Buscar este blog

26 enero 2015

Amanecer Dorado se convierte en la tercera fuerza de Grecia

El partido neonazi griego Amanecer Dorado ha logrado esta noche convertirse en la tercera fuerza política del país, pese a que la mayor parte de su cúpula esta en la cárcel acusada de presuntas actividades criminales.
Tras el recuento de casi el 100% de los votos en las elecciones griegasAmanecer Dorado ha obtenido el 6,28 % de los votos, un poco menos del 6,9 % obtenido en junio de 2012, y 17 diputados, tan solo uno menos que en los anteriores comicios.
En las europeas de mayo pasado, Amanecer Dorado obtuvo un 9,4%, lo que ya en ese momento lo convirtió en el tercer partido más votado, si bien no se trataba de elecciones nacionales.

El líder neonazi celebra el resultado desde la cárcel

En un mensaje grabado en la cárcel y difundido a través de su página web, el líder de Amanecer Dorado, Nikos Mijaloliakos, ha celebrado los resultados y ha hablado de una "victoria considerable si tenemos en cuenta que no recibimos un tratamiento democrático y en igualdad". Mijaloliakos ha acusado a políticos y medios de comunicación de haber excluido a su partido del debate político y de haberle sometido a una "guerra de calumnias".
Durante todo el periodo electoral, el líder neonazi ha acusado al Gobierno de impedir que pueda hacer campaña como el resto de formaciones por no permitir que ningún miembro de la cúpula del partido salga de la cárcel para participar en los mítines.
De los dieciséis diputados de Amanecer Dorado, siete, entre ellos Mijaloliakos, están en prisión preventiva, otros tres en arresto domiciliario y dos en libertad condicional con prohibición de participar en actos políticos.
Sobre ellos recaen diversos acusaciones, entre otras las de pertenencia y dirección de organización criminal.

Euroescepticismo y xenofobia

Entre sus electores están aquellos griegos hartos de los partidos tradicionales que han gobernado Grecia hasta la actualidad y que han contribuido a crear un sistema basado en el clientelismo.
En la presente campaña los ultraderechistas han variado su actitud y además de mostrarse más accesibles a la prensa local y extranjera -de la que generalmente recelan-, trataron de pulir su imagen con un cambio también en el perfil de sus candidatos. Sin embargo, su discurso ha estado basado en los mismos ejes: euroescepticismo y antiinmigración.  Con medio partido en la carcel, el voto antisistema ha ido para ellos.

No hay comentarios: