Buscar este blog

10 marzo 2015

La HB de HASI tambien era sectaria (Documentos internos de EMK y LKI) y II

Articulo de LKI

En la anterior campaña electoral tuvimos la impresión de que HB se había formado una opinión bastante equivocada, y lo que es peor bastante coherente, sobre la situación de la izquierda revolucionaria organizada "mas allá del Ebro".
 Nos llamó mucha la atención su insistencia en que la campaña venía a ser para nosotros una especie de tabla de salvación, frente a no se sabe bien qué tipo de problemas o presiones de base. Nos preocupó y nos sorprendió mucho escuchar de portavoces caracterizados de HB la idea de que la izquierda revolucionaria no existía prácticamente, fuera de Euskadi, antes de la campaña electoral y que precisamente esta campaña iba a significar el inicio de su desarrollo o de su renacimiento.
 Nos preocupó también comprobar que HB privilegiaba en sus relaciones a los grupos que le eran ideológicamente afines, aun en los casos en que se trataba de organismos insignificantes. No entendimos por qué nuestra entrega, con entusiasmo y sin condiciones en la campaña, no recibía durante ella, ni después de ella ningún reconocimiento por parte de HB y quedaba como un apoyo prácticamente "clandestino", del cual los portavoces de HB no hablaban en los mítines, salvo alguna excepción y a petición nuestra, ni hablaron en el balance, ni en parte alguna, después de la campaña.

Cometimos quizás la ingenuidad de pensar que la propia experiencia de la campaña y la reflexión sobre ella, unidas con las relaciones amistosas establecidas con muchos militantes y dirigentes de HB, les ayudaría a ver mas claro y a corregir estos problemas. No fue así. De esta forma se ha creado un obstáculo en nuestras relaciones que viene del pasado. No es lo fundamental, pero ha contribuído mucho a crear desconfianza y desilusión en las relaciones de nuestros militantes con HB. Problemas estos creados en la práctica y que sólo encontrarán solución en ella. Sólo queremos ahora añadir algo que hemos explicado mucha veces a HB: que el único interés con que hicimos la campaña del 87 fue ser consecuentes con nuestras convicciones. Sabíamos muy bien que de aquella campaña no obtendríamos ni nuevos militantes, ni aumento de influencia, ni ventaja alguna de este tipo. Esto no limitó nuestro esfuerzo en la campaña. Si HB llegara a comprenderlo, empezaría a conocernos como somos, y una parte importante del camino de clarificación se habría recorrido. Pero el problema fundamental afecta al futuro y va mas allá de la campaña. HB quizás desea basar sus relaciones en el Estado en grupos ideológicamnete afines, buscando establecer una red de organismos de apoyo o construir organizaciones políticas según su modelo. Está en su derecho de actuar así, pero creemos que se equivoca gravemente. Nosotros pensamos que el tipo de solidaridad militante que mas le interesa al movimiento de resistencia nacional en Euskadi, y a HB, es la que se basa en organizaciones militantes que llevan esa solidaridad a su lugar de trabajo o a su movimiento, en combinación con las tareas revolucionarias regulares. Y nosotros pensamos que para HB como fuerza política, es bueno establecer relaciones de colaboración y discusión con organizaciones revolucionarias mas que probadas y que representan una continuidad de ideas y práctica revolucionaria que dura ya 20 años.
 Pensamos por ello que las relaciones de HB, en la solidaridad y como relaciones políticas, deberían orientarse hacia el MC y la LCR. No serían fáciles, porque cada uno tenemos nuestras propias ideas y tradiciones y porque las relaciones tendrían que basarse en un claro respeto mutuo. Pero podríamos llegar, o al menos ese sería nuestro deseo, a un serio intercambio y debate de ideas y una amplia colaboración práctica. Por nuestra parte. esta es la relación que venimos buscando y que buscaremos.

No hay comentarios: