Buscar este blog

05 marzo 2015

RESPUESTA A LA ORGANIZACION RECONSTRUCCION COMUNISTA. Aportación de Herri Gorri a un debate necesario.



El debate constructivo debe nutrir la verdadera línea de confluencia entre comunistas, definiendo la finalidad del mismo, que no es otra que establecer posicionamientos, líneas y aportaciones con capacidad de generar un espacio de referencialidad comunista, marxista-leninista para la clase obrera y el Pueblo Trabajador Vasco. Eso se traduce en que en el movimiento real y el análisis y la praxis derivada del mismo, debe generar espacios de aproximación, a pesar de las contradicciones o divergencias que puedan estar presentes.
En esta fase, asistimos a diferentes formas de afrontar la imperativa necesidad de reconstruir una alternativa comunista y de ahí el inevitable surgimiento de colectivos y organizaciones que, tras una derrota estratégica como la que sufrimos, prácticamente debemos partir de cero. En muchas ocasiones, reproduciendo debates que ya fueron resueltos en el pasado, y en otras, estableciendo debates “nuevos”, utilizando de manera más o menos satisfactoria, los recursos teóricos y prácticos existentes y con vocación de no salir del campo de la ciencia que ofrece el materialismo histórico.

La definición de Euskal Herria como marco autónomo y nacional de lucha de clases, no es una premisa retórica o un constructo ideológico al servicio de una tendencia u otra. De lo que hablamos, es de la definición científica de Euskal Herria como Formación Económico Social, con una historicidad propia, en la que el capitalismo surge y articula de manera concreta y específica, la dinámica política, ideológica y económica. Las características de Euskal Herria como tal realidad histórica, determinan un proceso de formación de las clases y de fracciones en el seno de las mismas, ligadas a una especificidad en la que, lógicamente, la contradicción capital-trabajo, asume características centrales desde el momento en que el Modo de Producción Capitalista se constituye en dominante y, con posterioridad, en predominante y exclusivo.
Primera cuestión importante, la existencia de la realidad nacional de Euskal Herria, es ajena al nacionalismo. De hecho es un producto de esa realidad de la que surge y alude incluso de manera patrimonialista, como respuesta ideológica y política a situaciones y procesos históricos previos incluso a la propia configuración del capitalismo como Modo de Producción Dominante.
Un desarrollo del capitalismo, que no puede ser abstraído de una identidad cultural/idiomática que ha sido objetivamente oprimida y minorizada y de la existencia de múltiples identidades culturales/idiomáticas coexistentes. Tampoco del patriarcado como institución asentada y consolidada, y de las consecuencias que, en el terreno de la política y de la ideología, tienen todos estos elementos en sí mismos y de forma articulada en la configuración de Euskal Herria internamente y en relación a su propia exterioridad.
El propio Partido Comunista de Euzkadi, antes de su liquidación por el fascismo y por la posterior purga carrillista de post-guerra civil, hablaba de liberación nacional, de autodeterminación y de confluencia de los pueblos ibéricos, desde su soberanía y desde una orientación revolucionaria clasista, hacia el socialismo. Como ejemplo histórico, tenemos que el propio PSUC mantuvo representación propia en la Komintern.

Por lo tanto, afirmar las características propias de Euskal Herria, como Formación Económico Social, con un proceso de formación de clases y fracciones diferenciado y propio, desde la polarización principal, determinante y antagónica de la contradicción capital-trabajo, conduce a lo que consideramos un segundo punto de importancia fundamental.
La lucha por el socialismo en Euskal Herria, requiere una estrategia propia, adecuada a nuestro contexto, coordinada desde la premisa del internacionalismo proletario con otras luchas en otros espacios nacionales y/o estatales, pero no subordinada bajo ningún concepto.
El socialismo, en el ámbito de la teoría, se define como fase de transición hacia el comunismo, en el que la lucha de clases seguirá estando presente, sólo que bajo la hegemonía política, ideológica e institucional de la clase obrera y del Pueblo Trabajador. Se puede incluso realizar una clasificación de ciertos rasgos que pudieran definir ese régimen de transición y que pueden ser comunes a cualquier proceso revolucionario. Pero afirmar que no existen elementos nacionales, históricos y específicos en los procesos revolucionarios, significa no salir del terreno de la abstracción pura y dura.
Y eso no significa recurrir a fórmulas de “socialismo identitario”, ni “del siglo XXI”, sino que implica dar cuenta de cuestiones muy sencillas. Por ejemplo, en el caso de la URSS, el debate sobre socialismo en un solo país, frente el aventurerismo de la “oposición de izquierdas”, sólo era factible en una realidad como la de la URSS, con inmensidad de recursos para consolidar una fase de acumulación socialista. Las vías que afrontaron Vietnam o Corea…las diferencias fundamentales que afrontaron en su construcción socialista Albania, sin liberación por parte del Ejército Rojo al término de la Segunda Guerra Mundial o Polonia, las condiciones de Cuba o del Chile de Allende… ¿no aportan procesos de lucha de clases diferenciados, realidades concretas y evoluciones, victoriosas o malogradas de socialismos ?
Hacer abstracción de los elementos que definen la transición al socialismo en Euskal Herria, implica no considerar elementos fundamentales de la dinámica de la lucha de clases, como por ejemplo, la sobre-representación política e ideológica de sectores de la pequeña y mediana burguesía y la capacidad de establecer espacios político-ideológicos con sectores del Pueblo Trabajador Vasco, desde un nacionalismo de izquierdas.
También el rasgo diferenciador de una clase capitalista dominante, en realidad ligada al marco estatal de reproducción ampliada del capital, precisamente por las características de Hegoalde, con un desarrollo de las fuerzas productivas sobredimensionado, en relación al mercado interior de reducidas dimensiones o la existencia de una ideología nacionalista reaccionaria, propia del PNV como representante histórico, cualitativamente diferenciada del nacionalismo revolucionario.
Y qué decir de la opresión ideológica y política del nacionalismo español, cuyo sustrato incluso en organizaciones que se decían y dicen comunistas, negando incluso el derecho de autodeterminación, han alimentado y retroalimentado una dinámica de confrontaciones en torno al eje identitario, que han llegado a difuminar el carácter de clase y la contradicción capital-trabajo en Euskal Herria, llegándose incluso en los últimos tiempos, a organizarse políticamente una identidad navarrista, de características aún no muy claras.
Pero es que en Euskal Herria, el abertzalismo “hace pie” en situaciones objetivas de opresión cultural-identitaria sobre amplios sectores del Pueblo Trabajador Vasco. Más aún, esa opresión cultural identitaria, fue asumiendo de manera progresiva y creciente, expresiones políticas y represivas, de negación de derechos y libertades fundamentales por parte de los estados, generó unas condiciones propias en Euskal Herria, que llegaron a ir más allá del propio abertzalismo, puesto que el abertzalismo de izquierdas, asumió en una reforma del franquismo truncada, sin ruptura democrática de por medio, una estrategia, que llegó a aglutinar a otros sectores revolucionarios en un mismo movimiento de resistencia.
La cuestión nacional, debe estar subordinada a la lucha de clases, a la contradicción fundamental y antagónica entre capital y trabajo, pero la propia cuestión nacional, dota a la lucha de clases de una naturaleza específica. No hay liberación nacional, si no se desarrolla bajo una hegemonía de la clase obrera y del Pueblo Trabajador Vasco; pero no existe la posibilidad de una hegemonía de la clase obrera y del Pueblo Trabajador Vasco, si el marxismo-leninismo en Euskal Herria, no convierte la cuestión nacional en un elemento fundamental del programa político dentro de una estrategia desde y para nuestro marco específico de lucha de clases.
Existen organizaciones en el ámbito estatal español, que apuestan de manera clara, decidida y honesta por el derecho de autodeterminación, lo que respetamos y nos parece adecuado -y marxista- dicho planteamiento, pero en Euskal Herria posicionarse por la autodeterminación, es una consigna vacía si no se afirma el sujeto que se autodetermina, y si no se le dotan de unos contenidos políticos y programáticos de clase. Autodeterminación como soberanía para instaurar un régimen de transición socialista, sólo de esta forma, se le despoja de su caracterización de clase otorgada por el nacionalismo burgués. Sólo de esta forma, se despoja al sujeto revolucionario en Euskal Herria, de caracterizaciones nacional-identitarias.
Independencia si, pero sólo bajo una nueva correlación de fuerzas, en la que dicha Independencia adopte una inequívoca caracterización popular, bajo hegemonía de nuestra clase. El binomio Independencia-Socialismo, sujeto de manipulaciones interesadas, de dislocación entre ambos procesos, en términos de fases o etapas diferenciadas, se sintetizan en AUTODETERMINACION SOCIALISTA en la que la lucha de clases es el verdadero motor de transformación social.
El Estado español, es el garante de la reproducción social, al servicio de las diferentes fracciones capitalistas, unificadas bajo el régimen del 78. Sin duda alguna, la quiebra del Estado español, como cárcel capitalista de pueblos es un objetivo que precisa de una coordinación estratégica, pero teniendo presente que será desde el internacionalismo proletario, el respeto a la soberanía y a las vías propias en las que tomen forma la democracia popular y la transición hacia el socialismo. Por ello, consideramos esencial que el futuro Partido Comunista de Euskal Herria, sea independiente desde su origen, como producto de la forma que adopta la lucha de clases en Euskal Herria.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

EH realidad nacional?? mentira,
cual, Gipuzkoa, enkartaciones, Araba, nafarroa???
EH no es una nación.

felder dijo...

deber ser duro darte cuenta en 2015 que has militado 40 años en un movimiento que no era el tuyo.

Anónimo dijo...

Mas duro debe ser aguantar 25 años en la carcel por la patria vasca y que Bildu se averguence de ti.

Anónimo dijo...

"EH no es una nacion"

RATAS ESPAÑOLISTAS

mucho blablabla pero aqui esta el meollo

Los abertzales no vamos a acatar ordenes de estructuras estatal-españolistas, NUNCA

Anónimo dijo...

Los franceses de iparralde tampoco quieren obedecer ninguna soberania estatal vasca, asi que tenemos un grave problema.
En navarra y Araba lo mismo.
ala, a ver quien es más bruto.

Anónimo dijo...

Asi, es de la lucha contra el dogma franquista hemos pasado al dogma abertzale, euskera eta lagi zaharrak, abertzale-carlistas en los pueblos y liberales españoles en las ciudades.
Euskadi como pais ocupado es un verdadero fiasco que no se hacer realidad hasta bien entrado el franquismo, los vascos por más que nos joda hemos participado de España durante muchos siglos, muchos,ahora lo que tenemos que solucionar sin extremismos nacionales que papel jugamos los comunistas, nos ponemos de un lado, nos partimos por la mitad o intentamos aunar las dos sensibilidades en pro de la lucha de clases??

Anónimo dijo...

http://www.lahaine.org/mundo.php/rojava-una-lucha-con-sustrato
El pastiche del con federalismo democrático y los delirios de Ocalan de juntar anarquismo y leninismo mientras negocia con la democracia al uso turca

Anónimo dijo...

En Navarra y Álava tampoco? Después de mucha reflexión he llegado a la conclusión de que la lucha armada tuvo un error de análisis de bulto. No puedes condicionar a una clase -la política-militar- que vive de la opresión puesto que su beneficio es infinitamente mayor al miedo a sufrir represalias. Por tanto esa clase hará piña en torno a los privilegios de los que disfruta y derrotará a la fuerza externa. Sin embargo si puedes dirigir la lucha hacia personas como la que comenta a las 10:08 que no viven de la política pero tienen la poca vergüenza de actuar como los que sí tienen un interés. La lucha entonces triunfará porque ellos tienen poco que ganar y mucho que perder.

felder dijo...

por mi os pideis ir a cuenca o marinaleda.

Anónimo dijo...

A ver, a ver... quizás estoy espeso, no habré entendido bien... será eso, porque parece que estás afirmando que hay que desarrollar lucha armada contra desposeidos de Araba, Navarra e Iparralde, como medio de coacción para integrarlos en Euskal Herria? Es tal la brutalidad fascista, genocida y criminal de tus palabras, si es lo que he creído entender, que debes ser de los de esa organización nacional-socialista, que juegan con el laburu y la esvástica, Y si es una broma, no hace ni puta gracia.

Anónimo dijo...

Es que me quedo estupefacto leyendo a gente, que en principio por la naturaleza de este blog se les presupone socialistas científicos, arguyendo que Alava, Navarra e Iparralde no forman parte de EH. Pero si no son esos herrialdes estructuras territoriales cuyos pobladores han formado y/o forman parte de una cultura comun y compartida, que son?

Anónimo dijo...

Hordago a la mayor
EH no es una nación
?'¿
y quien es una nación
La mierda de estados sucursales químicas.
la nación de las vacas
la verga del toro
aquel que sostiene esto debería preguntarse si la nación por donde salio, quien la fecundo si,pepito o Juanito,. sere o no hojo de mi padre,,y de mi madre=?

Anónimo dijo...

manda huevos los que niegan la puta mierda de nacion española, se quedan tan anchos diciendo que lo suyo si es nacion.
joer que tragaderas, los alaveses y navarros que tienen que ver con la nacion vasca de giputxis??yo te lo digo nada.
De Francia no decimos nada?

Anónimo dijo...

Pues ciertamente cada vez que abre la boca Herri Gorri se ve con más claridad que su mentalidad es estatalista. Y hace trampas al poker y me explico.
Es cierto que el PSUC era miembro de la internacional comunista, pero tambien era cierto que el PSUC formaba parte de la estructura del PCE y ese hecho se demuestra con el dato e que el secretario general del PSUC formaba parte de la ejecutiva del PCE por lo que no era un partido independiente ni mucho menos independentista. Quizas en la mente de HG a esto le llamen "coordinar" o quieran trasvestirlo pero la realidad real es que el PSUC era la sucursal del PCE en Catalunya.
Hecharle las culpas a las purgas de Carrilo es tener mucha cara y es que despues de Carrillo, otros responsables del EPK han hecho tanto en lo social como nacional la misma politica que en las epocas del eurocomunismo socialdemocrata. Yo me pregunto que demonios piensan de coordinar con partidos revolucionarios o comunistas franceses puesto que parte de la nacion vasca esta situada en el estado frances y es que este tipo de grupillos siempre que hablan de coordinar hablan de coordinar con paridos españolistas o estatalistas. Y es que una cosa es realciones cordiales como las que puedan existir entre dos paridos independentistas de Andaluzia y catalunya y consta que las hay y otra bien distienta hablar de coordinaciones con epicentro en Madrid.
La avalancha de comunicados y escritos demuestra la falta de actividad real de tanto grupo comunista. Los que de verdad trabajan y me refiero a partidos como Endavant no se prodigan en tantos comunicados.

Anónimo dijo...

6:13.- Tanta actividad como tu grupo, pues te tenemos calado de sobra, pero bueno mantengamos las apariencias.Simplemente diremos que eres un burócrata a sueldo de SORTU, y cada vez que os dan alguna migaja, tenéis que justificaros como ala izquierda de SORTU, pero cada vez cuela menos. Efectivamente, Herri Gorri, no tiene recursos, ni para propaganda ni para expandirnos, pues son proletarios de mierda, explotados y oprimidos, mientras gente como tú, entristas, lacayos y sometidos a la disciplina socialdemócrata, tenéis recursos para cosas más sofisticadas, aún sin actividad real. Si entramos en juegos sucios, todos podemos entrar. Vigila tu espacio,respeta y se te respetará.

Anónimo dijo...

Bueno, pues manteniendo las apariencias esas de las que te refieres, querido 9.40, te dire que ignoro a que grupo te refieres aunque intuyo y es que tengo el 50 por cien de acertar, o uno u otro. No se trata de hacer colar nada sino de hacer critica politica y no creo que seas quien seas, seas mas critico que yo hacia Sortu, partido al que personalmente desprecio. Es curioso como a la critica politica la llamas falta de respeto y personalmente reitero mis criticas hacia el estatalismo de este grupo llamado HG. Y sí quizas calados estemos todas y todos porque este pais no es muy grande y afortunadamente al final todo el mundo enseña sus credenciales. Falta de respeto es intentar vender una moto que enseguda se ha demostrado como mentira. Alguien comentaba algo de PSUC y te desafio a que demuestres a que el dato que he aportado no es cierto. El PSUC, era la sucursal catalana del PCE y el secretario general del PSUC era de la ejecutiva del PCE. Di si eso es falso. Por lo demas los posteriores exabruptos, no son sino fruto del evidente fracaso de un proyecto que ya se visualiza como inviable. De burocratas y burocratismos mejor no hablemos por otra parte. Respecto al sueldo, pues no, no me paga Sortu, pero desde luego tampoco de Madrid veo un duro.

Anónimo dijo...

jajaja,
ahora todo el mundo es critico con sortu. pero los unicos que en 2008 levantaron la cabeza fueron los de este blog, ahora todos sois muy valientes pero la hora de ser critico era en 2008, y que haciais?? hacer de maderos de los otegistas.

Anónimo dijo...

Visto hoy mismo en La haine

Aportación de Herri Gorri a un debate necesario.
x La Haine - Madrid
Respuesta de Herri Gorri a la organización Reconstrucción Comunista

Un texto de una organizacion vasca que es publicada por La Haine-Madrid. Cojonudo. Y aun tiene cara de decir que no estan vinculados con ninguna organizacion estatal???

Anónimo dijo...

Entonces Boltxe, tambien está vinculado a una organización estatal no? Porque le suelen publicar también, incluso a Borroka Garaia, a Etxerat... Cielos todos somos estatalistas!!! Anda vete a cascarla y busca algún argumento más sofisticado. No sabes de algo llamado internacionalismo?

felder dijo...

ya podeis poner un poco de orden en vuestra sopa de letras .... me ha parecido ver UPyD con las letras juntitas.

en serio, no os seria mas facil utilizar el infraebro como laboratorio para vuestro comunismo anacronico?

que fijacion con euskadi!

Anónimo dijo...

Es para liberarla de gente como tú, que la ensucia y la corrompe

Anónimo dijo...

La dependencia más evidente en estos momentos en Euzkal herria es la de la IA oficial en relación al Estado que en su intento de lavarse la cara, necesita de la colaboración de organizaciones como Sortu para garantizar la paz social.Pocas cosas hay más españolas que Sortu

Anónimo dijo...

La dependencia más evidente en estos momentos en Euzkal herria es la de la IA oficial en relación al Estado que en su intento de lavarse la cara, necesita de la colaboración de organizaciones como Sortu para garantizar la paz social.Pocas cosas hay más españolas que Sortu