Buscar este blog

07 octubre 2014

La cuestión nacional (V). Por Basurde. "lenin"

La cuestión nacional, como las demás cuestiones sociales, en el fondo es una cuestión de clase. Esta fue la postura de Lenin, y es la de cualquier marxista auténtico.
En su obra Notas críticas sobre la cuestión nacional, Lenin explica con gran claridad esta proposición elemental del Marxismo:
"En cada cultura nacional existen, aunque no estén desarrollados, elementos de cultura democrática y socialista, pues en cada nación hay una masa trabajadora y explotada, cuyas condiciones de vida engendran inevitablemente una ideología democrática y socialista. Pero en cada nación existe así mismo una cultura burguesa (y, además en la mayoría de los casos, ultrarreaccionaria y clerical), y no simplemente en forma de ‘elementos’, sino como cultura dominante. Por eso, la ‘cultura nacional’ en general es la cultura de los terratenientes, de los curas y de la burguesía". (Lenin. Notas críticas sobre la cuestión nacional. Pág. 10).

Es abc para un marxista que las ideas dominantes de cada nación son las ideas de la clase dominante. Lenin insiste en que aceptar una "cultura nacional" no es ni más ni menos que aceptar el dominio de la burguesía de cada nación. La cuestión nacional es una cuestión de clase. Los marxistas no deben encubrir las contradicciones de clase, todo lo contrario, tienen que sacarlas a la luz. Es igual en el caso de una nacionalidad oprimida como en el de una nación opresora. Como explica Lenin: "En
las sociedades anónimas tenemos juntos y completamente fundidos a capitalistas de diferentes nacionaes. En las fábricas trabajan juntos obreros de diferentes naciones. En toda cuestión política realmente seria y realmente profunda los agrupamientos se realizan por clases y
no por naciones". (Ibíd. Pág. 23).
En otra obra él escribe:
"Los intereses de la clase obrera y de su lucha contra el capitalismo exigen una completa so-
lidaridad y la más estrecha unión de los obreros de todas las naciones, exigen que se rechace
la política nacionalista de la burguesía de cualquier nación".(...)

"Al obrero asalariado tanto le da que su principal explotador sea la burguesía rusa más que la alógena, como la burguesía polaca más que la hebrera, etc., Al obrero asalariado que haya adquirido conciencia de los intereses de su clase le son indiferentes tanto los privilegios estatales de los capitalistas rusos como las promesas de los capitalistas polacos o ucraniacos de instaurar el paraíso en la tierra cuendo ellos gocen de privilegios estatales".
(...)
"En todo caso, el obrero asalariado seguirá siendo objeto de explotación, y para luchar con éxito contra ella se exige que el proletariado sea independiente del nacionalismo, que los proletarios mantengan una posición de completa neutralidad, por así decir, en la lucha de la burguesía de las diversas naciones por la supremacía. En cuanto el proletariado de una nación cualquier apoye en lo más mínimos los privilegios de ‘su’ burguesía nacional, este apoyo provocará inevitablemente la desconfianza del proletariado de la otra nación, debilitará la solidaridad internacional de clase de los obreros, los desunirá para regocijo de la burguesía. Y el negar el derecho a la autodeterminación, o a la separación, significa indefectiblemente, en la práctica, apoyar los privilegios de la nación dominante". (Lenin. El derecho de las naciones a la autodeterminación. Moscú. Progreso. 1980. Pág. 33).
El elemento principal en la posición de Lenin era la necesidad de unir a los trabajadores y a las masas oprimidas contra la burguesía. Lenin señala que: "La cultura nacional de la burguesía es un hecho (con la particularidad, repito, de que la burguesía se confabula en todas partes con los terratenientes y los curas). El nacionalismo militante de la burguesía, que embrutece, engaña y divide a los obreros para hacerles ir a remolque de los burgueses, es el hecho fundamental de nuestra época.
Quien quiera servir al proletariado deberá unir a los obreros de todas las naciones, luchando invariablemente contra el nacionalismo burgués, tanto contra el "propio" como contra el ajeno". (Ibíd. Pág. 11).
Sobre esta cuestión Lenin siempre fue implacable. Se podrían reproducir docenas de citas similares de sus artículos y discursos.
Las demandas nacionales tienen un carácter democrático, no socialista. La opresión nacional no afecta sólo a la clase obrera, aunque la padece más, como las demás formas de opresión. La cuestión nacional afecta a toda la población, a las masas y en particular a la pequeña burguesía. Sin embargo, como hemos visto, Lenin siempre abordó el tema desde un punto de vista de clase, y nosotros lo abordamos de la misma manera.
Qué impactantes resultan los escritos de Lenin, y con qué profundidad y claridad expresa la cuestión nacional. Desde luego esta cuestión tenía una larga historia en el movimiento obrero de Rusia, empezando por los debates con el Bund judío en el Segundo Congreso del Partido Socialdemócrata Obrero Ruso (PSDOR) en 1903. ¿Cómo trató Lenin la cuestión nacional?. En realidad, tenía una posición negativa sobre esta cuestión. Los Bolcheviques Rusos, explicó en cientos de ocasiones, estaban contra de todas las formas de opresión nacional. No se trata de a qué estás a favor sino de qué estás en contra. Basta decir que nos oponemos a ello. Nos oponemos a todas las formas de opresión nacional, lingüística y racial y lucharemos contra todas las formas de opresión nacional. Eso es suficiente para una tendencia proletaria que desea presentar una política democrática consistente, mientras mantiene su independencia de clase.
Lo que Lenin nunca dijo fue que los Marxistas deberían apoyar a la burguesía nacional o a la pequeña burguesía nacionalista. Al contrario, la premisa fundamental de la posición de Lenin sobre la cuestión nacional fue la absoluta independencia de clase. El primer principio del leninismo fue siempre la necesidad de luchar contra la burguesía tanto de las naciones opresoras como de las oprimidas. En todos los escritos de Lenin sobre la cuestión nacional hay crítica implacablemente no sólo a la burguesía nacionalista, también a la pequeñoburguesía nacionalista. Esto no es casualidad.

Lenin pensaba que la clase obrera tenía que ponerse a la cabeza de la nación para llevar a las masas a la transformación revolucionaria de la sociedad. En Notas críticas sobre la cuestión nacional podemos leer lo siguiente:
"Es progresivo el despertar de las masas después del letargo feudal; es progresiva su lucha contra toda opresión nacional, su lucha por la soberanía del pueblo, por la soberanía nacional. De aquí, la obligación incondicional para todo marxista de defender la democracia más resuelta y más consecuente en todos los aspectos de la cuestión nacional. Es ésta una tarea fundamentalmente negativa. Pero más allá de este límite el proletariado no puede apoyar el nacionalismo, pues más allá empieza la actividad ‘positiva’ de la burguesía en su afán de consolidar el nacionalismo" (Lenin. Notas críticas sobre la cuestión nacional. Pág. 21. .

5 comentarios:

Anónimo dijo...

"En mis trabajos sobre el problema nacional he escrito ya que el planteamiento abstracto del problema del nacionalismo en general no sirve para nada. Es necesario distinguir entre el nacionalismo de una nacion opresora y el nacionalismo de una nacion oprimida, entre el nacionalismo de una nacion grande y el nacionalismo de una nacion pequeña."

https://docs.google.com/file/d/0ByP565N0sPRSVTdfUzhrbGxiYzQ/edit?pli=1

Villaverde Comunista dijo...

El viernes se anuncia un Manifiesto del "centrismo" comunista sobre una Catalunya en España. Esperemos que se mojen, (¿es mucho esperar?)

Bueno, ¡gracias por publicarnos el enlace a nuestro artículo de opinión sobre RC, se dispararon las visitas!

Anónimo dijo...

en efecto, en los ultimos días, los mismos que ludo martens demostro que no estaba bien de entendederas lenin ataco con mucha acritud a Stalin y Ordzhonikidze pues arreglarón el tema en Ucrania a patadas. Así que puede servir para demostrar que Stalin si fue muy severo con los nacionalismos perifericos.

Anónimo dijo...

perifericos? como se os ve la patita...

PD: Stalin se sentia ruso, no es un secreto

Villaverde Comunista dijo...

Aquí el manifiesto avergonzado del PSUC Viu y la respuesta de Villaverde Comunista:

http://villaverdecomunista.blogspot.com.es/2014/10/manifiesto-al-pueblo-trabajador-no-la.html

Gracias por tolerar nuestras disgresiones.

Saludos comunistas