28 febrero 2007

Informe de la Confederación Sindical Internacional - CSI

Los 27 estados de la UE vulneran los derechos de los trabajadores



El exhaustivo informe de la Confederación Sindical Internacional (CSI) concluye que la Unión Europea de los 27 estados vulnera los derechos laborales de los trabajadores. Discriminación por razón de sexo y por raza, prácticas antisindicales, elevada temporalidad para estar atado a los designios del empresarios y trabajos forzosos, entre otros incumplimientos, se han detectado en la UE, cuyos dirigentes se vanaglorian de ser la cuna del desarrollo económico y social.

El último informe de la Confederación Sindical Internacional (CSI) sobre las normas fundamentales internacionales del trabajo sonroja a los 27 estados de la UE porque, en cada uno de ellos, se detectan vulneraciones de los derechos sociolaborales. La confederación sindical reconoce que la UE «constituye una de las economías más grandes del mundo», pero en el ámbito social y laboral «comete irregularidades muy importantes».


La CSI desvela que los incumplimientos de la legalidad internacional son «abundantes en contra de los trabajadores, pero a favor de los explotadores, los empresarios». El informe explica que los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre derechos sindicales y laborales han sido ratificados por los diferentes estados, salvo la República Checa y Estonia, pero «la violación de los derechos sindicales, sobre todo en los nuevos estados miembros, y la legislación laboral no siempre se ajusta a lo estipulado en los convenios internacionales. Hay carencias en lo relativo a la discriminación antisindical y al derecho a la huelga». Guy Ryder, secretario general de la CSI, afirmó que, aunque todos los miembros de la UE, han ratificado los convenios fundamentales de la OIT sobre discriminación e igual remuneración entre trabajadores y trabajadoras, «en Europa sigue discriminándose económicamente a las mujeres», dijo.


En este sentido, explicó que «en todos los estados miembros se puede comprobar que sigue habiendo una gran diferencia salarial, los índices de desempleo a menudo son mayores entre las mujeres y éstas se concentran desmesuradamente en trabajos a tiempo parcial o en trabajos menos remunerados del sector Servicios».


Ante este deterioro generalizado, el secretario general de la CSI recomienda «tomar, sin demora, medidas destinadas a combatir esa desigualdad». También denuncia «la discriminación de minorías étnicas, incluyendo a la minoría gitana existente en diez de los 27 estados miembro» y la explotación del trabajo infantil, las redes de prostitución y «el tráfico de mujeres».


Desigualdad salarial


En el análisis sobre «la discriminación e igual remuneración», destaca que sigue habiendo una profunda brecha «entre la legislación y la práctica» con respecto a la igualdad entre hombres y mujeres. «En Europa las mujeres ganan hasta un 40% menos que sus colegas masculinos, registrando índices de desempleo más elevados y están escasamente representadas en los cargos directivos», indica el estudio sindical, que lamenta que «en muchos países el acoso sexual es un problema».


En Alemania, como en el resto de los estados la legislación iguala a hombres y mujeres, pero en la práctica «están desproporcionadamente representadas en ocupaciones mal pagadas y sus ingresos medios son inferiores a los hombres».


En el Estado español, el informe de la CSI, detecta un salario inferior en un 30% y un «alto nivel de acoso sexual en el trabajo», lo mismo que se indica que se produce una discriminación salarial y laboral hacia los trabajadores extranjeros, ya que el 61,4% de los contratos que tienen son de carácter temporal. En el Estado francés, la diferencia salarial entre hombres y mujeres en el trabajo se encuentra en el 24,8%, según la CSI, en el sector privado, y del 14,2% en el sector público.


La explotación económica de los menores «es también un problema dentro de la Unión Europea. Se dan casos de trabajo infantil en prácticamente todos los estados miembro». El informe sindical reconoce que la explotación se concentra en actividades informales, en la Agricultura y los negocios familiares, pero «también se han encontrado violaciones de la edad mínima de acceso al empleo y de otras regulaciones sobre el trabajo infantil «especialemente en Bulgaria, Polonia, Rumania, Italia y Portugal». La CSI explica que «se utilizan niños en la prostitución y menores son forzados a trabajar en el servicio doméstico, a realizar actividades delictivas o a la mendicidad», El informe explica que en el Estado español la edad mínima para el empleo es de 16 años. La ley prohíbe el empleo de menores de 18 años en turnos nocturnos o en sectores considerados peligrosos. Tampoco pueden hacer horas extras.


«Este reglamento se cumple de manera eficaz en las grandes empresas», previene la CSI. Pero señala que «es más difícil que se aplique en pequeñas explotaciones agrícolas y negocios familiares». Calcula, por otro lado, que 5.000 menores, según un estudio de Save The Children, «son víctimas de la explotación sexual. Suelen ser niñas extranjeras de entre 17 y 18 años, traficadas ilegalmente en el país por redes organizadas de prostitución». En el Estado francés, según la CSI, entre 3.000 y 8.000 niños «fueron forzados a dedicarse a la prostitución, al trabajo doméstico, a realizar pequeños hurtos o a mendigar». La mayoría de todos fueron víctimas de tráfico ilegal de personas, «especialmente provenientes de Rumania, en concreto».


Empresarios, beneficiados


Otro elemento estudiado es la libertad sindical y el derecho a la negociación colectiva que, en general, se respeta en la mayoría de los estados. «Sigue habiendo dificultades en Bulgaria, Eslovaquia, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia, República Checa y Rumania», indica, pero también países como Alemania en el que «no se penaliza lo suficiente el comportamiento antisindical de los empleadores y se producen limitaciones excesivamente amplias del derecho de la huelga, particularmente mediante definiciones excesivamente amplias de los servicios esenciales, que restringen los derechos sindicales básicos».


En relación al Estado español, la CSI reconoce que «los sindicalistas muchas veces son objeto de discriminación por parte de los empleadores, que se niegan a renovar los contratos temporales de aquellos trabajadores que practican actividades de sindicalización». La organización internacional critica la elevada temporalidad existente porque «influye de forma deter minante sobre las condiciones laborales de los trabajadores». El informe asegura que la inseguridad planea sobre el futuro de los mismos, por lo que «los empresarios tienen ventaja a la hora de actuar y negociar».


En el Estado francés la principal crítica de la CSI se debe a que los sindicatos no pueden representar a los marinos que trabajan a bordo de buques registrados en territorios australes y antárticos franceses, ni concluir convenios colectivos.


DISCRIMINACIóN


En Europa, las mujeres ganan hasta un 40% menos que «sus colegas masculinos, registran índices de desempleo más elevados y están escasamente representadas en los cargos directivos», denuncia el informe, pese a que las leyes hablan de igualdad.


EN CIFRAS


5.431
Esa cantidad es la diferencia en euros que percibe una trabajadora en una empresa del Estado español respecto a un trabajador en tareas similares.
14,2%
En el Estado francés, según el informe, la discriminación salarial se produce también en el sector público en ese porcentaje .
10
En diez de los veintisiete estados de la UE, se discrimina a la minorías étnicas, entre ellas a la gitana.


inmigrantes


El informe de la CSI critica la alta discriminación que sufren «los trabajadores extranjeros» en el estado español, porque el 61,4% de los contratos temporales se firman con ellos, lo que provoca «una desigualdad de trato muy pronunciada».


MENORES


La explotación económica de los menores se producen también en casi todos los estados de la Unión Europea, sobre todo en la economía informal y la agricultura. Advierte que en muchas ocasiones son obligados a la prostitución.


«Prisioneros trabajan para compañías privadas"


El informe de la CSI muestra aspectos espeluznantes que ocurren todavía en la UE. «En prácticamente todos los estados, la trata de personas destinadas a trabajo forzoso o a la explotación sexual es un problema que se dan en cierta medida». Añade que «algunos países» obligan «a los prisioneros a trabajar para firmas privadas en condiciones que no se asemejan a una relación de trabajo libremente contraída, tal como especifica el Convenio número 29 de la OIT. Son contratados sin su consentimiento, cobran menos del salario mínimo nacional y no están cubiertos por la Seguridad Social, lo que supone una clara violación del artículo 2 de dicho convenio», precisa la CSI.


La organización internacional de la que son miembros ELA, UGT, CCOO y USO se refiere a varios estados. En Holanda, la Comisión de Expertos de la OIT en aplicación de convenios y recomendaciones internacionales ha criticado -según expresa el informe- la legislación en vigor respecto al trabajo de reclusos para personas o empresas privadas».


Según indica, ese trasvase de mano de obra no es compatible con los convenios internacionales y, en todo caso, «requiere del consentimiento libremente acordado del trabajador en cuestión».


También cita el ejemplo ocurrido en Italia cuando la Policía descubrió en agosto de 2006 un «campo de trabajo» en la región de Abulia, al sudeste del país, donde «docenas de polacos permanecían encerrados bajo llave por bandas mafiosas, que les obligaban a trabajar en condiciones de exclavitud en las huertas de tomate cercanas».


En Bulgaria, la CSI también critica la preocupación existente por el hecho de que a los prisioneros «la administración les asigne trabajos y les imponga sanciones disciplinarias en caso de incumplimiento con la obligación de trabajar». Ocurre también en Alemania esta práctica, ya que como denuncia la CSI «mientras algunos reclusos tienen relación de empleo libremente escogida, otros son obligados a a trabajar sin su consentimiento en talleres gestionados por empresas privadas dentro de las cárceles del Estado. Esto constituye una violación de la legislación internacional», a juicio de la CSI. Austria también actúa así.


Temporalidad


La elevada temporalidad en el Estado español, según la CSI, es un problema importante para ejercer la actividad sindical, dado que los empresarios actúan contra los trabajadores «sin ningún coste, dado que les permite actuar sobre ellos».

26 febrero 2007

Esta es su Paz (y la del PNV)

Las paradojas de la política exterior española

El gobierno de Zapatero y el mercado internacional de armas


por Armando Quiñones



Desmontando el mito del presunto carácter «pacificador» del Ejecutivo de Zapatero. El pasado mes de noviembre, el gobierno español de Rodríguez Zapatero firmó con la monarquía marroquí un macro contrato valorado en más de 200 millones de euros, por el que España se compromete a suministrar a ese país vecino 1.200 blindados, 800 camiones militares y 10 patrulleras.

Según Armando Quiñones, autor de este trabajo, la decisión del gobierno Zapatero de rearmar a la monarquía alauita [marroquí] no solo introduce elementos gravísimos de inestabilidad que afectan al Archipiélago Canario, sino que rompe también las posibilidades de una solución pacifica del conflicto en el Sahara. Quiñones desmonta el mito de la política “pacificadora” de las relaciones exteriores del ejecutivo español, aportando datos y argumentos generalmente ignorados por los grandes medios de comunicación.


Muy pocas decisiones han proporcionado tanta rentabilidad política al ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero como la retirada de las tropas españolas de Irak. Salir del atolladero irakí, al que la miopía aznarista había arrastrado a la política exterior española, no fue solamente una medida acertada.


Además, sintonizó con el deseo mayoritario de la sociedad, que había expresado tajantemente su rechazo a los criminales compromisos contraídos por el anterior gabinete derechista. A este gesto inicial se agregaría, meses después, una incierta propuesta de "Alianza de Civilizaciones", de cuyo contenido y objetivos nadie ha sabido dar razón. Aún así, tanto la retirada de las tropas como la propuesta "civilizatoria" posterior han proporcionado a la política exterior de Rodríguez Zapatero una aureola pacifista que, sin embargo, es absolutamente inmerecida.


En la senda de la OTAN


Con una música muy distinta a la que marcan los acordes de los discursos oficiales, el Gobierno de Zapatero no ha hecho otra cosa más que continuar la senda militarista que ya había emprendido el Partido Popular. En el año 2006, España se convirtió en el segundo país de la OCDE que más aumentó el presupuesto destinado a la investigación militar. Solo la belicosa administración norteamericana del presidente Bush superó a la española en este rubro.


Aunque a algunos ingenuos exegetas de la política exterior "pacifista" del PSOE pueda sorprenderles, lo cierto es que los 23.000 millones de euros de gastos militares previstos para 2007 constituyen la mayor cifra registrada en los últimos años. Traducido al Román paladino: casi el 15% del presupuesto del Estado español se dedica a gastos militares. Unos 58,10 millones de euros diarios. O expresado de manera más elocuente: el equivalente a la suma total de los gastos de los ministerios de Trabajo, Asuntos Sociales, Educación y Cultura, Agricultura, Pesca y Alimentación y Medio Ambiente.


Las misiones «humanitarias»


Durante el 2006 se multiplicaron también -hasta alcanzar la decena - el número de países en los que intervienen las tropas españolas. En la actualidad, España participa en diez de las llamadas "misiones humanitarias", cuyo supuesto carácter neutral es más que discutible. La mayoría de ellas, aunque lleven el sello de las Naciones Unidas, coinciden al milímetro con los intereses de la política exterior norteamericana. Y no podía ser de otra manera. Los Estados Unidos dominan el foro en el que se decide el lugar donde, "humanitariamente", hay que enviar tropas y cañones.


La beatífica imagen de la labor que realizan las tropas españolas que se ha logrado transmitir a la sociedad es, sin duda, un éxito mediático, pero también una rotunda ficción. Lo es en Afganistán donde, al igual que en Irak, los norteamericanos han impuesto un gobierno títere a su servicio. Continúa siéndolo en la isla caribeña de Haití, donde la misión humanitaria en la que participa el gobierno español fue precedida por la descarada intervención de las tropas norteamericanas; lo fue en Somalia, en Yugoslavia etc. Para lograr el éxito de tales operaciones se juega, pues, con dos componentes: el mediático y el militar.


En las etapas previas a la operación los mass medias se encargan de fabricar la imagen del conflicto que se ha producido o se va a producir. Los "buenos" y los "malos" son presentados de acuerdo con el papel que les corresponde, en función de los intereses de quienes, posteriormente, van a dejar sentir su "humanitaria" intervención. A veces no es precisa siquiera esa maniquea división. Un "todos son malos" puede justificar también la intervención de las tropas salvadoras. En realidad, no se trata de una técnica nueva.


El imperialismo francés y británico la utilizó a lo largo de todo el siglo XIX y principios del XX. Gracias a ella construyeron su imperio e impusieron su influencia en el mundo. La que sí es nueva es la coartada con la que se encubre la auténtica finalidad de este tipo de operaciones. Las invasiones "a secas" están hoy mal vistas y su justificación no resulta tan sencilla.


La época en la que las cañoneras cercaban Japón o imponían a los chinos el tráfico de opio ha quedado atrás, aunque en "casos acuciantes" o con enemigos especialmente rebeldes pueda ser necesario dar marcha atrás a la rueda de la historia. Irak fue la última muestra de ello.


En cualquier caso, aunque los nuevos tiempos requieran nuevas formas los objetivos finales de dominación no son tan diferentes. Felipe González lo expresó con claridad hace unos años - siendo ya ex presidente - en el club de prensa del rotativo "La Provincia" en Gran Canaria. "Si Europa quiere dejar sentir su peso en el mundo debe disponer de destacamentos militares capaces de desplazarse a cualquier parte del planeta a prestar ayuda allí donde sea necesario". Entre sus oyentes se encontraban dos futuros militantes de su partido en Canarias, que terminarían convirtiéndose en dirigentes del mismo: José Miguel Pérez y Arcadio Díaz Tejera.


Ambos supieron coger recortes de la contundente admonición del patriarca. El primero, convirtiéndose en el teórico insular del "gran proyecto africano" que las multinacionales europeas y norteamericanas preparan para nuestro vecino continente. El segundo, a modo de precoz Adelantado, organizando viajes de políticos y empresarios, ávidos de negocios fáciles, al Sáhara ocupado.


Con estos antecedentes, pues, a nadie le debe sorprender que el pasado 30 de diciembre de 2006 el Ministerio de Defensa presentara al Consejo de Ministros una propuesta sobre la posibilidad de suprimir el actual límite de 3.000 militares para misiones en el exterior. La iniciativa ministerial trata de adecuar las posibilidades de actuación del Estado español a los nuevos "compromisos" internacionales adquiridos. Y es que, para un futuro muy cercano, está previsto que España participe en dos proyectos cruciales de las potencias hegemónicas del planeta: los destacamentos de la UE y la nueva Fuerza de Reacción Rápida de la OTAN. Aunque el cometido agresivo de estas iniciativas militares parece obvio, no siempre ese carácter está claro para una buena parte de los ciudadanos.


España, undécima exportadora mundial de armamentos


Pero, además de prepararse militarmente para intervenir en aquellos lugares en los que puedan encontrarse en juego sus intereses y los de sus socios, España se ha convertido en el curso de los últimos años en la undécima potencia exportadora de armamento del planeta. Mientras no se escatiman datos ni espacios para publicitar las cifras que puedan poner de relieve los éxitos económicos, científicos o incluso deportivos del país, este lamentable ranking es sometido a sordina y se hurta al conocimiento publico.


En este capítulo, nuestros principales clientes no se encuentran, naturalmente, en el llamado "primer mundo" sino entre aquellos países a los que luego intentaremos rescatar con nuestras "misiones civilizatorias y humanitarias". España es hoy el primer proveedor de munición de los países del África subsahariana, donde las ventas de esta mortal mercancía alcanzan los 1,2 millones de euros, casi el doble de lo que vende a Francia y el triple de lo que vende a los EEUU.
La presunta política exterior "pacificadora" del gobierno del PSOE no ha puesto tampoco objeciones a la exportación de las denominadas "bombas de racimo". Estos artilugios de la muerte, condenados internacionalmente por las organizaciones humanitarias, proyectan su carga mortal en centenares de pequeños explosivos, convirtiendo a las poblaciones civiles en sus principales víctimas.


Las cifras de nuestras exportaciones de armas no han hecho más que crecer en los últimos años. Si en el año 2.000 exportábamos por valor de 138 millones de euros, en el 2005 - última anualidad de la que se disponen de datos- casi cuadruplicamos las cifras, alcanzando los 420 millones de euros. Una vez más, la paradoja se manifiesta cuando se analiza la política exterior del PSOE. Durante el gobierno derechista de Aznar las partidas de armamento que se exportaban eran considerablemente inferiores a las actuales. Y ello, a pesar de que el gobierno que preside José Luís Rodríguez Zapatero fue elegido, precisamente, gracias a la voluntad de paz de sus electores.


La ocupación marroquí del Sáhara: del apoyo político al militar


Pero si hasta ahora existían datos suficientes para calificar a la política exterior del PSOE como engañosa, las noticias que se agregan estos últimos días proporcionan motivos para considerarla también como peligrosa. Hoy, casi dos meses después, los medios de comunicación nos han puesto al corriente de que el pasado noviembre, con un sigilo propio de las operaciones inconfesables, el gobierno de Rodríguez Zapatero firmó con Marruecos un macro contrato por valor de más de doscientos millones de euros, por el cual España se compromete a transferir a este país norteafricano 1.200 blindados, 800 camiones militares y 10 patrulleras.


La envergadura económica de esta operación carece de precedentes. Equivale, de manera aproximada, a la mitad de las exportaciones realizadas por España en el curso del último año. No forma parte, desde luego, de las transacciones normales que se realizan en este orden. Sus implicaciones no son sólo económicas sino también políticas. Con el acto de la firma de este macro contrato España ha asumido, implícitamente, la responsabilidad de rearmar al ejército de la monarquía alauita.


En la geopolítica del noroeste africano hay dos factores que no deberían obviarse en la política exterior española:


1º) El carácter claramente expansionista de una monarquía con evidentes características semifeudales. Es sabido que la monarquía alauita y algunas de las organizaciones políticas que le prestan apoyo, ha considerado históricamente como parte de su hinterland al Sahara que hoy ocupa ilegítimamente, a Mauritania y al Archipiélago Canario.


y 2º) El noroeste africano está sometido en la actualidad a un alto el fuego acordado en 1990, entre la potencia beneficiaria del macro contrato -Marruecos- y el Frente POLISARIO. España es uno de los países garantes del cumplimiento de los acuerdos de las Naciones Unidas, según los cuales se consagra el derecho del pueblo saharaui a ejercer su autodeterminación a través de un referéndum.


La decisión española de rearmar al ejército de la monarquía marroquí introduce elementos gravísimos de inestabilidad en la zona, que no solo comprometen el ejercicio de la soberanía por parte del pueblo saharaui, sino que abren un abanico de peligrosísimas posibilidades para el futuro del Archipiélago canario.


Posiblemente los planes que la UE y los EEUU tienen reservados para África no estén ausentes en la decisión del ejecutivo de Zapatero. Las implicaciones de esos planes y sus repercusiones sobre el Archipiélago canario serán tratadas en una segunda entrega de este trabajo.

25 febrero 2007

Documento

El capitalismo español, el PSOE y Euskal Herria

x Iñaki Gil de San Vicente (militante de Batasuna)


Las páginas que siguen tienen la doble función de, primero, ofrecer una reflexión crítica de lo que está sucediendo en el Estado español y, segundo, incitar a un debate internacionalista entre las fuerzas revolucionarias de las naciones oprimidas por el bloque de clases dominante en el Estado.

Indice:
0.PRESENTACION.
1.CUATRO CONVULSIONES EFECTO DE CUATRO CRISIS DE FONDO.
2.ENCUADRE TEORICO SOBRE LA FASE EXPANSIVA.
3.SEGUNDA GRAN FASE EXPANSIVA PERO NO LA MAYOR.
4.EXPLOTACION SOCIAL INTERNA Y AYUDA DEL EURO
5.CONSTRUCCIÓN, CORRUPCIÓN Y “NUEVA” BURGUESÍA.
6.(SUB) IMPERIALISMO EXTERNO E INTERNO
7.UN PARTIDO PODRIDO ANTE UNA ECONOMIA DÉBIL E INSEGURA
8.DEL OPTIMISMO OFICIAL AL PESIMISMO DE LOS EXPERTOS
9.BUSCANCO SOLUCIONES EXTERIORES AL PROBLEMA ESPAÑOL
10.LA UNION EUROPEA COMO PRIMERA SOLUCION
11.LOS ESTADOS UNIDOS COMO SEGUNDA SOLUCION
12.DISPUTANDOSE EL VOTO DEL CENTRO DERECHA
13.LA CENTRALIDAD DE LA PROPIEDAD PRIVADA
14.UN ERROR DEL PSOE: QUERER GANAR TIEMPO PERDIÉNDOLO.
15.LA “NUEVA” BURGUESÍA VASCONGADA Y EL “NUEVO” PNV.
16.SEIS MENTIRAS, MANIPULACIONES Y EXCUSAS DEL PSOE
17.LA CINICA “SORPRESA” DEL PSOE ANTE EL 30-D

:: Descargar artículo completo [PDF]::

22 febrero 2007

E P P K

EPPK reitera que el proceso avanzará cuando se aborde el acuerdo político



El Colectivo de Presos Políticos Vascos, en un nuevo comunicado, acusa a los ejecutivos español y francés de intentar «desvirtuar el proceso" situando la razón del mismo en las consecuencias del conflicto y no en el «acuerdo político que lo desbloquearía". Incide en que la autodeterminación, la territorialidad y la amnistía componen la sustancia «que desatará el nudo gordiano" del contencioso, por lo que llama a aunar esfuerzos en torno a esas reivindicaciones.


«Reivindicamos con más fuerza que nunca la necesidad de un proceso fundamentado en la autodeterminación, la territorialidad y la amnistía», afirma en un comunicado remitido a GARA el Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK), que considera que «obstinarse en la negación de Euskal Herria y despreciar el acuerdo político que posibilitaría una transición democrática», como hacen, a su entender, los gobiernos español y francés, es reflejo de una actitud que aboga por el «mantenimiento del conflicto» que sufre este país.


Precisamente, los prisioneros acusan a los ejecutivos de Madrid y París de intentar «desfigurar» el proceso, una «maliciosa voluntad» que se vislumbra «en la situación que vivimos los presos políticos vascos y en la represión en su conjunto». Y es que, según denuncian, los estados pretenden situar la razón principal del proceso en las consecuencias del conflicto «más que en el acuerdo político que lo desbloquearía».


EPPK, en la declaración que lleva por título «Euskal Herriak badu bidea: borroka!» y que está reproducida en su integridad en la siguiente página, incide en esa idea de abordar las causas del contencioso y de llegar un acuerdo que posibilite superarlo: «El proceso, que está bloqueado, no avanzará por que liberen a Iñaki [en referencia a De Juana], reformen la política penitenciaria o nos excarcelen a todos los presos políticos vascos; a pesar de que todo ello también es imprescindible, el proceso saldrá adelante si los gobiernos abordan el acuerdo político que acarreará un proceso democrático. Es decir, si afrontan el acuerdo político que posibilite la puesta en práctica del derecho de autodeterminación». El Colectivo se refiere, por tanto, a un pacto que «posibilitará un marco democrático en el que la independencia y el socialismo de Euskal Herria sean defendibles y factibles».


Nuevo llamamiento


Desde esa base, los presos se reafirman en el llamamiento que han realizado a la ciudadanía vasca en sus dos comunicados anteriores -uno fechado en enero y otro a principios de este mismo mes de febrero- de aunar fuerzas en torno a la «reivindicación que desatará el nudo gordiano del conflicto: la autodeterminación y la amnistía». Tras argumentar que Euskal Herria «ya tiene un camino a seguir, la lucha», invitan a todos los vascos a secundar el paro de una hora convocado por Etxerat mañana y la manifestación que recorrerá las calles de Bilbo el sábado.


El comunicado también hace alusión a la dinámica de lucha en la que se encuentra inmerso EPPK desde el 5 de febrero. «Paso a paso, la estamos llevando hasta el final», apuntan los presos, que durante esta semana están realizando una huelga de comunicaciones con la que, el domingo, culminarán esta iniciativa. La víspera, coincidiendo con la manifestación de la capital vizcaina en favor de la autodeterminación y la amnistía que impulsa el propio Colectivo, llevarán a cabo un ayuno.


Estas protestas comenzaron con un plante general, que tuvo continuación con un encierro -del día 6 al 11- y una «semana de propaganda», que se prolongó del 12 al 18.


En el comunicado en el que los prisioneros anunciaron el inicio de esta iniciativa, publicado el 6 de febrero por este diario, se resaltaba que la razón de ser de la misma residía en la necesidad de «aunar esfuerzos» con el resto de la sociedad con objeto de superar el bloqueo.


Askatasuna ya informó el pasado domingo de que varias prisiones, tanto del Estado español como del francés, han respondido con castigos a esta dinámica de lucha. Es el caso de Muret-Seysses, donde los presos fueron enviados a mitard (celdas de castigo) y, por tanto, se quedaron sin las visitas concertadas; o el del tercer módulo de Aranjuez, donde a José Miguel Etxeandia, Asier Arronategi y Eder Ariz también les denegaron el derecho a ver a sus allegados a pesar de que éstos se encontraban ya en los locutorios. La misma medida fue adoptada también por la dirección de Ocaña I.


Euskal Herriak badu bidea: BORROKA!


Urtarrilaren 5eko planto orokorrarekin hasitako borrokaldia urratsez urrats bururaino eramaten ari gara. Otsailaren 6tik 11ra bitartean itxialdia burutu ondoren, otsailaren 12tik 18ra, propaganda astearekin jarraipena eman genion. Eta egun, 19tik 25era, komunikazio greba burutzen ari gara. Aipatu behar da, otsailaren 24an, Kolektiboak sustaturiko manifestazioarekin batera barau eguna egingo dugula.


Euskal Herriaren autodeterminazioa, lurraldetasuna eta amnistia oinarri hartzen dituen prozesuaren beharra eta premia inoiz baino ozenkiago aldarrikatzen dugu. Euskal Herriaren ukazioan tematuz eta trantsizio demokratikoa ahalbidetuko duen akordio politikoari muzin eginez, gatazkaren jarraipenaren aldeko jarrera berresten baitute bai frantziar eta espainiar gobernuek.


Euskal Preso Politikoak bizi dugun egoera eta errepresio ororen atzean, prozesua desitxuratzeko gobernuek adierazten duten gogo maltzurra salatzen dugu, prozesua desblokeatuko duen akordio politikoan baino, hauen ondorioetan kokatu nahi baitu prozesuaren zio nagusia.


Blokeatuta dagoen prozesuak ez du aurrera egingo Iñaki kaleratzen dutelako, ez espetxe politika aldatzen dutelako, ez eta euskal preso politiko guztiok kaleratzen gaituztelako. Horiek guztiak ere ezinbestekoak izan arren, blokeatuta dagoen prozesuak aurrera egingo du trantsizio demokratikoa dakarren akordio politikoari eusten diotelako gobernuek. Hau da, autodeterminazio eskubidea gauzatze bidean jartzen duen akordio politikoari eusten diotelako. Euskal Herriaren independentzia eta sozialismoa defendagarri eta gauzagarritzat jotzen dituen marko demokratikoa ekarri behar du akordio politikoak.


Hortaz, berresten dugu gure deialdia indarrak metatzeko gatazkaren korapilo nagusia askatuko duen aldarriaren inguruan, hau da, autodeterminazioaren eta amnistiaren inguruan. Deialdia egiten dugu otsailaren 23an izango diren lanuzteetan eta otsailaren 24an izango den manifestazioan parte hartzeko. Euskal Herriak badu bidea, borroka, alegia.


Gora Euskal Herria askatuta!
Gora Euskal Herria sozialista!
Euskal Preso Politikoen Kolektiboa (EPPK)


Euskal Herrian,
2007ko otsailean



«tenemos la vía"


Tras asegurar que «Euskal Herria ya tiene un camino a seguir, la lucha», los prisioneros invitan al conjunto de la ciudadanía vasca a secundar el paro de mañana y la manifestación de Bilbo del sábado.


Acusación


El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, manifestó que «la investigación confirma con toda seguridad» que las fotos de De Juana en «The Times» fueron hechas por su letrado. Advirtió que lo hará saber al Colegio de Abogados.


Eskubideak


Tras la acusación vertida por Rubalcaba, Eskubideak censuró este nuevo ataque a los abogados vascos y anunció que acudirá a instancias europeas. «No caeremos en la trampa; el debate es cómo se puede mantener a De Juana atado a la cama», advirtió.


«Privilegios"
El ministro de Interior se jactó de no hacer nada por resolver la situación de De Juana y, ante las insinuaciones del PP, dijo que el único «privilegio» que ha tenido el donostiarra fue durante el Gobierno Aznar, «cuando lo trasladaron desde Melilla a la Península».


Apoyos colectivos e individuales al paro de mañana y a la marcha del sábado


Las convocatorias de mañana y del sábado no dejan de recibir apoyos. A llamamiento de Etxerat, mañana se celebrará un paro de una hora, de 12.00 a 13.00, bajo el lema «Una hora por los derechos!» para denunciar tanto la situación de Iñaki de Juana Chaos como la del resto de presos políticos vascos. Al día siguiente, desde la Plaza Aita Donostia de Bilbo, partirá a las 17.30 una manifestación con objeto de reivindicar la autodeterminación y la amnistía, que está impulsada por el propio Colectivo de Presos Políticos Vascos.


Numerosos partidos y agentes sociales han expresado su respaldo a ambas protestas. Los primeros en hacerlo fueron Batasuna y LAB, y tras ellos, en una rueda de prensa conjunta ofrecida el pasado martes, lo hicieron AEK, Anai Artea, Askapena, Askatasuna, Bai Euskal Herriari, Behatokia, Bilgune Feminista, EHE, EHGAM, Elkartzen, Eguzki, ESAIT, Gurasoak, Herria 2000 Eliza, IKA, Ipes y Sortzen-Ikasbatuaz. Ayer fue ANV la que mostró su adhesión a ambas citas.


Además, en la página web «www.mundurat.net/o24eppk» continúan recogiéndose muestras de apoyo a la manifestación que se celebrará en la capital vizcaina. Hasta el momento son más de 500 las adhesiones recabadas, llegadas mayoritariamente de los ámbitos de la cultura, el deporte y de los medios de comunicación.


Entre ellas se encuentran las de los escritores Koldo Izagirre, Laura Mintegi, Pako Aristi y Eider Rodríguez; los bertsolaris Jon Maia, Unai Iturriaga y Xabier Amuriza; los músicos Fermín Muguruza, Eñaut Elorrieta, Fernando Sapo y Benito Lertxundi; también la de los payasos Pirritx eta Porrotx. En cuanto al mundo del deporte, destacar las de los futbolistas de la Real Sociedad Aitor López Rekarte, Mikel González, Gaizka Garitano, Ion Ansotegi, Mikel Aranburu y Mikel Labaka; desde el Athletic el apoyo llega de manos de Josu Sarriegi, Luis Prieto, Tiko y Ustaritz, así como de las jugadoras Arrate Orueta, Guru Fernández, Leire Zabala, Nerea Onaindia y Tzibi. Nos son éstos los únicos deportistas firmantes, ya que también han mostrado su apoyo los pelotaris Juan Martínez de Irujo, Aimar Olaizola, Asier Olaizola y Pedro Martínez de Eulate, así como el surfista Iker Acero, entre otros.


En el apartado de los medios de difusión destaca la adhesión de los directores de GARA, Josu Juaristi, y de «Berria», Martxelo Otamendi.


Por otra parte, a convocatoria del grupo en favor de los presos (PAT), hoy será un día de movilización en los diferentes campus universitarios de Bizkaia. De hecho, en las universidades los paros llamados por Etxerat se adelantan a la jornada de hoy: a las 11.00 en la Universidad Comercial de Deustua, media hora más tarde en Leioa, a las 12.00 en La Casilla y a las 13.00 en San Mamés y en Magisterio.


La convocatoria realizada por el colectivo de familiares también tendrá su reflejo en sendas manifestaciones que se llevarán a cabo mañana al mediodía en Bilbo, Donostia, Gasteiz e Iruñea. En la capital vizcaina la marcha partirá desde el Ayuntamiento, en la guipuzcoana de la Avenida, en la alavesa de la Plaza de la Virgen Blanca y en la navarra desde la Plaza de la Merindad.
Pero las protestas por los derechos de De Juana y EPPK no se ciñen a esas dos jornadas. También ayer hubo encarteladas, como frente al batzoki del barrio gasteiztarra de Zaramaga (10 personas), en el Casco Viejo de la capital alavesa (otras 40) y en Mutriku (45). En esta última localidad se reunieron 35 el martes y en Bilbo, el mismo día, 102. Beñat ZARRABEITIA
108 días


Iñaki de Juana Chaos cumple hoy 108 días en su segunda huelga de hambre -la primera se prolongó por un total de 63 jornadas- en denuncia de la aplicación de la cadena perpetua a los prisioneros vascos y en defensa de la libertad de expresión.

16 febrero 2007

Nepal: No hay que desarmar al pueblo





Un nuevo Nepal sólo puede surgir de destruir el Estado reaccionario. Depositar las armas del EPL bajo la supervisión de la ONU equivale a desarmar las masas. El acuerdo de los Maoístas de formar parte del gobierno provisional no transformará el carácter reaccionario de la maquinaria estatal al servicio las clases dominantes explotadoras y los imperialistas.


El 5 de noviembre, el PCN (Maoísta) ratificó un acuerdo con el Gobierno de Nepal que estipulaba que el EPL [Ejército Popular de Liberación] depositaría las armas en siete acantonamientos designados, mientras que las fuerzas armadas del Gobierno depositarían también un número equivalente de armas. Éstas se colocarían bajo la supervisión de un equipo de observación de la ONU, mientras que el partido Maoísta mantendría las llaves de los casilleros con las armas del EPL.


Fue ratificado también por las dos partes que se disolvería al presente Parlamento y se formaría un nuevo Parlamento provisional con una división de los escaños para los Maoístas, para formar un Gobierno provisional con algunas carteras [ministeriales] para los Maoístas, y la elección de una Asamblea Constituyente de aquí al próximo verano, que supuestamente decidirá el destino de la monarquía y el futuro de Nepal. El acuerdo recibió un carácter oficial cuando el Primer Ministro Koirala y el Presidente del PCN (M) el camarada Prachanda firmaron el acuerdo y lo declararon públicamente. El Comité Central del PCI (Maoísta) fue perturbado por este acuerdo celebrado por un partido Maoísta fraternal en Nepal con el Gobierno de la alianza de siete partidos dirigido por el protegido de la India que es Koirala.


El acuerdo de depositar las armas del ejército popular en los acantonamientos designados está lleno de implicaciones peligrosas. Este acto podría traer el desarme de las masas oprimidas de Nepal y una pérdida de las conquistas alcanzadas por el pueblo de Nepal con inmensos sacrificios a lo largo de una década en la guerra popular. La cláusula del acuerdo de depositar un número equivalente de armas por las dos partes funcionará de manera evidente en favor del gobierno dirigido por Koirala dado que este último tendrá la opción de utilizar las enormes existencias de armas siempre a disposición del ejército en cualquier momento, y de reforzar más tarde el ejército reaccionario del gobierno.


La decisión tomada por el PCN (Maoísta) en torno a la cuestión de las armas, incluso considerando que sea un paso táctico para alcanzar los objetivos inmediatos de formar una asamblea constituyente, es nociva a los intereses de la revolución.


Todas las experiencias de la revolución mundial han demostrado en varias ocasiones que sin el ejército popular es imposible que el pueblo ejerza el poder. Nada es tan terrible para el imperialismo y los reaccionarios que las masas armadas y por ello aceptan con mucho gusto cualquier acuerdo para desarmarlas. En realidad, desarmar a las masas ha sido el estribillo constante de todas las reaccionarias clases dominantes desde la aparición misma de la sociedad dividida en clases.


Las masas desarmadas son presa fácil para las clases reaccionarias y los imperialistas que llegan hasta efectuar masacres, como ha demostrado la historia. El Comité Central del PCI (Maoísta), como parte del proletariado mundial, advierte al PCN (Maoísta) y al pueblo de Nepal del grave peligro inherente en el acuerdo de depositar las armas y les llama a reconsiderar su táctica a la luz de las amargas experiencias históricas.


El acuerdo de los Maoístas de formar parte del gobierno provisional no transformará el carácter reaccionario de la maquinaria estatal al servicio las clases dominantes explotadoras y los imperialistas. El Estado puede ser un instrumento en las manos o de las clases explotadoras o del proletariado pero no puede servir los intereses de ambas clases enfrentadas indisolublemente.


Es un principio básico fundamental del Marxismo que ningún cambio radical del sistema social puede lograrse sin la destrucción de la máquina estatal. Las reformas desde arriba no pueden traer ningún cambio cualitativo en el sistema social explotador, aunque la nueva constitución le de la apariencia democrática, y aun cuando los Maoístas se convierten en un componente importante del gobierno. Es una completa ilusión pensar que un nuevo Nepal puede construirse sin destruir el Estado existente.


Otra ilusión que el acuerdo crea se refiere al supuesto papel imparcial o neutro de la ONU. La ONU es realmente un instrumento en las manos de los imperialistas, en particular de los imperialistas Estadounidenses, con el fin de dominar, tiranizar e interferir en los asuntos de los países del tercer mundo, en beneficio de los imperialistas. Usada como un medio para legitimar los actos desvergonzados de opresión y destrucción de los pueblos del Tercer Mundo por los imperialistas.


Afganistán e Irak son los ejemplos más recientes del papel directo de la ONU en la legitimación de la agresión y ocupación de estos países por los imperialistas. Es el deber de los revolucionarios de mostrar, oponerse y combatir el papel imperialista de la ONU. Conceder a esta última cualquier papel en la gestión de las armas, la supervisión de las elecciones y el proceso de paz en Nepal, significa solamente llamar a la intervención imperialista, en particular del imperialismo Estadounidense.


Otro factor inquietante es la ilusión alimentada por los Maoístas de Nepal con respecto al papel de los expansionistas indios. Las clases dominantes indias son la mayor amenaza al pueblo del conjunto del subcontinente y es el deber del pueblo de los distintos países de Asia del Sur combatir de manera unida el expansionismo indio.


El Estado indio, con el apoyo del imperialismo Estadounidense, continuamente ha interferido en los asuntos internos de Nepal; apoyó la monarquía animando al mismo tiempo a sus secuaces entre las fuerzas parlamentarias en nombre de la teoría de los dos pilares [teoría india que defiende a la vez la monarquía constitucional y el multipartidismo]; aprobó y amplió todas las formas de ayudas al Ejército Real de Nepal en su ofensiva militar contra los Maoístas; mantiene acuerdos secretos con Congreso Nepalés dirigido por Koirala así como con otros partidos reaccionarios; y está terciando para desarmar el EPL y las masas de Nepal y a aislar a los a Maoístas.


Su objetivo es apoderarse de las riquezas naturales de Nepal, especialmente su enorme potencial hidroeléctrico y hacer de Nepal un refugio seguro para los imperialistas y los capitalistas compradores indios. Los frecuentes elogios del camarada Prachanda sobre el papel de la India con relación al acuerdo entre los Maoístas y la alianza de los siete partidos en Nepal crea ilusiones entre las masas con respecto a la India, en vez de prepararlas para combatir a los expansionistas indios interesados en tener a Nepal bajo su mano en lo sucesivo.


Aún es más sorprendente la aseveración del PCN (Maoísta) de que su "táctica" actual en Nepal sería un ejemplo para otros partidos Maoístas en el Sur de Asia. El camarada Prachanda también ha llamado a otros partidos Maoístas a reconsiderar sus estrategias revolucionarias y a practicar la democracia multipartidista en nombre de la democracia del siglo XXI. Nuestro Comité Central afirma de manera cristalina al PCN (M) y al pueblo en general que no puede haber democracia auténtica en ningún país sin la conquista del poder de Estado por el proletariado y que la llamada democracia multipartidista no puede traer ningún cambio esencial en la vida del pueblo. Llama a los partidos Maoístas y al pueblo del Sur de Asia a persistir en la vía de la guerra popular prolongada tal como mostrada por el camarada Mao.


Pedimos también de nuevo al PCN (Maoísta) reconsiderar sus tácticas actuales las cuales están cambiando en realidad la dirección estratégica de la revolución en Nepal, y a retirarse del acuerdo con el Gobierno de Nepal sobre al depósito de las armas del EPL dado que eso dejaría al pueblo indefenso ante los ataques de los reaccionarios.


Azad,Portavoz del Comité Central del Partido Comunista de la India (Maoísta).

13 febrero 2007

Trabajar más, mucho más y por mucho menos

x Alizia Stürtze



Cuando las grandes organizaciones patronales europeas vuelven a presionar a los gobiernos (al español específicamente y a su aplicadísimo alumno, el Gobierno Vasco) para que activen hasta 2010 lo decidido en la cumbre de Lisboa en 2000, lo que buscan no es sólo seguir maximizando sus ganancias, sino, además, afianzar la estabilidad política, es decir, reducir aún más la conflictividad.


Los datos que recoge el libro «Lisbonne revisité» acerca de la evolución del empleo en la Unión Europea en los últimos quince años no ofrecen duda: la destrucción de millones de empleos fijos e indefinidos coincide con la creación de 13 millones de nuevos empleos «flexibles», es decir, a tiempo parcial o con contratos temporales, a los que habría que añadir otras formas subrepticias de trabajo basura como las que ejercen los becarios, pasantes, contratados en prácticas o en formación, etc.


Y es que, en aras de la «competitividad», la gran patronal europea necesita aumentar la oferta de mano de obra, poner a una masa mayor de trabajadores en el mercado, conseguir para 2010 una tasa de empleo del 70%, aumentando para ello el empleo de las mujeres y los emigrantes, activando a los parados, retrasando la edad del retiro y de la pensión, haciendo trabajar a inválidos, minusválidos, gitanos y todo lo que se tercie (en nombre de la lucha contra la exclusión)...


Reduciendo en definitiva la «inactividad» y creando un excedente de trabajadores dispuestos desesperadamente a contratarse por un salario, y que, a la postre, ejerzan presión a la baja de los sueldos y los derechos laborales. Nada que ver con ese mensaje «positivo» de la multiculturalidad, la diversidad y/o la integración y la igualdad de oportunidades...


Es el reino del trabajo flexible, del trabajo precario, del trabajo basura, de la inestabilidad y la sobreexplotación, de las horas extra mal pagadas, de la escandalosa desigualdad contractual que con tan poco pudor exhiben las instituciones públicas, las universidades, las cajas de ahorro o el sistema sanitario... Es la imposición de un sistema que serviliza, fragiliza, fragmenta y desocializa a la comunidad asalariada, cuya capacidad de movilización y negociación colectiva destruye, a favor siempre de la gran patronal.


Es, además, un sistema que, como dice la Coordinadora de Trabajadores Precarizados, recientemente creada en Argentina, «formatea el alma»: hace casi imposible la creación de lazos de confianza y las batallas colectivas, rompe las solidaridades, prioriza la supervivencia individual y anula las expectativas positivas en la población.


En efecto. La precarización no sólo consigue que los trabajadores produzcamos más por menos. Tiene graves efectos en nuestra subjetividad. Sorprendentemente, la flexibilización laboral logra no sólo su objetivo declarado de reducir los costos de producción como supuesta forma de aumentar la competitividad, sino que, además, nos vuelve obedientes y disciplinados, consigue que nos sometamos sin protesta a las nuevas reglas del juego neoliberal, que reneguemos de nuestra identidad como trabajadores y aceptemos dejar de ser actores sociales para convertirnos en vulnerables e indefensos individuos.


Curiosamente, la reestructuración neoliberal permite al sistema capitalista recuperar altos niveles de estabilidad política y de paz social sin recurrir, como durante el «Estado del bienestar», a políticas de carácter redistributivo. Los escandalosos beneficios de la banca y las multinacionales ya no nos alteran el pulso.


En la medida en que la precarización genera miedo, inestabilidad, aislamiento, fragmentación y angustia, así como desaparición de las redes de protección social y aumento de la competitividad entre individuos, se convierte en excelente mecanismo de (auto)disciplinamiento que nos lleva a aceptar la doctrina de la seguridad ciudadana y la idea de sabernos permanentemente vigilados: nos autocontrolamos e incluso estamos dispuestos a criticar al «desobediente» que, por poner un ejemplo tonto, cruza andando un semáforo en rojo o fuma en un lugar «prohibido».


La precarización de las condiciones de vida coexiste, además, con las expectativas de un alto poder de consumo lo que, por lógica, trae consigo una drástica reducción de la disposición al conflicto de los trabajadores, sobre todo de los mejor remunerados: en la medida en que el trabajo (y la lucha colectiva) ha dejado de ser identidad política, el dinero (lo que éste puede comprar) nos define como seres sociales (consumistas compulsivos), y aquí es donde queda patente la gran desigualdad entre fijos, eventuales y todo ese rosario de modelos contractuales con el que no se entiende cómo pueden convivir los sobresubvencionados sindicatos no verticales (ni los que se dicen de izquierdas).


De este modo, cuando las grandes organizaciones patronales europeas vuelven a presionar a los gobiernos de los diferentes estados de la Unión (al español específicamente y a su aplicadísimo alumno, el Gobierno Vasco) para que activen hasta 2010 lo decidido en la cumbre de Lisboa en 2000, lo que buscan no es sólo seguir maximizando sus ganancias en nombre de la competitividad, sino, además, afianzar la estabilidad política, es decir, reducir aún más la conflictividad y conseguir que los efectos disciplinadores de la precarización les devuelvan definitivamente a los niveles de «eficiencia» que habían perdido por la necesidad de redistribuir las riquezas que la existencia del referente de la URSS y las luchas obreras les habían impuesto.
El capitalismo muestra así que no es sólo un modo de producción; es, sobre todo, un sistema de dominación integral, social, jurídico-política, institucional, militar, ideológica, cultural...


El capital tiene por tanto muy claro lo que quiere. A nosotros nos corresponde encontrar nuevas formas de resistencia y producir un nuevo imaginario con capacidad de transformación social. En caso contrario, el porvenir que nos espera como clase trabajadora y como pueblo en lucha no parece, la verdad, muy halagüeño.


¿O acaso ya no nos consideramos subjetivamente ni clase trabajadora ni pueblo en lucha?

12 febrero 2007

Los artículos de Iñaki




El escudo


Veo la televisión. Escucho la radio. Leo periódicos y revistas y el bombardeo es intenso y permanente. El enemigo está crecido. Detenciones en Iparralde y Hegoalde. Redadas en los estados francés y español. Informaciones venenosas que pretenden inocular el virus de la desconfianza.


El Lobo, un simple chivato al que la txakurrada vació antes de tirarlo al es- tercolero de lo inservible (como a todos los chivatillos) es recuperado ahora y elevado a la categoría de héroe de la infiltración y de los servicios secretos; a protagonista de películas y reportajes donde exhibe bravuconadas novelescas a golpe de guión y talonario.


Maniobras de desánimo. Filtraciones de correspondencia y conversaciones, totales o parciales, pero en todo caso interesadas y ma- nipuladas, aun reconociendo que no debemos facilitarles el trabajo.
Dispersión penitenciaria: carcelaria e intracarcelaria. Malos tratos, torturas renovadas en el tiempo pero permanentes en las formas y tan antiguas como lo es la represión política. Agresiones. Sufrimiento para nuestros familiares y amigos. Compañeros enfermos a los que se chantajea con la gravedad de la situación.


Sí, la ofensiva es fuerte, en todos los frentes e innegable. ¿Quizás el enemigo está aventurando que nos puede dar la puntilla? ¿Que puede acabar con el MLNV? ¿Que va a conseguir doblegar a un pueblo o, al menos, silenciar sus pasos haciéndole pisar exclusivamente moqueta?


No necesito ser adivino para poder chillar con toda fuerza y convicción, en una expresión políticamente incorrecta: ¡La tenéis clara! Iros a la mierda con todo lo anterior porque no vais a ganar. ¿O es que todavía no os habéis dado cuenta de que tenemos un escudo invulnerable que no es otro que la razón?


Como todo poder totalitario, fascista o neofascista, el actual Gobierno del PSOE, como el predecesor y anteriores, se ve en la necesidad de reescribir permanentemente la historia; de manipular y mentir creando buenos y malos a conveniencia, superando con mucho los límites de la conocida ficción orwelliana. Y ello como estrategia de guerra con el único y declarado objetivo de nuestra asimilación, del logro de la renuncia a nuestros principios, valores y derechos, y nuestra integración en su sistema.


Jueces prevaricadores, políticos corruptos, profesionales de la tortura, carceleros sin escrúpulosŠ sois aburridos, cansinos y previsibles. No merecéis ningún respeto ni consideración, ni siquiera el mínimo como para cuidar el tono de esta carta.


Pero esto merece una explicación. ¿Totalitario el talante de Zapatero? ¿Fascistas esos ojitos azules y esa sonrisa angelical? ¿El mismo que ha sacado a los soldados de Irak? ¿El que va a modificar las leyes del aborto, divorcio y otras tantas para contentar a una «izquierda domesticada»? Pues sí, totalitarismo sin ninguna duda, porque tomando como prioridad preferente a Euskal Herria, como no podía ser de otra forma para los vascos, quien promulga leyes de excepción, quien crea o mantiene tribunales especiales, quien ampara la tortura, persigue y reprime los derechos de asociación, de expresión, de prensaŠ quien prohíbe la participación política y electoral. Y quien todo lo hace para silenciar a una nación y negarle el derecho de autodeterminación, es un fascista de manual y dejémonos de flori- turas de lenguaje.

Técnicamente, el 25 de octubre de 2004 terminé de cumplir la condena intramuros impuesta por su sistema jurídico y penitenciario con el Código Penal de 1973, código franquista incomparablemente más «blando» que el actual de sus herederos. A partir de aquella fecha no he salido de prisión, oficialmente porque el juez Gómez Bermúdez ­otra estrella meteórica labrada sobre sufrimiento vasco­ tiene «dudas» sobre la condena cumplida. Y una vez más no deja de asombrarme ­y ojalá no pierda nunca esta capacidad­ el desprecio que de sus propias leyes tienen sus servidores. Que las rechacemos nosotros que las combatimos es natural, pero que las desprecien quienes comen de ellas es un indicador más de cuál es su función.


Sin embargo, no se pueden ni se deben utilizar en mi caso los términos ilegalidad, secuestro... Y no me gusta que lo hagan en mi defensa, porque de forma ilegal y secuestrados por un sistema autoritario, en la cárcel y algunos desde hace bastante más tiempo que yo, estamos 700 compañeros y compañeras, y extramuros lo está toda la parte de la sociedad que no se conforma. Al fin y al cabo, hay centenares de miles de vascos y vascas que hoy están en un cuarto grado penitenciario, a la espera de que cualquier noche unos uniformados aporreen su puerta y les notifiquen la represión por mal comportamiento.


Mucho más claro ha sido el ministro López Aguilar. A De Juana no se le puede excarcelar de ninguna manera y no hay más que hablar. ¿Motivo? No da signos de resocialización. Sin embargo, afortunadamente, de resocialización no da signos ni De Juana ni una inmensa mayoría de los 700 presos y presas, ni una gran parte de la sociedad vasca.


Porque resocializar en el sentido utilizado por el enemigo implica la derrota y la aceptación de los contravalores que de tan magnífica manera representan todos los López Aguilar, Zapatero y Gómez Bermúdez. Pero deberían hacerse una pregunta: si 700 compañeras y compañeros con miles de años de cárcel cumplidos y por cumplir en nuestras espaldas no damos signos de «resocialización», ¿no será que algo les falla en el «tratamiento penitenciario»? Lo que les falla es que tenemos el escudo de la razón. Y que nada es insuperable, ni en lo personal ni en lo político, salvo la interiorización del fracaso.


En todos los procesos hay altas y bajas. Las apariencias también engañan. Políticamente, el ruido no significa fortaleza ni el silencio debilidad. Vamos a ganar. Leamos historia de otros procesos triunfantes, no de los perdedores. Comparemos la aceptación de nuestro discurso político por parte de la sociedad vasca, ahora y hace 25 años. Y lo demás es fácil: trabajo, sacrificio, aprender de los errores y no meternos palos en la rueda de nuestra propia bicicleta.


Hace años le escuché a un muy apreciado compañero chillar con fuerza «Sacad vuestras sucias manos de Euskal Herria». Sí, sacadlas, porque otro camino sólo implica más sufrimiento. O el futuro terminará demostrando, sin duda, que os quedásteis sin ellas. -





Gallizo


El pasado 14 de diciembre, la señora Margarita Uria se dirigió al presidente del Gobierno en el transcurso de la Comisión de Investigación del 11-M, para preguntarle, entre otras, sobre determinadas cuestiones penitenciarias. Tras un preliminar de sonrojantes alabanzas hacia la señora Mercedes Gallizo, la comisionada interrogó al señor Rodríguez Zapatero, exclusivamente, sobre la filtración de unas imágenes y de una carta a los medios de comunicación.


La señora Margarita Uria no preguntó sobre la tortura y malos tratos. Tampoco sobre la muerte y la enfermedad de los presos. No tuvo interés en el aislamiento y la incomunicación. Ni en los accidentesŠ Y mucho menos preguntó por la dispersión, quizás porque le podrían haber respondido que ésta tuvo su principal valedor en el partido político de la propia comisionada. Un PNV legitimador de la represión y de la más cruel política penitenciaria, no sólo en cuanto a su diseño teórico y cobertura en la puesta en práctica, sino como protagonista con sus propios asesores en la Dirección General de IIPP.


Ni la señora Margarita Uria ni ninguno de los parlamentarios y parlamentarias que enarbolan los de-rechos humanos como ban- dera de combate tuvo la remota ocurrencia de interesarse por las vejaciones y agresiones sexuales sufridas por algunas de las detenidas en las últimas redadas policiales. Sobre esto no tiene interés la señora Uria, no ya como parlamentaria, sino ni siquiera como mujer. Y no se lo pregunta porque sabe que el ser detenido/a como presunto etarra en una operación represiva con la consiguiente cobertura mediática es suficiente motivo para no tener ningún derecho, incluido el de no ser torturado. Decía la hipocresía de arraigo: Quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón». Dicen los nuevos referentes de la ciudadanía: violentar al agredido no es doble violencia, es justicia y silencio». Pero esto lo sabemos todos, incluida la comisionada, que alaba a la señora Gallizo.


Y entre tanta alabanza de personas de bien (no como yo que soy vasco y rojo, además de varios istas), reflexioné si estaba equivocado. ¡Sé positivo, Iñaki!, me dije. Imaginé que los muros de hormigón eran de chocolate. Que de cabello de ángel estaba hecho el acero. Que los tres presos muertos la pasada madrugada en las cárceles de Langraitz y Zuera eran muñecos de mazapán. Pero, es curioso, no conseguí imaginarme a la señora Gallizo siendo otra cosa que lo que es, como lo eran sus predecesores.


Cuando el PSOE ganó las últimas elecciones generales se levantaron ciertas expectativas entre quienes son dados a creárselas, ya sea por ingenuidad o por necesidad. Ilusiones que en política generalmente el tiempo las demuestra falsas. Lo mismo ocurrió con el nombramiento de la señora Gallizo como directora general de IIPP. Aunque en un principio los numerosos relevos en las direcciones de las cárceles pudieron tomarse como preludio de cambios más significativos, el conocer la relación nominal de los nombramientos me reafirmó en la convicción de que el único horizonte de justicia en las prisiones es la demolición de sus muros. Esperanza ésta que por utópica que parezca es mucho más realista, sin carga de hipocresía, que pretender o esperar que el hormigón y el hierro encierren derechos humanos en lugar de violencia y sufrimiento.


En esta prisión de Algeciras, la señora Gallizo destituyó al director Miguel ángel Rodríguez, alias el Tragasables. Profesional culto que reaccionaba inmediatamente al escuchar el nombre de un preso político vasco. Y fluidamente hilaba un discurso elaborado: Las resoluciones judiciales de los etarras me las paso por el forro de los cojones». Todo un viejo conocido del colectivo de presos políticos vascos que no ha sido destituido por acumular montañas de denuncias e irregularidades. Ni siquiera lo ha sido por una pequeñez como la de, presuntamente, meter la mano en el cajón del dinero en el C.P. de Puerto II y por lo que fue expedientado. Ha sido destituido por no ser del mismo partido político que la señora Gallizo.


¡Hasta ahí podíamos llegar!
Pongo la televisión. Informan sobre el festival de cine de Huelva. Junto al actor Imanol Arias, haciéndole los honores, casi babeando alrededor suyo, me parece reconocer un rostro de desagradables recuerdos. Tiene el pelo blanco y la apariencia muy envejecida, aunque no será por la conciencia que le perturba. En todo caso será por el castigo de los excesos. Siento el consuelo tonto de comprobar que, en esta ocasión, el torturador tiene peor apariencia que los torturados. No hay duda. Esa cara la tenemos marcada en nuestra memoria a golpes de malos tratos y hambre. Es Francisco Sanz. Subdirector de la prisión de Málaga. Director del Salto del Negro, de Puerto II, del C.P. de Huelva en la actualidad, donde ha organizado que algunos presos otorguen un premio cinematográfico dentro del festival. Por esto babea alrededor de Imanol Arias y lo primero que me viene a la mente ante la imagen es preguntarse si el actor habrá notado el surco de la porra y la humedad de la sangre al darle la mano. En el C.P. de Huelva no parece que haya habido cambio de director.


La lista de los nuevos nombramientos es larga, hasta 21 nombres y 10 más por cambio de destino. Algunos apellidos me hacen rebuscar en la memoria. Era el año 1977, creo, porque el único archivo con el que cuento, mi cerebro, tampoco es un disco duro. En todo caso, eran los años posteriores a la muerte del general Franco, cuando la sociedad desbordaba ilusión y los partidos políticos conspiraban para destruirla. Caminaba por Madrid un día de aquellos muchos de manifestación en demanda de amnistía y libertad. Dejé atrás la Gran Vía. Subí por la calle de los Libreros y, a la altura del desaparecido hotel Darde, me topé con un grupo de jóvenes como yo, que bajaban corriendo y chillando han disparado». Con más curiosidad que precaución, continué hasta el final de la calle. Torcí a la derecha tomando la de La Estrella y, algunos metros más allá, estaba un joven tendido en el suelo, muerto en un charco de sangre. Aquello se llenó de grises y parece que quienes habían disparado eran argentinos de la Triple A. ¡Qué más da! Una de aquellas siglas que escondía todas lo mismo, y que reaparecen cuando es necesario.


El joven muerto se llamaba Arturo Ruiz y tenía un hermano que empezó siendo de izquierdas y terminó siendo del PSOE y haciéndose carcelero. Funcionario de prisiones de confianza, tanto, que prestaba su despacho de madrugada en la prisión de Almería para que se celebrasen conversaciones secretas entre enviados del Gobierno y representantes de una organización revolucionaria armada que NO es ETA. De esas negociaciones que nunca existen, y si existen se niegan. Arturo Ruiz murió un día de lucha por la amnistía y la libertad y su hermano vive para cercenarla. Y vive bien como nuevo director del C.P. de Sevilla II.


Jesús Eladio del Rey Reguillo, alias el Tirillas, nombrado nuevo director del C.P. de Valdemoro. Y lo primero que me viene a la cabeza es el motín del módulo I de Herrera de la Mancha en el año 1988 en el que de poco más de 40 presos políticos vascos la mitad pasamos por la enfermería y cinco compañeros acabaron con roturas de huesos en el hospital. Una imagen esperpéntica aquella del Tirillas con un cuchillo de monte en la mano al frente de un nutrido grupo de carceleros y guardias civiles, recorriendo las galerías del módulo de celda en celda e indicando quién debía recibir sesión de palos simple o doble.


Manuel Martínez cano, alias el Morritos, nombrado nuevo director del C.P. de Jaén. Provocador y detonante del anterior motín referido y cuyo único recuerdo agradable que puede haber dejado en algún preso es el que se le viera totalmente acobardado y rociado de polvo blanco a golpe de extintor de un compañero en aquel mismo motín.


Antonio Diego Martín, nombrado director del C.P. de Puerto II y procesado por torturas y rigor innecesario en la prisión de Sevilla II. Juzgado junto al ex director general de IIPP, Antonio Asunción, nunca fue apartado de su trabajo represivo, ejerciéndolo hasta ahora en la prisión de Melilla. Los presos engrilletados durante semanas a los catres. Las sesiones de tortura, desnudos y rociados de agua, los lamentos y chillidos, nunca merecieron un solo día de cese en su cargo. Al contrario, merecen un ascenso al llegar la señora Gallizo.


Para qué continuar con el listado. Me he convencido. La nueva política penitenciaria del nuevo Gobierno del señor Rodríguez Zapatero consiste en recuperar o promocionar a los personajes de más triste recuerdo para los presos en general y para el Colectivo de presos políticos vascos en particular. O en mantener en su cargo a quienes ya cumplen aquellos requisitos.


Las expectativas se han cumplido. O a lo mejor me equivoco y los torturadores son capaces de luchar contra la tortura. Experiencia no les falta. Y entonces, incluso yo sería capaz de imaginarme a la señora Gallizo de otra manera de la que es. -

Estatuto de Kosovo

Estatuto de Kosovo : Pero, ¿quién ha oído hablar del punto de vista de los serbios ?



por Philippe Scheller

Las negociaciones sobre el estatuto final de Kosovo, iniciadas en febrero de 2006 en Viena, han acabado en un bloqueo completamente previsible. Martti Ahtisaari, enviado especial de la ONU, presentó sus propuestas al Grupo de Contacto de los seis países que supervisan la situación en la provincia serbia.


¡ La tensión aumenta!Mientras que los medios occidentales destacan ampliamente la reivindicación independentista albanesa, la postura serbia es sistemáticamente presentada como una oposición de principio que descansa sobre una argumentación histórica superada. Es presentada como el último obstáculo que hay que superar para resolver definitivamente la crisis. En diciembre de 2006 un contacto diplomático aceptó responder anónimamente a varias preguntas para comprender mejor los argumentos y propuestas de la parte serbia.


P: ¿ Cuáles son las reivindicaciones y propuestas de Belgrado concernientes al futuro de Kosovo ?


Fuente anónima : El enfoque de Serbia respecto al estatuto futuro de Kosovo descansa en el respeto al derecho internacional. Pero en primer lugar hay que recordar quién empezó la guerra en Kosovo. Las acciones armadas de los separatistas albaneses en 1997-98 con apoyo del extranjero ocasionaron víctimas entre los soldados, los policías y los civiles serbios y albaneses. Este desarrollo está en el origen de la reacción legítima del ejército y de la policía, que tenía el objetivo de erradicar este movimiento separatista armado en Kosovo. El dictat de Rambouillet, rechazado por el gobierno serbio, fue seguido por la intervención - llamada humanitaria - de la OTAN, que llevó a la internacionalización forzada del problema Kosovo y a la ocupación de esta parte del territorio serbio. La situación que prevalece actualmente en esta provincia es el resultado de esta operación militar de la OTAN, iniciada fuera del marco de la legalidad internacional. Respetando sus compromisos respecto al derecho internacional, Yugoslavia se sometió a la resolución 1244 del Consejo de Seguridad. Esta resolución confirmaba la pertenencia de esta provincia a Serbia y autorizaba al entrada de la OTAN en Kosovo.


P: Pero actualmente hay que buscar soluciones concretas para el futuro de esta provincia. ¿ Una postura demasiado legalista no constituye un obstáculo para la paz ?


Fuente anónima : Para evaluar la situación actual de Kosovo nos basamos igualmente en el derecho internacional humanitario y constatamos que todos los informes indican que no se han respetado ninguno de los estándares en materia de seguridad, de libertad de circulación, de respeto de la propiedad y de respeto de las minorías. El informe del embajador noruego Kai Eide entregado al Secretario General de la ONU en octubre 2005 lo confirma. Hay que añadir el aumento dramático del tráfico de drogas que transita por Kosovo hacia la juventud de los países europeos: 5 toneladas al año hoy que contrasta con la tonelada y media durante la administración serbia. Las decisiones unilaterales tomadas fuera del marco de la legalidad internacional tiene siempre resultados catastróficos y llevan a situaciones inextricables. Veamos los resultados de las políticas impuestas por la fuerza en Iraq, en Líbano , en África, etc.


P: ¿ La solución política impuesta no es acaso la única solución para llegar progresivamente a la instalación del estado de derecho ?


Fuente anónima : El proyecto de un Kosovo independiente goza actualmente de un apoyo político muy fuerte de parte de Estados Unidos, Alemania, Inglaterra y de Suiza. Estas presiones políticas no dan garantía alguna para el establecimiento de un estado de derecho que necesitan los habitantes de esta provincia, tanto albaneses como serbios y las demás componentes culturales. Menos aún para las más de 250 000 personas expulsadas de Kosovo en junio de 1999. Si se hubieran ejercido las mismas presiones sobre el gobierno instalado en Kosovo, serían posibles los contactos directos con Belgrado. El gobierno de Serbia está dispuesto a aceptar una solución negociada sobre la base de una amplia autonomía para Kosovo, una solución que permitirá la creación de un estado de derecho para el conjunto de la población que ahí vive.


P: Muy concretamente, si usted se opone a un Estado independiente en Kosovo, ¿ qué solución institucional propone ?


Fuente anónima : Las autoridades serbias son favorables a una solución basada en una amplia autonomía de la provincia acompañada de una descentralización a nivel comunal. Se trata de dar a las administraciones locales una autonomía suficiente para que sea capaz de adaptarse a la diversidad de las poblaciones presentes en Kosovo y en toda Serbia. La nueva constitución ofrece todas las garantías y derechos iguales para todos los componentes culturales que viven en Serbia. Se inscribe en la prolongación de textos precedentes, basados desde hace más de treinta años en una concepción ciudadana de la nacionalidad serbia, independientemente de pertenencia comunitarias o religiosas. Naturalmente es necesario que los representantes de Kosovo entren en dialogo bona fide con las autoridades serbias e internacionales para definir el futuro estatuto de Kosovo. En ausencia de dicho diálogo constructivo, no se les puede reprochar a los serbios de Kosovo que permanezcan al margen del sistema parlamentario instalado en Pristina.


P: ¿ Tienen las propuestas serbias peso suficiente para ser tenidas en cuenta ?


Fuente anónima : El apoyo político a favor de la independencia de Kosovo es muy real por parte de varios Estados influyentes. Pero hay que relativizar la importancia de este apoyo porque estos Estados deben ser conscientes del riesgo de desestabilización que resultaría de una decisión unilateral. No hay que olvidar que la Unión Europea debe hacer frente a las mismas reivindicaciones independentistas, por ejemplo, en Irlanda del Norte, en Córcega, en el País Vasco o en Italia del Norte, en Asia central, etc. Una decisión unilateral tendría también consecuencias desastrosas para la estabilidad de los Balcanes. Una solución respetuosa del derecho internacional implica el pleno acuerdo de Serbia, un principio apoyado por numerosos Estados, entre ellos Rusia y China, ambos miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y que disponen de [derecho a] veto. Estos argumentos abogan en favor de un cambio de actitud de la comunidad internacional sobre el estatuto futuro de la provincia serbia de Kosovo. Una rectificación de las decisiones - y de los prejuicios sufridos - y de su acomodación a los normas fundamentales del derecho internacional es crucial para crear la futura estabilidad y la justicia para todos las pueblos de la región des Balcanes y de Europa.


P: El gobierno serbio se apoya en el derecho internacional a propósito de Kosovo. ¿ Cómo explicar que el Tribunal Penal Internacional para Yugoslavia (TPIY) reproche a Serbia no colaborar con la justicia internacional ?


Fuente anónima : El TPIY no es una jurisdicción inscrita en el marco del derecho internacional. Es un tribunal ad hoc creado por el Consejo de Seguridad de la ONU que no dispone de poder judicial. La Asamblea general no ha ratificado la creación de este tribunal, de modo que Serbia no tiene la obligación formal de reconocer esta jurisdicción desde el punto de vista de sus compromisos internacionales. A pesar de ello, Serbia es consciente de la necesidad de colaborar con esta instancia. Para que esta colaboración sea realizable, Serbia además ha modificado su jurisdicción a fin de permitir la extradición de sus ciudadanos. Este proceso se ha realizado en el marco del proceso constitucional. Personalidades serbias que habían ejercido responsabilidades a más alto nivel del Estado y del ejército se presentaron ante el TPIY. Entre ellas, Slobodan Milosevic y Milan Milutinovic (ambos ex-presidentes de Serbia), varios generales, los más importantes del ejército y de la policía serbia, ministros y los más altos dignatarios del Estado. Después de librar de sus responsabilidades a los dirigentes albaneses Agim Ceku, actual primer ministro de Kosovo, a Hashim Thaqi y a otros, el TPIY merece los más duros reproches en relación a su imparcialidad. Así pues, pretender que Serbia no colabora con este tribunal es juzgarla mal. Además, las fuerzas internacionales presentes en Bosnia-Herzegovina tienen las mismas dificultades para apresar a Radovan Karadzic, sin crítica alguna por parte del TPIY.




Diciembre de 2006, entrevista realizada por Philippe Scheller, GinebraTraducido del francés por Beatriz Morales Bastos

Enlace con el original: KosovoDocumental Los Condenados de Kosovo en DVD (78', 9 euros) de Michel Collon y Vanessa Stojilkovic :michel.collon@skynet.be

Actual limpieza etnica y basis militar US en Kosovo, obietivos reales de la guerra de la Otan y globalizacion

09 febrero 2007

Propuesta de la Izquierda Abertzale




La Izquierda Abertzale propone un nuevo modelo de autonomía política basado en el derecho a decidir




Reproducimos el texto íntegro del documento hecho público hoy por la comisión negociadora de Batasuna. Batasuna ha propuesto, con el fin de superar el conflicto, la consecución de un acuerdo político que dé lugar a un nuevo marco político para Hego Euskal Herria, que se constituiría como "autonomía política" y que debería ser refrendado mayoritariamente por los ciudadanos de los cuatro herrialdes.


1.- Al hilo de lo ya manifestado en anteriores comparecencias, la persistencia de una estrategia de acoso judicial y policial contra la Izquierda Abertzale, así como la falta de compromisos claros por parte de algunos agentes políticos de nuestro país para alcanzar una aproximación suficiente sobre los contenidos políticos a recoger en la agenda del diálogo multilateral, siguen siendo a día de hoy los factores principales que generan la actual situación de bloqueo por la que atraviesa el proceso.


2.- Independientemente de los obstáculos evidentes que existen para la puesta en marcha de un proceso de diálogo político multilateral, la Izquierda Abertzale quiere manifestar una vez más, que por encima de los mismos se debe acreditar la suficiente voluntad y la necesaria ambición histórica para sentarse a dialogar y alcanzar un acuerdo político resolutivo que de paso a un nuevo escenario en Euskal Herria.


Sólo desde el diálogo y el acuerdo sobre el recorrido y contenidos del proceso de negociación es posible superar todas las dificultades en el desarrollo del proceso democrático.


3.- El objetivo del proceso de diálogo político que se plantea, debe de manera serena y profunda abordar sin más dilaciones un debate positivo y constructivo en torno a las dos grandes cuestiones que han alimentado y alimentan permanentemente el conflicto político: el derecho a decidir del Pueblo Vasco y la articulación territorial del mismo.


Es por ello, al objeto de plantear una dinámica honesta y lo más transparente posible, que ésta Comisión Negociadora quiere transmitir al conjunto de la opinión pública tanto de Euskal Herria como del Estado español cuales son sus posiciones y propuestas para resolver los dos grandes nudos que alimentan el conflicto político de manera permanente.


3.1.- En cuanto al debate sobre la vertebración territorial, la historia demuestra que cada vez que se ha abierto un nuevo ciclo político o una oportunidad para el cambio, la cuestión territorial ha estado encima de la mesa de debate y negociación. Así lo atestiguan, sólo por citar los hechos más relevantes de las últimas décadas: la redacción del Estatuto del año 1931, el debate dado en la fase denominada “transición democrática” a finales de la década de los 70, el proceso de negociación política de Argel o el proceso de Lizarra-Garazi. Pero cada vez que se ha abierto el debate, cada vez que se ha vislumbrado la posibilidad de resolverlo desde la decisión democrática de la ciudadanía, la partición territorial ha sido impuesta mediante mecanismos de coacción y violencia.


3.2.- En cuanto al derecho a decidir del Pueblo Vasco, es indudable que refleja hoy el sentir ampliamente mayoritario de nuestra sociedad. Poder decidir sin más límite que el propio de la voluntad popular es un ejercicio de naturaleza democrática. Es, además, la única posibilidad de construir unas reglas de juego con las que toda la ciudadanía esté en igualdad de condiciones. Construir unas reglas de juego que permitan la materialización de todos los proyectos políticos, significa ensanchar los límites de la democracia y la libertad.


4.- Asimismo, esta Comisión Negociadora quiere dar a conocer las posiciones que la Izquierda Abertzale considera como suficientes para resolver estos dos grandes nudos, superando así el conflicto político en el Estado español:


Desde nuestro punto de vista, el diálogo político multilateral y resolutivo debe alcanzar:


Un Acuerdo Político que partiendo de la actual realidad política e institucional (que no es consecuencia de la voluntad democrática de la ciudadanía), dé lugar a un nuevo marco político (en las condiciones y plazos que acordemos) para los territorios de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa Garaia.


Este marco político:
Se constituiría en términos jurídicos como Autonomía Política.


Depositaría en la ciudadanía de los cuatro territorios la capacidad de decidir libremente su futuro político e institucional, quedando así garantizado que todos los proyectos políticos (incluido el independentista), puedan ser no sólo defendidos sino materializados, si ese es el deseo mayoritario de la ciudadanía expresado en términos pacíficos y democráticos.


La elaboración y concreción de este marco político se plantearía y realizaría siguiendo estos criterios:


Rechazando los viejos esquemas anexionistas, integracionistas o particionistas, y planteando la relación de los territorios vasco-navarros en términos de respeto y suma de voluntades democráticas.


Necesitando obligatoriamente para su entrada en vigor de la aprobación mayoritaria de la ciudadanía tanto de la Comunidad Autónoma Vasca como de la Comunidad Foral de Navarra.


Reiteramos nuestro llamamiento al conjunto de fuerzas políticas en Euskal Herria para habilitar con urgencia y sin más dilaciones una dinámica de conversaciones políticas sin exclusiones, que sobre bases sólidas garantice la puesta en marcha del proceso de soluciones democráticas para Euskal Herria.


Euskal Herria, Febrero de 2007

07 febrero 2007

Counistas rusos instan a luchar por la restitución de la URRS


El partido Comunista de la Federación de Rusia (PCFR), liderado por Guennadi Ziuganov, instó a organizaciones afines a continuar la lucha por la restauración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), durante un encuentro regional, según reportó Prensa Latina. Consideramos que la restitución de la patria unificada debe ser la tarea clave de nuestras agrupaciones y por ese objetivo trabajaremos de manera enérgica, afirmó Ziuganov al intervenir en el pleno del Consejo de la Unión de Partidos Comunistas de la antigua URSS.


A la cita, celebrada en el noreste de Moscú, la capital rusa, asistieron representantes de Bielorrusia, Ucrania, Armenia y otras repúblicas ex soviéticas, según un reportaje del programa Vesti, del canal Rossia.

El líder del PCFR, segunda fuerza política aquí, llamó a la cooperación entre todas las repúblicas del espacio postsoviético, pues 'sin la unión de Rusia, Bielorrusia, Ucrania y de otras naciones hermanas no tenemos perspectiva histórica', sentenció Ziuganov.

La resolución adoptada este sábado enfatiza que todos los partidos formados en territorios de la extinta Urss, continuadores de las ideas comunistas, deben unirse en la lucha por el poder soviético y la orientación socialista.

El texto formula votos por la creación de un Estado unificado, similar al que existió entre las 15 repúblicas hasta diciembre de 1991.

Otras estrategias de los comunistas para este año tienen que ver con la coordinación de acciones y posiciones comunes contra las manifestaciones de anticomunismo, nacionalismo fascista, la globalización capitalista y los planes expansionistas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan). Para junio próximo, el PCFR planea celebrar una conferencia internacional dedicada al «Gran Octubre y la contemporaneidad», según otro documento circulado entre la prensa.

Los comunistas de la bancada de Ziuganov en la Duma estatal rusa (Cámara Baja) alistan la maquinaria partidista a fin de asegurar una posición ventajosa en los comicios regionales de marzo.

Estas elecciones a las asambleas parlamentarias en 14 regiones de Rusia representan un barómetro del estado de ánimo del electorado, de cara a la justa de diciembre para la renovación de los mandatos en la Duma federal y las presidenciales de 2008.

El nacionalismo español de Izquierda Unida




IU se ha convertido en instrumento fiel de la política exterior de los gobiernos españoles. En el Foro de Sao Paulo, ha rizado el rizo de la obcecación autoritaria .


Es sabido que todo Estado que oprime a otros pueblos tiene, como mínimo, tres prioridades internacionales: una, negar la existencia nacional de los pueblos que oprime, diciendo que son sólo una «región" o a lo sumo una «autonomía" de la nación dominante, la única que existe; dos, negada su existencia, sostener que esa «autonomía" o «región" no tiene el derecho básico a la autodeterminación nacional, porque sus «derechos" ya son respetados por el Estado; y tres, por tanto, toda lucha en pos de sus derechos nacionales negados es «antidemocrática" y objeto de represión estatal. Dos son las bases esenciales de estas tesis: la defensa a ultranza del nacionalismo del Estado opresor y la negación de las lecciones históricas, o sea, fanatismo y ceguera que sólo benefician a la clase dominante.


IU ha asumido estas características y se ha convertido en instrumento fiel de la política exterior de los gobiernos españoles. La izquierda independentista vasca viene sufriendo desde hace muchos años las maquinaciones, el juego sucio, las intrigas de pasillo y las mentiras de IU en eventos internacionales. Pero ha sido en el reciente Foro de Sao Paulo celebrado en San Salvador cuando IU ha rizado el rizo de obcecación autoritaria. La organización Izquierda Castellana, dando un ejemplo de coherencia democrática e internacionalista, presentó una resolución que incluía estas palabras: «Solución dialogada del conflicto vasco, hacemos un llamamiento a todos los sectores implicados en ese conflicto para que desde la aceptación de las vías democráticas y el respeto a los derechos humanos, se den objetivamente pasos reales y sinceros en todos los frentes que permitan desarrollar un auténtico proceso de dialogo que conduzca a un objetivo de paz en democracia Este llamamiento se realiza tanto a las diversas instituciones del Estado español como a todas y cada una de las organizaciones de la izquierda patriótica vasca".


Como se aprecia, no aparece mención alguna al derecho de autodeterminación, tampoco a la independencia del Pueblo Vasco, ni mucho menos a temas como los de las violencias de cualquier tipo, la tortura o las víctimas. Sólo se habla de «solución dialogada, vías democráticas, respeto a los derechos humanos, sinceridad mutua, paz en democracia, etc...".


Son requisitos elementales e irrenunciables, previos a cualquiera otra consideración. Pues bien, la inflexible negativa de IU ha impedido que el Foro de Sao Paulo lo aprobara y difundiera por el mundo entero. ¿A quién beneficia este acto? Desde luego, no al Pueblo Vasco que muy mayoritariamente está a favor de una solución negociada que alcance la paz en democracia y todos los derechos para todas las personas.


Tampoco a algo más de la mitad de la población del Estado que está de acuerdo en que se busque una solución negociada. Todos los sondeos y encuestas de opinión así lo confirman una y otra vez. IU sólo beneficia a los que buscan impedir una solución democrática al conflicto político en Euskal Herria.