Buscar este blog

10 septiembre 2014

Ucrania, Una visión del conflicto por Valen

Ha llegado el momento  escribir sobre Ucrania. Durante los últimos meses la situación se ha vuelto bastante más complicada de lo que era anteriormente. Los medios de comunicación de cada bando muestran el conflicto desde puntos de vista radicalmente diferentes, por lo que para una persona que no tiene acceso a información de primera mano o que desconoce los idiomas ruso y ucraniano, es imposible diferenciar lo cierto de lo falso y hacerse una idea objetiva de la situación.
El siguiente artículo no es un análisis de la situación, sino una descripción de la situación real. El siguiente artículo no pretende generar una opinión específica, sino que pretende mostrar los hechos, en la medida de lo posible, desde una perspectiva  objetiva. A través de la información ofrecida en este artículo, la gente podrá generar su propia opinión sobre la situación actual, una opinión en línea con sus ideas y prioridades.
Ucrania tras “Maidan”
La capitulación del expresidente de Ucrania Yanukovich y el intercambio de las élites políticas en el gobierno desequilibraron las relaciones de los diferentes clanes oligárquicos del país. El denominado “Clan Donetsk”, que antiguamente apoyaba a los gobiernos y a las élites políticas del Este de Ucrania, ha sufrido un daño importante y ha empezado a perder control político y económico sobre el país. Mientras tanto, otro poderoso grupo oligárquico, el cual apoyaba nuevas élites políticas de Occidente de Ucrania, ha adquirido un mayor poder político y económico. Por supuesto, los cambios en el país han afectado notablemente a las relaciones entre estos clanes, teniendo consecuencias irreversibles para la situación del país.
akhmetov
Al hablar de la situación en Ucrania y de la posibilidad de la “Revolución Nacional” es importante hacer una pequeña referencia al grupo más poderoso de Ucrania, cuya influencia y acciones están provocando serios cambios en la vida de todo el país. El líder informal de la oligarquía “pro-Oriental” (“Clan Donetsk”) es Rinat Akhmetov, de etnia tártara y de religión musulmana, que es la persona más rica de Ucrania y que, según los rumores, es el principal patrocinador del “Partido Musulmán de Ucrania”. Por otra parte, el líder informal de la oligarquía “pro-Occidental” es Ihor Kolomoyskyi, la tercera persona más rica de Ucrania, origen israelí. Es el presidente de la Comunidad Judía Unida de Ucrania y el presidente del Consejo Europeo de la Comunidad Judía. Según los rumores, él es el creador y principal financiador del partido nacionalista ucraniano “Svoboda”. También es interesante que la segunda persona más rica de Ucrania, Viktor Pinchuk, sea de etnia askenazi y de religión hebrea. Es importante tener esto en cuenta para comprender los principales resultados de la llamada “Revolución Nacional Ucraniana”, que hasta ahora es simplemente una alternancia de los clanes oligárquicos, pasando del clan de Akhmetov al clan de Kolomoyskyi, que se ha hecho con el poder.
http://news.bbcimg.co.uk/media/images/74668000/jpg/_74668534_kolomoisky1.jpg
Svoboda con kolomyskyi
La alternancia en las elites políticas de Ucrania ha traído una redistribución de la influencia entre los clanes de Akhmetov y Kolomoyskyi. Mientras que el negocio de Kolomoyskyi está ahora protegido por las nuevas élites políticas, el negocio de Akhmetov está en peligro, al igual que lo está todo aquello que tenía relación con las antiguas élites políticas del país. Mientras el nuevo gobierno de Ucrania no era lo suficientemente fuerte, Akhmetov trató de proteger económicamente sus negocios manteniendo el control político sobre la parte Este de Ucrania. Apoyo el proceso de rebelión en la región de Donetsk para hacer chantaje a las nuevas elites políticas de Ucrania. 
Pero muy pronto el Clan Donetsk perdió el control sobre este proceso de separatismo. A pesar de los “títeres separatistas” pagados por Akmetov, los cuales ya han desaparecido, en las regiones del Este de Ucrania surgieron una gran cantidad de grupos diferentes de personas (las cuales generalmente iban armadas), con sus propias razones e intereses para participar en estas acciones. La rebelión era apoyada no solo por la gente corriente, sino también por soldados procedentes de divisiones locales, por policías y por miembros de fuerzas militares especiales. La mayoría de estos grupos de soldados y policías empezaron a unirse a las  “Autodefensas Donetsk”, llevando todas sus armas y munición militar con ellos.
La principal razón de este apoyo masivo era que la mayoría de la población del Este de Ucrania no estaba de acuerdo con el intercambio de las élites políticas del país, las cuales llegaron al poder a través de la lucha armada en Kiev. Y el principal argumento usado por los rebeldes para explicar esta acción fue: “Si la gente de Kiev hace la rebelión contra el gobierno, un gobierno que a ellos no les gustaba, ¿por qué no podemos hacer lo mismo nosotros en Donetsk?” Esta cuestión se dirigió mayoritariamente a gente que apoyaba la revolución “Maidan” y las acciones de los ciudadanos contra el gobierno  de Yanukovich, por supuesto, en realidad la situación no es tan homogénea y algunas personas que estaban relacionadas en esta rebelión del Este de Ucrania tienen razones especiales para participar en ella. Para comprender perfectamente la situación es necesario mencionar las razones más frecuentes de la gente que actúa contra el nuevo gobierno central de Ucrania. A continuación expondré las razones en orden descendiente según su importancia para la gente:
1)      La población es contraria a la política pro-Occidente y anti-Oriente del nuevo gobierno ucraniano. El término pro-Occidente tiene un doble significado, porque el nuevo gobierno va a orientar su política interior hacia las regiones occidentales de Ucrania, mientras que la política exterior se va a orientar a EEUU y la Unión Europea. El nuevo presidente, Poroshenko, está decidido a integrar Ucrania en la OTAN y la Unión Europea. También existe información acerca de que el nuevo gobierno ucraniano ya ha firmado contratos con la compañía extranjera Shell para establecerse en la región del Este de Ucrania, lo que podría significar una catástrofe ecológica. Al mismo tiempo, la nueva política del gobierno central va a ser anti-Oriente. Aquí, “anti-Oriente” también tiene un doble significado: La política interior va contra las regiones del Este del país, mientras que la política exterior se dirige contra Rusia.
2)      Existe un fuerte sentimiento de identidad rusa por parte del pueblo, que está viendo el peligro de una “ucranización” étnica en las regiones rusas de Ucrania (regiones donde los rusos étnicos llevan viviendo más de 1.000 años, mientras que estas tierras pertenecen a Ucrania desde hace menos de 23). Esta gente considera al nuevo gobierno ucraniano un gobierno separatista, que está tratando de separar las tierras que han pertenecido históricamente a Rusia (de hecho el 75% del actual territorio de Ucrania) de la influencia y la cultura rusa.
3)      Los rusos étnicos y los ucranianos de habla rusa se oponen a las nuevas leyes de “desrusificación” y restricción del lenguaje ruso (el ruso es el idioma nativo de más del 35% de la población ucraniana, y más del 25% habla el ruso y el ucraniano).
https://fbcdn-sphotos-f-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xpf1/t1.0-9/10479071_670913809652660_7464985504576711213_n.jpg4)      Los nacionalistas rusos quieren crear el estado independiente Nueva Rusia en las tierras del Sudeste de Ucrania, terrenos que históricamente han sido rusos. Un estado nacional ruso que será independiente de Ucrania y de la Federación Rusa, y que se convertirá en un lugar de renacimiento ruso. Generalmente, los nacionalistas rusos tienen una ideología antisoviética y antiucraniana, considerando a Ucrania como el mayor monumento de la época soviética (la Ucrania actual es conocida como la República Socialista Soviética de Ucrania, que fue creada artificialmente por el gobierno comunista en 1919 al tomar territorios tradicionalmente rusos que pertenecían a la Rusia Imperial). Y consideran que Ucrania es una nación artificial creada por el gobierno soviético mediante la masiva ucranización de personas de etnia rusa. Y en línea con esto, la destrucción del estado ucraniano será la destrucción del mayor proyecto comunista . De ahi el distanciamiento inicial del Partido Comunista de Ucrania y Borotba.
5)      Los Euroasiáticos se unieron a la rebelión por motives geopolíticos, al ver en este conflicto “la Gran Guerra de los Continentes” (conflicto entre Eurasianismo y Atlantismo). Esta es la idea principal de aquellos que no quieren que las bases de la OTAN se establezcan en el territorio ucraniano, cerca de la frontera con Rusia, y que no quieren que Ucrania quede bajo la influencia de Estados Unidos.
6)      Los patriotas rusos quieren que los territorios históricos de Rusia vuelvan a quedar bajo control de la Federación Rusa.
7)      Las personas que siguen fielmente la religión ortodoxa ven este conflicto como una lucha entre la Iglesia Ortodoxa de Rusia y la Iglesia Católica Greco-Ucraniana
8)      Personas pro-soviéticas (la mayoría de ellas de generaciones pasadas) ven en la Ucrania actual un auge del fascismo y del chovinismo anti-ruso. Y explican su participación en el conflicto como la continuación de la Segunda Guerra Mundial, siendo el nuevo Hitler la unión formada por Poroshenko y Obama.
9)      Una parte considerable de la población que inicialmente era neutral, durante el conflicto entre rebeldes locales y el Ejercito Ucraniano sufrió algún tipo de daño por parte del Ejercito Ucraniano, por lo que decidió unirse a los grupos rebeldes.
Strelkov y Pushilin
Por supuesto, la mayoría de la gente no se ha unido a esta rebelión por un único motivo, sino que lo más habitual es que influyan varios de los que se indican en la lista anterior. Pero también es posible señalar que entre ellos existen diferencias ideológicas y si ahora todos están unidos en esta lucha común contra el nuevo gobierno ucraniano, en el futuro, si estas tierras vuelven a ser libres, se verá la lucha ideológica entre los diferentes grupos con diferentes ideas y puntos de vista. Pero por ahora, la mejor ilustración  de la cuestión ideológica en Nueva Rusia es una respuesta de Igor Strelkov (comandante del ejército de Nueva Rusia) que dio hace algunas semanas (01/06/2014): “Aquí hay personas con diferentes puntos de vista, unidas solamente por su verdadero odio a la Ucrania actual, unidas por su lenguaje común y por su cultura común y añadir el componente ideológico a esta unidad puede ser perjudicial. El componente de liberación nacional es, de momento, más que suficiente.” Pero en realidad, la diferencia ideológica es realmente grande, y si, por ejemplo, Igor Strelkov (quien de hecho es comandante del ejército de la Republica de Donetsk) apoya la idea del estado independiente de Donetsk, Denis Pushilin (que es presidente de la Republica de Donetsk) apoya la idea de unirse a la Federación Rusa. Ante estas diferencias ideológicas existentes entre los representantes principales del nuevo gobierno de la República de Donetsk, es fácil imaginar diferencias ideológicas abismales entre los ciudadanos de a pie.
Inicialmente, las principales peticiones de los líderes de las autoproclamadas repúblicas del Este de Ucrania eran: por un lado, que Ucrania pasase de un estado unitario a una federación, para que la gente de las diferentes regiones tuviera más libertad política respecto del gobierno central de Kiev, y, por otro lado, dar status oficial al lenguaje ruso en Ucrania, para que estuviera al mismo nivel que la lengua ucraniana en aquellas regiones étnicamente rusas. Pero en lugar de llevar a cabo el dialogo político con las regiones orientales, el nuevo gobierno de Ucrania decidió solucionar el problema mediante el envió del ejercito ucraniano y comenzando nuevas operaciones militares contra todos aquellos que no quieren aceptar las leyes del nuevo gobierno. Semejante acto ha supuesto una radicalización ideológica en las personas de las regiones del Este, pasando de “defensores del federalismo” a “separatistas”.
https://fbcdn-sphotos-d-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xfp1/t1.0-9/10464238_763003880418463_5851843320094483331_n.jpgUno de los papeles principales, a la hora de unir a toda esta gente con diferentes puntos de vista, fue el que desempeñó Pavel Gubarev, actual “Gobernador del Pueblo de la Región de Donetsk” y antiguo militante del movimiento nacionalista “RNU” – “Russian Nation Unity”, Unidad de la Nación Rusa (por este hecho y por el masivo apoyo que los miembros del RNU dieron a Novorossia, los medios de comunicación ucranianos empezaron una masiva campaña mediática de propaganda sobre los fascistas rusos que estaban atacando el estado democrático ucraniano).
Ahora Gubarev es el líder y el principal ideólogo del movimiento político llamado “Novorossia”, cuya idea es crear un estado independiente en los territorios de Nueva Rusia. “Novorossia” significa Nueva Rusia – y es una región histórica que formó parte del Imperio Ruso hasta 1917, año en que los bolcheviques crearon la URSS y añadieron territorios de Novorossia a esta república. Ahora este territorio queda situado en la región Sudeste de Ucrania. El principal concepto de la idea de Novorossia es crear un estado independiente de Kiev y de Moscú, pero orientado geopolíticamente a Rusia. Este estado es Renacimiento Nacional Ruso, y está siendo definido por los principales ideólogos del proyecto Novorossia como un estado libre de las influencias degeneradas modernas, especialmente del liberalismo y del capitalismo. La base de Novorossia será la justicia social, los valores tradicionales y la cultura rusa. Al mismo tiempo, en Novorossia ya ha empezado el proceso de nacionalización de objetivos industriales y financieros, así como la eliminación de la corrupción y de las oligarquías.Recientemente se han prohibido los abortos, se han destruido todos los casinos y salones de juego y se ha acabado con el negocio de la droga (tras acabar con la corrupción policial que lo protegía) y también se han creado restricciones al alcohol. Y en aquellas ciudades situadas en el frente de combate, el alcohol se ha prohibido totalmente bajo la denominada “Ley Seca”.
El 12 de Mayo, en las autoproclamadas Republicas Populares de Donetsk y Lugansk se hicieron referéndums sobre la independencia de Ucrania. En la República de Donetsk el voto por la independencia alcanzó el 89% de la población, mientras que en Lugansk la cifra llegó al 96%. Poco después Donetsk y Lugansk se unieron bajo el nombre de Novorossia.
Cuando la situación en el Este de Ucrania quedó fuera de control, el nuevo gobierno de Kiev incluso trató de utilizar a Akhmetov para estabilizarla, prometiéndole protección a sus negocios. Akhmetov intentó comenzar un dialogo con el nuevo gobierno de Novorossia, pero en lugar de recibir una respuesta, lo que recibió fue una acusación criminal contra él y la nacionalización de sus industrias y negocios privados. Tras esto, él finalmente comprendió que la situación estaba totalmente descontrolada y escapó hacia Londres, destino preferido de todos los oligarcas exiliados.

No hay comentarios: