Buscar este blog

25 octubre 2006

CHINA

la existencia de un control del partido comunista sobre una sociedad capitalista desarrolla una imitacion de la cultura occidental pero con caracteristicas propias, para muestra un boton.Los skinheads chinos aman a mao y se declaran comunistas. su banda de oi mas famosa es mindanao.

13 octubre 2006

DEBATE. MARXISTAS VASCOS

TESIS SOBRE LA CULTURA NACIONAL.

1ª.- La cultura nacional existe sobre la base de un hecho objetivo, la existencia de una nación. La cultura nacional, no es un invento de la burguesía nacional. Mientras haya naciones (es decir, hasta que nos encontremos en una sociedad comunista) habrá culturas nacionales. La cultura vasca existe sobre una base objetiva, la existencia de la nación vasca, Euskal Herria.

2ª.- El desarrollo del capitalismo conduce a que unas naciones opriman a otras, en el terreno económico y en el político. Podemos hablar, por tanto, de naciones opresoras (dominantes) y de naciones oprimidas (dominadas). Las naciones que oprimen a otras naciones, utilizan su propia lengua y su cultura como instrumentos de dominación. Las naciones oprimidas, utilizan su propia lengua y su cultura como instrumentos de liberación.

3ª.- El capitalismo y el imperialismo, al oprimir a los distintos pueblos y naciones, pone en peligro la existencia de sus culturas y de sus lenguas nacionales. Esta opresión se está acentuando al máximo en la fase actual (conocida como globalización), en la que el capitalismo, al mismo tiempo que extiende y generaliza el mercado por todo el planeta, trata de uniformizar a los distintos pueblos y naciones, y de homogeneizar sus señas de identidad, acabando con la diversidad cultural y lingüística.

4ª.- Las lenguas y culturas de las naciones oprimidas sólo podrán desarrollarse plenamente por medio de su liberación política, es decir, mediante la aplicación generalizada del Derecho de Autodeterminación, entendido como el derecho a la separación y a la creación de estados nacionales independientes. En este sentido, la cultura vasca y el euskara, sólo podrán desarrollarse sin trabas, cuando Euskal Herria disponga de un Estado propio.

5ª.- El proletariado es la única clase objetívamente interesada en impulsar hasta sus últimas consecuencias la lucha de liberación de todos los pueblos y naciones oprimidas y, por tanto, de establecer la igualdad completa entre las distintas lenguas y culturas nacionales; teniendo en cuenta que la futura cultura comunista universal será la síntesis dialéctica de todas ellas.

6ª.- Cada cultura nacional debe ser, al mismo tiempo, internacionalista, pues al desarrollarse tendrá que integrar dialécticamente todo lo que de progresivo tengan las otras culturas. El exclusivismo, la xenofobia, el rechazo a lo extranjero, ponen en serio peligro el desarrollo de las culturas de las naciones oprimidas y son una manifestación inadmisible del nacionalismo burgués.

7ª.- Por diversas circunstancias históricas, en Euskal Herria se hablan actualmente tres idiomas: el euskara (idioma nacional, originario), el castellano y el francés. Aunque éstos dos últimos sean utilizados por los Estados español y francés como instrumentos de dominación; sin embargo, no se puede obviar una realidad social, consistente en que la mayoría de la población vasca se expresa, habitualmente, en uno de esos dos idiomas; lo cual nos obliga a considerar también a todas las manifestaciones culturales que se expresen en dichas lenguas, como partes integrantes de la cultura vasca y no como si se tratase de cultura fóranea (como hacen algunos sectores nacionalistas). En ese sentido, podemos hablar de cultura vasca euskaldun y/o erdaldun, dependiendo de cual sea el medio de expresión que se utilice, en cada caso.

8ª.- Hasta ahora nos hemos referido a la forma de expresión de la cultura nacional pero, sobre todo, debemos prestar una atención especial a su contenido. Así, no podemos considerar como “cultura nacional” a toda la producción cultural que se realice en la nación oprimida ya que, en muchas ocasiones, se trata de hacer pasar por tal a elementos culturales propios de la clase dominante (burgueses y españolistas), o se manifiesta añoranza por una idílica y bucólica sociedad pasada (sin contradicciones ni conflictos sociales) que no ha existido más que en la imaginación de algunos autores.

9ª.- Por el contrario, la cultura nacional debe servir para entender el presente y crear el futuro; por ello, ha de ponerse al servicio de la construcción nacional y de la transformación social, preparando ideológicamente el terreno para la Revolución Vasca. De esta manera, al desarrollar la cultura vasca estaremos favoreciendo la liberación nacional de Euskal Herria y, al mismo tiempo, aportando a la cultura revolucionaria mundial.

10ª.- Los comunistas debemos defender y desarrollar la cultura vasca, e imprimirle una orientación revolucionaria. Para ello, debemos hacer de la cultura un nuevo frente de lucha y, en ese sentido, hemos de esforzarnos por agrupar a toda la intelectualidad (progresista, abertzale e internacionalista), dotándola de una perspectiva socialista.

Sin embargo, este es un campo en el que carecemos de experiencia. Por eso, para dar nuestros primeros pasos, debemos aprender de la pequeña burguesía nacional y apoyar críticamente sus aportaciones artísticas, culturales, históricas, ligüísticas, etc., desde la perspectiva de clase del proletariado vasco.

Ekaitz.

Euskal Herria 15-08-2004
(Actualizado el 1-10-06).

09 octubre 2006

Mitxel Sarasketa, exprisionero político vasco analiza el actual proceso de negociación

escrito por Carlos Aznarez - María Torrellas
“Mientras ETA cumple el alto el fuego y no practica la lucha armada, España y Francia siguen utilizando los métodos de represión”


Mitxel Sarasketa es el prototipo del luchador vasco impenitente. Ex prisionero político, permaneció en las cárceles españolas durante 20 años, desde 1978 a 1998, debido a su condición de militante de ETA, y una vez obtenida su libertad se puso a trabajar con ahínco para que salgan a la calle todos sus compañeros y compañeras, que en número de aproximadamente 700 se encuentran cumpliendo penas altísimas en establecimientos penitenciarios que son, sin exagerar, prisiones de exterminio. Recientemente estuvimos con Sarasketa en Euskal Herria y lo entrevistamos en el marco de un homenaje a otro gudari (guerrillero vasco), Iñaki Rike, recientemente fallecido después de sufrir 18 años de detención.

-¿Qué nos puede decir de su prolongado paso por las prisiones españolas?
-Estuve destinado en 16 prisiones diferentes debido a la política de dispersión que aplica el Estado a los presos y presas vascas. Fui trasladado en cerca de 55 ocasiones y al final fui liberado por una cuestión médica ya que tuve un derrame cerebral estando en aislamiento en la cárcel de Almería. En todo este tiempro (desde el 98) he estado en libertad condicional hasta el año paso que terminó mi condena y ahora estoy militando en una organización de apoyo a los presos políticos vascos, que se llama Askatasuna.

-Pero lo continúan persiguiendo…
-Así es, por este trabajo en Askatasuna fui procesado en un sumario por el que me piden diez años de cárcel, ya que asimilan la militancia en este organismo como si fuera de ETA y me acusan de colaboración “con organizaciones terroristas”.

-ETA cumple un alto el fuego desde hace unos meses, y entonces la pregunta es ¿qué es lo que ha cambiado para los prisioneros políticos en esta instancia?
-Lo que define su situación de presos políticos son los parámetros en los que se desarrolla el conflicto vasco en el Estado español. En este sentido, ETA declaró una tregua en el mes de marzo, este alto el fuego no es un hecho aislado sino que fue precedido de un proceso de lucha que llevó a esta situación. Los presos políticos vascos se encuentran dispersados en 80 prisiones diferentes, porque tanto el gobierno español como el francés los utilizan como rehenes políticos con los que intenta condicionar el proceso. Desde que comenzó la tregua hasta ahora, la situación de los presos no ha cambiado, y de hecho ha empeorado. Y esto se da sobre todo en cuestiones judiciales, donde se producen alargamiento de condenas y también en cuestiones de régimen interno. No obstante, siempre que el proceso de negociación vaya hacia delante, se prevé que haya un acercamiento de los presos al País Vasco (algunos se encuentran dispersados a miles de kilómetros). Pero hasta la fecha no ha habido ningún cambio en ese sentido.

-¿Siguen produciéndose hechos de represión dentro de las cárceles (palizas, torturas, etc), como acostumbraban a hacerlo los carceleros españoles en otras ocasiones?
-La política penitenciaria tiene diferentes momentos y siempre ha estado vinculada al tiempo de enfrentamiento político. Los castigos físicos, buscando que los presos se desentendieran de su organización, se vieron acentuados en un momento concreto, en el que los carceleros o los policías que nos trasladaban recibían órdenes de golpearnos sin ningún motivo. Eso, hoy en día, no es una cuestión generalizada. Se producen malos tratos respondiendo a situaciones concretas y la política penitenciaria va dirigida a plantear que los presos cumplan 40 años en prisión y de esa manera castigar a los detenidos.

-La propaganda mediática que habitualmente se escucha en Latinoamérica habla de que ETA llegó a este momento porque está golpeada y débil, y por otro lado se muestra a Rodríguez Zapatero como un hombre progresista que ha decidido encarar la negociación con la organización armada. ¿Cuál es tu opinión sobre esto?
-Desde el punto de vista de la izquierda independentista vasca, el llegar a esta situación significa un avance. Lo que se plantea ETA es el reconocimiento del País Vasco como una Nación, y que daría paso a un proceso de autodeterminación. Que el Estado español, acepte, de alguna manera, este planteamiento (con todas las dudas que nos pueda inspirar), significa un éxito. No hay que olvidar que el conflicto vasco lleva siglos produciéndose en España y Francia, y siempre, los Estados han intentado dominar a los vascos. Hoy, esta situación se está replanteando, está encima de la mesa que los vascos puedan elegir su propio futuro.

-Estas definiciones son la que en última instancia van a hacer que este proceso sea reversible o irreversible?
-Que el proceso sea irreversible o no, se da en que distinguimos dos fases diferentes: el proceso de paz y el de normalización política. El primero significa que se termine la violencia política, lo que significaría por una parte que ETA abandonase su actividad armada, y también que los Estados español y francés, dejasen de utilizar la violencia para perseguir al movimiento político vasco. En este momento, hay que decir que ETA cumple el alto el fuego y no practica la lucha armada y los Estados siguen utilizando los métodos de represión como el castigo a los presos, la ilegalización de organizaciones independentistas vascas, la utilización de la tortura, el control sistematico del movimiento político, los controles de carreteras, etc.

-En América Latina se han dado diversos procesos de negociación y muchos de ellos fueron a la baja y terminaron prácticamente con la existencia de las organizaciones insurgentes. ¿Cuáles son los parámetros que se piensan aquí para que tal cosa no les suceda?
-Al independentismo vasco hay que entenderlo más como un movimiento que como un partido o una organización armada. ETA es una organización política militar que realiza acciones armadas y su planteamiento es que seguirá con su actividad militar en cuanto no se dé al pueblo vasco la posibilidad de vivir su futuro y su reconocimiento como Nación en un marco democrático. ETA plantea una resolución democrática para el conflicto. Si se diera un reconocimiento de la naturaleza política de Euskal Herria, esto traería una normalización, en la cual las organizaciones independentistas vascas plantearán una confrontación tanto política como social. Nosotros ahora estamos metidos de lleno en este proceso y tenemos confianza tanto en las organizaciones independentistas vascas como en el sector social en el que nos apoyamos.

-¿Qué mensaje quiere enviar para la enorme diáspora vasca que vive habitualmente el continente latinoamericano y que sigue con atención la posible resolución de este conflicto?
-Esta etapa es muy importante, ya que tenemos una oportunidad de estructurar el País Vasco como Nación. En cuanto a los vascos que viven en Latinoamérica, les queremos transmitir ese mensaje, pero también decirles que es una cuestión que nos afecta a todos y todas. No hay una fórmula concreta de decir hay que hacer esto o aquello, la cuestión es participar y construir Euskal Herria entre todos los vascos. Aquí tenemos un sitio para todos, los que querramos vivir aquí y desde luego que seamos todos los vascos los que decidamos qué cuál va a ser nuestra vida política y social en un futuro.

LA LUCHA DEL PUEBLO VASCO ES LA LUCHA DE TODOS LO PUEBLOS, Y DE TODAS LAS NACIONES, DEL ESTADO ESPAÑOL

LA CLASE OBRERA VASCA TIENE QUE SALIR VICTORIOSA EN EL ACTUAL PROCESO DE NEGOCIACIÓN


El PCPE ha defendido siempre que el conflicto vasco solo encontrará solución a través de un proceso de negociación política, con la participación de todos los actores con presencia en el mismo.

Por ello el inicio, público, del proceso de negociación política abierto en Euskadi –a partir de la declaración de una tregua permanente por parte de ETA-, ha sido valorado como un hecho positivo por parte de nuestra organización.

El estado español -como estado plurinacional-, está históricamente enfrentado al reto democrático de protagonizar un proceso político de autodeterminación, que haga que finalmente la formación estatal española sea el resultado de la unión voluntaria de pueblos libres y soberanos. Evidentemente, de los pueblos que así lo decidan.

Es necesario dejar constancia de que el proceso de negociación, hoy abierto en Euskadi, no es resultado de la voluntad del estado y de su gobierno, sino producto de la heroica lucha y movilización del pueblo vasco por la conquista de sus derechos nacionales. Esta larga lucha ha estado llena de sacrificios, como resultado de la brutal represión protagonizada por los poderes del estado; que incluye numerosas violaciones de los derechos individuales y colectivos, de los que no han estado ausentes el asesinato y reiteradas prácticas de tortura.

Esa violencia del estado ha tenido la correspondiente respuesta en la violencia del pueblo organizado; violencia que a veces se ha dado en clave revolucionaria y que, en otras ocasiones, no ha sido así. El PCPE se ha manifestado, hace ya algún tiempo, planteando la necesidad de superar esa fase de la lucha con iniciativa política. Entre otras cosas, porque los poderes del estado centralista, y los gobiernos de turno, habían gestionado esta situación en su propio beneficio -presentándose como víctimas de la misma y no como responsables de ella-, y, por tanto, utilizándola de instrumento y coartada de su dominación a nivel estatal, obteniendo de ello, ante una buena parte de la base social, la legitimación de sus prácticas más agresivas contra las mayorías.

Con esta firme voluntad popular la izquierda abertzale pudo resistir la gran operación política de la transición; y superarla sin resultar destruida en este proceso, como así les ocurrió a otras fuerzas políticas de izquierdas de ámbito estatal; quienes, asimilando la estrategia e intereses de los poderes del estado, se han convertido en uno de los pilares del mismo, legitimando -desde la supuesta izquierda- su política respecto a Euskal Herria, repitiendo el mismo latiguillo “antiterrorista” y aceptando la brutal represión practicada durante tantos años contra ese pueblo.

Una vez reconocido públicamente el proceso de negociación por parte del gobierno Zapatero -y de los demás actores políticos vascos y estatales-, nos movemos en un escenario de forcejeo entre las distintas posiciones, que se corresponden con los intereses de las clases sociales enfrentadas.

El objetivo del gobierno Zapatero no es otro que el de quebrar a la izquierda abertzale, conseguir su integración en las instituciones como una fuerza “asimilable”, y finalizar así el período de lucha y resistencia del movimiento nacional-popular, que se ha extendido a lo largo de más de treinta años. En suma, resolver lo que durante la transición quedó pendiente, para -ahora con este proceso-, estabilizar el dominio burgués en todo el estado.

En ningún momento el gobierno está dispuesto –ni tiene la voluntad política para ello- a abrir un proceso de autodeterminación que reconozca al pueblo vasco el derecho a decidir, en términos reales.

En este aspecto Zapatero representa la posición de la oligarquía española, que históricamente siempre ha negado cualquier proceso de autodeterminación en el estado, y que tan solo ha realizado concesiones en relación al llamado “estado de las autonomías”, como estrategia para tratar de contener cualquier proceso de construcción nacional que se le escape de las manos. El actual proceso de reformas de los estatutos de autonomía, que se van tramitando en el Parlamento español, tiene como objetivo último el tratar de cerrar el debate sobre esta cuestión por un nuevo período de tiempo.

La negociación -tal como actualmente se desarrolla-, donde la izquierda del estado se encuentra ausente y -por ello-, no existe una movilización de solidaridad con el pueblo vasco en la lucha por sus derechos nacionales, es favorable a la estrategia del gobierno.

Constreñir la lucha por los derechos nacionales tan solo a Euskadi es una forma de debilitar esa causa, y forma parte de la estrategia para derrotarla.

Hay que reconocer que, en parte, esta situación es producto del distinto desarrollo de las fuerzas de izquierda en Euskadi y en el resto del estado. La izquierda abertzale tiene derecho a plantearse que no tiene que esperar por la izquierda estatal en su lucha nacional. Pero al mismo tiempo tampoco la izquierda abertzale debe olvidar la importancia que los apoyos de la izquierda estatal, en determinadas fases de la lucha, han tenido en su lucha política, y lo determinante que ello ha sido para sus propios avances.

Hoy la estrategia del gobierno Zapatero, unida a la falta de voluntad de la izquierda abertzale de participar en ninguna iniciativa política con la izquierda estatal, está convirtiéndose en uno de los puntos débiles de la posición de la izquierda vasca en el proceso de negociación.

La clase obrera vasca se juega mucho en este proceso. No es un escenario nuevo el del acuerdo de la burguesía vasca con la oligarquía española, para seguir repartiéndose el poder y así garantizar la dominación sobre la clase obrera, y la continuidad y la estabilidad de la formación capitalista, tanto española como vasca. La víctima de esta estrategia de acuerdo es siempre la clase obrera.

La hipótesis de que el actual proceso de negociación finalice con la autodeterminación del pueblo vasco no cuenta con elementos políticos consistentes que lo avalen. Ni la actual correlación de fuerzas, ni la ausencia de un proceso de fuertes cambios sociopolíticos, definen una situación favorable al logro de ese objetivo en el medio plazo.

Hoy es necesario movilizar todos los recursos para que el proceso actual pueda saldarse con un avance de las posiciones de la clase obrera, con la resolución de la situación de los presos y con una acumulación de fuerzas que permita, en las mejores condiciones, abordar el derecho a la autodeterminación.

El reto de llegar al libre ejercicio del derecho de autodeterminación –objetivo irrenunciable para el PCPE- será producto de un proceso estatal de amplia movilización social y política, donde un emergente bloque de izquierdas -dotado de un detallado programa político de transformaciones radicales-, sea capaz de imponer un proceso constituyente en el que de manera democrática se decida, no tan solo sobre la forma del estado, sino también sobre sus protagonistas.

En esa situación la clase obrera vasca, y el conjunto de las capas populares, -junto a otros pueblos del estado- podrán optar entre el camino de la independencia o la participación en el nuevo proyecto de estado -producto del proceso constituyente- como república de carácter confederal y socialista. Así la autodeterminación tendrá abierto un camino de emancipación.

La hipotética opción de elegir entre la España monárquica de la oligarquía y la independencia, sin más, no abre un camino de emancipación a la clase obrera vasca, sino -en todo caso-, el camino a un diferente marco de opresión.

Por ello el reto hoy, para las organizaciones revolucionarias, es el de levantar una alternativa unitaria, que gane una posición de fuerza en el actual marco de negociación, para conseguir un avance de la clase obrera vasca y los sectores populares y que, ese resultado, forme parte del proceso de acumulación de fuerzas que impulse el período constituyente que debe abrir el camino a la superación del estado monárquico-burgués, resultante de la transición y de la traición de quienes participaron en ella.

Por el avance de la clase obrera en Euskadi
Por el derecho de autodeterminación
Por la República de carácter Confederal


Comité ejecutivo PCPE, octubre 2006

BOLIVIA

Preparativos de golpe de Estado en Bolivia
Heinz Dieterich
***********************************************

Hace pocas semanas, oficiales de la policía boliviana se acercaron a
generales de las Fuerzas Armadas de Bolivia (FAB) investigando su
disposición para dar un golpe de Estado, entre ambas fuerzas. Uno de los
militares claves para el éxito del golpe se negó a participar e informó al
Presidente. Siguen los preparativos sin él. Y siguen los anuncios en la
radio que elogian al "ejército patriótico que mató al Che Guevara y la
subversión".

Los militares nunca dan un golpe de Estado en el aire, me dijo hace siete
años el amigo, General Alberto Mueller Rojas, hoy día, miembro del Estado
Mayor Presidencial de Hugo Chávez. Es esta lógica que se observa desarrollar
actualmente en Bolivia. Todo un bloque conspirativo compuesto por diferentes
fuerzas sociales y estatales trabaja aceleradamente para acabar con el
Presidente Evo Morales.

Los prefectos (gobernadores) de los Estados energéticos y separatistas Beni,
Pando, Santa Cruz de la Sierra y Tarija, promueven la conformación de los
llamados "Comités Civiles", que son las cabezas de lanza de la subversión
política visible. Tanto los prefectos como los comités cívicos han entrado
en franca rebelión contra el gobierno constitucional de Evo Morales, al
declarar que "no acatarán la Constitución Política del Estado emergente de
la Asamblea Constituyente, en caso de que esta no sea aprobada en todos sus
artículos por los dos tercios de votos" de los constituyentes. Advierten
avanzar en las "autonomías departamentales", si no se cumple esa condición
suya.

Cuentan, por supuesto, con el apoyo de la Corte Suprema de Justicia de la
Nación ---tan reaccionaria y corrupta como sus demás homólogos burgueses en
el mundo--- que le proporciona a la insubordinación planeada la apología del
delito.

Ante la reciente declaración de la Asamblea Constituyente de considerarse
"originaria, plenipotenciaria y funcional", es decir, no restringida en su
construcción del nuevo Estado por la normatividad existente, los magistrados
sostienen la posición de los prefectos facciosos. Dictaminan que según el
derecho constitucional el poder de la Asamblea Constituyente no es
"originario-fundacional" sino "derivado-reformador" y, por lo tanto,
sometido a la legislación vigente que exige los tercios de los votos.

Los comités civiles cuentan con el financiamiento de sectores empresariales
y la colaboración de altos oficiales de la policía, por ejemplo, coroneles.
Sus actos son inflados y promulgados por los medios de comunicación
privada, muchas veces con los patrones de la propaganda fascista. Algunos de
los más importantes medios están en manos de magnates capitalistas con
fuertes inversiones agrícolas en las provincias separatistas y que temen la
reforma agrícola del gobierno.

En lo social, las asociaciones de padres de familia ---generalmente
reaccionarias y controladas por la Iglesia--- en alianza con sectores del
magisterio y los colegios y universidades privadas promueven paros, bloqueos
y manifestaciones contra el gobierno. Sectores energéticos tratan de generar
escasez de diesel y gasolina, a fin de producir malestar entre la población.

Al igual que en Chile, los transportistas tienen la función de quebrar la
economía y la paz pública con un paro nacional, convocado para el inicio de
la próxima semana, con la intención de hacer confluir todos los sectores
anti-gubernamentales en un gran frente desestabilizador. Refiriéndose
explícitamente al paro subversivo de los transportistas chilenos contra
Salvador Allende (1972), financiado por la CIA estadounidense, Evo Morales
calificó hace dos días al paro boliviano como un paro "ideológico": "Es la
lucha del poder", dijo el líder popular y dejó claro lo que está en juego:
"o los grupos gamonales (elite, H.D.) , o los movimientos populares".

A este frente desestabilizador amenaza asociarse la Central Obrera Boliviana
(COB), que ---aprovechando el enfrentamiento armado entre cooperativistas y
asalariados mineros en Huanuni, Departamento de Potosí, que ha dejado
alrededor de quince muertos y sesenta heridos--- está tomando una posición
antagónica frente al gobierno.

El conflicto de Huanuni es de origen económico. Se produjo por el intento de
unos cuatro mil cooperativistas mineros, cercanos al Ministro de Minería
Walter Villarroel, de quedarse con la explotación de la más rica mina de
estaño de Bolivia, Possokoni, expulsando de manera violenta a unos mil
mineros asalariados de la empresa estatal COMIBOL. El Estado fue tomado por
sorpresa. Ante la disyuntiva de matar a mineros con las Fuerzas Armadas, por
una parte, o de ser acusado de "negligencia y ausencia del Estado", por
otra, pasaron 36 horas que se convirtieron en una mina de oro
propagandística y política para la derecha. Esta aprovechó al máximo su
hegemonía en los medios de comunicación y, muy semejante a la manipulación
mediática durante los días del golpe de Estado en Venezuela, ha golpeado
incesantemente al gobierno.

En Bolivia se sigue minuciosamente el manual de la subversión
estadounidense. La máquina facciosa es lubricada con dinero, patrones
propagandísticos y programación política por el imperialismo estadounidense
que después del 11 de septiembre, 2001 puso a Evo Morales en la lista de
posibles terroristas que usan las fuerzas de seguridad de Estados Unidos
para rastrear a los terroristas.

Los cómplices de la Unión Europea y las transnacionales energéticas
complementan la falange subversiva. "BP-Tony", Primer Ministro británico y
agente político de la British Petroleum, ha sugerido a las empresas
energéticas del Reino Unido que no inviertan en el gas de Bolivia.

Esta es la política que ya practica Petrobrás, la transnacional
brasileña-internacional, cuya actitud depredadora y neocolonial frente a
Bolivia y los demás países latinoamericanos, hace palidecer el
comportamiento de algunas otras transnacionales occidentales; política
neocolonial que requiere urgentemente la organización de un boicot de todos
sus productos en toda América Latina, para quebrar a su parasitaria
tecnocracia chovinista, igual a la de PdVSA antes del gobirno bolivariano.

Todos quieren remover al "indio" Evo que perturba los negocios, al igual que
al "negro" Chávez en Venezuela. Para Chávez, después del golpe militar
fracasado, el medio de "remoción" seleccionado es el veneno o el accidente.
En Bolivia, los gamonales y sus padrinos imperiales coinciden en que un
golpe militar podría ser el medio adecuado. Solo que un golpe militar, como
dice el amigo Mueller Rojas, no se puede dar en el "vacío". Lo que vemos en
Bolivia es el intento de la derecha mundial, de llenar este vacío.

Hoy, más que nunca, la Revolución boliviana necesita nuestra solidaridad
mundial.

02 octubre 2006

Elecciones ecuador


MPD RESPONSABILIZA A LA DERECHA DEL ATENTADO A SU SEDE Y PROPAGANDA ELECTORAL.

La Directiva Nacional del Movimiento Popular Democrático denunció un atentado perpetrado en contra de su sede nacional ubicada en las calles Manuel Larrea 14-70 y Riofrío, en la ciudad de Quito. El acto se produjo en la madrugada de hoy, y la agresión se ha extendido a toda la propaganda de la lista 15 que ha sido colocada en la ciudad de Quito.

Ciro Guzmán, Director Nacional del MPD, manifestó que este nuevo ataque en contra del partido, es una respuesta de la derecha frente al evidente crecimiento que tienen las candidaturas del MPD a nivel nacional, alcanzado sobre la base de presentar una propuesta política de izquierda revolucionara que genera la adhesión de amplios sectores de la población, diferenciándose del resto de candidaturas a las que calificó como exponente de los intereses de la oligarquía y la derecha.

El dirigente emepedista insistió que esta acción responde al crecimiento notorio del MPD, que se oculta en las encuestas pagadas por otros partidos y que tienen como propósito fabricar la idea de que los resultados electorales se definirán entre tres o cuatro exponentes de las clases dominantes del país.

Resistencia baasista

IRAQ

*********************************************
La resistencia ejecutó al cuñado y al sobrino del presidente
del tribunal que juzga a Saddam
*********************************************
Desde que comenzó a presidir la sala, a fines de setiembre, Mohammed al
Oreibi expulsó en tres oportunidades de las audiencias a Saddam.

El cuñado y el sobrino del juez que preside el proceso de Hussein por
genocidio contra los kurdos fueron ejecutados ayer por desconocidos en
Bagdad, informó hoy un portavoz del gobierno iraquí.

El vocero, Ali al-Dabagh, señaló que había hablado personalmente con el juez
Mohamed al Oreibi al Majid al Khalifa y que este había confirmado que Kazem
Abdel Hussein y su hijo Karrar habían sido asesinados ayer, jueves, por la
tarde en el barrio de Ghazalieh, en el noroeste de Bagdad.

"El cuñado y su hijo fueron asesinados en Ghazaliya cuando iban a buscar
algunos objetos personales. Fueron asesinados por un grupo de desconocidos",
añadió.

Kadhim Abdul-Hussein y su hijo Karrar fue asaltado en el vecindario de
Ghazaliya, una zona de mayoría sunita en el oeste de la capital. Al parecer,
la familia, shiíta, salía de su casa con la intención de mudarse de este
distrito . Un camión ya tenía cargadas sus pertenencias cuando fueron
atacados

No quedaba claro de manera inmediata si los hombres fueron atacados porque
eran parientes del juez o si el atentado era parte de la violencia sectaria
que golpea a Bagdad.

De todas formas, funcionarios iraquíes no quisieron precisar si los
asesinatos del jueves están vinculados al proceso por genocidio. Al Dabagh
subrayó que los hechos no deberían de perturbar el proceso.

"La corte es independiente. No disponemos de información que indique que el
juez se va a retirar" después de los asesinatos, dijo. "Le he hablado y por
lo que sé, se queda en su puesto".

Mohammed al Oreibi al Majid preside desde fines de septiembre el proceso de
Saddam Hussein y de seis co-acusados, juzgados por genocidio contra el
pueblo kurdo. Reemplazó a un juez considerado como poco severo ante el ex
presidente iraquí.

Desde su entrada en funciones, el juez expulsó en tres ocasiones a Saddam
Hussein del tribunal.

Durante las acciones judiciales iniciadas a finales de 2005 contra el ex
presidente iraquí, abogados tanto de la defensa como de la acusación han
sido intimidados, y defensores de Saddam Hussein fueron asesinados.

LIBANO

******************************************
El Partido Comunista del Líbano rechaza la ocupación
de la ONU de su territorio
******************************************
Entrevista con Marie Nassif-Debs, miembro del Partido Comunista Libanés

inSurGente
29-09-2006

La llamada izquierda institucional ha apoyado sin rechistar el envío
de tropas al Líbano. Por no tener, no han tenido ni el decoro de preguntar a
los comunistas libaneses qué opinión les merece la resolución de la ONU
amparando a Israel. El periódico belga Solidaire , ha entrevistado a un
miembro destacado del Partido Comunista del Líbano.


Respuestas de Marie NASSIF-DEBS, miembro del Buró Político del Partido
Comunista Libanés , a las preguntas planteadas por el PTB sobre el Líbano.

¿Cómo juzgan la presencia concreta del Finul en el Líbano?

El Finul que se constituye actualmente, es muy diferente del que estaba
presente en el Líbano desde hace más de treinta años, tras la Resolución 425
del Consejo de Seguridad de la ONU. Las diferencias entre los dos Finul son
notorias:
- En primer lugar, la presencia reforzada de tropas de países miembros de la
OTAN y, por lo tanto, colocadas indirectamente bajo mando americano. Y
aunque los Estados a los que pertenecen estas tropas son grandes potencias,
estos, en sucesivas ocasiones, cedieron ante la administración americana en
cuanto a la solución militar de los conflictos, sobre todo en Oriente Medio,
donde la experiencia de Irak es, todavía, una herida abierta.

- En segundo lugar, algunos dirigentes de estos países, como Italia por
ejemplo, firmaron acuerdos militares con Israel. Eeso nos impulsa a pensar
que los representantes de estos países no tendrán nunca la imparcialidad
necesaria para llevar a cabo su misión.

- Además, los representantes de Francia han ayudado, en sucesivas ocasiones
estos últimos años, a la administración dirigida por George Bush, a
satisfacer los objetivos de Israel y de algunas facciones libanesas, tanto
por su participación en la elaboración de la Resolución 1559- que fue y es
uno de los puntos en litigio entre libaneses acerca de las armas de la
Resistencia - como por su apoyo a la Resolución 1701 que ha devuelto a
Israel lo que perdió durante su agresión del 12 de julio de 2006 contra el
Líbano: la posibilidad de proseguir sus violaciones de las resoluciones de
la ONU y de seguir cometiendo crímenes contra los civiles libaneses con el
pretexto de impedir a Hezbollah reforzar su arsenal militar.

¿Cómo juzgan el comportamiento de los contingentes del Finul?
¿Es correcto decir que los países europeos, presentes en el Líbano, quieren
(re)colonizar a su beneficio?

Durante la última agresión israelí contra el Líbano, algunas tropas del
Finul se negaron a ayudar a civiles libaneses. Los habitantes de Marwahine,
el primer pueblo mártir, tuvieron 28 muertos que cayeron cerca de la base
del Finul. Ahora mismo también, algunos comportamientos nos están
decepcionando, por no decir más.

En el aeropuerto de Beirut, los hombres del Finul se han inmiscuido en
asuntos que corresponden a la "Seguridad del territorio"; en el sur del
Líbano, las tropas internacionales son muy discretas sobre las violaciones
de nuestro territorio por parte de los israelíes: "no vieron" y, por lo
tanto, no dijeron nada acerca de los cambios de la "línea azul" en los
pueblos de Kfarkela y Chebaa, como se callan sobre el "paso" de los aviones
bombarderos por nuestro cielo y también sobre la decisión del Gobierno de
Ehoud Olmert de retrasar la retirada de sus tropas de los puntos que
permanecen ocupados.

¿Estos comportamientos pueden considerarse como una tentativa de "re"
colonización por parte de algunas grandes potencias? Es posible, sobre todo
si algunos estadistas europeos piensan poder así conseguir su (pequeña)
parte de la tarta en la región...

¿Cómo juzgar la posición de estos países europeos con relación al duo
infernal Israel- EE.UU?
Ya llamé la atención sobre la posición servil de estos países con respecto a
la administración americana, debido a su comportamiento durante la guerra
del Bush en Irak, aunque Francia y Alemania - en un momento dado - habían
rechazado la última guerra.

Es necesario decir que algunos de estos países, no sólo ayudaron a la
creación del Estado de Israel (expulsando a los Palestinos de su país), sino
que hicieron guerras para ayudarlo; por ejemplo, la triple agresión de 1956
y todas las Resoluciones ambiguas que se votaron "en favor" de Israel, entre
ellas la Resolución 242 redactada por el representante de Gran Bretaña en
Naciones Unidas...

Aparece así el doble rasero ante los Árabes e Israel, a pesar de que este
último es responsable declarado de masacres contra las poblaciones civiles,
como en el Líbano y Palestina dónde los nombres de Kana y Jénine han dado la
vuelta del mundo.

Podemos decir con claridad que el nuevo régimen mundial se resume del
siguiente modo: una superpotencia que domina todas las otras y las empuja a
hacer lo que ella quiere, incluidas guerras destructivas (Bosnia) y el apoyo
incondicional a su política de muerte (Irak, el Líbano, Palestina), para que
sus empresas petrolíferas y sus fabricantes de armas tengan cada vez mayores
ganancias y puedan continuar robando las riquezas del Planeta. Los "otros"
se contentan con las migas que tiene a bien dejarles el "soberano del nuevo
mundo". A la luz de estos hechos comprendemos mejor la rapidez con la quel
Ángela Merkel suministró los tres submarinos nucleares a Israel, antes
incluso de que se secara la sangre de los 600 niños del Líbano destrozados
en los refugios y sobre las carreteras; entendemos también sus declaraciones
relativas a la presencia alemana en el Líbano cuyo "objetivo" es proteger
Israel... Es necesario que digamos, en fin, que Occidente intenta así
solucionar los crímenes de la Segunda Guerra Mundial con nuevos crímenes. El
pueblo árabe nunca ha hecho pogroms o crímenes contra la humanidad con
respecto a los judíos.

¿Es correcto decir que los países de la OTAN quieren servirse de las
Naciones Unidas como uno Caballo de Troya para poner la mano sobre el
Líbano?

Los Estados Unidos ya tienen, y en varias ocasiones durante estos diez
últimos años han utilizado las ONU para facilitar sus injerencias y sus
agresiones contra Estados soberanos en todos los continentes sin excepción
alguna, desde Somalia y hasta en el Líbano, pasando por Bosnia, Afganistán,
Irak... Pensamos que esta organización internacional es cada vez más débil,
sobre todo porque ella no toma las decisiones, puesto que se transfiere todo
hacia su "Consejo de Seguridad". Y cuando el Secretario General de esta
organización intenta a veces mostrarse objetivo, como sucedió en 1996, tras
la masacre de Kana - que se llevó a cabo dentro de una posición del Final -
se le despide rápidamente.
Lo que los Estados Unidos quieren de esta organización es la docilidad -
incluido hoy en el Líbano - o su disolución pura y simple...

En cuanto a los otros países de la OTAN, van en el mismo sentido que la
administración americana a la que ayudan en su estrategia destinada a
debilitar toda posibilidad de ayuda internacional al pueblo oprimido... Si
no, habrían debido negarse a votar las ambigüedades de la Resolución 1701 y
deberían haberse negado a enviar tropas sobre la base del unilateralismo que
contiene; como habrían debido rechazar las intromisiones israelíes y
americanas en la política interior del Líbano, tanto a través de los diktats
del embajador americano en Beirut, como a través de las agresiones israelíes
contra este país.

Lo que los Gobiernos europeos "condenaron", y esta palabra es ya muy fuerte,
es la respuesta "exagerada" de Israel, pero no el acto militar en sí mismo.

Esta política seguida es un arma de doble filo, porque la próxima víctima
será Europa y sus pueblos que ya sufrieron las presiones económicas
americanas, y nosotros pensamos que, en la lógica de las cosas, estas
presiones no van a afectar sólo al sector económico. Las tropas americanas
en Europa son capaces de todo.

¿Cómo los distintos sectores y clases de la población libanesa consideran el
Finul?

El país está, en su mayoría, contra la presencia de la nueva Finul
"reforzada", porque ésta viene para "proteger" al agresor -Israel - contra
los que sufren la agresión -los libaneses -. Hay, por supuesto, fuerzas
libanesas y los partidos de Saad Hariri y de Walid Joumblat que quieren
terminar con las armas de Hezbollah. Pero las gentes, sobre todo al Sur,
piden una solución equilibrada y rechaza que l Hezbollah devuelva las armas
antes de que Israel se retire de las granjas de Chebaa y de los altos de
Kfarchouba por una parte y libere a los presos libanés por otra parte. Sin
olvidar, en lo inmediato, las nuevas amenazas de Israel. Recuerdan la mala
experiencia de lo que sucedió en Irak y, también , de lo que sucedió en el
Líbano durante la última agresión israelí.

¿Cuáles son las reivindicaciones del PC libanés y de la resistencia
nacional?

La "Resistencia nacional" y el Partido Comunista libanés reivindican, ambos,
una política más equilibrada por parte de las Naciones Unidas. Llaman a los
pueblos europeos a exigir de sus gobiernos respectivos una mayor
transparencia y, sobre todo, prerrogativas claras en cuanto al papel de
fuerzas que envían en el Sur del Líbano. La nueva Finul, para ser eficaz y
actuar por la paz, debe desplegarse de los dos lados de la "línea azul";
debe también ser muy firme hacia las infracciones israelíes y las agresiones
contra el Líbano, y no solamente enumerar éstas, como lo hacía antes,
limitándose a decir que los "Israelíes habían cometido 2400 infracciones,
sólo en el año 2005".

Es necesario que el papel de esta nueva Finul sea más preciso. Esto en
cuanto a la presencia de las tropas internacionales.

Por otro lado pensamos que es necesaria una acción política por parte de la
Unión Europea, a nivel de Naciones unidas, máxime cuando el Secretario
General de esta organización está mandatado para formular una propuesta
relativa a la "libanidad" de las granjas de Chebaa.

Una demanda libanesa a este respecto está registrada desde hace varios años
en Naciones Unidas y documentos existen sobre este asunto, tanto en el
Gobierno francés, con presencia en el Líbano hasta el año 1945, como en el
Líbano.

¿Cómo hay que valorar la inmensa reunión convocada por el Hezbollah este
viernes 22 en Beirut y, en particular, el significado del discurso de H.
Nasrallah?

La reunión de Hezboullah del viernes 22 de septiembre, tiene por objeto
expresar - tanto por el abanico de las fuerzas políticas presentes, como por
el movimiento de masas creado - una nueva dinámica a nivel político libanés.
Nosotros habíamos demandado una posición más precisa por parte de este
partido, en relación con la formación de una oposición que tenga un programa
de cambio.

El discurso de H. Nasrallah implica, para nosotros, un lenguaje nuevo por
parte de un partido político "confesional", puesto que hizo hincapié en la
necesidad de salir del confesionalismo político que mina el Líbano y le
debilita ante las tutelas extranjeras.

Es cierto que el Secretario General del Hezboullah también habló "de la
fuerza de choque" de este partido, pero eso se dirigía hacia Estados Unidos
e Israel.

Nosotros hemos solicitado cambios en relación con al Gobierno, que no hizo
más que enconar la situación. Nosotros pensamos que la posición avanzada,
también para Hezbollah, es la que va en el sentido que indicamosmos y que
quiere también la mayoría del pueblo libanés.

Por supuesto, este discurso abrió también la vía a algunas fuerzas pro
americanas para hacer reuniones similares. Sin embargo, el discurso
confesional (maronita, incluso) de Samir Geagea y la ausencia de todo
equilibrio en su posición frente a Siria e Israel muestra muy claramente lo
que el PCL decía con respecto al plan americano para la región: la división
en mini estados confesionales, antagónicos entre ellos, y pidiendo todos
ayuda a Israel para poder seguir viviendo; y mientras, las transnacionales
americanas prosiguen su saqueo de las riquezas del mundo árabe.

¿Cuáles son las necesidades inmediatas de los habitantes del Meridional
Líbano y las otras regiones devastadas?

Todo es necesario para los habitantes del Sur, y también para los del Békaa
que sufrió la guerra y las masacres en la misma medida que el Sur, porque en
esta región el Hezbollah y la Resistencia en general (nacional o islámica)
son fuertes.
Los daños son muy importantes y el Gobierno no ha hecho gran cosa hasta
ahora. Hay, como todo el mundo sabe, más de 18.000 viviendas destruidas, sin
hablar de las escuelas, de los almacenes, de los puentes, de las carreteras,
de las cosechas y sin olvidar las minibombas y las bombas de fragmentación
diseminadas por las ciudades, los pueblos y los campos. La ayuda más
necesaria antes del invierno es la relativa a viviendas prefabricadas, ropa
de abrigo, mantas y ayuda para las escuelas de los municipios. Del mismo
modo, la ayuda sanitaria es necesaria: clínicas ambulantes en caravanas,
ambulancias...

¿Quiénes son los aliados del pueblo libanés en el mundo? ¿Con quién puede
contar?

El pueblo libanés debe, en primer lugar, contar consigo mismo, con su
resistencia y su unidad nacional ante la catástrofe y a lo que se sigue
preparando contra él.

Cuenta, sobre todo, con el pueblo árabe, los movimientos contra las guerras
y las agresiones en el mundo, y también con la gente de la izquierda a quien
pide posiciones más firmes, tanto a través del Parlamento Europeo o los
Parlamentos nacionales en Europa, como a través de los Gobiernos de los
países antiimperialistas del mundo: y ahí, no podemos sino saludar las
posiciones del Presidente venezolano, Hugo Chavez, así como las de muchos
Gobierno en el mundo.
Traducido por Ángeles Maestro

Texto original:

Solidaire, hebdomadaire du Parti du Travail de Belgique www.solidaire.org

Anarquista y traidor a la republica

Algunas veces nada mejor para estudiar y comprender la historia que leer materiales de otras organizaciones, resulta significativa esta descripcion de la falange sobre el anarquista Cipriano mera tan ensalzado por sus seguidores y verdadero cancer anticomunista durante la republica.juzguen ustedes:



Martin Alhaja

La vida de Cipriano Mera fue una muestra de amor al Ideal solidario y proporcional odio a todo totalitarismo y sectarismo religioso e ideológico. Totalitarismo que tanto abunda hoy en España, el de quienes llamándose a sí mismos “de izquierdas”, se sirven del pueblo en lugar de servir al pueblo, y de quienes se definen “de derechas” se sirven de España para mantener espurios privilegios

Quienes le conocieron cuentan de él que era hombre de gran tenacidad, íntegro, sencillo, parco en palabras. Mantuvo su honestidad ocupando cargos de gran responsabilidad en el bando republicano durante la guerra civil española, buscando siempre el bien común por encima del suyo particular.




Militante obrero hasta el final de sus días, en plena Guerra Civil afirmaba: "cuando termine la guerra, el teniente coronel Cipriano Mera volverá a empuñar la paleta". Y así fue, terminó su vida como la empezó, de albañil, después de haber dirigido tres divisiones del Cuerpo del Ejército Republicano sin haber pasado por ninguna academia militar.

Sin duda, la de Cipriano Mera es una vida entregada a fondo perdido por el Ideal, marcada por la vivencia de la Solidaridad, compartiendo hasta lo necesario para vivir.

Cipriano Mera y los anarquistas

Cipriano Mera nació el 4 de noviembre de 1896 en el madrileño barrio de Tetuán de las Victorias. Como en cualquier familia obrera, su infancia fue dura y a los 16 años Mera tuvo que empezar a trabajar de albañil. No pudo asistir a la escuela, la miseria le obligó desde pequeño a buscarse la vida y a contribuir económicamente en la familia. Con veinte años aprendió a leer y escribir en clases nocturnas y a través de los ateneos libertarios, que ya por esas fechas sobrepasaban en Madrid la treintena.

Aunque sus comienzos sindicales fueron en la UGT, de la que fue delegado, su pensamiento le hizo ingresar en la central sindical CNT, considerando que este sindicato era el que mejor defendía los intereses obreros.

Albañil y anarquista. ¿Anarquista?, ¿De los que tiran bombas y niegan cualquier clase de autoridad?. Sucede, sin embargo, que el verdadero anarquismo "Supone una actitud, una concepción humanista básica que defiende y proclama la dignidad y la libertad del hombre en cualesquiera que sean las circunstancias" (Abad de Santillán).



Durante la República ocupará el puesto de presidente del Sindicato de la Construcción de la CNT de Madrid, que alternará con el de simple delegado de obra. Cipriano Mera vive de cerca todos los procesos revolucionarios impulsados en el período republicano, incluyendo las reivindicaciones obreras de su sector, la construcción.

Durante la guerra son muchos los episodios que protagonizó al frente de la XIV División, como la batalla de Brunete, la conquista de Cuenca o la defensa de la Sierra Norte de Madrid. Sin embargo, lejos de la pretensión del líder, siempre actuó como un militante más y nunca quiso privilegios.

En los últimos días de la guerra Mera, Casares y Wenceslao Carrillo se enfrentaron fuertemente al hijo de este último y a los comunistas por el desalojo de Madrid.

.Con el triunfo de Franco vivó Mera otro nuevo cautiverio. Las fuerzas francesas lo hacen prisionero en un campo de concentración en el norte de África y luego es entregado a Franco. En sus “Memorias” podemos leer un episodio curioso, cuando de manos de otro preso, del Partido Sindicalista de Ángel Pestaña, tiene la oportunidad de conocer en las cárceles franquistas a un “falangista de los de José Antonio”, encerrado allí por sus ideales nacionalsindicalistas…

Se negó a pedir el indulto pero, aun así, salió de la cárcel; las protestas internacionales alcanzan el nivel del clamor, habida cuenta del prestigio y respeto que su trayectoria personal ha merecido. Por fin, el 15 de diciembre de 1944 le fue conmutada la pena y después se le indultó en 1946 y tras unos escarceos conspirativos con los generales monárquicos, que le parecieron repelentes, pasó a Francia, donde volvió de nuevo a la obra y al andamio; cuando en función de sus conocimientos era contratado como capataz, Cipriano Mera, repartía con su cuadrilla el sueldo que le pagaban “de más”, haciendo gala de sus firmes ideales igualitarios.

Durante el exilio no deja de luchar en la organización de la lucha clandestina. Pone todos sus esfuerzos en la reunificación de la CNT, pero las posturas más ortodoxas se lo impiden y llega a ser expulsado de la organización por sus propios compañeros.

Pasa los últimos días de su vida en Francia junto a la única persona que nunca lo había traicionado, su mujer, Teresa. Finalmente muere sin haber vuelto a pisar España el 24 de Octubre de 1975, pocos días antes de la muerte de Franco.



Cipriano Mera y los comunistas

El partido comunista fue un autentico cáncer dentro del bando republicano, que vivió otra verdadera guerra dentro de la Guerra Civil. Más preocupado del control de la clase obrera en caso de una supuesta victoria, el PCE boicoteó las colectivizaciones en la retaguardia organizadas por la CNT, acaparó los altos cargos del ejército y del gobierno, persiguió a los anarcosindicalistas y manejó el material bélico para su beneficio.

Mera, que había luchado toda su vida contra el totalitarismo, no se arrugó ante los abusos de los estalinistas, aunque los tuviera como superiores. Fue de los pocos que tuvo la audacia de entrar en una checa comunista para liberar a un prisionero detenido arbitrariamente, y logró salir vivo de allí.

A pesar de la división que crearon los comunistas dentro del frente republicano, estos han pasado a la historia como si fuesen los únicos que lucharon contra las tropas de Franco. La propaganda ha plagado nuestra historia de mitos, mentiras y ocultaciones, pero no puede negar que antes de la guerra civil el comunismo no tenía la mínima trascendencia en España y toda la lucha obrera la protagonizaron socialistas del PSOE y UGT y anarcosindicalistas de CNT. Y la manipulación sigue, así hoy, a Santiago Carrillo se le declara doctor “Honoris Causa”, a pesar de haber sido responsable del asesinato de 5.000 personas en Paracuellos durante la retirada de Madrid.

En nombre de la memoria histórica, los “progres de sillón” hacen bajezas como entronar a un genocida como Carrillo, y acusar a Cipriano Mera de cobarde y traidor por haber pretendido desalojar Madrid ante la inevitable entrada de Franco, tratando de impedir una matanza inminente.

Hombre pacífico fue Mera, a quien nadie pudo imputar jamás un delito de sangre. Quizá por ello, para evitar más muertes, se uniera a la Junta casadista en el último acto del drama de Madrid.

Lo que la falsa izquierda española llama “memoria histórica” es simple y llanamente “manipulación histórica”, utilizada para ocultar o difamar a todos aquellos verdaderos militantes que les desenmascaran como traidores y vividores.

Otro gran mito de esta “manipulación histórica” es la afirmación de que durante los años de franquismo en España no se pudo hacer nada. Los historiadores de hoy callan intencionadamente que, durante los 40 años de vacaciones que se tomó el PSOE y el PCE, sólo las organizaciones apostólicas obreras hicieron verdadero sindicalismo en España a través de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC). Fueron cristianos y falangistas de izquierdas los que mantuvieron viva la promoción de militantes obreros, los primeros en crear los bufetes laboralistas, de donde surgieron sindicatos como USO y las primeras Comisiones Obreras que luego, cómo no, instrumentalizaría el PC. Una vez más, los felones ensalzarán a Carrillo y silenciarán a los demás.

En cierta ocasión, Julián Gómez del Castillo, entonces presidente de la Editorial ZYX , visitó a Cipriano Mera en Francia. Después de una larga conversación, ambos se abrazaron largamente y lloraron juntos. Emocionado, Cipriano dijo: “Con cristianos así la Guerra Civil no hubiera existido. Llévate mi “Diario de Campaña”. Se lo he negado al enviado de Emilio Romero que me ofreció una gran suma. Publicarlo vosotros, no cobro nada”.

Al final Gómez del Castillo le pidió un último recuerdo, le pidió que le contara el hecho de solidaridad más importante que sus compañeros habían tenido con él. Cipriano respondió: “Espero morir pronto y que la tierra me dé el calor que me negaron mis mejores compañeros”. Julián le dijo que a ese esperado calor él lo llamaba Dios, y le aseguró que lo tendría. “El Dios en que tú crees, yo también creo”, sentenció Cipriano Mera.

Un militante de ayer, esperanza para hoy

La historia de España está llena guerras, traiciones y opresión. Pero siempre ha existido una corriente solidaria encarnada en militantes que vivieron el Ideal de una verdadera revolución según el tiempo que les tocó vivir. Cuando el socialismo del PSOE ha optado por la buena vida y la insolidaridad, la vida de este militante es acusación a la falsa izquierda y esperanza para los empobrecidos y quienes quieren servirles.

¿Cuántos militantes de la talla de Cipriano Mera, José Antonio Primo de Rivera o Salvador Seguí se necesitan hoy para cambiar la sociedad y sus estructuras?

Es el nuestro un mundo que condena al hambre a más del 80 % de la población, habiendo alimentos para todos; donde el paro aplasta a más de 1500 millones de personas, casi todas de países empobrecidos; un mundo en que los políticos del Norte descansan mientras crece la opresión al inmigrante, mientras aumenta el holocausto de 400 millones de niños esclavos. Son más necesarios que nunca grupos de militantes que se planteen la revolución como cambio urgente de las estructuras injustas a todos los niveles, desde lo más personal hasta lo institucional e internacional.

Que nuestro homenaje a Cipriano Mera sea el compromiso de embarcar la vida en la lucha solidaria. Recuperar la memoria de militantes que han vivido esta corriente es hacer verdadera memoria histórica y el resto son mentiras.