30 noviembre 2012

Cosas de Irlanda

"La generación que ahora envejece en Irlanda casi había olvidado a nuestros héroes. Habíamos aprendido el gran arte de parlamentar con el enemigo y conseguir ser una nación por negociación. Los héroes habían caminado por caminos duros y sangrientos. Nosotros debemos caminar por vías suaves y adornadas. Los héroes habían renunciado a todo. Nosotros hemos aprendido la manera de ganar todo y la amistad del enemigo. Pero la tierra de Irlanda. Las mismas piedras de nuestras ciudades claman..(..) contra el canje de nuestra tradición de nación, aunque sea por algo tan valioso como la paz." (Padraic Pearse-1916)

Protestas en el Pleno del Ayuntamiento de San Sebastián por la paga de Navidad

el Gobierno municipal había ordenado identificar
 a los que protestaban para abrirles un expediente
Varias decenas de trabajadores municipales han interrumpido el pleno del Ayuntamiento de San Sebastián al celebrar una concentración para exigir el abono de la paga de Navidad, momento en el que los ediles de Bildu, que gobiernan en la capital donostiarra, han abandonado la sesión.
La protesta, convocada por el sindicato ELA, se ha trasladado al interior del salón de plenos, donde los trabajadores han desplegado una pancarta que exigía a la concejala Nekane Burutarán, responsable de recursos humanos, que cumpla los acuerdos laborales suscritos con los empleados municipales y abone la paga extra.
Los sindicalistas han proferido gritos y consignas y han hecho sonar sirenas, por lo que el pleno se ha visto interrumpido y los concejales de Bildu, con el alcalde Juan Karlos Izagirre a la cabeza, han abandonado el salón, mientras que los corporativos de la oposición -PSE, PP y PNV- han permanecido en sus escaños.
El pleno tenía previsto debatir una propuesta en torno al pago de la extra de Navidad, que el Ayuntamiento no tiene previsto abonar, sino que ha planteado a los trabajadores la posibilidad de adelantar a enero la paga de julio, lo que ELA rechaza.
El sindicato ha explicado, en un comunicado, que "existen mecanismos reales para dejar sin efecto al decreto de recortes" y ha opinado que adelantar la pagas de 2013 al principio de cada semestre "no busca sino engañar a los trabajadores y a la sociedad, puesto que la paga del año 2012 no se va a abonar" y los funcionarios "van a cobrar un 7% menos de salario durante este año".
La central nacionalista ha recordado que la reducción salarial acumulada durante los últimos tres años se sitúa en el 20%.
El Ayuntamiento de San Sebastián ha aprobado este jueves en pleno la nueva ordenanza del aparcamiento en superficie (OTA), que entrará en vigor el próximo mes de enero con el nuevo año.
Respecto a la zonificación, en algunas zonas se extenderá la regulación para evitar el efecto borde. Es el caso del Antiguo y Amara. En este ámbito se puede situar la creación de un nuevo sector en el barrio de Riberas de Loiola. Finalmente, la regulación en domingos y festivos se amplía a la zona Zurriola-Paseo Colón en época estival y a Sagües todo el año.

Francia extradita a dos miembros de ETA

Las autoridades francesas han extraditado hoy a los miembros de ETA Beñat Aguinagalde Ugartemendia, acusado de los asesinatos de Isaías Carrasco e Inaxio Uria, y Juan Luis Rubenach Roig, acusado del asesinato de un teniente coronel en Madrid. Según informó el Ministerio del Interior, agentes de la Policía Nacional se encargaron de custodiar a los dos miembros de ETA durante su traslado desde Francia a Madrid donde pasarán a disposición de la Audiencia Nacional.
Beñat Aguinagalde, de 28 años, natural de Hernani, está acusado de haber formado parte del 'comando Asti'. Los tribunales franceses han concedido su extradición para que sea juzgado en España por los asesinatos del empresario Inaxio Uria y del exconcejal socialista de Mondragón Isaías Carrasco. En este caso se le acusa de ser el autor material de los disparos que causaron la muerte al militante del PSE en vísperas de las elecciones generales de 2008.
Además, la justicia gala ha concedido su extradición para ser juzgado por el atentado con bomba sufrido por la Casa del Pueblo de la localidad guipuzcoana de Lazkao y por la colocación de otro artefacto explosivo en el Palacio de Justicia de Tolosa en 2008. Aguinagalde fue detenido por la policía francesa en febrero de 2010 en la localidad francesa de Cahan.
Jon Rubenach Roig, de 49 años, natural de Bilbao, formó parte del 'comando Madrid' y ya fue condenado por la Audiencia Nacional el 13 de diciembre de 2010 a penas que suman 286 años de cárcel por el asesinato del general Justo Oreja y 17 delitos de asesinato terrorista en grado de tentativa y dos delitos de estragos.
El pasado mes de febrero, el Tribunal de Apelación de Poitiers autorizó su entrega a España para ser juzgado por el asesinato del teniente coronel Pedro Antonio Blanco cometido el 21 de enero de 2000. Rubenach fue detenido en Francia el 9 de diciembre de 2003 y condenado a 15 años de prisión por los tribunales galos.

29 noviembre 2012

Páginas vistas ayer 5.817

Bildu-ren desobedientzia zibila...

Frontepopulisten bertze probokazio bat
Obrak mintzo: Bildu-ko eskirolek espainola jarriko dute Eskoriatzan
Faxistak rojigualdarekin, Telesforo Monzonek asmatutako Arrano Beltzarekin eta lauburuarekin.
Euskara gehiago irakur daiteke faxisten elkarretaratze batean Gara edo Le Journal du Pays Basquen baino.

"Tendremos que colocar obligatoriamente la bandera española en el balcón"
--Beñat Herce (Bildu, Eskoriatza)

"Es hora de empezar a pensar como pueblo, como país, y es hora de parar las órdenes que llegan de Madrid"
--Laura Mintegi (EH Bildu)

Abertzale burgesen hipokrisia: "Gazte Abertzaleak pide a Iñaki Azkuna que desobedezca la Ley de Banderas española"
Ni ez naiz Carrillo
Zein da ezker abertzaleak etorkizun hurbilean duen egitekoa?Niretzat eta termino estrategikoetan planteatuta –egunerokotasunaren zurrunbilotik aterata– bi dira egin beharrekoak: bizi dugun zibilizazio krisiaren aurrean alternatiba integrala eraikitzea alde batetik, eta bestetik martxan ditugun borroka ezberdinei (instituzionala, ideologikoa…) funtsezkoa den beste bat gehitzea: desobedientzia zibila. Azken tresna honen bidez (itxialdi, okupazio, intsumisioa…) estatuen aurrean konfrontazioa planteatuz soilik lor dezakegu lehenik bere immobilismoa gainditzea eta gerora gure helburuak erdiestea.
--Arnaldo Otegi (Batasuna/Sortu) (http://www.ezkerabertzalea.info/2012/07/arnaldo-otegi-desobedientzia-zibila-gehitu-behar-diegu-gure-egungo-borrokei/)

Eta orain nork du Donostin espainiako eta Europar Batasuneko banderak udaletxean?

"Iraultzak ez dira egiten agintean dauden botere gorenei baimena eskatuz; ideal sozialista ezin da lortu gaur egungo estatuaren esparruan; estatua eraitsi behar da bizi-aukera ziurtatzeko.

Bakerik ez gaurko estatuarekin!"


Wilhelm Liebknecht, 'Parlamenturako hauteskundeak agitaziorako tresna besterik ez dira' (1869)


Presoak kalera, amnistia osoa!


"Las revoluciones no se hace con el permiso de los altos poderes que están en autoridad; el ideal socialista no puede ser conseguido dentro del marco del estado actual; hay que derribar el estado para conseguir asegurar la posibilidad de vivir.

¡No a la paz con el estado actual!"

Wilhelm Liebknecht, Las elecciones al parlamento son solo medios de agitacion (1869)
 
http://leninisme.blogspot.com.es/2012/11/obrak-mintzo-bildu-ko-eskirolek.html 

28 noviembre 2012

La linea política de los refor sigue haciendo amigos

Este tampoco sabe euskara


Nos llega esto por correo

14-N y la Huelga General

Es difícil como afiliado y delegado sindical del Sindicato LAB, explicar, lo inexplicable.
Para introducir un poco esta carta o la situación del no apoyar la huelga, tendremos que volver unas semanas atrás, cuando la dirección actual del Sindicato se desplazan a Santoña, para tomar unas antxoas. De paso, visitan a Rafa Diez y ya esta todo hablado. Solo falta dar las ordenes oportunas y la mayoría de los que votaron y participaron en una asamblea eterna, dieron por cerrado el tema. Solo un 12% de los que participaron en dicha asamblea, apoyaban la convocatoria de una Huelga General el 14-N. Teniendo en cuenta, como se coloca al personal, no es nada normal que fuera así la asamblea. Pero la verdad, hubo debate. Luego, podremos cuestionar quien esta presente para poder votar. Así esta representado.
Es muy duro, para los delegados sindicales, cuando estamos en los curros, peleando lo que nos dejan y hablando cara a cara con los trabajadores y trabajadoras explicar lo inexplicable. Cuando es la unión sindical lo que mas se demanda. Cada uno con nuestros objetivos, es evidente estamos a años luz de CCOO y UGT, en algunas cosas. Algunos dirigentes de LAB, no saben lo que es una fábrica, centro de trabajo, etc. Ya que hemos entrado de lleno en este circo sindical, burocracia, juicios, papeles y mas papeles, perdiendo la presión directa y otro tipo de acciones. Que ahora, también es verdad, con la represión tan sofisticada que ahí y entre multas, sanciones, etc. Hacen muy dura esta lucha dentro de esta “I-legalidad”. No auguro un buen futuro, no solo a LAB, sino al resto de los sindicatos, con las nuevas medidas del Gobierno fascista. Porque el que piense, que aquí hubo alguna vez democracia, esta muy equivocado. Cada día se ve mas clara la incapacidad de luchar dentro de este sistema, que solo defiende al Capital. El despido libre y los ERE´s libres sin margen de maniobra, el pago de las tasas judiciales, la eliminación de los salarios de tramitación en los juicios,...la cara de un Estado Fascista. La de siempre, la del Capitalismo de Estado.
Había motivos mas que suficientes para convocar la huelga general del 14-N, dando nuestras alternativas, nuestro propio camino, como habíamos explicado unos días antes a cientos de trabajadores y trabajadoras en los centro de trabajo el 26-S, ante la misma reforma laboral.
El deber de todo revolucionario, es hacer la revolución. Pero claro hay que querer construir un camino firme y saber si queremos una poltrona en las instituciones o acabar con ellas, para construir unas nuevas desde abajo. Para y por los y las trabajadores y trabajadoras. Y yo me pregunto... .¿tenemos camino?¿en que sistema?¿en democracia?
Ahora se hunde el sistema capitalista y nos abstenemos en las votaciones para las privatizaciones de las cajas. No solo, no pedimos la nacionalización de las cajas, sino que nos abstenemos. Menos los Bizkainos en la BKK, que votaron en contra. Otros sindicatos como el SAT o CSI, nos dan mil vueltas en muchos sentidos. Sin mostrar la sonrisa perfecta, haciendo acciones directas, ¡ojo! Algunas no violentas, pero directas. También es verdad que la situación económica en esas naciones son durísimas y el pueblo no tiene nada ya que perder, pero también la formación política que tienen y trayectoria es años luz de la nuestra, por lo menos en las personas que dirigen el sindicato. Algunos de nuestros dirigentes, también tienen su trayectoria, ahora muy cómoda en sus sillas del despacho. Han olvidado el pasado. Solo hay dos palabras en nuestros mítines, soberanismo, abertzales y hace creo dos o tres años, en un 1º de Mayo, progresista. Ya no somos ni de izquierdas. Eso si, tenemos unos diseñadores que hacen que nuestros carteles, sean de lo más modernos. Aunque vacíos de contenidos en muchos aspectos o por lo menos en los claves, con la que esta cayendo. Hay futuro, Independentzia eta Sozialimoa!
Tenemos nueva campaña por los derechos sociales y por el trabajo digno. ¿Creeis que las instituciones de Hego Euskal herria van a cambiar el sentido de sus políticas?. Están atadas al sistema financiero y sus créditos. Y por las buenas, por desgracia, no hay futuro. Nacionalicemos la banca. Rompamos la cadenas de esta máquina de asesinar llamada Capitalismo.

Un Comunista en la IA

El Pueblo, harto de los refor

Esto te revuelve, Pernando?



 Herriko Taberna de Sopelana


27 noviembre 2012

Los comunistas y el parlamentarismo por C. Thiago

Thiago
Considero que los preceptos leninistas aprobados por la Internacional en 1920 sobre el PC y el parlamentarismo, siguen siendo correctos y aplicables al momento actual. Los considerandos de las resoluciones no han perdido actualidad y las conclusiones permanecen vigentes. Merecen actualizarse algunos puntos, enriquecerse con la experiencia alcanzada y desarrollarse aún más pero en lo fundamental sigue siendo correcto. El proletariado revolucionario encabezado por su partido tiene la obligación de utilizar todos los medios de lucha que le permitan lograr la realización de su programa.

Existe una premisa básica enunciada por Marx y Engels en el Manifiesto que excluye la vía pacífica (y por ende, la vía parlamentaria): “[Los comunistas] Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente.” Lenin y Stalin a su vez insistieron en la necesidad de la violencia revolucionaria para la toma del poder, la instauración de la dictadura del proletariado y el ejercicio de esa dictadura sobre la burguesía reaccionaria. Sin embargo, tanto Marx y Engels como Lenin y Stalin pusieron énfasis en el uso de todas las formas de lucha que contribuyan a la causa del proletariado; todas las formas de lucha que permitan crear, desarrollar y fortalecer la politización, organización, movilización del proletariado y las masas populares bajo dirección del partido; todas las formas de lucha que en su despliegue, entrelazamiento y combinación bajo la dirección única y firme permitan aprovechar las condiciones objetivas, desarrollar las subjetivas y pasar a formas superiores de lucha, de manera especial a la lucha armada revolucionaria.

El parlamentarismo revolucionario es una forma de lucha, no es la principal y tampoco es la única. El proletariado tiene la obligación de participar también en el parlamento, para hacer uso de ese órgano del estado burgués que todavía es considerado por amplios sectores de la población como una las principales fuentes de poder. Al hacerlo debe tener bastante claro que esa participación es parte de la táctica revolucionaria del proletariado y no una cuestión estratégica donde se decida el curso de la revolución. Sin embargo, no minimiza la importancia de utilizar todos los espacios legales para apoyar y fortalecer el trabajo revolucionario fuera del parlamento; la principal actividad de los diputados comunistas está fuera del parlamento y no en el hemiciclo apoltronados en sus escaños, porque –como dice la Internacional– los diputados comunistas no van al parlamento a legislar, a llegar a acuerdos con las fracciones o bancadas, o cosas por el estilo. Los diputados comunistas usan su investidura, por más escasa protección que tenga, para vincularse con las masas, con sus organizaciones con sus luchas, siguiendo la dirección del PC. Por eso, los diputados comunistas deben ser obreros militantes del partido (no intelectuales: no abogados, decía Lenin), organizados como una unidad del partido bajo direccion directa del CC. Etc.

Las condiciones se tornarán peligrosas para comunistas consecuentes que lleven a cabo un trabajo revolucionario semejante utilizando el parlamento, pero es un riesgo análogo al que corre un combatiente en un frente de lucha.

Por supuesto, habrá coyunturas en las que habrá que boicotear las elecciones y la participación en el parlamento; serán seguramente cuando el PC las considere un obstáculo para la profundización de una situación revolucionaria, una crisis revolucionaria o una revolución en desarrollo. Todo dependerá, siguiendo a Lenin, del análisis concreto de la situación concreta. Las lecciones más claras y más conocidas nos la han proporcionado los bolcheviques: participaron en elecciones de las dumas y en el preparlamento entre febrero y octubre de 1917, y participaron en una Asamblea Constituyente que no querían que se convocara poco después de octubre de 1917. Es decir, en el curso mismo de la revolución. ¿Por qué no las boicotearon? Por su parte, China no tuvo parlamento por lo que no provee ningún ejemplo sobre lo que estamos conversando, pero las referencias que hice en mi post anterior dejan ver que los comunistas chinos no tenían ningún prejuicio para participar en un parlamento, en pleno desarrollo de la guerra popular. El hecho histórico –casi desconocido– es que los comunistas chinos estuvieron dispuestos, primero, y participaron después en un remedo que sustituyó al parlamento propuesto.

Cuando la Internacional aprobó sus tesis en 1920, el parlamento y el parlamentarismo estaban asociados a Europa y Estados Unidos. Sólo había pasado un poco más de una década desde que Rusia –la potencia más atrasada de Europa– había iniciado su vida parlamentaria. Pronto iban a aparecer los primeros parlamentos en países atrasados. En la actualidad, casi no hay país donde no exista parlamento. Es parte de los estados imperialistas, gran burgueses y terratenientes es cierto. Siempre fue un órgano del poder de las clases explotadoras, y aún así los comunistas decidieron utilizar al máximo las pocas posibilidades que permiten para potenciar el trabajo revolucionario fuera del parlamento. Y no hay por qué abandonar por una cuestión de principio una forma de lucha incorporada a la táctica revolucionaria de los comunistas.

El parlamentarismo revolucionario no tiene nada que ver con el cretinismo parlamentario de los socialdemócratas de antes y de los revisionistas de hoy.

Se puede bajar las tesis de la IC aquí:
https://docs.google.com/viewer?a=v&pid= ... YzRk&hl=es

EHS siempre acierta: Se piden dimisiones por el tema kutxabank

"Cachondos estos criticos, todavia creen en la democracia
 interna"
Sare Antifa
http://sareantifaxista.blogspot.com.es/2012/11/dimitir-es-un-acto-en-el-que-se-asumen.html#
La pesima gestion en el tema 'Kutxabank', hace que por primera vez desde dentro de la I.A, se pida que alguien asuma su responsabilidad, por su mala gestion en este tema y dimita de sus cargos.

Cierto es, nuevos tiempos corren por la I.A. Por primera vez en su historia se pide, desde diferentes espacios, que alguien asuma su responsabilidad, por la pesima gestion en el tema 'Kutxabank' y dimita de sus cargos.
Para la I.A y para alguno de sus dirigentes actuales, ha llegado la hora de la verdad con mayusculas.

Sare Info:
http://sareantifaxista.blogspot.com.es/2012/11/kutxabank-una-patata-muy-caliente-en-la.html
http://sareantifaxista.blogspot.com.es/2012/11/alguien-la-cago-con-kutxabank.html

14-N Y LA NO HUELGA DE LAB (carta en GARA de G. Bueno)


Como afiliado del sindicato LAB, tras leer la carta de algunos miembros de la dirección del pasado día 12 quisiera plantear algunas consideraciones:
¿Qué motivos que justificaban la convocatoria del 26-S justifican la no convocatoria el 14-N?
¿No llamando a la huelga el 14-N hemos ayudado o perjudicado a la urgente necesidad de crear un gran bloque social que haga frente a la ofensiva neoliberal de UPN-PNV-PP?
¿Hemos dado un paso adelante o atrás en el objetivo de acumular a las gentes de izquierdas que no se identifican con la política vendida de CCOO y UGT?
¿Hemos avanzado en nuestro proceso soberanista o por el contrario nos hemos alejado de aquellas personas que desde una perspectiva de izquierdas se pueden sumar a esta apuesta?
¿Con qué legitimidad vamos a interpelar en la próxima huelga a las bases de UGT y CCOO para que se sumen a una huelga como hicimos el pasado 26-S?
¿Los sindicatos alternativos del resto del Estado que han llamado a la huelga (SAT, CSI ...), con los que mantenemos relaciones y no se identifican para nada con CCOO y UGT, han entendido nuestra postura?
Obviamente, mi punto de vista se circunscribe a la zona de Iruñerria, pero cuando oyes a la mayoría de afiliados y simpatizantes de LAB responder con un «¿no jodas?» a la decisión de no convocar huelga el día 14, cuando varios de esas personas se suman a la huelga, cuando una decisión no se entiende en las bases (o al menos en una parte importante de ellas) es que o la decisión es muy buena (y por eso no la entendemos) o se ha metido la pata.
Igual me equivoco, igual el rechazo mayoritario a la no convocatoria solo se ha producido en Iruñerria, pero tengo la impresión de que nos hemos equivocado, de que el árbol no ha dejado ver el bosque y de que debiéramos hacer una profunda reflexión sobre la decisión tomada en torno a la huelga del 14-N.

26 noviembre 2012

La via independentista legal se estrella

Barcelona/Madrid, 26 nov (EFE).- Las elecciones regionales celebradas el domingo en Cataluña han abierto un escenario político complejo, en el que el líder nacionalista y presidente regional, Artur Mas, tendrá que pactar con otras fuerzas al quedar lejos de la mayoría absoluta que buscaba al adelantar los comicios.
Mas, acompañado por su socio de coalición Josep Antoni Duran Lleida, anunció hoy que está abierto a negociar con otras fuerzas, en concreto con ERC, una formación de izquierda, republicana e independentista, y con los socialistas catalanes.
También confirmó que mantiene su plan de celebrar una consulta sobre el futuro estatus de Cataluña con respecto a España, que será "un tema prioritario" a la hora de negociar los pactos de gobierno con otras fuerzas.
Los resultados obtenidos por Convergencia i Unió (CiU), la coalición que lidera Mas -ganó los comicios pero perdió doce diputados-, fueron valorados hoy por los principales partidos políticos españoles como un fuerte revés para el presidente catalán.
Mas, que tenía una holgada mayoría de 62 diputados en un parlamento de 135 escaños, se quedó con 50 parlamentarios tras adelantar dos años los comicios para iniciar un proceso que contempla la convocatoria de un referéndum.
El presidente regional interpretó hoy, sin embargo, que las urnas han dado un amplio respaldo al bloque soberanista, si se suman sus diputados con los de otras fuerzas que apoyan la consulta.
La gran beneficiada de la jornada electoral ha sido Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que ha pasado de 10 escaños a 21.
Este resultado convierte a la formación independentista en la segunda fuerza parlamentaria catalana, desplazando de esa posición al Partido Socialista, que se quedó en 20 escaños al perder 8 diputados.
El líder de ERC, Oriol Junqueras, aseguró hoy que su partido no se plantea formar parte del próximo gobierno, aunque se declaró dispuesto a pactar una agenda de objetivos con CiU que incluya el mantenimiento de la "vía soberanista" con un referéndum de autodeterminación.
En una conferencia de prensa, Junqueras expuso sus "condiciones", que resumió en "una agenda nacional clara y explícita (celebración de un referéndum) y un cambio económico", centrado en "un reequilibrio de la presión fiscal" para centrarlo en los que tienen "más recursos", y menos recortes sociales.
Mas y Duran destacaron por su parte que a la hora de cerrar pactos de gobierno deberá tenerse en cuenta una agenda política, económica y social determinada por el programa de su formación.
El gobierno de CiU llevó a cabo drásticos recortes sociales para reducir el déficit, lo que causó malestar y movilizaciones en los meses anteriores a los comicios.
El Partido Popular (PP), que gobierna en España, pidió hoy a Artur Mas que rectifique sus planes soberanistas.
En palabras del líder 'popular' y presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, citado por la "número dos" del PP, María Dolores de Cospedal, la estrategia de Más con el adelanto electoral fue un "fiasco".
En una conferencia de prensa en Madrid, Cospedal destacó que el presidente catalán "ha sido el mejor agente electoral de ERC".
Alicia Sánchez Camacho, la candidata del PP en Cataluña, que logró subir en un escaño la representación 'popular' en el parlamento regional, destacó por su parte que el presidente regional al adelantar las elecciones de forma innecesaria, llevó a Cataluña a una situación de "mayor inestabilidad" en la que un pacto con los independentistas de ERC "radicalizaría la política catalana".
El Partido Socialista, desplazado por los independentistas de ERC del tradicional segundo puesto que han ocupado en Cataluña, uno de sus grandes viveros de votos en las elecciones generales, pidió hoy a CiU que recupere "sus señas de identidad".
En una comparecencia ante la prensa, el líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Alfredo Pérez Rubalcaba, también hizo hincapié en el escenario complicado que se abre en Cataluña y evitó pronunciarse sobre un eventual pacto de su partido con Mas, responsabilidad que dejó en manos de la rama catalana de su formación.
El Gobierno español recordó a Mas cuando presentó su plan de convocar un referéndum que esa consulta no está contemplada dentro de la Constitución, por lo que no sería legal.

25 noviembre 2012

ETA renuncia a la negociación política

Derrota tras derrota hasta la victoria final
ETA ha propuesto a los gobiernos una «agenda de diálogo» centrada exclusivamente en las consecuencias del conflicto: presos y refugiados, desarme y desmilitarización. Adelanta que un acuerdo íntegro sobre estos temas «traería el fin definitivo de la confrontación armada». Lo hace tras reivindicar la necesidad de una «agenda de paz» que supere «la involución» que detecta en estos meses en gobiernos y partidos.

GARA | DONOSTIA
ETA ha dado el paso de definir una «agenda de diálogo», centrada única y exclusivamente en las consecuencias del conflicto. Se incluye en un comunicado remitido a GARA y que se puede leer en la página siguiente en su versión original en euskara. La organización armada lo detalla tras asegurar que percibe una «involución» en el año que ha transcurrido desde la decisión de abandonar definitivamente la lucha armada.
Su preocupación queda remarcada en la primera parte del texto, en la que ETA recuerda los precedentes del pasado que han prolongado el conflicto y expone que «también ahora hay un riesgo real de dejar sin salida el proceso». No obstante, incide en su determinación firme y concluye exponiendo que «ETA seguirá sosteniendo firmemente la oportunidad de solución».
Su propuesta de contenidos para el diálogo se formula tras recordar que en este año la organización vasca ha hecho intentos de abrir conversaciones con los gobiernos español y francés, una disposición sobre la que, asegura ETA, ambos «tienen conocimiento exacto». Con la intención de «profundizar en el mismo camino», plantea ahora esta «agenda» desde «la total convicción de que existen vías razonables para avanzar».
La agenda se circunscribe a las consecuencias del conflicto, sin incluir ningún planteamiento de carácter político. Plantea hablar de tres temas: «Las fórmulas y plazos para traer a casa a todos los presos y exiliados políticos vascos», «las fórmulas y plazos del desarme, de la disolución de las estructuras armadas y de la desmovilización de los militantes de ETA» y «los pasos y plazos para la desmilitarización de Euskal Herria, adecuando al final de la confrontación armada las fuerzas armadas que están en Euskal Herria».
Verdad, exiliados y víctimas
A ello le añade tres «notas». La primera es que «ETA no renuncia a reclamar la necesidad de que los estados reconozcan la verdad y la responsabilidad» por «la violencia que han utilizado en la confrontación y los crímenes que han cometido (torturas, guerra sucia, ejecución de militantes de ETA, etcétera). Mantiene esta demanda tras certificar que «no existen presos» por todo ello, dado que «las fuerzas del Estado han actuado con total impunidad».
En segundo lugar se refiere a la situación de las personas «que tomaron la decisión de marcharse de Euskal Herria como consecuencia de la lucha de ETA. ETA cree que ese asunto está encarrilado después de nuestra decisión», dice.
La tercera nota se centra en las víctimas provocadas por la confrontación. ETA asume que «es una consecuencia que hay que desarrollar inevitablemente en el proceso de paz. Como se debe trabajar desde espacios plurales y como reclama iniciativas plurales, consideramos que estas superan esta agenda. En cualquier caso, ETA está dispuesta a incluir este tema en la agenda, a fin de reconocer la verdad y la responsabilidad de cada uno».
Tras desengranar todo ello, ETA se declara abierta a «escuchar y analizar» las propuestas que puedan formular Madrid y París. Concluye añadiendo que «en el caso de llegar a un acuerdo integral sobre estos temas mencionados, se procedería a su implementación». Y confirma que ello supondría «la superación de las consecuencias del conflicto» y «el final definitivo de la confrontación armada».
Hace un último apunte: «En ese contexto, más allá de los pasos que se den a consecuencia de acuerdos, ETA adoptará decisiones para adecuarse a la nueva situación, según lo que pidan nuestros objetivos políticos, el proceso de paz y el propio momento político».
«Romper el bloqueo»
El comunicado remitido por ETA comienza denunciando «la involución» que percibe y que resume en esta frase: «Quienes hasta ahora afirmaban que si la lucha armada concluía definitivamente estaban dispuestos a iniciar un proceso de paz por la vía del diálogo y del acuerdo, tras la decisión de ETA están retrocediendo día a día».
Cita expresamente a los gobiernos español y francés, porque además de «cerrar la puerta al diálogo» están avanzando «en dirección contraria a la solución, dentro de una agenda para frustrar la opción de paz». Alude aquí como ejemplos a la actitud hacia presos y refugiados, «la represión de las últimas semanas», las «amenazas» o las declaraciones de los dos ministros de Interior, Jorge Fernández Díaz y Manuel Valls.
Constata en paralelo que «algunos partidos no han tenido hasta ahora la actitud constructiva que cabía esperar. A menudo los intereses partidistas se han sobrepuesto a los de la ciudadanía. Así, sea por cálculos electorales o por un afán de sostener la actual situación de imposición, los intentos de frenar y desfigurar el proceso han sido numerosos».
Como respuesta a esta situación, ETA incide en la «esterilidad» de las vías represivas. Hace ver a los estados que «pueden frustrar la oportunidad de paz, pero así nunca podrán dar el conflicto por superado». Y añade que «cuando la única oferta son la cerrazón y la represión cruda, cuando no se ofrecen caminos democráticos para superar el conflicto político, se alimenta la confrontación».
Esta reflexión da paso a un epígrafe titulado ``Hay que romper el bloqueo desde Euskal Herria'', y en el que ETA lanza mensajes a varios agentes desde la premisa de que «ETA cree que en Euskal Herria existe fuerza para superar el bloqueo y para avanzar en la solución. Pero para que el bloqueo y la frustración no echen raíces, hay que dar pasos, sin tardar. Por lo tanto, es momento de multiplicar los esfuerzos».
«No ceder» con Aiete
En este punto, indica a la sociedad vasca, agentes y ciudadanos, que tienen que ser «protagonistas principales» de este proceso.
A la comunidad internacional le plantea que «no debería ceder ante el bloqueo. El hecho de que una de las partes haya dado respuesta positiva a la Declaración de Aiete y que esta cuente con el respaldo mayoritario de la sociedad vasca son razones de peso para seguir intentándolo».
En cuanto a los partidos políticos, les traslada que «ETA espera que a partir de ahora, superado el largo ciclo electoral en toda Euskal Herria, actuarán con responsabilidad y de modo constructivo».
Por su parte, por último, la organización armada recalca su «voluntad de actuar en colaboración» con todos quienes respaldan la solución, con el objetivo de «encontrar vías efectivas de romper el bloqueo y desarrollar el proceso».

24 noviembre 2012

La AN confirma la vigencia de la 'doctrina" Parot para 24 presos de ETA

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -
   El Pleno de lo Penal de la Audiencia Nacional ha acordado este viernes por amplia mayoría rechazar los recursos presentados por 24 presos de ETA que siguen cumpliendo condena gracias a la denominada 'doctrina Parot'. no han entrado a debatir, por no ser aún firme, la posible aplicación a estos supuestos de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que condenó a España por utilizar esta doctrina para alargar penas de cárcel.
   Fuentes jurídicas han señalado que entre los recursos rechazados por la Sala, de la que en esta sesión han formado parte sus 19 miembros, se encontraba el de Inés del Río, que es precisamente la miembro de ETA  por la que se condenó a España, instando a su excarcelación. Dicha sentencia ha sido recurrida por el Gobierno y se está en espera de que la Gran Sala del TEDH se pronuncie sobre ello.
   Las mismas fuentes han señalado que los motivos para el rechazo de los recursos han sido tres. En algunos casos, los presos afectados presentaron ya recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional y les fue denegado, mientras que en otros los recurrentes están espera de que dicho recurso se resuelva.
   El tercer motivo aplicado en el Pleno de a otros presos de ETA que piden su excarcelación es que no cumplen los requisitos adoptados por el propio tribunal de garantías para determinar que la "doctrina Parot" no es aplicable a su caso concreto por contar con auto firme de liquidación de condena.
     El Pleno volverá a reunirse en una nueva ocasión para estudiar dos recursos que quedan pendientes, uno de un miembro de ETA y otro de una mujer condenada por tráfico de drogas. Hasta el momento, la Audiencia Nacional ha visto cerca de 40 recursos de miembros de ETA que solicitan ser excarcelados tras conocerse la sentencia del tribunal de Estrasburgo.
   Tras sus primeras deliberaciones, los magistrados acordaron el pasado 12 de octubre la puesta en libertad de los presos de ETA Óscar Abad e Itziar Martínez Sustatxa, ésta última tras apreciarse que en su caso la doctrina se había aplicado de forma inapropiada, según informaron fuentes jurídicas.
   En el primer caso el recurso no tenía nada que ver con la 'doctrina Parot' sino con un liquidación simple de condena.
   La 'doctrina Parot', que fue establecida por el Tribunal Supremo en 2006, determina que los beneficios penitenciarios a los que accede un recluso deben aplicarse individualmente sobre cada una de las penas por las que haya sido condenado y no sobre el límite máximo de estancia en prisión de 30 años.

23 noviembre 2012

Bildu llama a los ciudadanos a asistir al acto por dos ertzainas víctimas de ETA

Se suma al resto de partidos del municipio guipuzcoano de Beasain para pedir a los ciudadanos que acudan hoy al homenaje de Ana Isabel Arostegi y Javier Mijangos, asesinados por la banda terrorista

Bildu se sumó ayer al resto de partidos del municipio guipuzcoano de Beasain para pedir a los ciudadanos que acudan al homenaje esta tarde a los ertzainas Ana Isabel Arostegi y Javier Mijangos, asesinados por ETA en la localidad, cuando se cumplen once años del atentado. La coalición, que ostenta la Alcaldía, voto a favor del acto de hoy en recuerdo de las víctimas junto al PNV, PSE y PP

La revolución del Siglo XXI hace aguas

Todo por la poltrona
El reformismo solo mantiene la victoria pírrica de las urnas. A partir de ahí, "no quedan mas opciones". Salvo para tragar, ahí si que quedan todas las opciones del mundo... para este viaje no hacia falta tanta alforja.


SAN SEBASTIÁN, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -
   El Ayuntamiento de San Sebastián no abonará la paga extra de Navidad a sus trabajadores. Tras mantener una reunión durante dos horas con los sindicatos, en la que ha participado el alcalde, Juan Karlos Izagirre, la concejal de Recursos Humanos, Nekane Burutarán, ha admitido que el Gobierno municipal no tiene "alternativas" y "no le queda otra" que aplicar esta medida. "Ojalá tuviéramos otra solución", ha insistido.
   De este modo, los empleados municipales no cobrarán en diciembre la paga extra de Navidad. Como fórmula para compensar a los trabajadores, el Ayuntamiento contempla adelantar el pago de la nómina de diciembre al día 15 y abonar el 2 de enero la extra de junio de 2013.
   Con el resto de pagas extras se haría de forma similar en años sucesivos hasta 2014 ó 2015, cuando el Ayuntamiento intentará buscar la manera de abonar la extra de este año que entienden dejarían de percibir los funcionarios.
   En declaraciones a los periodistas, Burutaran ha explicado que en el encuentro de este jueves con los sindicatos se les ha trasladado la postura del Ayuntamiento que, según ha dicho, tiene como objetivo "buscar que la merma inmediata no se note", al tiempo que ha destacado la intención del Gobierno municipal de alcanzar el consenso con las centrales sindicales y ha confiado en lograrlo porque "las impresiones no son malas".
   El representante de ELA, Jakoba Urteaga, ha anunciado que mantendrá su postura y las movilizaciones al no estar de acuerdo con la decisión del Gobierno municipal. "Lo único que está claro es que en 2012 una paga no la vamos a cobrar, que vamos a percibir 13 y no 14 pagas", ha apuntado.
   El portavoz de LAB, Juanjo Altuna, por su parte, ha precisado que la propuesta del Ayuntamiento "no es definitiva" y ha señalado que la central abertzale analizará "el esfuerzo realizado" por el Ejecutivo de Bildu para "buscar alternativas", pese a estar "en contra de los recortes".

22 noviembre 2012

Barrena repite ante varias víctimas de ETA el "lo siento" expresado por Otegi

A Mikel nadie le pide perdon.
 Defenderemos los valores del socialismo?? Somos los mismos de siempre??Por qué no reivindicamos delante de las víctimas a Santi y Josu??Las palabras se las lleva el viento, pero los hechos...
"Simple y llanamente, lo sentimos, y lo sentimos mucho; nunca fue nuestra intención".

diariodenoticias j. arretxe - Jueves, 22 de Noviembre de 2012 - Actualizado a las 05:12h san sebastián. El dirigente de la izquierda abertzale e impulsor de Sortu Pernando Barrena participó en Barcelona en una jornada sobre Euskadi y las víctimas en la que mostró su "profundo pesar tanto por las consecuencias trágicas derivadas de la actividad de ETA como por nuestra posición política a las mismas, en la medida en que esta haya podido suponer -aunque no de manera intencionada- un dolor añadido o un sentimiento de humillación para las víctimas".
No fue un discurso nuevo -la propia izquierda abertzale y su principal líder, Arnaldo Otegi, ya se han pronunciado en términos similares-, pero sí fue la primera ocasión en la que un dirigente lo hizo frente a víctimas directas de ETA como Robert Manrique (el atentado de Hipercor, 1987) o Gorka Landaburu (paquete bomba, 2001).
Barrena, que participó en la capital condal en una jornada titulada Hablemos de Euskadi. Las otras víctimas y su papel en el nuevo escenario acompañado por Txelui Moreno, calificó la de las víctimas, en su conjunto, como "la asignatura pendiente" del proceso de paz. A su entender, existe "una necesidad real, colectiva de abordar el tema como personas que viven su sufrimiento de una manera individual y única, sin caer en uniformizaciones ni falsas equiparaciones".
El eje en el que basó su intervención fue el concepto de "justicia transicional", que desgranó como ha hecho en otras ocasiones la izquierda abertzale y que consideró "necesaria" para cinco aspectos: "el cese definitivo de toda violencia", "responder a las consecuencias del conflicto", "promover la reconciliación desde el reconocimiento mutuo", "el pueblo vasco pueda conocer la verdad, suma de todas las verdades sobre lo ocurrido" y para "situar el diálogo y el acuerdo democrático como garantía de no repetición".
En este sentido, Barrena reclamó "dar pasos ya, incluso sin modificación alguna de la legalidad" para cambiar la política penitenciaria, "abordar la desmilitarización del país" -donde incluyó que ETA disuelva "sus estructuras militares" y ponga "fuera de uso todo su armamento"- y empender un camino "largo" hacia la reconciliación que "no será posible sin un acuerdo de convivencia democrática".
El dirigente de la izquierda abertzale propuso la puesta en marcha de una comisión de la verdad "de naturaleza internacional e independiente, políticamente imparcial, con una participación abierta y de carácter incluyente". Su función, en palabras de Barrena, sería "analizar las causas y consecuencias del conflicto y los abusos cometidos durante el mismo".
En el apartado de la reconciliación desde el reconocimiento mutuo, Barrena dijo que "la izquierda abertzale desea mostrar con total sinceridad su absoluto respeto hacia todas aquellas personas que han sufrido y padecido vulneraciones de derechos humanos, sin querer proceder a ninguna clasificación del dolor y el sufrimiento ni a ninguna equiparación".
"La izquierda abertzale acepta que mediante sus declaraciones o actos ha podido proyectar una imagen de insensibilidad frente al dolor causado por las acciones de ETA", señaló un Barrena que ayer, lejos de esa "insensibilidad", saludó de manera afectuosa a Rosa Lluch, la hija del exministro del PSOE asesinado por ETA tal día como ayer hace doce años, Ernest. "Nos ha faltado hacia unas víctimas la sensibilidad mostrada con otras", resumió el dirigente de la izquierda abertzale.
Barrena fue el último de los participantes en intervenir antes de que Rosa Lluch clausurara la jornada organizada por la Universitat de Barcelona y la Fundació Ernest Lluch. Antes hablaron Manrique, Landaburu y el obispo emérito de Donostia Juan María Uriarte, entre otros.
"Ni Lluch ni las demás" Más allá de la influencia del principal ideólogo de la "redefinición estratégica de la posición política" de la izquierda abertzale -tal y como calificó el proceso Barrena ayer-, el impulsor de Sortu señaló a ETB que la cita de Barcelona fue "una experiencia humana de gran valor. Nuestra presencia quiere significar que para nosotros el reconocimiento y la reparación de las víctimas es fundamental a la hora de pensar en la reconciliación que tanto necesita nuestro país".
En declaraciones a la misma televisión, el expresidente de la AVT catalana Robert Manrique también consideró "positiva" la presencia de Barrena y Moreno en la jornada de Barcelona "desde el momento en el que la izquierda abertzale se plantea que las víctimas del terrorismo, en este caso de ETA, tenemos ciertos derechos y vienen al menos a dialogar y a ver cómo está el tema".
Aun así, Manrique también se refirió a las declaraciones que hizo la víspera Barrena y en las que señalaba que el atentado contra Ernest Lluch, que "entra dentro de ese tipo de sucesos que revuelve personal y políticamente", "nunca debió suceder".
Manrique, que acudió en junio a Nanclares para verse con un preso de ETA, reconoció las declaraciones de Barrena, pero reclamó un paso más: "Estoy de acuerdo en el hecho de que el de Ernest Lluch no se tenía que haber producido, pero los demás tampoco. Quizá falta esa coletilla".

Las concepciones oportunistas de Bujarin por DEMOFILO


La trayectoria política de Bujarin es oscilante. Empezó siendo izquierdista y acabó ejerciendo de derechista. Como dijo Lenin, era un ecléctico en el que aparecen entremezcladas muchas concepciones dispersas del más variado origen, incluso verdaderamente contradictorias. En su pensamiento aparecen desconectados acontecimientos que en la realidad tienen una íntima vinculación, lo que le permite defender una tesis para acabar inmediatamente defendiendo la contraria. Como en el caso de tantos otros bolcheviques que renegaron y acabaron traicionando al comunismo, su enfrentamiento no se entabló con Stalin sino que aparece mucho antes, con Lenin y el conjunto de tesis fundamentales del partido bolchevique. Las divergencias entre Lenin y Bujarin se resumen en los siguientes puntos:

1. Bujarin no convivió pacíficamente dentro del partido bolchevique, sino que tuvo divergencias trascendentales, que se plantearon con el propio Lenin. Bujarin nació en 1889, o sea que era casi 20 años más joven que Lenin. Ambos se conocieron hacia 1912 cuando Bujarin tenía 23 años y por eso Lenin le dio un trato especial, con paciencia porque era posible que los errores de Bujarin fueran debidos a su juventud, a su falta de experiencia y el tiempo le permitiera rectificar. Por eso Lenin jamás le atacó directamente. En aquella época, Bujarin era un izquierdista dentro del partido, opuesto al “programa mínimo”. Como decía Lenin, Bujarin era “semianarquista” y por aquellas fechas (1912) se alejó del partido, se fue al exilio y no regresó hasta la revolución de 1917. Cuando volvió, los militantes del interior ni siquiera le conocían.

2. Cuando en 1914 estalla la I Guerra Mundial, Bujarin se enfrenta a la consigna leninista de la derrota del gobierno propio en la guerra imperialista, por lo que se convocó la Conferencia de Berna, donde las tesis de Lenin fueron apoyadas por todos los delegados excepto por uno, Bujarin, que no aceptó la consigna del Partido de “guerra civil” frente a la guerra imperialista y la exigencia de derrota del gobierno propio. Bujarin también se opone a que el programa del partido mencione la crisis del capitalismo como parte integrante de la nueva fase que se abre con la guerra.

3. Al regresar al interior en 1917, las divergencias de Bujarin reaparecen; se opone al Pacto de Brest-Litovsk, en lo que coincide con Trotski. Para luchar contra Lenin y la dirección del partido, Bujarin crea la facción de los comunistas de izquierda, que aprobaron una resolución por la cual proponían sacrificar la Revolución de Octubre en beneficio de una próxima “revolución internacional”. Además de problemas internos con algunos de sus propios militantes, los bolcheviques tuvieron entonces serias divergencias también dentro del gobierno con los eseristas de izquierda, con los cuales gobernaban en coalición. Lógicamente también tenían divergencias con fuerzas ajenas, todo lo cual condujo al intento de golpe de Estado de 1918 y a los sucesivos intentos de asesinar a Lenin, que no fueron obra de los zaristas sino de ciertos “izquierdistas”.

4. En 1920 Lenin criticó el libro de Bujarin titulado “La economía de la transición”, demostrando que era completamente ajeno al marxismo, “pura escolástica” donde la dialéctica estaba ausente. Lo que Lenin dijo de Bujarin no lo dijo de ningún otro bolchevique: “Nunca ha estudiado dialéctica y creo que no la ha comprendido nunca”, añadiendo: “Es muy dudoso que sus concepciones teóricas puedan ser calificadas de marxistas”. Y también: “Sus concepciones pueden calificarse de enteramente marxistas con muchas dudas, pues hay en él algo escolástico (jamás ha estudiado y creo que jamás ha comprendido del todo la dialéctica)”.

5. En el debate de 1921 sobre los sindicatos volvieron a aparecer las tendencias semi-anarquistas de Bujarin, quien preconizaba el “control obrero” y la desaparición del Estado, disuelto en una combinación de soviets y sindicatos. Lenin escribió entonces “Una vez más acerca de los sindicatos, el momento actual y los errores de los camaradas Trotski y Bujarin” en el que califica de eclécticas las tesis de Bujarin y de incurrir en el “sindicalismo”.

6. Las posiciones “semi-anarco-sindicalistas” de Bujarin no son más que la punta del iceberg de otra serie de cuestiones, incluso más importantes, en las que estaba enfrentado al leninismo como la concepción del partido como vanguardia, la dictadura del proletariado y otras.

7. Al implementarse la NEP, Bujarin da un salto, pasando del izquierdismo al derechismo sin solución de continuidad. Para él la NEP era un retroceso y -curiosamente- la compara con el tratado de Brest-Litovsk (Obras Escogidas de Bujarin, pg.70).

8. Bujarin está en contra de la lucha de clases bajo el socialismo (Obras Escogidas, pg.263) anticipando las tesis de Jrushov en el XX Congreso. Por eso sus Obras Escogidas las publicó la Editorial Progreso en 1990, o sea, por orden de Gorbachov. Según Bujarin la NEP no iba a multiplicar la diferenciación social de las clases en la URSS, sino todo lo contrario: los campesinos se convertirán en campesinos acomodados y “el campesinado desaparecerá” (pgs.201 y 307). A partir de ahí sólo quedará un “trabajo de organización pacífico”, la lucha “evolutiva de la formas económicas” y, finalmente, el “declive del Estado, siempre por la vía evolutiva” (pg.121).

9. Cuando en 1927 los manejos de Zinoviev y los trotskistas son definitivamente aplastados, Bujarin asume la dirección de la Internacional Comunista, donde vuelve a la carga con sus planteamientos con una ligera variante: hay que abandonar la Unión Soviética a la suerte de un próximo levantamiento de los campesinos de Asia. Su internacionalismo se había convertido en tercermundismo. Esa tesis no es una novedad en Bujarin, que ya en su obra “El imperialismo y la acumulación de capital” publicada en 1914 también lo había dicho claramente.

10. Esa misma postura la volverá a defender luego Bujarin en el debate mantenido con Stalin y con la mayoría del partido en 1928 sobre la industrialización. Stalin afirmó que estaba en cuestión no sólo la construcción del socialismo sino el mantenimiento de la independencia del país, porque era inminente una agresión imperialista contra la URSS. En su informe al VI Congreso de la Internacional Comunista (1928), Bujarin manifiesta su completo acuerdo con la próxima guerra (II Guerra Mundial) e incluso la configura como el verdadero rasgo carácterístico del momento. Sin embargo, la alternativa que ofrece a ese riesgo no es la industrialización de la URSS sino la confianza en un futuro levantamiento de los pueblos de Asia.

11. En su informe al VI Congreso de la Internacional Comunista (1928) Bujarin repite su tesis sobre las crisis económicas, con la gran paradoja de que lo hace justo una año antes de la gran crisis de 1929. Bujarin tenía una teoría de las crisis económicas diferente de las marxistas. No concebía que con el imperialismo las crisis tuvieran un carácter general, ni habla de sobreproducción ya que prefiere utilizar el término “desproporción” entre las diferentes ramas de la economía. La sobreproducción es solamente una de esas desproporciones, dice: la que se da entre la producción y el consumo, y solamente sirve para poner de manifiesto que el capitalismo carece de planificación, que está mal organizado, que es anárquico. En el capitalismo monopolista (capitalismo “de Estado” lo llama él) las crisis son imposibles (pg.166).

12. En su informe al VI Congreso de la Internacional Comunista Bujarin expuso sus tesis sin someterlas previamente al debate con la delegación soviética, en contra de las reglas hasta entonces habituales. Esta situación anómala obligó a los delegados soviéticos a introducir 20 enmiendas a dichas tesis, colocando a Bujarin en una situación más que violenta. Las divergencias internas salieron a la luz frente a terceros de la peor manera posible y Bujarin fue desautorizado públicamente en su condición de responsable de la Internacional Comunista por la propia delegación soviética. Los demás alucinaron del follón interno que tenían los soviéticos.

13. En su polémica interna contra el partido a causa de la NEP, Bujarin la quiso convertir de una fase transitoria en toda una estrategia universal de la construcción del socialismo: “La integración pacífica del kulak en el socialismo”, decía. Todos los países del mundo deben contruir el socialismo bajo las recetas de la NEP. Esto -según Bujarin- diferencia a la NEP del comunismo de guerra, que fue un acontecimiento sólo temporal, propio de una Rusia atrasada y provocado por una intervención militar extranjera. Sin ello no se hubiera puesto en práctica el comunismo de guerra; se hubiera pasado directamente a la NEP. Quizá otros países no necesiten conocer el comunismo de guerra, afirma Bujarin, pero todos pasarán por la experiencia de la NEP, que abarca un largo periodo histórico.

14. En una reunión interna de la dirección bolchevique durante el debate sobre la industrialización, Postichev le dijo a Bujarin a la cara que era un “vulgar filósofo campesino”, y era cierto: Bujarin se hacía pasar por un defensor a ultranza de todo el campesinado, del campesinado en abstracto, incluso frente a la clase obrera soviética, a la que calificaba como una “clase explotadora de los campesinos”. Cuando estuvo claro que la NEP se agotaba, Bujarin escribió: “Hay que liberalizar aún más el comercio, y para ello, hay que hay que conceder más libertad económica a la burguesía agrícola”. La manera de introducir al pequeño campesino en el socialismo no era a través de “imposiciones extraeconómicas” sino de “ventajas económicas” (pg.71), los estímulos inmediatos individuales. Por eso habla de “firmar acuerdos” con los capitalistas, que terminarán siendo absorbidos, nuestro capitalismo de Estado perecerá de manera totalmente pacífica y “eso será la victoria final del comunismo” (pgs.73-74).

15. Como consecuencia de las continuas divergencias políticas, después de varias reuniones para tratar de solucionar el problema, Bujarin salió del Buró Político del partido (donde había sustituido a Lenin tras su muerte en 1924), es decir, no fue expulsado ni siquiera del Comité Central. También tuvo que abandonar la dirección del Pravda y pasó a trabajar en el Ministerio de Industria, donde creó una revista que se llamaba algo así como “La construcción del socialismo y la ciencia” y en la que siguió escribiendo y defendiendo sus tesis, junto con el grupo de derechista. Por lo tanto, desde la polémica de 1928 hasta su condena en 1938 pasan diez años, lo que se demuestra que Bujarin no fue condenado por sus divergencias políticas sino por otro tipo de motivos, que hay que buscar en esos diez años posteriores.

Geraldine Taylor -RSF- acusa a los Provos de informantes

Los amigos de Otegi un paso mas lejos..o no?


nortedeirlanda

Una protesta se llevó a cabo fuera de la reunión de la junta de policía británica en An Cultúrlann, West Belfast el 12 de noviembre. La Vice-presidente del Republican Sinn Féin [el partido tiene dos], Geraldine Taylor, llevó la protesta más allá y entró en el edificio donde la reunión estaba en marcha en el segundo piso.

Geraldine se acercó al micrófono y abordó directamente a los Provisionales. Ella les dijo que era "una vergüenza estar sentado aquí hoy con la policía británica, la RUC, mientras el país todavía está ocupado".

"Estas son las personas que asesinaron y mutilaron a los nacionalistas durante muchos años, y que hacen lo mismo hoy. Al sentarse aquí con ellos se es parte integrante de todo. Ahora vosotros administrais los Seis Condados [bajo gobierno británico] para el establishment británico. Años atrás habríais disparado a los informantes, pero ahora vosotros sois los informantes. "

Después de haber dicho esto Geraldine salió de la reunión.

Al hablar con un representante del periódico Saoirse  Geraldine reiteró que esta colaboración es poco menos que una traición. "La única manera de avanzar es una nueva Irlanda que figura en Éire Nua, no un nuevo Stormont con la misma fuerza de policía británica colonial", dijo Geraldine Taylor.

http://ulster.rsf.ie/

21 noviembre 2012

Crítica al marxismo subjetivista de Kohan y Holloway por Astarita

Kohan, escritor favorito de Ivan Marquez
(farc-ep),se arrimarón, se jodieron.

Crítica al marxismo subjetivista de Kohan y Holloway

Por estos días un lector me envió un mail preguntándome por mi posición frente a la crítica del profesor Néstor Kohan al marxismo “objetivista” y “determinista”. El tema está vinculado a la cuestión de si existen leyes objetivas, sociales, en el modo de producción capitalista. Kohan es un exponente de los marxistas que sostienen que no existen tales leyes objetivas. Ha escrito un libro sobre El Capital, de mucha influencia en Argentina y en América Latina, en el que defiende esta postura. John Holloway, a quien Kohan cita extensamente, tiene un enfoque similar. Mi punto de vista es muy distinto. En esta nota reproduzco un artículo que escribí en 2007, de crítica al libro de Kohan. Ahora he modificado el título y varios pasajes. El determinismo en el marxismo lo trataré más específicamente en otra nota, aunque la cuestión ya está contenida en la discusión sobre las leyes objetivas. Aquí va entonces el escrito.

En los últimos años se ha difundido una crítica a lo que se llama la lectura “tradicional” de El Capital. La misma afirma que la lectura tradicional conduce a interpretaciones “funcionalistas”, “objetivistas”, “mecanicistas” e incluso “burguesas” del capitalismo. Esta idea ha sido desarrollada por el profesor Kohan en El Capital, historia y método – una introducción (La Habana, 2004; las citas corresponden a este texto)El libro incluye un trabajo de John Holloway, en el que sostiene que “[l]a lectura tradicional [de El Capital] es una lectura funcionalista” (p. 435), que anula la fuerza crítica de la obra de Marx. Kohan, por su parte, advierte que El Capital no hay que leerlo “sin advertir todo lo que la exposición lógica presupone”. Con esto quiere decir que no hay que empezar por la primera línea del primer capítulo, y seguir por el capítulo dos, por el tres, etcétera, porque si hace esto el lector “se desbarranca inmediatamente y sin remedio” (p. 292; énfasis agregado), y está condenado a no ver las diferencias entre la “mano invisible” de Adam Smith y la posición de Marx. Según Kohan, hay que comenzar a leer el texto de Marx por el capítulo 24, y hay que estar prevenido contra las tentaciones de interpretación “mecanicista” y “objetivista”. En definitiva, Kohan y Holloway abogan por un marxismo “no objetivista”, que subraya lo subjetivo. Holloway resume la tesis de la siguiente forma: de acuerdo a la lectura tradicional, El Capital presenta un análisis de cómo funciona el capitalismo, según ciertas leyes de desarrollo. Pero sólo puede haber leyes, continúa Holloway, “en la medida en que el fetichismo está completo, en la medida en que las relaciones sociales están totalmente reemplazadas por relaciones entre cosas” (p. 435). Pero si es así, “si el fetichismo está completo, entonces no existe ninguna posibilidad de auto-emancipación de los negados, de los oprimidos” (ídem). En cambio, la lectura “no tradicional” de El Capital, que Holloway considera indispensable, muestra que detrás de las máscaras del fetichismo existe la fuerza del trabajo alienado, y el capital depende totalmente de “nuestro hacer” y de “su conversión en trabajo abstracto”. Kohan, de la misma manera, arremete una y otra vez contra los marxistas “objetivistas”. Por ejemplo, refiriéndose a las interpretaciones de la ley de la tendencia decreciente de la tasa de ganancia, afirma que “la ortodoxia del marxismo” piensa que el capitalismo iría a un “necesario y fatal… juicio final”, lo que llevaría al paso automático a la sociedad comunista (p. 333).
En resumen, el tema es criticar toda lectura que quiera ver en El Capital un estudio de leyes objetivas de funcionamiento del capitalismo. Por ejemplo, y según el enfoque de Kohan y Holloway, el propósito de la ley del valor de Marx es explicar la posibilidad de las crisis, y “no comprender esto constituye una equivocación fundamental del marxismo funcionalista que termina incorporando a la teoría del valor de Marx en El Capitaluna visión infundadamente armonicista del orden social…” (Kohan, p. 361). Pensamos que este abordaje de la obra de Marx sólo se puede mantener a costa de a) una tergiversación de las categorías fundamentales; y b) una caricaturización de las posturas de lo que Kohan llama “marxismo objetivista”. Sostenemos también que esta lectura no ayuda a avanzar en la lucha teórica contra la ideología burguesa; y tiene consecuencias políticas graves.
Leyes objetivas, base de la política revolucionaria
A pesar de lo que digan los críticos de las lecturas “tradicionales” de El Capital, es un hecho que Marx sostuvo, una y otra vez, que existen leyes de funcionamiento del capitalismo. Por ejemplo, habló de la ley del valor, a la cual consideraba la “ley fundamental de la economía política moderna”, en tanto que “conexión interna y necesaria” entre el valor de las mercancías y los tiempos de trabajo socialmente necesarios. También habló de la ley general de la acumulación, de las leyes de la apropiación capitalista, o de la ley de la tendencia decreciente de la tasa de ganancia. Siempre se refirió a estas leyes como leyes “objetivas”. Por “objetiva” Marx entendía que son leyes que derivan de las relaciones sociales y del accionar de los seres humanos, pero que éstos no dominan. Por eso la cosificación de las relaciones sociales implica que se trata de un mundo social, pero que domina al ser humano.
Se trata entonces de leyes que gobiernan el funcionamiento del sistema, su reproducción, y que a través de su dialéctica interna encierran la dinámica de las crisis, del estallido de las contradicciones. Proporcionan por eso el campo para la acción revolucionaria, para la intervención de los explotados en la resolución definitiva de las contradicciones. De ahí que sea necesario conocer este aspecto sistémico del capitalismo, a fin de que la crítica llegue “al hueso” y se entienda que los males de la clase obrera no se van a acabar cambiando personajes o gobiernos, sino acabando con la propiedad privada del capital. Insistimos, para sacar esta conclusión hay que entender el aspecto sistémico, objetivo, reproductivo de estas leyes del capital. Pero precisamente esto es lo que niega la lectura de El Capital que propone Kohan, siguiendo a Holloway.
Por ejemplo, la ley del valor regula, como tendencia, las partes del trabajo total social que deben destinarse a la producción de diversos valores de uso. Este concepto es explicado en el capítulo 12 del tomo I de El Capital, donde se sostiene que las diversas esferas de la producción procuran mantenerse constantemente en equilibrio, en el sentido que cada productor debe producir un valor de uso que satisfaga alguna necesidad social. Por esta razón debe establecerse un nexo interno que articule estas diversas masas de necesidades, y este nexo interno es la “ley del valor”. Esta tendencia de las diversas esferas de la producción a mantenerse en equilibrio sólo se manifiesta, a su vez, como reacción contra el desequilibrio constante. O sea, la ley del valor actúa como una reguladora anárquica de la producción, con independencia de lo que los seres humanos puedan desear. Es una ley que se impone de forma objetiva social.
Cualquiera que tenga un mínimo de cultura en economía y lea esto en El Capital, se dará cuenta de que esta concepción está muy alejada de la teoría burguesa del equilibrio general. Pero también entenderá que la ley del valor de Marx no tiene como único objetivo explicar la posibilidad de las crisis, sino mostrar cómo en el capitalismo se comparan, distribuyen y regulan los tiempos de trabajo. Esto no quiere decir que Marx tuviera una concepción “armonicista” del sistema capitalista. Por el contrario, la ley del valor se fundamenta en una contradicción que es insalvable del sistema, la que existe entre el carácter social y privado del trabajo. Por lo tanto, lo que está mostrando Marx es cómo el sistema puede reproducir en escala ampliada esta contradicción a través de la acción de la ley del valor. Para lo cual debe establecerse cierta regulación, cierta ley interna del mercado. Constituye un planteo no dialéctico pensar que la existencia de la contradicción o del desequilibrio niega el momento de la identidad, de lo sistémico, de lo que se reproduce en escala ampliada. Es no entender el ABC del asunto.
De la misma manera, la ley de la tendencia decreciente de la tasa de ganancia trata de demostrar cómo, a pesar de la acción consciente de los capitalistas por elevar la tasa de ganancia, se produce una caída tendencial de la tasa de ganancia. Se trata de nuevo de una ley de funcionamiento, que revela el carácter contradictorio del proceso de producción capitalista. La caída de la tasa de ganancia precisamente se da porque existe una ley de la acumulación capitalista, que se manifiesta en ciertas regularidades tendenciales; por ejemplo, la tendencia al crecimiento de C/V. Lo importante es que estas tendencias operan en la realidad y en la historia del capitalismo. No se trata solo de especulaciones abstractas. En particular, las crisis se descargan como fenómenos objetivos, por encima de la voluntad de los participantes. Es absurdo que la quiebra de Lehman o de Bears, de Enron o World.com, las desvalorizaciones masivas de capital que se precipitan con las crisis, sean manejadas o preparadas por los mismos capitalistas. Son fenómenos objetivos-sociales.
En otros pasajes Marx todavía es más explícito, si se quiere, acerca del carácter objetivo de estas leyes, al tiempo que señala las contradicciones implicadas. Por ejemplo, en el capítulo 22 del tomo I de El Capitalsostiene que el desarrollo de la producción capitalista convierte “en ley de necesidad” el incremento constante del capital invertido, y que la competencia impone a todo capitalista individual “las leyes inmanentes del régimen de producción capitalista de producción como leyes coactivas” (énfasis añadido). Lo cual encierra una crítica al capitalismo “humano” y “bondadoso”, con el que sueñan muchos utópicos. Incluso en ese mismo capítulo habla de una dialéctica “interna e inexorable” que hace que la ley de la apropiación, o ley de la propiedad privada, se transforme en su contrario, en la ley de la apropiación del producto del trabajo ajeno sin equivalente. Existe una dialéctica, esto es, una dinámica objetiva, que conduce al ahondamiento de la contradicción entre el capital y el trabajo, pero a través de un funcionamiento que es sistemático.
Ahora bien, ¿qué tiene que ver esto con el “armonicismo”, con la “mano invisible” de Adam Smith? Respuesta: nada, no tiene nada que ver. En Marx se trata de leyes objetivas, que operan a partir de contradicciones sociales fundamentales. En Smith no hay ni rastros de esto. Además, ¿por qué tiene que deducirse de este enfoque de Marx que el trabajo no tendría potencialidad revolucionaria, o que estamos ante un “fetichismo completo”, si precisamente siempre está presente en el planteo la contradicción y el conflicto? Contra lo que afirma Kohan, es evidente que las “lecturas tradicionales”, que advirtieron que El Capital plantea la existencia de leyes objetivas, no se equivocaron. Pero además, las consecuencias políticas que se derivan de esto, nunca estuvieron, ni están, mecánicamente determinadas. Es que al demostrar Marx que existen estas leyes, está diciendo que, en tanto subsistan las relaciones sociales de producción, habrá explotación, desocupación, y crisis económicas. Por lo tanto, este planteo constituye un poderoso llamado a la clase obrera para encarar políticas revolucionarias y para poner un tope a las ilusiones reformistas sobre lo que puede conseguir dentro del sistema capitalista. A la inversa, el planteo de que no existen leyes objetivas puede alentar proyectos utópicos y reformistas, esto es, la idea de que todo se puede cambiar con luchas y presiones dentro del sistema, porque ninguna posibilidad está descartada. Como veremos, más que en la existencia de leyes objetivas del sistema, este último fue el argumento central en que basaron sus orientaciones políticas la mayoría de las corrientes reformistas y reaccionarias dentro del movimiento obrero y socialista.
Tergiversan lo elemental
Los planteos de Kohan y Holloway solo se mantienen a costa de desconocer, de forma grosera, cuestiones elementales de la crítica marxiana de la economía política. Por supuesto, todo el mundo tiene el derecho a discrepar con tal o cual aspecto de la teoría de Marx; además, es claro que hay interpretaciones diversas sobre muchos pasajes, y también cuestiones que deben reexaminarse, a la luz de nuevos desarrollos teóricos, o de la evolución del capitalismo. Por caso, personalmente he planteado que con los supuestos que plantea Marx no se puede demostrar la caída tendencial de la tasa de ganancia, como lo demostró el teorema de Okishio. La lectura de Marx, o de cualquier otro autor, debe servir para interpretar la historia y el presente. La crítica y el espíritu moderadamente escéptico son esenciales. Sin embargo, esto no autoriza a decir cualquier cosa para que los textos encajen en lo que queremos que quieran decir. Pero esto es lo que hacen Holloway y Kohan, mediante el sencillo procedimiento de ocultar todo lo que no les conviene, e inventar libremente lo que se les ocurre. La cosa llega al extremo que ni siquiera aciertan en el concepto de capital. Y lo grave es que esto pasa por “alta teoría”, que supuestamente abriría el camino al estudio de Marx.
Por ejemplo, Holloway afirma que “lo que constituye valor y valor de uso es el trabajo humano” (p. 436). Sin embargo, la realidad es que el trabajo humano sin los medios y objetos de trabajo no puede constituir el valor de uso, como explica Marx, tanto en el capítulo 1 de El Capital, como en la Crítica al Programa de Gotha. La desposesión de los medios de producción permite al capital establecer su dominio sobre el trabajo. Pero Holloway está empeñado en exaltar el “poder del trabajo”, para poder concluir que el capital “depende” del trabajo. Está en su derecho, pero eso no lo autoriza a inventar citas de Marx. Es que Marx consideraba que eran los burgueses los que estaban interesados en “atribuir al trabajo una fuerza creadora sobrenatural”, para ocultar el hecho que el obrero, desprovisto de los medios de producción, solo podrá trabajar con el permiso del propietario de las condiciones materiales de trabajo. Por eso, Marx insiste en que “la naturaleza es la fuente de valores de uso… ni más ni menos que el trabajo, que no es más que la manifestación de una fuerza natural…” (Crítica al Programa de Gotha). Holloway, sin embargo, pone en boca de Marx la afirmación opuesta, para sostener en seguida que el capital depende totalmente del trabajo (p. 437). ¿Qué quedó en el camino? Pues que el trabajador depende de la voluntad del propietario de los medios de producción de comprar su fuerza de trabajo en el mercado. Esta es una cuestión objetiva –son relaciones de producción estabilizadas y reforzadas por el aparato político jurídico represivo- de la cual no se puede hacer abstracción a la hora de hablar del dominio del capital. Si se hace abstracción de esto, se cae en el voluntarismo político, sin bases materialistas. O se cae en la ilusión de que basta ser un rebelde – apagar el despertador y no ir a trabajar, como llega a proponer Holloway- para cuestionar el dominio del capital. ¿Qué trabajador real puede seguir este consejo? Ninguno, porque son abstracciones propias del que se ha abstraído de la realidad “objetiva” del modo de producción capitalista, del poder de la propiedad privada. Y esto se quiere hacer pasar por “espíritu revolucionario”, inspirado en El Capital.
Las afirmaciones de Kohan sobre Marx discurren por los mismos carriles de falta de rigurosidad que los de Holloway. Cuando le conviene, hace decir a Marx cosas que éste jamás ha dicho, y en temas que son cruciales. Así, sostiene que Marx dijo “en varias partes de su correspondencia, en la Contribución… y también en El Capital ‘yo descubrí esta doble dimensión del trabajo humano’ (p. 280). No sabemos en qué carta o lugar de El Capital afirmó semejante cosa. Pero en la Contribución a la crítica de la Economía Política señaló que Steuart establecía “una aguda distinción entre el trabajo específicamente social, que se manifiesta en el valor de cambio, y el trabajo real, que tiende a la obtención de valores de uso” (p. 43, edición Siglo XXI). Esto está muy alejado de la afirmación que Kohan atribuye a Marx. Lo menos que se hubiera esperado es que Kohan discutiera la afirmación de Marx sobre Steuart, y brindara alguna explicación de por qué afirmó lo que afirmó. Pero eso brilla por su ausencia. ¿Qué opinará Kohan de la afirmación de Marx sobre que la base de toda crítica es el rigor? Por otra parte, si hubiera examinado a fondo esta cuestión del trabajo abstracto, le hubiera sido bastante difícil probar que, en la teoría de Marx, el trabajo abstracto “es lo que otorga carácter de mercancía a los productos del trabajo” (p. 352). ¿De dónde saca Kohan este nuevo disparate? ¿No hay límites para este “marxista no objetivista”?
Ni siquiera el concepto de capital
Pero el colmo de los desatinos es no entender qué es capital para Marx… en un libro dedicado a El Capital.Escribe Kohan: “[e]l capital es trabajo muerto… porque es trabajo pretérito” (p. 279). Pues bien, Marx no dice esto. Marx dice que el valor es trabajo pretérito, no el capital. Es imposible que el capital sea trabajo muerto. El dinero con que el capitalista paga el salario del obrero encarna valor, trabajo muerto. Pero una vez que se ha realizado la operación D – F de T, el capitalista ya no dispone simplemente de valor (o sea, de trabajo muerto), sino de “una mayor cantidad de trabajo que el necesario para reemplazar el valor de la fuerza de trabajo” (El Capital tomo 2, cap. 1). Por eso, en ese mismo capítulo Marx dice que la actividad productiva de la fuerza de trabajo (o sea, el trabajo vivo, no muerto) tan pronto se pone en combinación con los medios de producción, pasa a formar parte del capital productivo. Esta idea la repite en el capítulo 8 del mismo tomo. Durante el proceso de trabajo el capitalista no consume los medios de consumo del obrero, sino su fuerza de trabajo en acción. Esto significa que durante el proceso de trabajo el capital variable existe bajo la forma de trabajo vivo. Si el capital fuera “trabajo muerto”, como dice Kohan, no podría ser “valor en proceso de valorización”. Precisamente, el trabajo muerto (valor) se valoriza mediante la incorporación de su opuesto, el trabajo vivo, al proceso productivo. Y en esto reside la contradicción interna del capital. Pero Kohan no problematiza ni discute estas cuestiones. Simplemente escribe: “Marx dice que el capital es trabajo muerto”. No acompaña su afirmación de referencia alguna a la obra de Marx. No es tampoco una afirmación ambigua, porque luego insiste en que el capital es trabajo “pretérito”, “cristalizado”, “cosificado”, “solidificado”, mientras que la actividad humana es algo presente. Kohan presenta la oposición de manera rígida, como si en la contradicción no debiera haber también unidad, identidad. Pero… ¿cómo existe el capital variable durante el proceso de trabajo si no es bajo la forma de trabajo vivo? Kohan no da respuesta a esta pregunta que alude a la cuestión central que le ocupa, la relación entre la objetividad y la subjetividad en la relación capitalista.
 Incoherencia
Kohan sostiene que si se sigue el orden de lectura propuesto por Marx el lector está condenado a no ver las diferencias entre la “mano invisible” de Adam Smith y la posición de Marx. De ahí que proponga iniciar la lectura por el capítulo 24. Es un absurdo. ¿De dónde saca Kohan que si se empieza por el capítulo 24 se entiende la crítica a la “mano invisible” de Smith, pero si se empieza por el capítulo 1 “se está condenado” a no entenderla? De ser así, habría que concluir que ninguna persona que llegó al capítulo 24 luego de haber pasado por los 23 capítulos previos, entendió El Capital. Hubo que esperar a que Kohan empezara por el capítulo 24, para que iluminara a la humanidad acerca de dónde reside el secreto de la crítica marxiana a Smith. Es que todo aquel que hubiera llegado al 24 por el camino tradicional, ya no tenía manera de entender que había que haber empezado por el 24, porque estaba “desbarrancado”. ¿Cómo hizo Kohan para empezar por el 24, para darse cuenta de que si no empezaba por ahí, se desbarrancaba? Misterio. ¿Cómo sabe que no hay otra lectura científica empezando por cualquier otra parte, y siguiendo lecturas “a los saltos”? Otro misterio. Pero convertir a El Capital en Rayuela da para escribir sesudos tratados dedicados a descalificar a todo aquel que no accedió a la llave del entendimiento: empezar por el capítulo 24. Toda esta docta tontería, naturalmente, no merecería siquiera tratamiento, si no fuera porque semejantes dislates se siguen explicando en cátedras y cursos, como si fueran “ciencia revolucionaria”.
Crear “muñecos de paja”
La falta de rigurosidad de Kohan se extiende al tratamiento que dispensa a los autores que critica. Para dar un caso, citemos la ley de la tasa decreciente de la tasa de ganancia. Sobre esta ley se ha discutido mucho durante años, en particular a partir de la crítica de Okishio y de los neoricardianos. Pero Kohan no menciona estas polémicas; no examina las respuestas de los marxistas “ortodoxos”, ni penetra en los argumentos. Ni siquiera menciona los problemas que pueda haber en la ley. Sin embargo, acusa a los marxistas que analizaron o discutieron la ley, de ser “objetivistas” y partidarios de la tesis del colapso automático del capitalismo. Recordemos que entre esos marxistas encontramos a Mandel, Dumenil, Levy, Shaikh, Freeman. ¿Cuál de estos autores defendió alguna vez la idea de un fin “automático”, de un día de “juicio final” inevitable del capitalismo a partir de la acción de esta ley? Ninguno. Aunque todos piensan que la ley es objetiva (en el sentido de objetividad que hemos discutido antes). En lugar de examinar sus posiciones, Kohan les atribuye una estúpida tesis que, por supuesto, no defienden. Construye así un “muñeco de paja”, que luego puede quemar fácilmente.
Comprensión y crítica ideológica
El problema es que desconociendo estas polémicas, pasando por alto las dificultades teóricas, e inventando categorías, no se avanza un milímetro en la comprensión del capitalismo contemporáneo, ni en la crítica de la ideología dominante. No basta con repetir “El Capital es un arma de lucha”, que estamos en contra del sistema capitalista, y que todo otro planteo le hace el juego a la burguesía, porque en última instancia nos lleva a examinar cómo funciona el sistema capitalista, y sus leyes objetivas. Es un discurso que sólo convence a los convencidos. Repetir que el dinero es una categoría recorrida por la lucha de clases, como hace Holloway, no responde a los que dicen que la teoría monetaria de Marx es anticuada. Ni ayuda a comprender las cuestiones monetarias reales de hoy. La teoría burguesa ha elaborado, y mucho, desde que Marx escribió, y estas elaboraciones convencen a mucha gente. La teoría neoclásica, el keynesianismo, los kaleckianos, influencian –de manera directa o indirecta- sobre millones de seres humanos. Esto hay que encararlo con argumentos. La cuestión afecta a la lucha ideológica en el sentido más propio del término, esto es, en el sentido en que lo planteó Engels. Hoy mucha gente reconoce que el capitalismo genera miseria, que hay desocupación y hambre, pero cree que estos males pueden explicarse y remediarse a partir de teorías heterodoxas (esto es, no-neoclásicas), dentro del sistema. Esta influencia hay que contrarrestarla con algo más que decir “viva el Che yEl Capital“. La necesidad de responder a la teoría burguesa, o a variantes heterodoxas burguesas o reformistas, obliga a profundizar en las categorías de Marx, y a mejorar los análisis. Por ejemplo, cuando se profundizaron y ampliaron las críticas a la transformación de valores a precios de El Capital, la respuesta de muchos marxistas fue algo así como “tenemos razón porque Marx lo dijo”. Pero con esto, por supuesto, no se contestaba a los que se basaban en las soluciones de la transformación “a lo Bortkiewicz”. Hubo entonces que entrar en la argumentación específica de esas soluciones y criticarlas desde su lógica interna. Y esto a su vez permitió profundizar en la comprensión de la teoría del valor y los precios de Marx. Todo esto es imposible de encarar desde las interpretaciones “libres”, carentes de cualquier rigurosidad, “a lo Kohan o Holloway”.
El marxismo como ciencia, y consecuencias políticas
El enfoque que estoy cuestionando se sustenta, en última instancia, en la idea de que basta con tener una postura política correcta para tener el método correcto. Es algo común en algunos sectores de la izquierda. Se piensa: “mi método está garantizado a partir de que tengo una política correcta”. Una afirmación que es incoherente, porque ¿cómo sé que tengo la política correcta, si para tenerla necesito el método correcto, y éste sólo me es proporcionado por la política correcta? La posición política puede ser una condición necesaria para tener un método correcto en el análisis del capitalismo, pero no es condición suficiente, ni nos da la clave del método de Marx. Si así fuera, ya hubiera habido gente antes de Marx que hubiera encontrado “la clave” del método; después de todo Marx no fue el primero en oponerse al capitalismo. Esta es una cuestión que me separa del criterio que defiende una parte de la izquierda, que considera que basta proclamarse revolucionario para estar habilitado a defender cualquier postura a la ligera. Pareciera que muchos se sienten autorizados a ello en nombre de “los ideales de la clase obrera y el socialismo”, rechazan la “teoría estéril”, y enfatizan que lo importante es la lucha. Una idea que niega que el marxismo haya constituido una ruptura con el “socialismo sentimental, utópico y zopenco”, y se asuma como ciencia. Acertadamente Engels, en carta a Lafargue, de 1883, escribía: “Marx protestaría contra el “ideal político, social y económico” que usted le atribuye. Cuando se es “hombre de ciencia” no se tiene ideal, se elaboran resultados científicos y cuando se es otro diferente, hombre de partido, se combate para ponerlos en práctica. Pero cuando se tiene un ideal, no se puede ser hombre de ciencia pues se tiene un partido, tomado por adelantado”.
Esta cuestión está, y estuvo, en el centro de las mayores divisiones en el campo de la izquierda. No es casual que Bernstein acusara, durante los debates en la Segunda Internacional, a Rosa Luxemburgo de “teoricista estéril”, y afirmase que “el movimiento es todo”. También el tema estuvo en el centro de la polémica de Lenin con el economicismo. Y así siguió la temática “anti-teoría” hasta hoy. La práctica se erige en el criterio supremo de verdad, considerándose “práctica”, de hecho, un pragmatismo oportunista, no guiado por teoría alguna. A partir de negar la existencia de leyes objetivas en el capitalismo, a partir de postular que todo lo resuelve “la voluntad y la lucha” y minusvalorar el momento del análisis (porque el marxismo sería “grito de guerra”), se abren las puertas para cualquier política reformista, y en última instancia para una adaptación “rebelde” –individualista- al sistema. El desprecio de las constricciones objetivas estuvo en la base de planteos reformistas, utopistas, nacionalistas y hasta reaccionarios dentro del movimiento socialista. Los casos de Bernstein, del economicismo, son clásicos. Como también lo fue el proyecto stalinista de construir el socialismo en un solo país, al margen de las restricciones objetivas que imponía el atraso tecnológico (¡el trabajo por sí solo no genera valores de uso!). Aquí no había “objetivismo”, sino voluntarismo nacionalista. No es casual tampoco que el maoísmo también haya recusado al “economicismo” y al “objetivismo”, y haya pretendido construir el socialismo a fuerza de “movilización revolucionaria”, con las consecuencias nefastas que están a la vista.
En conclusión, en el centro del debate con los críticos del marxismo “objetivista” está implicado el estatus de la teoría para la práctica política de los marxistas. Negar que existan leyes sociales objetivas, inventar categorías a gusto, sin el menor rigor, postular que todo depende de “actitud revolucionaria”, solo lleva al callejón sin salida del reformismo burgués (rebelarse apagando el despertador, y pavadas semejantes). La teoría sin práctica es estéril, pero la práctica sin teoría no constituye el camino para el éxito de los movimientos obreros y socialistas. Y la elaboración teórica exige rigurosidad y atención a los argumentos. En una palabra, exige ciencia. Es un mensaje central para la clase trabajadora y los socialistas, que se desprende de la obra de Marx, y en primer lugar de El Capital.

Descargar el documento:
[varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como]
Crítica al marxismo subjetivista de Kohan y Holloway