quedar rodeada por la OTAN después del ingreso de Ucrania. El objetivo de la OTAN es asentarse en los territorios de las ex Repúblicas de la URSS y entorpecer el florecimiento geopolítico y nacional de la región postsoviética”. Llama al PC de la Federación Rusa (PCFR) a seguir apoyándoles. Llama a la cooperación económica “más objetiva” por parte “de los compañeros de China, Cuba, Vietnam y República Popular Democrática de Corea. Si logramos conservar el islote de comunismo en Europa, todos juntos nos opondremos al imperialismo internacional”.

En las elecciones de marzo del 2005 el P.C.R.M., que realiza una campaña electoral abiertamente prosoviética, obtiene el 46,1 % de los votos y 57 escaños y se mantiene en el poder mientras que el PPCD obtiene el 10 %. El secretario del CC del PCFR Oleg Kulikov manifiesta que “la extraordinaria victoria del P.C.R.M. no representa sólo un éxito para el pequeño país sino para todas las repúblicas del espacio post-soviético. Las fuerzas liberal-clericales se han hundido”. Kulikov se mostró optimista sobre las relaciones entre Moldavia y Rusia y subrayó que los Comunistas moldavos “serán siempre pro rusos” 6. Bush no acogió de la misma manera este resultado y desde Bratislava llamó a una sublevación contra el gobierno moldavo siguiendo el esquema que les ha beneficiado a los imperialistas desde las contrarrevoluciones de 1989 (Rumanía, Berlín, Praga, Moscú, Belgrado, Georgia, Ucrania, Kirguistán,...).

Críticas desde la izquierda.
Tanto fuerzas de izquierda moldavas como analistas extranjeros señalan que el gobierno no es lo suficientemente comunista y que “ha fallado en la tarea de implementar en la sociedad un modelo administrativo realmente socialista” 7. Dos partidos socialistas que forman la coalición “Patria” de orientación prorrusa critican desde la izquierda al gobierno. La organización marxista “Resistencia Popular” acusa al PCRM de ser un partido burgués y afirman que “los trabajadores de Moldova necesitan de otros comunistas y de otra democracia”. Le critican sobre todo por su organización de la democracia siguiendo el esquema liberal-representativo y alejándose de la democracia soviética basada en el control por la base obrera, campesina y popular de los electos que pueden ser revocados cuando incumplen su mandato.

Dudas con respecto a su relación con la Unión Europea (U.E.).
Manifestamos nuestra preocupación por la voluntad de integración en la Unión Europea del gobierno comunista moldavo ya que no hace falta insistir mucho en el carácter ultracapitalista, neoliberal, imperialista y contrario a las conquistas sociales de esta institución europea. Concretamente la U.E. desarrolla un claro programa anticomunista llamado “Tacis” que busca hacer irreversible el capitalismo en las repúblicas ex soviéticas incluyendo Moldavia y Bielorrusia. Este programa busca la privatización de la tierra, apoyar las empresas privadas, crear un aparato represivo formado por jueces y policías al servicio del orden burgués y medidas antisociales como despidos, liquidación de servicios públicos y recortes de prestaciones públicas. Pensamos que la entrada del país en la U.E. Sería el fin de la reconstrucción económica, de la independencia y del inicio de recuperación de los derechos sociales soviéticos.




Conclusiones.
En las condiciones de desmembramiento de la Unión Soviética y de restauración general del capitalismo nos parece excesivo pedir al país más pobre de Europa que él solito, enfrentándose a las grandes potencias, pueda acometer la tarea de reemprender la construcción socialista abandonada en 1991 cuando triunfó la contrarrevolución. Creemos que es necesario valorar positivamente la tenacidad de los Comunistas moldavos en defender los principios ideológicos marxistas y su habilidad en conseguir el apoyo popular renovado en dos elecciones consecutivas. Las circunstancias les llevan a aceptar una economía mixta y un sistema pluripartidista en el que las fuerzas reaccionarias han perdido el apoyo popular que llegaron a tener. La política de los Comunistas ha puesto las bases de un arreglo pacífico del conflicto con la República autónoma del Dniester que debe pasar por el respeto a los derechos culturales de la población moldava eslava y por la integridad de una Moldavia democrática y multiétnica bien diferente de los regímenes reaccionarios bálticos apoyados por la OTAN y la UE que oprimen y maltratan a la numerosa minoría ruso-eslava. Mientras que el PC de Ucrania ha perdido el apoyo popular (han pasado de tener el 38 % a tener el 3 % en pocos años) y los Comunistas rusos han perdido varias oportunidades de recuperar el poder, los Comunistas moldavos han dado el ejemplo de ganar la confianza de las masas a pesar de sus concesiones a la oposición y al FMI que es posible que sean inevitables en el difícil contexto en que se encuentran. El Pueblo Trabajador moldavo ha mostrado que pervive en él el espíritu socialista soviético de igualdad, de amistad entre todos los pueblos y de rechazo tanto al capitalismo como al nacionalismo reaccionario que tanto ha perjudicado al país. Es nuestro deseo que la clase obrera de toda la República, el campesinado y la intelectualidad soviética moldava puedan consolidar a Moldavia como un plaza avanzada de la reconstrucción soviética en alianza con la Bielorrusia Popular y con Rusia, en amistad con los pueblos de la ex URSS y con relaciones estrechas con China, Cuba, Vietnam y con potencias emergentes como Venezuela, Brasil, Irán, Siria, India, Sudáfrica. Los antimperialistas occidentales debemos apoyar estos esfuerzos y exigir la disolución de la OTAN que amenaza con asfixiarles.

Webs:
Partido Comunista de la Republica de Moldova en inglés, rumano y ruso: http://www.pcrm.md/
Presidente de la República de Moldova: http://presidinte.md/
Partido Socialista de la R de Moldova: http://www.patria-rodina.md
Partido Socialista de Moldavia: omnibus@hotbox.ru
Organización Marxista “Resistencia Popular”: http://resistenza.fzg.net
Web oficial de la República: www.moldova.md/
República Moldava del Dniester en inglés: www.president-pmr.org
Web de fotos de la R de Moldova: www.photos.md/
Agencia moldava de noticias AZI www.azi.md/en.html

Abril 2006



Notas:
1Los "frentes populares” era el nombre que tomaron las agrupaciones contrarrevolucionarias de extrema derecha en varias repúblicas soviéticas, Letonia, Estonia, Lituania, Bielorrusia, Moldavia, Azerbaidján y otras, para derrocar el poder soviético a finales de los años 80 alentadas por la traición del PCUS gorbachoviano.
2Fenómeno dramático que ocurre con los osetios y abjasos en Georgia, con los rusos en los estados bálticos y en varias repúblicas centroasiáticas, con los armenios en Azerbaidján y los azeríes en Armenia y también con los serbios y yugoslavos en Croacia, los croatas y serbios en Bosnia-Herzegovina, los serbios y otras minorías en Kosovo. El fin del Socialismo trae el fin de la amistad entre los pueblos.
3El Dniestr tiene una mayoría de población rumano parlante, el 39,9 % según el censo de 1989, y un 28,3 % de ucranianos y un 25,5 % de rusos.
4Datos tomados de las biografías de líderes políticos del CIDOB.
5Informe distribuido por Solidnet.
6"La Moldavia e´rimasta con il Partido Comunista e con la Russia”, www.resistenze.org popoli resistenti-Moldavia.09-03-05.
7Alexey Proskurin, “El fenómeno moldavo” o las virtudes de Voronin frente a Putin”, Rebelión

20 abril 2006

Primero de mayo: Euskal Herria libre ta sozialista.




por el sindicato abertzale LAB

Euskal Herria reclama su derecho a la libre determinación, a poder decidir y ejercer libremente su decisión. Estamos ante un nuevo escenario de soluciones políticas, un momento decisivo para avanzar hacia una resolución definitiva del conflicto político. Esto solamente será posible mediante un proceso democrático para Euskal Herria, con el respeto a los derechos, la palabra y la decisión de toda la ciudadanía y sin intereferencias ni hipotecas a esa voluntad popular.

El pueblo vasco es el auténtico destinatario de esta iniciativa y, por tanto, es la sociedad la que debe liderar un proceso de negociación que defina un acuerdo sobre la territorialidad y el derecho de autodeterminación. Nadie nos va a regalar nada que no consigamos mediante la reivindicación y la movilización social. Las trabajadoras y trabajadores de Euskal Herria si aquí vivimos y aquí trabajamos, aquí tenemos que decidir.

Como clase obrera vasca reclamamos, asimismo, un modelo de sociedad basada en la solidaridad y en el reparto equitativo de la riqueza que generamos con nuestro trabajo. Decimos no a la explotación y a la exclusión, a la precariedad en todas sus vertientes, a la discriminación social y laboral por razones de género o procedencia, a la intransigencia patronal, a la actitud de los gobiernos estatales y autonómicos que se pliegan a los intereses de las multinacionales.

Renovamos una vez más nuestra resolución para hacer frente a todos los ataques que contra trabajadoras y trabajadores perpetra este modelo económico neoliberal: privatizaciones y subcontrataciones, deslocalización de empresas, siniestralidad laboral, reformas laborales como el contrato temporal en el Estado francés o la próxima reforma laboral en el Estado español.

Llamamos este Primero de Mayo a toda la clase obrera a trabajar con más fuerza y más ilusión que nunca por una nueva Euskal Herria, una Euskal Herria que decida su futuro libremente y que construya un modelo social y económico justo, equitativo y solidario.

Gora Euskal Herriko langileria!
Gora munduko langileria!

LAB

19 abril 2006

"A Chávez intentaron fusilarlo pero el pelotón se negó a disparar"



Declaraciones de Fidel Castro a Ignacio Ramonet en su libro “Fidel Castro, biografía a dos voces":


En el libro Fidel Castro, biografía a dos voces, publicado por la editorial Debate, el mandatario cubano confió a Ignacio Ramonet información no divulgada sobre los hechos de abril de 2002 en Venezuela.

Castro afirma que llamó a Miraflores antes de que Chávez se entregara y le dijo: "No te inmoles, Hugo; no hagas como Allende, que era un hombre solo; tú tienes una gran parte del Ejército, no dimitas, no renuncies".

Luego decidiría comisionar al canciller Felipe Pérez Roque para que se trasladara a Caracas, con dos aviones, y se llevara a Chávez consigo. Hizo contacto con "un general que estaba con él" para insistir en que el mundo sabía que el Presidente no había renunciado, y pedirle que enviara fuerzas a rescatarlo.

Fidel Castro, que tantos discursos pronuncia, ha concedido muy pocas entrevistas. Sólo se han publicado cuatro conversaciones largas con él a lo largo de 50 años. La quinta, mantenida con el director de Le Monde Diplomatique, Ignacio Ramonet, se ha convertido en el libro Fidel Castro, biografía a dos voces , resumen de la vida y el pensamiento del jefe de Estado de Cuba a lo largo de cien horas de conversación. La primera se inició a finales de enero de 2003, y la última, en diciembre de 2005. En estas páginas se publica un extracto de la entrevista en la que el mandatario habla sobre el conflicto venezolano sucedido el 11 de abril de 2002. Como dice el comandante, seguirá ahí "mientras lo decida la Asamblea Nacional en nombre del pueblo cubano". El libro, de próxima aparición, se edita en la editorial Debate.

-Usted ha dicho que siente también gran admiración por Hugo Chávez, el presidente de Venezuela.

-Bueno, sí, ahí tenemos a otro indio, Hugo Chávez, un nuevo indio que es, como él dice, "mezcla de indio", mestizo, él dice que con un poco de blanco. Pero tú estás mirando a Chávez y estás mirando a un autóctono hijo de Venezuela, el hijo de esa Venezuela que fue mezcla, pero tiene todos estos nobles rasgos y un talento excepcional, pero excepcional.

Yo suelo escuchar sus discursos, y él se siente orgulloso de su origen humilde, de su etnia mezclada, donde hay de todo un poco, principalmente de los que eran autóctonos o esclavos traídos de África, con mezcla de origen indio. Ésa es la impresión.

Puede ser que tenga algunos genes de blanco, y no es malo, la combinación siempre es buena, enriquece a la humanidad, la combinación de las llamadas etnias.

-¿Usted ha seguido de cerca la evolución de la situación en Venezuela, en particular las tentativas de desestabilización contra el presidente Chávez?

-Sí, hemos seguido con mucha atención los acontecimientos. Chávez nos visitó cuando salió de prisión antes de las elecciones de 1998. Fue muy valiente porque le reprocharon mucho que viajara a Cuba.Vino y conversamos. Descubrimos a un hombre culto, inteligente, muy progresista, un auténtico bolivariano.

Luego ganó las elecciones. Varias veces. Cambió la Constitución. Con un formidable apoyo del pueblo, de las gentes más humildes. Los adversarios han tratado de asfixiarlo económicamente.

De Venezuela, en los cuarenta años famosos de la democracia que precedió a Chávez, yo calculo que deben ser alrededor de 200 millardos de dólares los que se han fugado. Venezuela podía estar más industrializada que Suecia y tener la educación de Suecia, si de verdad hubiera habido una democracia distributiva, si esos mecanismos hubieran funcionado, si hubiera algo de cierto y de creíble en toda esa demagogia y en toda esa publicidad.

De Venezuela, desde que llegó el gobierno de Chávez al poder hasta que se estableció el control de cambios en enero de 2003, se han fugado alrededor -calculamos- de unos 30 millardos de dólares, fuga de capital. Entonces, todos esos fenómenos hacen, como planteamos nosotros, insostenible este orden de cosas existente en nuestro hemisferio.

-El 11 de abril de 2002 hubo un golpe de Estado en Caracas contra Chávez, ¿siguió usted aquellos acontecimientos?

-Cuando nos enteramos de que la manifestación aquella de la oposición había sido desviada y se acercaba a Miraflores, que había las provocaciones, los tiros, las víctimas, y que algunos altos oficiales se habían amotinado y pronunciado públicamente contra el presidente, que la guarnición presidencial se había retirado, y que ya el ejército iba a venir a arrestarlo, yo llamo a Chávez porque sé que se encuentra indefenso y que es un hombre de principios y le digo: "¡No te inmoles, Hugo!


¡No hagas como Allende! Allende era un hombre solo, no tenía un soldado.Tú tienes una gran parte del ejército. ¡No dimitas! ¡No renuncies!".

-¿Usted lo estaba alentando a resistir con las armas en la mano?

-No, al contrario. Eso fue lo que hizo Allende y lo pagó heroicamente con su vida. Chávez tenía tres soluciones: atrincherarse en Miraflores y resistir hasta la muerte; hacer un llamado al pueblo, a la insurrección y desencadenar una guerra civil; o rendirse, sin renunciar, ni dimitir.

Nosotros le aconsejamos la tercera.

Que fue lo que él también había decidido hacer. Porque, además, eso lo enseña la historia, todo dirigente popular derrocado en esas circunstancias, si no lo matan, el pueblo lo reclama y, más tarde o más temprano, regresa al poder.

-Ustedes, en ese momento, ¿trataron de ayudar de alguna manera a Chávez?

-Bueno, nosotros sólo podíamos actuar usando los recursos de la diplomacia. Convocamos en plena noche a todos los embajadores acreditados en La Habana y les propusimos que acompañaran a Felipe (Pérez Roque), nuestro ministro de Relaciones Exteriores, a Caracas para rescatar a Chávez, presidente legítimo de Venezuela.

Propusimos mandar dos aviones para traerlo en caso de que los golpistas decidieran enviarlo al exilio.

Chávez había sido hecho prisionero por los militares golpistas y se había perdido su rastro. La televisión difundía una y otra vez la noticia de su "dimisión" para desmovilizar a sus partidarios, al pueblo.

Pero, en un momento, a Chávez le permiten hacer una llamada telefónica, y puede hablar con su hija María Gabriela. Y le dice que él no ha dimitido, que no ha renunciado. Que es un "presidente arrestado".

Y le pide que difunda esa noticia. La hija tiene entonces la idea audaz de llamarme y me informa. Me confirma que su padre no ha dimitido.Nosotros decidimos entonces asumir la defensa de la democracia venezolana, ya que teníamos constancia de que países como Estados Unidos y España -el gobierno de José María Aznar-, que tanto hablan de democracia y tanto critican a Cuba, estaban apoyando el golpe de Estado.

Le pedimos a María Gabriela que lo repitiera y grabamos la conversación de ella con Randy Alonso, el conductor del programa Mesa redonda de la televisión cubana, que tuvo una gran repercusión internacional.

Además, convocamos a toda la prensa extranjera acreditada en Cuba -¡debían ser las cuatro de la madrugada!-, les informamos y les hicimos oír el testimonio de la hija de Chávez. Inmediatamente, la CNN lo transmitió, y en toda Venezuela la noticia se difundió como reguero de pólvora.

-Y eso, ¿qué consecuencias tuvo?

-Bueno, eso lo oyeron los militares fieles a Chávez que habían sido engañados con la mentira de la renuncia, y entonces se produce un contacto con un general que está a favor de Chávez. Yo hablo con él por teléfono. Le confirmo personalmente que lo que ha dicho la hija es cierto y que ya el mundo entero sabe que Chávez no ha dimitido. Hablo largamente con él, me informa de la situación militar, de qué oficiales superiores están con Chávez y quiénes no. Yo entiendo que nada está perdido, porque las mejores unidades de las Fuerzas Armadas, las más combativas, las mejor entrenadas, estaban a favor de Chávez.

Le digo a ese oficial que lo más urgente es saber dónde se encuentra detenido Chávez y enviar allí fuerzas leales a rescatarlo.

Me pide entonces que hable con su superior jerárquico, y me lo pasa. Le repito lo que ha afirmado la hija de Chávez, y que éste sigue siendo el presidente constitucional. Le recuerdo la lealtad necesaria, le hablo de Bolívar y de la historia de Venezuela... Y ese alto oficial, en un rasgo de patriotismo y de fidelidad a la Constitución, me afirma que si es cierto que Chávez no ha dimitido él sigue siendo fiel al presidente arrestado.

-Pero en aquel momento aún no se sabe dónde está Chávez, ¿verdad?

-Entretanto, Chávez ha sido conducido a la isla de La Orchila. Está incomunicado.

El arzobispo de Caracas, lo viene a ver y le aconseja que dimita. "Para evitar una guerra civil", le dice. Le hace un chantaje humanitario. Le pide que escriba una carta diciendo que dimite.

Chávez no sabe lo que está pasando en Caracas ni en el país. Ya han intentado fusilarlo, pero el pelotón de soldados encargado de disparar se ha negado y ha amenazado con amotinarse. Muchos de los militares que custodian a Chávez están dispuestos a defenderlo y a evitar que lo asesinen.

Chávez trata de ganar tiempo con el obispo. Hace borradores de una declaración.

Teme que una vez la carta escrita, se las arreglen para eliminarlo. No piensa renunciar. Declara que tendrán que matarlo antes. Y que no habrá entonces solución constitucional.

-¿Mientras tanto, ustedes seguían con la intención de enviar aviones a rescatarlo para llevarlo al exilio?

-No, después de esa conversación con los generales venezolanos, nosotros cambiamos de plan. Suspendimos la proposición de Felipe de viajar con los embajadores a Caracas. Es más, en un momento nos llega el rumor de que los golpistas están proponiendo expulsar a Chávez hacia Cuba. Y nosotros inmediatamente anunciamos que si mandan a Chávez para aquí, lo reenviamos para Venezuela por el primer avión.

-¿Cómo regresa Chávez al poder?

-Bueno, en un momento, se produce de nuevo un contacto con el primer general con el que yo había hablado y me informa que ya han localizado a Chávez, que está en la isla de La Orchila. Conversamos sobre, la mejor manera de rescatarlo; con mucho respeto, le aconsejo tres cosas fundamentales: discreción, eficacia y fuerza muy superior. Los paracaidistas de la base de Maracay, la mejor unidad de las Fuerzas Armadas venezolanas, fiel a Chávez, se encargan del rescate.

Entretanto, en Caracas, el pueblo está movilizado pidiendo que vuelva Chávez, la guardia presidencial ha vuelto a reocupar Miraflores y también exige el regreso del presidente. Procede a la expulsión de los golpistas del palacio. El propio Pedro Carmona, presidente de la patronal y brevísimo presidente usurpador de Venezuela, casi es arrestado allí mismo en el palacio.

Por fin, ya de madrugada, el 14 de abril de 2002, rescatado por los militares fieles, Chávez llega a Miraflores en medio de una apoteosis popular. Yo casi no dormí en esos dos días que duró el golpe de Caracas, pero valió la pena ver cómo un pueblo y también unos militares patriotas defendieron la legalidad. No se repitió la tragedia de Chile en 1973.

-Chávez es un representante de los militares progresistas, pero en Europa y también en América Latina, muchos progresistas le reprochan precisamente que sea un militar. ¿Qué opinión tiene usted sobre esa aparente contradicción entre el progresismo y lo militar?

-Mire, ahí tenemos, en Venezuela, un ejército jugando un importante papel con esa revolución bolivariana. Y Omar Torrijos, en Panamá, fue ejemplo de un militar con conciencia. Juan Velasco Alvarado, en Perú, también llevó a cabo algunas acciones de progreso notables. No hay que olvidar, por ejemplo, que entre los propios brasileños, Luis Carlos Prestes fue un oficial que realizó una marcha en 1924-1926 casi como la que hizo Mao Zedong en 1934-1935.

Jorge Amado escribió de la marcha aquella de Luis Carlos Prestes, una bella historia, El caballero de la esperanza, entre sus magníficas novelas -yo tuve oportunidad de leerlas todas-, y la marcha aquella fue algo impresionante, duró más de dos años y medio, recorriendo inmensos territorios de su país sin sufrir jamás una derrota. Es decir, que hubo proezas que salieron de los militares.

Digamos, voy a citar a un militar de México: Lázaro Cárdenas, un general de la revolución mexicana, que es el que nacionaliza el petróleo.

Tiene un valor muy grande, hace reformas agrarias y conquista el apoyo del pueblo. Cuando se habla de las cuestiones de México no hay que olvidarse de papeles jugados por personalidades como Lázaro Cárdenas, y Lázaro Cárdenas era de origen militar.

No habría que olvidar que los primeros que, en el siglo XX, se
sublevaron en América Latina, en los años cincuenta, un grupo de jóvenes que se sublevaron, eran jóvenes oficiales guatemaltecos, en torno a Jacobo Arbenz, que participaron en actividades revolucionarias.

Bien, no se puede decir que sea un fenómeno general, pero hay unos cuantos casos de militares progresistas.

Perón, en Argentina, era también de origen militar, hay que ver en el momento en que surge, en 1943 lo nombran ministro del Trabajo y hace tales leyes que cuando lo llevan a las prisiones el pueblo lo rescata, y era un jefe militar. También hay un civil que tuvo influencia en los militares, estudió en Italia, donde también había estado Perón, que fue Jorge Eliécer Gaitán, y eran líderes populares.

Perón era agregado de embajada, estuvo allá en Roma en los años treinta en la era mussoliniana, y algunas de las formas y métodos de movilizaciones de masas que vio le impresionaron. Hubo influencia, incluso en algunos procesos; pero en estos casos que he mencionado esa influencia, Gaitán y Perón, la utilizaron en un sentido positivo, porque hay que ver que Perón hizo reformas sociales. Perón comete, digamos, un error: ofende a la oligarquía argentina, la humilla, le quita el teatro simbólico y algunas instituciones simbólicas; trabajó con las reservas y los recursos que tenía el país y mejoró las condiciones de vida de los trabajadores, y los obreros son muy agradecidos y Perón se convirtió en un ídolo de los trabajadores.

08 abril 2006

Comunistas filipinos


Muchas veces hablamos de la resistencia comunista en paises como colombia o nepal pero nos olvidamos que en Filipinas la izquierda comunista cuenta con una influencia considerable entre las masas y que su brazo guerrillero, el NPA(nuevo ejercito del pueblo)cuenta con miles de luchadores en sus filas.para recordaros los 37 años de lucha armada os copiamos este articulo





En un frente guerrillero con el Nuevo Ejército Popular de Filipinas
Parte I:
Encuentro con el Nuevo Ejército Popular
Obrero Revolucionario #951, 5 de abril

Nuestra camioneta subía por la carretera de la costa. De repente se paró y nos bajamos. Era una noche muy bella, despejada, y brillaban las estrellas y la luna. Desde abajo se oía el sonido de las olas. Pero no tuve mucha oportunidad de disfrutar todo eso porque me hablaron: "¡Rápido! Hay que subir". Dejamos la carretera y nos fuimos por un sendero hacia el interior. Me latía el corazón muy fuerte: empezaba nuestro viaje al frente guerrillero.

El sendero conducía a la casa de un simpatizante. Una vez allí, mi guía Camilo y los contactos locales analizaron cuestiones de seguridad; momentos después, empezamos a caminar de nuevo. Pasada la medianoche llegamos a la casita de un campesino. Me llevaron detrás y desde la oscuridad me alcanzó una voz: "Camarada, bienvenido, llevamos días esperándote". Miré mejor: dos personas estaban sentadas en cuclillas hablando en voz baja, otra estaba en una hamaca y otra estaba parada con un rifle en la mano. Ya había llegado el momento que tanto esperaba: conocer al Nuevo Ejército Popular, el NEP. Durante 10 días iba a acompañar a esta unidad.

Como la zona estaba muy vigilada, era necesario andar con cuidado. Descansamos un poco y salimos antes del amanecer. Casi no pude usar la linterna. Tres horas después llegamos a la casa de otro campesino, donde pasamos dos días.

Visita a un campesino simpatizante,
conozco a los combatientes rojos
Nos quedábamos en la casa de César, un campesino que ofrece su casa a la unidad del NEP cuando pasa por la zona. El y su esposa hacían sus quehaceres normales, al igual que los combatientes del NEP, que lavaban ropa, arreglaban las armas y cocinaban (preparaban comida para la unidad y para la familia). Aparte patrullaban. Tenía ganas de saber por qué le brinda su casa a los "combatientes rojos"; me arreglaron una entrevista con él y Camilo nos hizo el favor de traducir.

César es un campesino medio. Su vida es dura pero no sufre tanto como los campesinos sin tierra y los jornaleros. Tiene varias hectáreas y cultiva coco, plátano y legumbres.

"¿Cuando conociste al NEP?", le pregunté. Respondió: "Los conocí por primera vez en 1985. Tengo muchos familiares que andan en las organizaciones de masas". Le pregunté por qué aprecia al NEP y me respondió sin reservas: "El NEP es bueno. Saca a los ladrones y ayuda a los campesinos en la producción agrícola. Ayuda a los pobres". Le pregunté si consideraba que el concepto del NEP de poner el poder en manos de los oprimidos y explotados es realista. Dijo: "Sí, los pobres son capaces de gobernar". Pregunté si lo hostiga el gobierno. Respondió: "Han llegado en varias ocasiones para interrogarme; no les digo nada".

Quería investigar si las campañas políticas del partido habían llegado a gente de base como César. El compañero explicó: "Me han platicado de la rectificación, de los errores y derrotas del pasado". Además, sabía de Mao Tsetung y de la revolución china.

No teníamos mucho tiempo para hablar, pues César tenía que ir al campo a trabajar. Camilo, un hombre muy sencillo, bromeó: "Podríamos decir que César es el `hijo pródigo'... se sumó a la lucha tarde en su vida".

Pasé toda la tarde hablando con miembros de la unidad acerca de su familia y su vida política.

Emilia tiene unos 22 ó 23 años y es de una familia campesina de la región. Estaba a cargo de las provisiones y finanzas. Carlo y Lino eran nuevos reclutas de las ciudades. Participaron en una organización sindical clandestina de obreros de transporte. Tess tiene 20 años. También participó en el movimiento urbano. Su padre fue dirigente sindical en la capital; los paramilitares lo asesinaron hace unos 10 años. Tess ha trabajado de mensajera y ha organizado jóvenes campesinos. José, un adolescente, es el más joven de la unidad. Es de uno de los pueblos indígenas de la región.

Conocí también a Isabel. Tiene unos 40 y pico años; ha trabajado en la clandestinidad durante gran parte de su vida, principalmente en el campo. Los familiares han criado a sus hijos; a veces se han podido arreglar visitas secretas con ellos. Isabel es dirigente del partido de esta región y ha sido mando político y militar del frente guerrillero. Tiene conocimientos amplios de la situación concreta, y una gran energía y optimismo. Tuve la oportunidad de platicar a fondo con ella en muchas ocasiones, y aprendí mucho de sus experiencias y análisis revolucionarios.

Dos cosas me impactaron mucho: la gran dedicación de todos y su forma tan bella de convivir. Todos nos decíamos "ka", forma abreviada de kasama, la palabra del idioma tagalog que significa "camarada". (Tagalog es el idioma más común de Filipinas.) ¡Hasta al perro Doy, mascota de la unidad, le decíamos "ka Doy"!

Camilo me informó: "Le caíste muy bien a César; nos ha donado un par de gallinas para la cena". Cenamos muy rico y qué bueno porque al día siguiente íbamos a caminar mucho.

El campamento
¿A dónde vamos? Isabel sonrió: "A un lugar que ni los carabao conocen". (El carabao es una especie de buey.) De hecho, íbamos a un campamento en una región montañosa donde los combatientes del NEP iban a realizar un mes de estudio.

Caminamos por la selva. La espesa vegetación formaba un cielo verde. Estaba húmedo, el camino era resbaladizo e íbamos cuesta arriba. Los miembros de la unidad, cada uno con su rifle a la espalda, iban en fila con paso firme y sin hacer ruido. Yo ponía toda mi atención en cada paso, pero de todas formas resbalé muchas veces. Me sonreí. Luis, el jefe de unidad, me dijo que los combatientes del NEP se entrenan para maniobrar en la selva y la montaña de noche... y entonces me di cuenta de que Tess tenía sandalias.

El paisaje cambió. Entramos al bosque. Seguimos caminos por donde los carabao bajan madera de la tala y cargan provisiones cuesta arriba. Cruzamos varias quebradas. En la última luz del crepúsculo, llegamos al campamento.

Había dos espacios techados de bambú, donde íbamos a vivir. El más grande tenía un fogón para cocinar. Todos los días había mucha actividad en el campamento, inclusive en los días de aguaceros. Los combatientes tenían distintas tareas, por ejemplo, construcción o recoger leña, vegetales y fruta; otros salían a realizar diferentes tareas. Siempre cargaban sus armas o las tenían a la mano. En la noche, colgaban las hamacas.

El NEP tiene una tradición de vida sencilla y de apoyarse en los propios esfuerzos, pero la vida en el campamento--donde pasé más de una semana--no era nada triste. Todo lo contrario. Se palpaba el compromiso de los combatientes pero, además, la atmósfera era muy sabrosa por la plática política tan animada, el cotorreo, las canciones revolucionarias. Una noche cantaron una hermosa balada de dos camaradas enamorados que no podían estar juntos debido a sus tareas políticas. Contaba de sus anhelos, pero más que eso de los lazos profundos que tenían por dedicarse a la causa.

La lucha armada en perspectiva
El NEP es un ejército principalmente campesino, pero es dirigido por el partido de vanguardia del proletariado, el Partido Comunista de Filipinas (PCF), que dirige a las masas a librar la revolución de nueva democracia contra las "tres montañas" que pesan sobre el pueblo: el imperialismo, el capitalismo burocrático y el semifeudalismo. El corazón de su lucha es la revolución agraria armada en el campo.

Librando la guerra popular prolongada en las zonas rurales, las fuerzas revolucionarias, con el tiempo, pueden rodear las ciudades, triunfar a nivel nacional, y tumbar el sistema semicolonial y semifeudal. La revolución de nueva democracia es el preludio a la revolución socialista.

Estábamos en el sur de Luzón, una región muy pobre dedicada a la agricultura. Hay unas pequeñas plantas, pero casi no existe industria. La tierra está concentrada en manos de los terratenientes. El pueblo sufre de tuberculosis, malaria y enfermedades gastrointestinales. Hay mucho analfabetismo. Por lo mismo, ha habido lucha armada casi continuamente en la región desde el momento en que llegaron los primeros organizadores en 1971.

Durante más de 25 años, las fuerzas revolucionarias de Filipinas han librado una revolución agraria. Gracias a la lucha armada, se han establecido organismos de poder democrático popular en algunas zonas. En la década pasada, la lucha armada en muchas partes del campo--por ejemplo, en esta región de Luzón--estaba bastante avanzada. Pero durante los últimos años, ha disminuido. ¿Por qué?

A partir de 1992, las fuerzas revolucionarias iniciaron lo que llaman "trabajo de recuperación". Se estaban "recuperando" de las dificultades y reveses que sufrieron a finales de la década pasada y principios de la actual. ¿Cuáles dificultades? El gobierno desató una "guerra total" para barrer a las fuerzas revolucionarias y sembrar terror. Muchos campesinos tuvieron que huir de sus aldeas. Por otra parte, una línea política errónea, una línea revisionista, surgió en el PCF y causó pérdidas graves.

Ante esa situación el NEP se ha empeñado en la tarea de recuperar fuerza e influencia en las zonas que abandonó cuando el gobierno lanzó su "guerra total". Asimismo, ha procurado recobrar el apoyo y la confianza de los campesinos de las zonas donde la línea errónea causó bastante confusión. Desde luego, esa situación afectó mucho a la lucha armada.

Un camarada dirigente que pasó unos días en el campamento me hizo una presentación y explicó que: "la lucha armada es la forma principal de lucha" en Filipinas y que la guerra popular tiene "tres elementos imprescindibles: la reforma agraria, forjar las bases y la lucha armada. La lucha armada es principal, pero [durante los últimos años] hemos prestado atención a fortalecer la base: forjando vigorosos movimientos y organizaciones de masas, resolviendo los problemas del pueblo y brindando educación política a los campesinos.... Estamos fortaleciendo la retaguardia de la lucha guerrillera".

Pero no puede existir trabajo de masas sin el NEP. Isabel recalcó: "Sin el NEP no hay revolución. El enemigo siembra terror; el NEP defiende a las masas". Asimismo, el NEP libra lo que llama "ofensivas tácticas": emboscadas, incursiones, operativos de francotiradores, acciones contra matones y soplones, etc. Cuando estaba en la capital, Manila, a veces leía en el periódico de ataques audaces contra puestos policiales en el campo. En la región de Luzón, los guerrilleros recién emboscaron una patrulla militar. El camarada me explicó que las ofensivas tácticas tendrán más envergadura pronto.

Es decir, durante varios años el NEP se ha enfocado en trabajo educativo y organización de las bases en el campo porque la dirección consideró que eso era necesario. Pero últimamente se ha planteado, en las palabras del mensaje de marzo de 1997 del PCF al NEP: "intensificar la guerra de guerrillas en gran escala, basada en la continua expansión y fortalecimiento de la base".

Una declaración de diciembre de 1997 (después de mi regreso de Filipinas) por Armando Liwanag, Presidente del Comité Central del PCF, señala:

"Más que nunca está claro que se necesita urgentemente hacer la revolución de nueva democracia por medio de la guerra popular prolongada.... La base es la clave para sostener ofensivas tácticas y frustrar las represalias del enemigo. Se forja a través de trabajo de masas sistemático: despertando, organizando y movilizando a las masas de acuerdo a sus demandas básicas en la revolución de nueva democracia....

"Se presta atención a la combinación correcta de trabajo de masas y ofensivas tácticas. Los cuadros, miembros, mandos rojos y combatientes deben poner la política revolucionaria al mando y emprender el estudio y entrenamiento de la guerra de guerrillas. Lanzar ofensivas tácticas depende de nuestra capacidad".

Lucha de dos líneas
y rectificación
Toda revolución necesita aprender de reveses y errores; debe luchar contra líneas y métodos incorrectos respecto a tareas y retos importantes. Los maoístas saben que debatiendo a fondo y clarificando las cuestiones políticas e ideológicas se forjan y educan los revolucionarios y las masas. Desde luego, eso se aplica a la revolución filipina también.

Por lo mismo, nos parece importante abordar la campaña de rectificación iniciada por el PCF en 1992, para que el lector capte las vueltas y revueltas de la revolución filipina en los últimos años.

Como mencionamos en la primera parte, en el PCF surgió una línea incorrecta: decía que el carácter de la sociedad filipina ha cambiado, que el desarrollo capitalista está eliminando la explotación semifeudal (del campesino por los terratenientes) en el campo y que el país se está transformando en una sociedad industrial y urbanizada. Sus proponentes afirmaron que la guerra popular prolongada maoísta--y la doctrina de rodear las ciudades desde el campo--ya no se adecuaba a la situación.

Propusieron cambiar el enfoque de la lucha revolucionaria a las ciudades. Se empeñaron en la tarea de crear destacamentos militares regulares más grandes en el campo con el objetivo de lanzar ofensivas de gran envergadura contra las fuerzas del gobierno para dar impulso a levantamientos urbanos.

Dicha línea errónea aparentaba ser muy revolucionaria; afirmaba que se podía triunfar en un tiempo corto, que se iban a librar las batallas decisivas muy pronto. Pero, en realidad, no conducía a la revolución; más bien buscaba un camino fácil. Decía que las armas son más importantes que la política. Isabel explicó: "Abandonaron el trabajo político e ideológico con los cuadros, con el NEP y con las masas". Se divorciaron de la vida y de las luchas de los campesinos y, finalmente, acabaron dudando de su potencial revolucionario.

Al estudiar sus escritos, me quedó claro que no distinguían entre el socialismo y el revisionismo. Pensaban que la Unión Soviética (socialimperialista) era un país socialista y algunos querían repudiar el Pensamiento Mao Tsetung.

Además, durante ese período, el PCF en conjunto tenía deficiencias ideológicas: no tomó posición contra el revisionismo de Deng Xiao-ping y tampoco tenía una posición firme acerca del socialimperialismo soviético; por ejemplo, consideró que podía ser una fuente de apoyo y ayuda.

Como dijimos en la primera parte, a finales de la década pasada y principios de la actual, las fuerzas militares del gobierno lanzaron una ofensiva feroz contra el NEP y su base campesina. Fue una embestida sangrienta. En las zonas donde el NEP no había estado realizando trabajo político con los campesinos, le tocó enfrentarse al enemigo solo. Cuando los proponentes de la línea incorrecta vieron que la situación en las ciudades no resultó como habían esperado, se rajaron: concluyeron que los imperialistas y reaccionarios eran todopoderosos y perdieron fe en la lucha armada.

Una lucha interna derrotó a esa línea y sus proponentes no militan en el PCF actualmente. Muchos se han ligado al reformismo; algunos incluso han colaborado con el gobierno. Su línea causó mucho daño en varios sentidos: político, organizativo y militar.

La dirección del PCF sacó un balance de ese período y se autocriticó por desviarse del maoísmo. En 1992, lanzó una importante "campaña de rectificación".

Rectificación implica que el NEP recupere, consolide y expanda su fuerza e influencia con las masas campesinas. El PCF decidió que era necesario dedicarse al "trabajo de masas" durante un período "prolongado".

Asimismo, ha sido necesario que el partido y el NEP eleven su nivel ideológico y político. Los combatientes del NEP que conocí estaban estudiando textos relacionados con la campaña. Un documento importante del partido plantea la "reafirmación". Isabel explicó: "Estamos reafirmando los principios fundamentales: que somos un país semicolonial y semifeudal, que hay que librar la guerra popular prolongada". Durante mi visita al frente guerrillero, varios combatientes experimentados me comentaron que en los años 80 no se estudiaron las enseñanzas de Mao con el mismo empeño que a principios de los 70. Isabel dijo: "Estamos retomando los textos de Mao, los principios fundamentales que sentó".

Los combatientes mostraron un gran entusiasmo por la rectificación y el trabajo de recuperarse. Me contaron que la revolución se está afincando más profundamente con las masas campesinas.

Como mencionamos en la primera parte, la dirección exhorta a intensificar la lucha armada. La declaración de diciembre de 1997 de Armando Liwanag dice: "Los organismos dirigentes del partido están dejando atrás el conservatismo provocado por hacer trabajo de masas sin realizar ofensivas tácticas durante un largo período.... Debemos combatir los errores oportunistas de `izquierda' y derecha, intensificar la lucha armada como la forma principal de lucha y coordinar luchas revolucionarias en las zonas urbanas y rurales.... No hay más salida de la opresión y explotación por los imperialistas y las clases explotadoras domésticas que la revolución de nueva democracia a través de la guerra popular prolongada".

La situación es compleja y existen grandes retos, pero en todo caso, está muy claro que la revolución filipina ha asestado golpes significativos al imperialismo. Para los pueblos del mundo es de suma importancia que la lucha armada por el poder nacional avance y que la revolución se fortalezca más política e ideológicamente, nutriéndose de sus raíces maoístas.

Un ejército revolucionario
es un ejército del pueblo
A través de muchas discusiones y de mi convivencia con el NEP, capté más profundamente que un ejército revolucionario es totalmente distinto a un ejército burgués. La experiencia y el ejemplo del NEP, al igual que de las fuerzas combatientes maoístas de Perú y Nepal, nos brindan lecciones a los oprimidos y explotados de Estados Unidos, aun cuando el camino al poder, y la lucha armada que finalmente se lanzará, tienen rasgos muy distintos.

El NEP combate el enemigo y sirve al pueblo. Tiene lazos muy estrechos con el pueblo, aprende de las masas y se basa en ellas. En esta región, el 70% de los reclutas son campesinos oriundos de la misma región. El NEP pone la política--de la lucha y transformación revolucionaria--al mando y moviliza a las masas a la transformación propia y del mundo.

Hoy día, el proceso de recuperación dicta que la gran mayoría de las fuerzas del NEP estén dispersas en grupos pequeños que hacen trabajo de masas. El destacamento básico del NEP es la escuadra de siete a doce miembros, compuesta de "unidades de propaganda armada" más chicas. La edad promedio de los soldados es de 18 a 21 años, y de los mandos de 30 a 33 años.

Pregunté acerca de las tareas de una unidad de propaganda armada. Me explicaron que las tareas principales son: preparación ideológica, estudio, reproducción de materiales de propaganda; trabajo político con las masas, educarlas y movilizarlas, sobre todo en la revolución agraria; trabajo económico, ayudar a las masas a aumentar la producción agrícola y los ingresos; trabajo orgánico, comunicaciones, personal y reclutamiento; y operaciones militares.

A los miembros de las unidades los preparan a ser "combatientes completos", es decir, que pueden combatir, educar y hacer propaganda. Ka Lino explicó: "Si uno cae, otro puede tomar su puesto". La preparación política es principal, pues en palabras de Isabel: "un guerrillero sin ideología no vale nada".

Tenía ganas de saber cuáles escritos de Mao estudian. Tess me dijo que se utilizan mucho los "Cinco Rayos Dorados", como llaman los ensayos célebres de Mao como "Servir al pueblo" y "En memoria de Norman Bethune", que enseñan los principios de servir al pueblo, trabajo duro, desinterés absoluto e internacionalismo.

Cada escuadra o unidad tiene un plan de actividad, y hace balances y autocrítica sistemáticos.

La escuadra que acompañaba trabaja con campesinos de 15 a 20 barrios en el frente guerrillero. (Barrio es el nombre que dan al pueblo pequeño del campo filipino.) La escuadra va a los barrios con frecuencia y sus miembros pasan unos días allí. Explicó Carlo: "Cuando tocamos la puerta a la medianoche, nos invitan a pasar y les hablamos de la lucha armada. Pero cuando se asoman y ven llegar al enemigo, cierran la puerta, o quizás lo dejan pasar a tomar agua porque los amenaza".

Luis, mando del NEP y jefe de escuadra, profundizó más: "Organizamos contra el abigeo, y contra la tala y pesca ilegal [que perjudican a los campesinos y al medio ambiente]. Luchamos contra los abusos de los comerciantes y los militares. Ayudamos a los campesinos a sembrar y a trabajar colectivamente. Vigilamos a los agentes y soplones en los barrios, y en el momento conveniente, los castigamos".

Me dijeron que el 25% de los combatientes de esta región son mujeres y que el porcentaje es mayor en otras regiones. Noté que la relación entre hombres y mujeres era muy buena, se daban un trato de iguales. Trabajaban juntos, rotando las tareas de cocina, vigilancia y demás. Los problemas políticos y personales se resuelven colectivamente. Por otra parte, descubrí que los combatientes están muy conscientes de las cuestiones económicas y sociales que afectan a la mujer del campo.

Como he mencionado, Isabel es una dirigente regional del partido. Sin embargo, trabajaba y viajaba con esta escuadra. Gracias a la rectificación se ha decidido ligar a los dirigentes más estrechamente con las unidades que hacen trabajo de masas. Asimismo, quieren eliminar la burocracia que creció por la influencia de la línea revisionista.

Desde luego, quería aprender lo más posible acerca de la lucha en Filipinas; de igual modo, los compañeros me preguntaron muchísimo acerca de la situación y la lucha en Estados Unidos. Sabían que soy partidario del Partido Comunista Revolucionario de Estados Unidos, y tenían gran interés en la estrategia y tácticas revolucionarias en "las entrañas de la bestia". Además, me pidieron hacer una presentación acerca de la guerra popular en Perú.

Mi plática con Luis
Cuando recién llegué al campamento, tuve la oportunidad de hablar con Luis, el jefe de escuadra. Quería saber cómo analizaba la situación:

"¿Cuáles son los fuertes del enemigo?"

"Sus armas e información [vigilancia, redes de agentes, etc.]".

"¿Cuál es su mayor debilidad?"

"No tiene el apoyo del pueblo. Es ciego y arrogante".

"¿Cómo analizas la situación en esta zona?"

"Hacemos una muy buena labor de propaganda, pero hace falta fortalecer la base y el reclutamiento. Todavía nos toca recuperar algunas zonas que tuvimos que abandonar".

"¿Cuál será la respuesta de Estados Unidos a una situación más candente?"

"Nos enseñan que habrá que enfrentar el imperialismo yanqui".

"El NEP lleva casi treinta años luchando; ¿cómo mantienen el ánimo?"

"Nos ceñimos a los principios y procuramos no repetir los errores del pasado. Nos educamos acerca de la guerra popular prolongada. Al principio de la campaña de rectificación, bajaron los ánimos, pero en general, las cosas están mejor ahora. Hace falta más estudio político. Quiero elevar mi nivel político".

"¿La revolución puede triunfar?"

"Sí, los que queremos revolución somos más que los reaccionarios".

"Y la gran fuerza militar del enemigo?"

"El pueblo es lo decisivo".

Concluimos nuestra plática, pues ya era hora de comer y ¡qué bueno! Se antojaban el gabi (un vegetal que se cocina en leche de coco), los trocitos de pescado seco y el arroz de la cena.

Continuará