Buscar este blog

20 marzo 2015

la Cuestión vasco-francesa


Viene de la Cuestión de Encartaciones:
http://euskalherriasozialista.blogspot.com.es/2015/03/la-cuestion-de-encartaciones-ii.html
La Cuestión de Alava:
http://euskalherriasozialista.blogspot.com.es/2015/03/la-cuestion-de-alava.html

Si en Hegoalde pervive cierto particularismo provincial, en Iparralde la tendencia es la inversa, pues tanto labortanos, como bajonavarros y suletinos han generado un sentimiento común que supera e incluyo relega sus denominaciones específicas.
 Desde 1790 los vascofranceses están organizados administrativamente en el mismo departamento que los bearneses. La capital del departamento de los Pirineos Atlánticos radica en Pau, que es también la capital del Bearne. Los vascos se hallan en franca minoría frente a sus vecinos. El Consejo General de los Pirineos Atlánticos tiene 52 miembros, pero sólo 21 representan a las provincias vascas. De los 26 presidentes del Consejo habidos desde su institucionalización en 1800 hasta la actualidad, sólo seis han nacido en tierra vasca: Delissalde (1824-1827), Laussat (1846-1854), Daguenet (1870-1883), Inchauspé (19491960), Duboscq (1976-1985) y Lasserre (desde 2001)153. 

Sin embargo hasta épocas muy recientes esta estructura administrativa no ha sido cuestionada por la población vascofrancesa, dejando a un lado la protesta de los hermanos Garat, representantes de Labort, el mismo año 1790. En 1836 y en 1848 se produjeron sendas propuestas de creación de un departamento llamado "Adour" o "Adour-et-Gaves", pero ambas incluían también territorios gascones. Se pretendía más reorganizar los departamentos del suroeste francés que plasmar una reivindicación nacional vasca. No fue hasta 1941, en plena guerra mundial, cuando el histórico líder del movimiento vasquista al norte de los Pirineos, Pianes Lafitte (1901-1985), propuso la creación de una región vasca con capital en Bayona. Cuatro años más tarde el labortano Marc Legasse (1918-1997) y el bajonavarro Jean Etcheverry Ainchart (1914-2003) elaboraron un proyecto de un departamento común pura las tres provincias vascofrancesas, que fue presentado (y rechazado) en la Asamblea Nacional de París.
 
Posteriormente tal reivindicación fue asumida como exigencia mínima por el movimiento Enbata (creado con ese nombre en 1953) y el partido Euskal Herriko Alderdi Sozialista (1975), el primero que extendió su ámbito de actuación a las Siete provincias, al norte y al sur del Bidasoa. La organización armada Iparretarrak (1973), en cambio, se mostró siempre contraria a la institución departamental por considerar que suponía el reconocimiento de la soberanía francesa sobre la Vasconia septentrional.
En 1981 el candidato socialista a la presidencia de la República, François Mitterrand, incluyó en su programa la creación de un departamento para el país Vascofrancés, promesa de la que se desentendió tan pronto como llegó al Elíseo. En fechas más recientes, la constitución de un Biltzar (Asamblea) con alcaldes de las tres provincias vascas (1994) y el reconocimiento de Vasconia como un Pays (1997) a pesar de su nulo contenido competencial, significan un hito de alto valor simbólico, al ser las primeras ocasiones en doscientos años en las que París admite oficialmente la existencia de una identidad vasca diferenciada en Francia. Cabe señalar que hasta estos momentos han sido reconocidos oficialmente 298 pays, uno de los cuales es el llamado Pays Basque. Sólo este dato bastaría para hacerse una idea del diferente peso específico del pueblo vasco en Francia, donde ocupa tan sólo uno de sus 298 pays, y en España, donde ocupa dos de sus 17 comunidades autónomas, con competencias muy superiores no ya a las de los pays y departamentos, sino también a las de las regiones francesas (el departamento de los Pirineos Atlánticos es uno de los cinco de la Región de Aquitania, cuya capital es Burdeos).
En la actualidad la exigencia de un departamento llamado Pays Basque, junto con la reivindicación de la cooficialidad del euskara y la creación de una Cámara Agraria propia y una Universidad en Bayona es apoyada por la plataforma Batera (2002), que ha demostrado un enorme potencial movilizador. Pero es cierto también que existen enormes reticencias contra el nuevo departamento por parte de algunos sectores (por ejemplo la sociedad Aci Gasconha), que consideran las ciudades labortanas de Bayona, Anglet y Biarritz como parte de Gascuña. 

Bayona estuvo ciertamente separada de Labort entre 1177 y 1790. Anglet y Biarritz, en cambio, participaron siempre en su Bilçar, a pesar de que al menos Anglet ha sido tradicionalmente de lengua gascona y no vasca. El caso de Bayona es particularmente complejo. El barrio bayonés de Saint-Esprit, que hasta entonces había pertenecido a las Landas, fue incorporado al municipio solamente en 1808. El río Adur separa la parte de la ciudad que perteneció al vizcondado de Labort de la que fue añadida a principios del XIX. Urt y Guiche, también de lengua gascona, y Bardos, de lengua vasca, no se incorporaron al Bilçar de Labort hasta 1763, tan sólo 26 años antes de la definitiva disolución de éste. En cuanto a Boucau, que en los mapas modernos suele ser incluido en Labort, ha sido siempre una población gascona, no vasca.
Por otra parte, Bidache, Carne, Bergouey, Arancou, Viellenave y Sames, de lengua gascona, pertenecían al Señorío de Gramont, cuyo estatus jurídico (y por lo tanto su pertenencia o no a la Baja Navarra) no estuvo claro durante todo el Antiguo Régimen. Además, los pueblos suletinos de Montory, Gestas y Osserain, así como Labastide-Clairence, en la Baja Navarra, son o han sido de habla gascona. Por el contrario, catorce poblaciones bearnesas (en el valle de Barétous y Esquiule) son de lengua euskérica. Incluso en un territorio de dimensiones tan reducidas como la Vasconia continental resulta obvio que los límites históricos no tienen por qué coincidir con los lingüísticos.



12 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.ehu.eus/palazio/nabarralde_mapa_1024.jpg

este es nuestro autentico y legitimo estado: el estado Nabarro, el sujeto politico de todos los vascos

Anónimo dijo...

jajaja, que flipaos!!
es lo que tiene el nacionalismo

Anónimo dijo...

es lo que tiene el socialimperialismo

que decis que el obrero no tiene patria bla, bla y bla y luego estais de la mano con el estado imperialista español para oprimirnos.

Yo soy trabajador y soy vasco, y estoy muy orgulloso de serlo, los dos. Son las dos caras de la moneda, pese a quien le pese.

Y como vasco, hemos tenido estado propio que ha sido el Nabarro.

INDEPENDENTZIA ETA SOZIALISMOA! GORA NAFARROA! Mundu guztiko langileak elkar zaitezte!

Anónimo dijo...

imperialista español, pero si de los 200 secretarios de los reyes hispanos 70 eran vascos...
lee.

felder dijo...

aun andais con esos complejos de clase y nacionales los manchurrianos?

el SAT de marinaleda es un buen club para los frikis españoñazos como vosotros, probad a hacer vuestros experimentos comuneros hispanos ahi.

Anónimo dijo...

jaja,
los españolazos hemos sido mayoria en Hegoalde toda la puta vida y lo seguimos siendo.
Ala a poner la banderita que no teneis más cojones.
Me iba a abstener pero tipos como tu me recuerda mi obligación de moral de exterminar nazis.

Anónimo dijo...

Los vascos hemos sido españoles a tope, mucho más que cualquier nacionalidad del estado español, desde 1200.
Otra cosa es que como comunistas aceptamos el derecho de autodeterminación pero ojo, tambien del de Nabarra y el de iparralde, que hareis entonces los nazionalistas???

felder dijo...

no se, y tu que haces ahora como comunista fracasado y español acomplejado de clase y origen?

Anónimo dijo...

Excelente articulo camaradas!!!
El nacionalismo vasco tan victimista por la represión franquista, no puede explicar racionalmente ni justificar la misma unidad politica para tan diferentes ciudadanos. Ni iparralde quiere ser Euskal Herria independiente, ni Navarra, ni Alava.
Los comunistas debemos ajustar los prejuicios nacionales de uno y otro bando.

Anónimo dijo...

El nacionalismo para mi es burgues como cuando se reivindican territorios que en su mayoria son contrarios a anexarse a EH como Iparralde o Nafarroa.
ahi esta el germen fascista de Bildu.

incertidumbre roja dijo...

¿Quien en la izquierda revolucionaria duda de que EH exista pese a la minorizacion de su lengua e identidad nacionales? Los estatalistas españoles quienes dicen "Vascos!!! Diluiros en los Estado-nacion frances y español: es el progreso, la evolucion historica del desarrollo de los medios de produccion, abandonar proyectos de recostruccion nacional y de recuperacion de lo que por Francia y España os dejasteis arrebatar. Haced caso a vuestros asimilados compatriotas pues siendo mayoria tienen razon" ¿Para que? para integrarnos en un proyecto de revolucion que es proporcional a la incidencia y militancia de sus organizaciones y grupetes. A los estatalistas despues de escucharos y haberos respetado os he terminado viendo en lo politico y en lo personal (salvo las excepciones y a riesgo de equivocarme) como camarillas de oportunistas, manipuladores, mucho niñato chulo e intelectualoide de salon e internet junto con algunos arribistas fracasados. Tras la traicion vasca de parte de la izquierda española y sus consecuencias sociales, la tierra quemada de la represion franco-española y el abandono ideologico del mlnv en cuanto a posiciones revolucionarias llegais vosotros cual colonos ideologicos al servicio del españolismo imperial para con la caña despistar al personal en un viaje a la nada en pos de una pureza que esconde cobardia. El papel lo aguanta todo. Encima ninguneando a los militantes del r que otra cosa no pero coherencia, sacrificio, lucha y abnegacion no se los quita nadie. Lo que afirmo no es gratuito, visto y padecido con estos ojos con los que os leo. Total indiferencia

Anónimo dijo...

Cuando Marx afirma en el manifiesto Comunista que:"los trabajadores no tienen patria"inmediatamente despues afirma:"no se tiene lo que no se posee".Esto no niega la pertenencia nacional,niega la unidad de intereses entre los trabajadores y la burguesia como clase dominante de la patria.
Hay una patria socialista de los trabajadores,pero no una patria burguesa