Buscar este blog

30 agosto 2013

Análisis del Camarada Arenas sobre la opinión de Mao acerca de la debilidad de Stalin por la metafísica

En Stalin hubo mucho de metafísica. Además él enseñó a mucha gente a ponerla en práctica. En el ‘Compendio de la historia del Partido (bolchevique) de la URSS’, planteó que el método dialéctico marxista lo caracterizaban cuatro rasgos fundamentales. Presentó como el primero de ellos la conexión de los objetos y fenómenos y lo hizo como si todos ellos estuvieran vinculados sin más ni más. Pero ¿qué es lo que se halla vinculado? Los dos términos contrarios. Toda cosa supone la existencia de dos términos contrarios. Al explicar el cuarto rasgo -las contradicciones internas implícitas en los objetos y fenómenos-, se limitó a hablar de la lucha de los contrarios sin mencionar su unidad .

He ahí, según Mao, la metafísica de Stalin: la vinculación sin más ni más de los objetos y fenómenos y la falta de mención de la unidad cuando habla de la lucha de los contrarios. Esto es, en un caso hay unidad sin lucha, en el otro lucha sin unidad. Pues bien, esta concepción de la dialéctica, de ser cierto lo que dice Mao -cosa que vamos a comprobar- explicaría los errores políticos que se le atribuyen a Stalin, ya que, como el mismo Mao afirma a continuación del pasaje que hemos transcrito: De acuerdo con la ley de la unidad de los contrarios -la ley fundamental de la dialéctica-, los contrarios están en lucha pero al mismo tiempo conforman una unidad; se excluyen mutuamente pero también están vinculados entre sí y, en determinadas condiciones, se transforman el uno en el otro. De modo que, basándose en esa supuesta falsa concepción de la dialéctica que Mao le atribuye, Stalin habría aplicado una política errónea en la lucha contra la burguesía que condujo a su liquidación, en lugar de conservar la unidad con ella para el desarrollo del socialismo. De aquí se deduce claramente que Mao hace depender, como luego veremos, la lucha de clases y el mismo desarrollo del socialismo, de la existencia de la burguesía como clase hasta llegar al comunismo.

Hemos de decir, antes de continuar, que nosotros siempre hemos compartido esa crítica que acabamos de exponer por considerarla justa, conforme con el marxismo-leninismo y las experiencias del movimiento revolucionario. Sin embargo, también tenemos que decir que nunca antes nos habíamos detenido a investigar en los textos de Stalin ni a buscar la causa de esa supuesta debilidad metafísica que Mao le atribuye, y como resulta que éste tampoco nos ofrece ninguna explicación de ella, al final nos hemos decidido a buscarla por nuestra propia cuenta y riesgo.

¿Cuáles pueden ser las razones o los motivos de esos supuestos errores teóricos de Stalin? ¿Acaso su desconocimiento del marxismo-leninismo? Como es bien sabido, Stalin se convirtió en el alumno más aventajado de Lenin. Por esta razón y otras cualidades personales suyas (como la fidelidad a la causa revolucionaria y su firmeza frente a los enemigos y renegados oportunistas) Stalin fue elegido por los bolcheviques para suceder a Lenin al frente del Partido y del Estado soviético. También es conocido el papel de Stalin en la construcción económica del primer país socialista de la historia, en la lucha contra la reacción interna así como en la derrota del nazi-fascismo durante la II Guerra Mundial. De manera que tampoco se puede hablar de inmadurez o de falta de conocimientos prácticos. ¿Cuál puede ser la causa de las desviaciones metafísicas de Stalin? Quizás su odio a la burguesía. Pero este odio podría explicar la segunda tesis (lucha sin unidad), no la primera (unidad sin lucha). ¿Acaso sus ansias de poder o su megalomanía, como aseguran los revisionistas? En este caso no habría dejado a ninguno de ellos con vida para contarlo. Tal vez cabe atribuirlo, como lo hace Mao, a las debilidades personales de Stalin, a su desconfianza y rigidez, pero nosotros tenemos muchas reservas respecto a que tales debilidades puedan servir de explicación de un problema de esta naturaleza, y por este motivo nos sentimos inclinados a buscar en otra parte las causas, no sólo de los errores metafísicos, sino también de esas otras debilidades personales.

En nuestra opinión, sólo la concepción marxista-leninista -que Stalin conocía profundamente hasta en sus más pequeños detalles- y su confrontación con la práctica del movimiento revolucionario, en la que Stalin participó en primera fila, puede ayudarnos a desentrañar este misterio. Un reflejo de esa práctica revolucionaria, basada en la aplicación del marxismo-leninismo, es la obra de Stalin ya citada (*), la cual fue publicada en 1938, en vísperas de la II Guerra Mundial, en la que se expone, de forma resumida, el método dialéctico marxista. ¿Habría de ser refutada por la práctica posterior esta obra, y eso tanto en la URSS como en la RPCh? Esto es lo que más nos interesa analizar aquí, dada la confusión que se ha originado en torno a este importante problema teórico y su indudable trascendencia.

En esa obra, Stalin comienza definiendo el materialismo dialéctico como la concepción del mundo del Partido marxista-leninista, para afirmar a continuación: La dialéctica es, en su base, todo lo contrario de la metafísica. Aquí tenemos ya una contradicción: la que opone la dialéctica a la metafísica, y esto, desde su misma base ¿Cuál es esta base? Stalin lo explica en su exposición del primer rasgo fundamental del método dialéctico marxista que tanto ha desconcertado a Mao:

Por oposición a la metafísica, la dialéctica no considera la naturaleza como un conglomerado casual de objetos y fenómenos, desligados y aislados unos de otros y sin ninguna relación de dependencia entre sí, sino como un todo articulado y único, en el que los objetos y los fenómenos se hallan orgánicamente vinculados unos a otros, dependen unos de otros y se condicionan los unos a los otros.

Por eso, el método dialéctico entiende que ningún fenómeno de la naturaleza puede ser comprendido si se le toma aisladamente, sin conexión con los fenómenos que le rodean pues todo fenómeno tomado de cualquier campo de la naturaleza, puede convertirse en un absurdo si se le examina sin conexión con las condiciones que le rodean, desligado de ellas; y por el contrario, todo fenómeno puede ser comprendido y explicado si se le examina en su conexión indisoluble con los fenómenos circundantes y condicionado por ellos.


Vemos, pues, que Stalin plantea este problema desde el punto de vista del conocimiento, que es el verdadero objeto del método materialista dialéctico, para lo cual llama a tener en cuenta la relación o interconexión existente entre los objetos y fenómenos. Aquí, la conexión sin más ni más se explica no sólo por oposición a la desconexión metafísica, sino también porque Stalin se está refiriendo a fenómenos y a objetos en abstracto, es decir, no está tratando de la particularidad de ningún objeto o fenómeno concreto, de sus contradicciones o naturaleza, etc. Dice: todo fenómeno puede ser comprendido y explicado si se examina en su conexión... Claro que cabe preguntar: ¿existe contradicción en la conexión? Pero estamos en un primer momento del análisis, y esta pregunta ni siquiera se nos plantea, puesto que de lo que se trata es de establecer los nexos, las relaciones o concatenaciones que la metafísica ignora, lo que la incapacita y anula como método de conocimiento. ¿Cómo podríamos comenzar por hablar de la separación, de la contradicción, cuando se trata, precisamente de eso: de la unidad material del mundo? ¿Cómo podríamos establecer la contradicción entre las cosas si previamente no hemos reconocido sus conexiones necesarias? Por lo demás, para la dialéctica marxista, toda conexión o relación implica siempre, o es en sí misma, una contradicción, puesto que las cosas que se conectan o relacionan entre sí son objetos individuales o de distinta naturaleza. De otra manera no cabe hablar de tales conexiones. Ningún objeto o fenómeno puede estar conectado sino con otros, es decir, no se puede conectar consigo mismo. Mao pregunta: ¿Pero qué es lo que se halla vinculado? y responde: Los términos contrarios. Toda cosa supone la existencia de dos términos contrarios. Es evidente que Mao confunde toda cosa con las relaciones entre las cosas. Es como hablar de las contradicciones de la famosa cosa en sí, sin distinguirlas de las contradicciones de las cosas entre sí y de su distinta naturaleza, como si estuvieran aisladas unas de las otras y se bastaran a sí mismas para poder existir, de modo que resultara imposible poder conocerlas.
Esta es la contradicción que pone de manifiesto Stalin en su escrito, contradicción que se crea, digamos, por defecto del enfoque metafísico de este importante problema. Por lo demás, como recoge -y subraya- Lenin de la obra de J. Dietzgen: Aquí no cuesta trabajo ver que nuestra cabeza posee la facultad de ponerlo todo en relación, sumar todas las partes y dividir todas las sumas. El intelecto hace esencias de todos los fenómenos, y conoce las esencias como fenómenos de una gran esencia única: la naturaleza. La contradicción entre el fenómeno y la esencia no es una contradicción, ni mucho menos, es una operación lógica, una formalidad dialéctica (3).

El segundo problema que plantea la crítica de Mao al trabajo de Stalin se refiere a la unidad de los contrarios. Veamos como enfoca Stalin este otro problema cuando trata sobre el cuarto rasgo de la dialéctica que refiere Mao: Por oposición a la metafísica, la dialéctica parte del criterio de que los objetos y los fenómenos de la naturaleza llevan siempre implícitas contradicciones internas, pues todos ellos tienen su lado positivo y su lado negativo, su pasado y su futuro, su lado de caducidad y su lado de desarrollo; del criterio de que la lucha entre lo viejo y lo nuevo, entre lo que agoniza y lo que nace, entre lo que caduca y lo que se desarrolla, forma el contenido interno del proceso de desarrollo, el contenido interno de las transformaciones de los cambios cuantitativos en los cambios cualitativos.

Como vemos, aquí aparece expuesta con toda claridad la contradicción que antes Mao echó tanto de menos. Ahora Stalin habla no de la conexión entre los objetos y fenómenos sino de las contradicciones internas de las cosas y la palabra unidad, efectivamente, no la menciona para nada. Pero hace algo mucho más dialéctico que mencionar la palabra unidad: señala todos los lados en que aparece dicha unidad y en la forma en que ésta se muestra. Cuando se refiere al criterio de la lucha entre los lados opuestos, a la lucha entre lo viejo y lo nuevo, entre lo que agoniza y lo que nace, entre lo que caduca y lo que se desarrolla como el contenido interno del proceso de desarrollo, ¿de qué está hablando, sino de la unidad de los contrarios? Claro que Stalin pone todo el acento en la lucha (por eso no menciona la palabra unidad) ya que se trata precisamente de eso, de la lucha, es decir, del más importante factor del proceso de desarrollo. Según lo entendemos nosotros, Stalin trata de la unidad de los contrarios, pero no establece una equiparación entre ambos aspectos porque lo que le interesa sobre todo es destacar el aspecto de la lucha frente al otro aspecto que está unido, que conforma la unidad dialéctica y que, por tanto, también se opone al lado positivo, a lo nuevo, al futuro, al desarrollo. Esto hace que destaque la lucha sobre la unidad, o sea, que la separación no la establece Stalin, sino que se da en la realidad, es un hecho objetivo, inevitable; es el contenido interno de la transformación de los cambios cuantitativos en cambios cualitativos.

Stalin expone los rasgos fundamentales de la dialéctica, pero no trata de todas las leyes, categorías y demás elementos que componen esta doctrina del desarrollo. También Lenin, en su trabajo Carlos Marx, en el apartado que dedica a la dialéctica hizo un resumen de la misma muy semejante, y en él concluye: Tales son algunos rasgos de la dialéctica, doctrina del desarrollo mucho más compleja y rica que la teoría corriente. En realidad, tanto el punto de vista como la posición de Stalin son los mismos que adopta Lenin en ese texto, en el cual tampoco menciona la unidad cuando se refiere a la contradicción. Y esto, como vamos a ver, no es una mera coincidencia. En cambio, en esa exposición de la dialéctica, Lenin hizo mucho hincapié en la ley de la negación de la negación, la ley del desarrollo en espiral, algo que Stalin ni comenta, y que tampoco parece preocupar mucho a Mao, pues no lo hace notar en su crítica. Stalin, desde luego, aunque no trata de esa ley expresamente, se halla, sin embargo, en este punto mucho más cerca de Lenin que de Mao, quien nos atrevemos a afirmar que retrocede respecto a los dos.

26 agosto 2013

2ª parte de la V asamblea por Gregorio

La V asamblea, el origen del MLNV
ETA queda en manos del tándem Escubi-Etxebarrieta, aunque se mantuviera la ficción de conservar los lazos con los elementos del exilio (Txillardegui, Benito del Valle, Imaz ... ), que estaban en posiciones «nacionalistas radicales» y muy reacios a las formulaciones marxistas que dominaban la línea Escubi-Etxebarrieta. José Antonio Etxebarrieta, que había estudiado a fondo tanto el nacionalismo de Sabino Arana como las corrientes más independentistas de Eli Gallastegui, aunaba este sustrato nacionalista con el leninismo político y organizativo. Durante años trabajó en una historia del nacionalismo vasco. Federico Krutwigg, por su parte, veteaba el nacionalismo con el maoísmo. 

Txabi alias "Pepe"
En la batalla de estrategias políticas en el seno de ETA, después de expulsar a los «obreristas» de Iturrioz, vuelven a estar enfrentadas las tesis de los «nacionalistas radicales» del exterior (Txillardegui, Benito del Valle, Imaz ... ), preocupados por allananzamiento de una cultura vasca euskérica, lo que facilitó que los llamaran «culturalistas», frente a los activistas del interior, quienes consideran los modelos revolucionarios  de Vietnam o Cuba los casos a imitar, casi se diría a calcar. La figura del Che Guevara será la máxima expresión de clarividencia política y de rigor moral y revolucionario. Los hermanos Etxebarrieta y José María Escubi son los sumos sacerdotes de esta corriente. 

Durante la Semana Santa de 1967, en la casa de ejercicios de los jesuitas en Getaria, tiene lugar la segunda parte de la V Asamblea. Escubi, ya convertido por la fuerza de su acción en máximo dirigente, ha convocado prácticamente a toda la organización. Su objetivo, muy hábil, consiste en crear un clima de euforia numérica de la organización y superar de este modo el complejo de debilitamiento que siente todo grupo ante los conflictos internos y las escisiones.

Desde el primer momento quedará resuelta, por mayoría absoluta, la pretensión del representante de los «nacionalistas radicales» del exilio, Javier Imaz, de alzarse con el control de esta segunda parte. Se presentan dos candidatos a presidente de la asamblea, Imaz y Txabi Etxebarrieta. Saldrá por abrumadora mayoría Txabi, un joven de gran prestigio en la organización y que ha lucido sus habilidades presidiendo ya la conflictiva primera parte de Gaztelu. Mientras que Escubi hace la figura del líder, duro e implacable, Etxebarrieta es el hombre que atrae, que genera simpatías, que se hace querer. Él conseguirá que artistas como Jorge Oteiza o el comunista del PCE Ibarrola colaboren artísticamente en el diseño de los rudimentarios Zutik.

Aparte de la fuerza moral y el entusiasmo que se incubaron en la segunda parte de la V Asamblea, poco más hay que anotar. Se incide con énfasis en la lucha armada para la liberación de Euskadi y se instaura el marxismo como única teoría analítica. Otro estudiante de Medicina, López Adán, Beltza, alavés, introduce una precision que nadie olvida ni comprende: «el marxismo es una cosmogonía». Es un marxismo teñido de leninismo o maoísmo, según los casos, pero es la lucha armada la que atrae la dedicación preferente. Para mayor eficacia se crea un Comité Ejecutivo de Resistencia (KET), auténtica cabeza de la organización armada. Es verdad que se desarrolla la política de frentes -Obrero, Cultural, Económico y Militar-, pero el pulpo al que se subordinan todos es al Militar. Aunque el KET está formado por cinco dirigentes, la orientación la dan, por su activismo y su capacidad, Escubi y Txabi Echebarrieta.

Julen Madariaga
 Federico Krutwig y Madariaga son los únicos supervivientes del exilio en el Comité Ejecutivo, pero durarán poco. Krutwig es un señor que va a cumplir 46 años; las únicas armas que ha usado en su vida son las de juguete. Y Madariaga es un veterano de la organización, «muy quemado», como se decía entonces, porque le conoce la policía desde hace años y le busca incansablemente. Además es hombre de vestir elegante, de gustos británicos, con patrimonio, «come la pera con cuchillo y tenedor», lo que para la juvenil organización del interior es llamativo y desagradable. En resumen, que Escubi utiliza el recurso del valor intelectual de los dos hombres para sugerirles que no deben caer bajo ningún concepto en manos de la policía y los expide a Francia con la promesa de mandarles regularmente información y dinero. No les llegará ninguna de las dos cosas, y lo contabilizarán en el expediente de Escubi cuando llegue su hora.

Se quedan solos los que van a ensayar la fórmula de aliar la teoría marxista revolucionaria con el radicalismo nacionalista de yagi-yagi (independentismo). Revolución e independencia unidas por la fe en la lucha armada. No pasará un mes sin que se produzca la segunda defección importante de ETA. En abril de 1967, cuatro fundadores de la organización -Álvarez Emparanza Txillardegui, José María Aguirre, Benito del Valle y Xabier Imaz- redactan una carta en la que anuncian su retirada de ETA. «ETA ha dejado de ser un movimiento de tendencias diversas para convertirse progresivamente en un partido de tendencia claramente marxista-leninista.»
Y con un tono desusado por su consideración señalan que esa evolución de la organización «no puede ser vista por los no-marxistas como algo totalmente negativo ... pero nuestra permanencia en el movimiento ... sólo se presta a  ambigüedades y confusiones». Fue la única salida de gentleman  de toda la historia de ETA. A partir de su situación de ex militantes, los cuatro se convertirán gracias a su capacidad teórica y  su relativa consecuencia política en un grupo de presión ideológica, que se concentró en la revista Branka, defensora de toda. manifestación cultural euskérica, y en el terreno político, de un Frente Nacional de fuerzas abertzales (patrióticas) sin concomitancias con los partidos de ámbito estatal
Txillardegi abandona ETA por su escoramiento al
marxismo leninismo.
Xabier Imaz había sido el único asistente a la V Asamblea de esta corriente «nacionalista» que sobrevivía desde la fundación de ETA en 1959; la fuerza de las cosas y de las experiencias lo había llamado a desaparecer. Era sin embargo un hombre duro al tiempo que un ferviente cristiano, de regular comunión. que presentó un texto en la asamblea del que los presentes sólo recuerdan la propuesta «estratégica» referida a las farmacias que «habran de ser gratuitas», lo que provocó la hilaridad general y el sardónico comentario de un asistente, Ander Landaburu, quien rogó que la moción se recogiera "para la futura Constitución de Euskadi». Con Imaz también se va una determinada tradición religiosa que se traducía en actitudes como la que se presenció en la tercera sesión de la segunda parte de la V Asamblea el Jueves Santo de 1967. El único sacerdote militante celebró misa, que fue seguida devotamente por cinco asistentes.
Depurados de la derecha y de la izquierda; limpios de polvo y de paja, habían llegado al momento de la acción,
El planificador de la gran tempestad que se avecina es el Comité Ejecutivo Táctico (KET) , un estado mayor de cinco miembros -Escubi, Etxebarrieta, López Adán "Beltza", Bilbao Barrena y Edur Arregui- seducidos por la experiencia cubana del Gramma que va a demostrar lo que pueden desencadenar un puñado de audaces.


ESCUBI "Bruno", el indiscutible de ETA 66-69 por Gregorio

El 29 de septiembre de 1966, Escubi y Bilbao cruzan clandestinamente la frontera entre Francia y España. Los demás (Azurmendi, Aguirre ... ) lo hacen antes. El grupo de «nacionalistas radicales» (Txillardegui, Madariaga, Benito del Valle ... ), que se han aliado con los jóvenes que cruzan la muga , esperan impacientes la liquidación de la Oficina Política de Iturrioz y apoderarse de la organización en la próxima asamblea, la Quinta.

Cada período de ETA tiene una figura, la de éste va a ser José María Escubi Larraz. Adopta el nombre de guerra de Bruno, tomado del perro viejo de Walt Disney en La dama y el vagabundo.  

Es por encima de cualquier otra cosa valiente, lo que en una organización donde los redaños son más importantes que la astucia, la cultura o la capacidad política, si además de éstas se tiene aquéllos, uno es indudablemente un líder. Bruno fue, desde finales de 1966 hasta finales de 1969, el único líder indiscutido que tuvo ETA en su historia. Fue el único mito que no acabó muerto. Lo pagaría caro. Desde su vuelta a Euskadi, a finales de septiembre del 66, va poniendo en pie una nueva organización al tiempo que suma a sus posiciones algunas organizaciones controladas por la Oficina Política de Iturrioz. Forma un tándem con los hermanos Etxebarrieta -Txabi y José Antonio- y se acompaña de incondicionales, Balduino (Bilbao Barrena) y Bareño, formando «las tres bes», que sus adversarios apodarán «los tres mosqueteros».

¿Quién es Escubi? Un estudiante de Medicina, alto, delgado, con un cuerpo hecho de músculos y mirada fría. Buen tirador, acostumbrado a la caza y a la espera. Nació en el pueblecito navarro de Leiza y ha empezado a actuar en 1963 en el minúsculo grupo Iratxe, un anexo navarro del abertzalismo nabarrista antifranquista, que disolverá su nombre en 1965. Ha pasado por las comisarías y una breve estancia en prisión. Conoce los explosivos y ha colocado con éxito el que hace saltar el monumento a los Caídos de Pamplona, en vísperas de la Nochebuena del 64. Después del fallido atraco de Vergara marcha al exilio. Vuelve en septiembre del 66, dispuesto a hacerse con la organización y hasta liberar a Euskadi. En una época en la que llevar pistola era más un riesgo que una defensa, Escubi (Bruno), como Etxebarrieta, no es de los que se dejará coger vivo. De casi todos se comentó del día aquel que tuvieron miedo, o flaquearon o se pusieron a rezar junto al bosque. De Escubi, al que se le harán pronto los mayores insultos políticos y personales, nadie pudo probar que tuviera miedo o que abandonara a un compañero.

Txabi Echebarrieta, Bilbao Barrena (Balduino) y él formaron un trío de juramentados, muy en boga entonces, según el cual, ninguno de los tres permitiría que detuvieran a los otros dos sin poner en juego su vida. El 6 de noviembre de 1967, a media tarde, entraban en Bilbao, desde Sondica, Escubi y Balduino. La policía los está esperando y aprovecha la reducción de velocidad ante un semáforo para echarse encima. Rodean el coche y los hacen salir con las manos bien altas. En el momento que apoyan los brazos sobre el capó, Escubi les da un golpe y huye. Los disparos no le aciertan.

Cruzaba ya el puente de Deusto y se dio cuenta de que Balduino estaba allí,con ellos, Vuelve. En un lateral de la calzada se va acercando un loco con un nueve largo que los apunta, que hace el gesto de disparar, que se le encasquilla, y la policía huye arrastrando a Balduino. Le golpearán en comisaría hasta la saciedad, pero se mantendrá en su tesis: un tipo delgado le cogió en autoestop y decía que iba a comer chipirones.

A Escubi, tras la breve detención del 63, no le agarrarán nunca. Se convertirá en un mito del activismo hasta que la desintegración de la organización en 1970 le fuerce a retirarse. Su figura estaría coja sin su mujer, María Asunción Goenaga Txiki. Ella, con 19 años, y él con 25, irán saltando de un lado a otro en una vida infernal, acosados y entusiasmados porque el mundo iba a cambiar de base. Txiki dará a luz en 1968 en una casa particular mientras la policía, dirigida por Sainz y Meliton Manzanas, controlan los hospitales en espera del inevitable alumbramiento. El sacerdote Etxabe, recién «liberado» de la organización, llamará a muchas puertas buscando un sitio seguro donde Txiki pudiera parir, y se encontrará con las desagradables sorpresas de las reacciones miedosas y las preguntas impertinentes ("¿está legalmente casada?"). Será niña y se llamará Saioa (Tentativa). Su primer regalo será un Pato Donald tamaño natural que le compró el cura Etxabe. ("Si me llegan a detener entonces, imagino los titulares: "Detenido peligroso terrorista con un Pato Donald en las manos.").
 Para la cúpula de la organización, que vivía este parto como si fuera una familia, el poder hacerla frente a todo el mundo, frente a todas las dificultades, les llenó de más orgullo que los hechos parisinos de mayo del 68. Todo era posible si se tenía moral de victoria.

Arantza Arruti, juzgada junto a su esposo, López Irasuegui, en el Proceso de Burgos, plasmará con la autoridad de lo vivido el espíritu de aquella organización: «Mas que una ideología (teníamos) un instinto de lucha ... Con dos "pipas" que se te encasquillaban, luchabas contra todo lo que era antihumano. Y contra el aplastamiento general, catorce "chalaos" con dos "pipas" y totalmente "dados” .. Éramos todo vida ... Amor a la vida, a los tuyos, a lo que tú eras, a lo que no te dejaban ser. .. La politización ha venido más tarde... "la vieja guardia':' los que éramos "la vieja guardia':· lo dimos todo, y de allí no se ha "rajado" nadie, y todo porque hemos nacido aquí, porque ese monte nació de mí y yo de ese monte, simplemente por eso ... »

El 7 de diciembre de 1966 se abre la primera parte de la V Asamblea. Asisten 45 militantes, y por primera vez aparecen cinco mujeres. La organización técnica de la reunión ha corrido a cargo de Escubi. El objetivo, al margen de precisiones teóricas, se reduce a lograr la expulsión de los partidarios de Patxi Iturrioz y su grupo guipuzcoano. Se va a utilizar en su contra la propuesta de participación en las elecciones sindicales, las recién aprendidas tesis de la «nueva izquierda», la estrategia de las «reformas no reformistas» y el peligro de integración de la clase obrera en el sistema. En el fondo, el grupo de Guipúzcoa, que tenía en Iturrioz y Eugenio del Río sus máximos exponentes, ha empezado a trabajar creando Comisiones Obreras, y encuentran cada vez más contraproducentes las actividades armadas.

Escubi contó en la preparación de la asamblea con el apoyo y la ayuda inestimable de los hermanos Echebarrieta, Txabi y José Antonio. Txabi asistirá y será quien lleve la voz cantante, junto a Escubi, en la defenestración de Iturrioz y sus partidarios.
Escubi el super jefe, querido y respetado por todos, pasara de expulsar a los expañolistas  a cuatro años más tarde abrazar sus tesis, funda las celulas rojas y abraza el marxismo leninismo, desligandose de ETA.
Todavia anda tomando txikitos por euskadi.

Apologia en GARA-naiz de la vía báltica

La semana pasada se celebró el 24 aniversario de la Vía Báltica, la cadena humana que el 23 de agosto de 1989 unió a lo largo de 560 kilómetros a las que ahora son las tres repúblicas bálticas, Letonia, Estonia y Lituania, que dos años más tarde recuperaron su independencia tras décadas en el seno de la Unión Soviética.
Aquella movilización, reconocida por los Record Guiness como la mayor cadena humana de la historia, es ahora el espejo en el que se mira la Assemblea Nacional Catalana (ANC), que a la masiva manifestación del año pasado quiere sumar ahora el reto logístico de unir el Principat de norte a sur a través de otra cadena humana de más de 400 kilómetros. Así lo ha admitido en todo momento la ANC, que en la presentación de la ‘Via Catalana cap a la Independència’ invitó a dos de los activistas responsables de la Vía Báltica.
La elección del 23 de agosto como fecha para la Vía Báltica no fue ninguna casualidad, ya que ese día se celebraba el 50 aniversario del pacto entre Molotov y Ribbentrop, es decir, el acuerdo de no agresión firmado entre la Alemania nazi y la URSS de Stalin poco antes de iniciarse la Segunda Guerra Mundial.
Tampoco fue fruto de la espontaneidad, sino que requirió la estrecha colaboración de los tres grandes movimientos soberanistas de la península báltica: Rahvarinne (Estonia), Tautas Fronte (Letonia) y Sajudis (Lituania). Las tres organizaciones trabajaron intensamente a lo largo de todo un año para conseguir sacar a la calle a millón y medio de personas.
Diada_vi_a_ba_ltica
foto de GARA, original de la UNESCO,jajaja
Tras el éxito de la movilización, las condiciones impuestas por Moscú en territorio báltico se endurecieron durante algunos meses, lo que no impidió que iniciativas similares prosperasen en otros territorios soviéticos como Ucrania. Una ola a la que no pudo hacer frente una debilitada Unión Soviética, de la que apenas dos años más tarde se independizaban, finalmente, Estonia, Letonia y Lituania.

24 agosto 2013

COMANDOS ISRAELÍS YA OPERAN EN SIRIA

 LOS COMANDOS FORMADOS POR SIRIOS-JORDANOS-ISRAELÍS ESTÁN OPERANDO CON FUERZA Y PRESIONAN HACIA DAMASCO.  LEAN EL ANÁLISIS QUE HACE LE FIGARO, FRANCE, DE LOS SUCESOS ACTUALES SIRIOS:

Le Figaro.fr
jeudi 22 août 2013

Según nuestras informaciones , los opositores al régimen , acompañados  por comandos jordanos , hebreos y  americanos , avanzan hacia Damasco desde mediados  de agosto. Esta ofensiva  sería la explicación del recurso  del presidente sirio a las armas químicas. Si aún es muy pronto para rechazar de modo total la tesis , defendida por Damasco y Moscú , que rechaza la responsabilidad de la masacre sobre la la oposición siria, es ya posible aportar respuestas a una inquietante cuestión. ¿Qué interés tendría Bachar el-Assad  en lanzar un ataque no convencional en el momento exacto en el que acababa de autorizar a los inspectores de la ONU -TRAS BLOQUEARLOS MUCHOS MESES -A INVESTIGAR SOBRE EL USO DE ARMAS QUÍMICAS?

Una lógica operacional . Según las informaciones que tenemos , opositores al régimen, acompañados por jordanos, israelís y americanos avanzan hacia Damasco desde mediados de agosto.
 El primer grupo de 300 hombres  sirio-jordanos-israelís y hombres de la CIA, penetró por la región de la Deraa  el 17 de agosto. El 19 se les unió un 2º contingente , de comandos   formados discretamente en un campo de entrenamiento  instalado en la frontera jordano siria , de combatientes de la ASL seleccionados.
Estos comandos habrían comenzado a derrotar batallones sirios del sur del país, acercándose a la capital. "Su empuje se haría sentir  hasta el Ghouta, donde ya trabajaban formaciones del ASL buscando las proximidades de la fortaleza de Damasco." ,explica David Rigoulet -Roze  del Instituto francés de análisis estratégico (IFAS). ESTE EXPERTO PROSIGUE AFIRMANDO QUE LA IDEA DE WASHINGTON ES CREAR UNA ZONA TAMPÓN  ,EN EL SUR DE SIRIA, CON EXCLUSIÓN DE VUELOS AÉREOS,  que sería usada para entrenar a los opositores con total seguridad , hasta que la situación actual cambiase. Por ello se están desplegando baterías Patriot y F-16 USA en Jordania.
 La presión militar actual contra Ghouta amenaza a Damasco, el corazón del poder sirio. En julio pasado dijo Assad  que el régimen no usaría armas químicas en Siria "salvo intrusión de agentes extranjeros en el sur del país..."

Algunas frases de Avigdor Lieberman, ministro de Exteriores de Israel   , a la radio de Tel Aviv :
-"No estamos de brazos cruzados en lo referente a Siria.
-"No estamos inactivos. No hay necesidad de dar detalles.
-"Estamos tratando a los heridos en combate en Siria. Aunque hacerlo es algo problemático."
-"Lo que pasa en Siria está unido a la seguridad de Israel."

23 agosto 2013

Gil de San Vicente o el oportunismo vestido de esperpento by DEMOFILO

El frente trosko, Boltxe-gilistico
Como Manolo el del Bombo con la Selección Nazional, Iñaki Gil de San Vicente también se pasea por sus foros en cuanto hay partido de fútbol para pronunciar sus pedantes sermones que, cuando los pone por escrito son aún mucho peores. Si le pagan los gastos de viaje no se pierde un partido. Es un charlista infatigable y un figurín camaleónico: en todas esas ligas de fútbol, nacionales e internacionales, aparece disfrazado de cualquier cosa, como en un Halloween permanente. Es independentista vasco cuado se tercia, marxista si fuera necesario,trotskista por naturaleza, stalinista en el homenaje a Larrañaga, consejista por convicción, anarquista por dedicación, maoísta cuando propone "tomar el cielo por asalto"... todo en el mismo saco. Incluso Gilito no tiene empacho en escribir para la Iglesia artículos como éste:

¿Qué salida a la crisis?
Iñaki Gil de San Vicente, Herria 2000 Eliza, 31 de julio de 2012
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=153839

Aunque sus enemigos le tienen principalmente por trotskista, lo cierto es que si se hubieran leído su artículo "Marx y Cuba" se habrían apercibido de que, con tal de subirse a cualquier carro, a Gilito no le importa defender a Cuba, pero con muletillas características como ésta, que demuestran la cuadratura del círculo:

"Cuba ha demostrado [...] el fracaso de la escolástica stalinista [...] Estos y otros autores que es imposible citar aquí, nos descubren el 'otro marxismo' oculto cuando no reprimido por una plomiza mole de dogmatismos y tópicos que aun perviven pese a la implosión de la ideología stalinista. Llegamos así al segundo punto antes citado, el del fracaso de la URSS para comprender qué era la revolución cubana. Veremos cómo la burocracia stalinista descargó sobre Marx su exclusiva impotencia teórica para predecir y comprender la revolución cubana, y veremos cómo nunca hizo el mínimo esfuerzo para corregir su error estratégico, sino al contrario, lo ahondó y multiplicó"(http://www.lahaine.org/paisvasco/marx_cuba.pdf).

Ya ven Ustedes; aunque nunca lo hubieran sospechado, es cierto: la burocracia soviética no entendió la revolución cubana. Lo más probable es que no entendieran nunca nada de nada. Los bolcheviques siempre tuvieron un conocimiento "muy restringido" del marxismo, afirma Gilito (¿Lecciones del stalinismo?). Es increíble que en 1917 lograran dirigir una revolución, luego una guerra civil, después una guerra mundial y que se mantuvieran tantos años a pesar del cerco imperialista. ¿Cuáles fueron los motivos por los cuales los soviéticos nunca entendieron nada? Pues porque entonces Gilito no había pronunciado sus monsergas sobre el marxismo, que en aquella época aún estaba "oculto". Sólo conocían un marxismo visible, el de la apestosa burocracia stalinista. Pero ese no es el marxismo de verdad, el genuino, el auténtico. Ni siquiera es el único marxismo, porque esa es otra que Usted ignoraba: no hay un solo marxismo sino dos (por lo menos). Además del anterior, hay afortunadamente "otro" que hasta ahora ha estado "oculto" y que sólo Iker Jiménez y el Tío Gilito nos pueden descubrir: el que durante décadas "una plomiza mole de dogmatismos y tópicos" ha tratado de guardar escondido... nada menos que en Cuba. Es cuestión de arqueología, de excavar o mejor aún: de profundizar. En la URSS eran unos superficiales y por eso no comprendieron (entre otras muchas cosas) lo que era realmente la revolución cubana.

Lo que caracteriza a Gilito son parrafadas así de ridículas. Que nadie le pregunte a él por los fundamentos de sus tonteorías, porque en todos sus escritos no hay ni una sola nota a pie de página, ninguna argumentación, ningún razonamiento, ninguna explicación... nada de nada. Su rutina consiste en encadenar una frase tras otra. Cualquier divagación con tal de llenar páginas como un poseso, tantas más cuanto menos conoce. En todos sus escritos siempre incluye una línea en la que dice lo siguiente: "Podría extenderme más sobre este complejo asunto, pero por falta de espacio me ceñiré ahora a unas breves palabras". Entre la verborrea de Gilito, típica de un acomplejado, hay que destacar algunas expresiones realmente ridículas:

- praxis estratégica
- zoológicos sociales
- poder tecnocientífico
- praxis científico-crítica
- desarrollo autocentrado
- frente de brecha de combate
- interacción de contradicciones
- componente autocrítico de la crítica
- simbiosis de depredadores asesinos
- revolucionarización de las condiciones de existencia
- la contradicción expansivo-constrictiva inherente a la definición simple de capital
- velocidad caótica de las leyes de perecuación, centralización y concentración de capitales

A Gilito el diccionario no le alcanza para expresarse. En su interminable perorata "¿Para que sirve 'El Capital'?" incorpora un neologismo,"extrativismo", que menciona tres veces. Parece que quiere decir "extactivismo", que posiblemente significará algo así como extraer recursos del suelo en grandes cantidades y parece que tiene relación con su proudhonismo característico, con el expolio, el robo y el saqueo, porque dice que ese extrativismo "es un salto cualitativo en los intentos expansivos imperialistas, un salto con implicaciones globales que muestra la capacidad de aprendizaje y adaptación de las burguesías imperialistas ante la creciente resistencia de los pueblos a todo saqueo y expolio, a toda explotación" (pg.55).

Esto confirma lo que decía Lenin: "Lanzar frases sonoras es una propiedad de los intelectuales pequeño burgueses desclasados" ("El infantilismo izquierdista").

Por favor, reflexionen Ustedes un momento sobre lo siguiente: cuando Gilito se refiere a los "múltiples y complejos macropoderes capilares", ¿creen que les está hablando de algo relacionado con el pelo?, ¿con las peluquerías quizá?, ¿con los nuevos peinados?, ¿con el estilismo actual?

Algunos malabarismos verbales suyos, como éste, son realmente gloriosos: "La política marxista es la síntesis entre la economía concentrada como realidad objetiva y la conciencia concentrada como realidad subjetiva" (¡?!).

Otro modelo de frase pretenciosa, donde las haya, es cuando en su artículo "La lucha política es para tomar el poder" propone lo siguiente:"Luchar por la creación de contrapoderes populares y obreros, que sean la expresión local de la autoorganización colectiva en la que incide internamente la política independentista estratégicamente orientada". ¿Alguien se atreve a traducir esto a términos comprensibles para los seres humanos?

Como buen burgués, Gilito hace gala de un desprecio insultante hacia sus oyentes y lectores, a quienes trata de impresionar con palabras altisonantes y frases ampulosas que no significan nada pero que ellos creen -ingenuamente- que necesariamente deben significar algo que no son capaces de comprender por culpa de su propia ignorancia. Habitualmente consideramos que los autores profundos son aquellos a los cuales no se les entiende lo que dicen, porque algo deben tratar de decir. Hoy nadie toma en consideración a un filósofo cuya lectura no requiere esfuerzo. Por el contrario, consideramos que son simples, e incluso algo peor, dogmáticos, a aquellos cuyo pensamiento nos resulta transparente y claro.

Cuando alguien padece incontinencia verbal es muy probable que agote todas las palabras del diccionario. Sin embargo, hay algunas que el Tío Gilito no utiliza nunca porque las ha dejado fuera de sus "Obras Compuestas", como las siguientes:

- proletariado
- dictadura del proletariado
- planificación socialista
- expropiación de los medios de producción
- partido comunista
- marxismo-leninismo
- negación de la negación
- lucha ideológica (reformismo, revisionismo, izquierdismo, derechismo, oportunismo)
- internacionalismo proletario
- rivallidad imperialista
- fascismo

¿Se han dado cuenta Ustedes de la profundidad de la crisis económica capitalista?, ¿su pareja les ha deshauciado de su corazón por culpa de la composición orgánica de capital?, ¿tienen el corazón partido desde la bancarrota de Lehman Brothers?, ¿odian más y follan menos? Pues sí, Marx también tenía razón en este punto tan importante de la lucha de clases. La intimidad de nuestras vidas, nuestro universo afectivo no es más que otra superestructura que se ve afectada por la economía como todas las demás: "La afectividad, el amor, la sexualidad, la amistad, y hasta el odio, no se viven de la misma forma en una fase expansiva que en una Gran Recesión que avanza una Gran Depresión, y menos aún se gozan de la misma forma".

Gracias a este descubrimiento, el Tío Gilito introduce en la Economía Política el "costo psicosomático" (pg.19) de la producción de mercancías (¿Para que sirve 'El Capital'?), e incluso se atreve a ir mcho más allá, hasta enunciar la siguiente ley general que rige en la sociedad capitalista:"La salud psicosomática se deteriora en proporción inversa al aumento de la explotación". Tomen buena nota de esta ley porque a Marx se le olvidó incluirla en "El Capital", aunque es tan importante -por lo menos- como la caída de la cuota de ganancia: el aumento de la explotación no conduce a la revolución sino al psiquiátrico.

Ustedes tampoco sabían que hay una economía objetiva y otra subjetiva, pero afortunadamente tenemos a Gilito para que nos lo recuerde: no podemos negar "el contenido económico de lo subjetivo, reduciendo lo económico a una burda materialidad mecánica y automática", dice Gilito. "Las fuerzas productivas también están formadas por fuerzas productivas especiales, tanto objetivas como subjetivas, apareciendo las últimas como cualidades de los individuos" (Nuestro Marx ahora).

Pero donde nos demuestra todo su arte es en las definiciones, que no son otra cosa más que burdas confusiones. Por ejemplo, en su artículo"La lucha política es para tomar el poder" equipara el concepto de alienación con una manera vulgar de referirse a al fetichismo, es decir, confunde a una cosa con otra.

También tiene una gloriosa definición petarda de ideología, que reza así: "Es la forma inversa de ver y conocer la realidad, es invertir la causa por el efecto, lo material por lo ideal, lo cambiante por lo estático, lo contradictorio por lo no contradictorio".

En otro artículo titulado "El marxismo como teoría-matriz" define la praxis de la siguiente forma: "El concepto de 'praxis' proviene de lo mejor de la filosofía dialéctica de la Grecia clásica, y quiere decir la capacidad del ser humano libre para crear cosas nuevas". En una línea tan breve, las dos afirmaciones de Gilito son mentira:

a) el concepto de praxis no procede de la dialéctica griega sino de la filosofia materialista del Renacimiento
b) la praxis no son como las composiciones musicales (producción, crear cosas nuevas) sino más bien como una gira de conciertos (reproducción de lo ya existente)

22 agosto 2013

Honecker con sus amigos yugoslavos

1977
Ayer finalizó la visita oficial a Belgrado de la delegación de la República Democrática Alemana, la delegación estaba presidida por el secretario general del Partido Comunista Erich Honecker. El comunicado final de la visita de Honecker habla de un balance positivo en la cooperación con un país más que amigo, semejante declaración dista notablemente de los términos empleados hace una década por Walter Ulbricht para quien Yugoslavia estaba gobernada por la claque «revisionista».
Los caminos que conducen al socialismo son diferentes, pero durante los últimos meses todos los caminos del Este europeo parecen conducir a Belgrado. A diferencia del otoño de 1974 -visita de Tito de Yugoslavia a Berlín- esta vez ha habido beso fraternal entre el mariscal, a punto de cumplir 85 años, y el jefe del Partido Socialista Unificado de la RDA, Erich Honecker. ¿Reaproximación a la alianza socialista por parte de la descarriada Yugoslavia o reconocimiento por la República Democrática Alemana de la particular vía hacia el socialismo representada por Belgrado? Los medios informativos de la RDA subrayan con ocasión de esta primera visita de Honecker a Yugoslavia, y su primera también fuera del bloque oriental, la gran aportación de Josip Broz Tito, dentro de la comunidad socialista. Incluso han resaltado lo conseguido hasta ahora por la orientación autogestionaria del régimen de Belgrado. Esto mismo se ha subrayado en la capital yugoslava por el propio ministro de Asuntos Exteriores Milos Minic, que ve en ello el reconocimiento de los demás países socialistas aliados de Moscú, respecto de la experiencia yugoslava.Apenas llegado Honecker a Belgrado comenzaron a proliferar en esta ciudad los comentarios oficiales y de prensa, subrayando la autonomía yugoslava respecto de los dos bloques políticos de la actualidad. Dos meses después de la visita de Brejnev a Belgrado, el primer político de la RDA, tercer país en las relaciones comerciales de Yugoslavia dentro de la alianza socialista, y primer aliado de Moscú, se somete a la prueba de las declaraciones autonomistas, como antes el jefe del partido soviético. Al final de las dos jornadas de conversaciones entre germano orientales y yugoslavos, la RDA dice que los contactos han sido fructíferos, especialmente en el plano económico. La preparación de la segunda fase de la conferencia de seguridad, a celebrar en Belgrado en junio próximo, ha pasado a segundo plano. Se aventura incluso que la riada de trabajadores yugoslavos pueda cambiar de destino, prefiriendo la RDA a la RFA, la primera de ellas al fin y al cabo décimo país industrial del mundo.
Que existe un claro intento de atraer a Yugoslavia a la alianza de los países del Este, parece indicarlo el que en la comisión de la República Democrática Alemana, formen parte el secretario del comité central para cuestiones económicas, el ministro de Asuntos Exteriores y el propio jefe del Gobierno.