Buscar este blog

02 abril 2015

Inquisición Protestante, la desconocida.

imagen_6318.png
Consistorio de Ginebra o Tribunal de la Inquisición Protestante (Calvinista) en Ginebra, Suiza









tomado de Europa Laica.
Jean Calvino intentó organizar la Iglesia de Ginebra  según el modelo de la Iglesia de los Santos. Quería expulsar de ella a "todos los réprobos", que reconocía por no hacer la "vida perfectamente santa". A petición suya, el Consejo que gobernaba Ginebra mandó a cerrar los teatros y casi todas las posadas, prohibió el juego, la danza, el adulterio, la fornicación, el baile, las canciones obscenas, los juramentos; impuso el calendario de festividades, el control del ocio, la censura de libros, la forma de vestir, comer y vivir, el modo de orar y pensar en Dios, el aprendizaje de su catecismo, la regulación de las costumbres del pueblo, hizo obligatoria la asistencia regular a los servicios religiosos”. Todos los habitantes debían prometer obediencia o salir de la ciudad.
Los ginebrinos se resistieron al principio. Los moradores de una calle manifestaron que habían comprado su libertad bastante cara y que no querían someterse ni irse. El Consejo se indispuso con Jean Calvino y Guillaume Farel a propósito de la manera de celebrar la comunión, fueron éstos destituídos y abandonaron Ginebra (1538). Pero sus adversarios no pudieron ponerse de acuerdo y el Consejo los llamó de nuevo.
Jean Calvino decidió entonces a los ginebrinos a adoptar su reforma. Se creó un Consejo, la Venerable Compañía formada por todos los pastores encargados de celebrar el culto y de predicar. Se nombró un Consistorio de Ginebra, formado por 12 ancianos seglares y 6 pastores, para sustituir al antiguo Tribunal del Obispo. El Consistorio de Ginebra citaba a todo fiel sospechoso de profesar falsa doctrina o de observar mala conducta, le interrogaba, le hacía recitar sus oraciones y luego le castigaba con una reprimenda, penitencia o aun excomunión. Se condenaba por haber rezado en latín, por haber bailado o cantado, por haberse emborrachado, por no haber asistido al sermón, por no creer en la predestinación o en el diablo. Los Cristianos Disidentes eran expulsados a menudo de la ciudad, y ejecutaba por Herejía.
El Consejo que regía Ginebra castigaba a los indicados por el Consistorio de Ginebra, y ordenaba la ejecución de los herejes y los ateos. Un español, llamado Miguel Servet, refugiado en Francia, había escrito un tratado en el que rechazaba el dogma de la Trinidad. Jean Calvino le denunció a la Inquisición Católica en Lyon. Miguel Servet fué preso, huyó de la prisión y pasó por Ginebra. Jean Calvino le mandó prender e insistió para hacerle condenar. Miguel Servet pereció en la hoguera (1553). Jean Calvino reinó como un dictador incontestado.
Las familias antiguas de Ginebra no querían este régimen y formaron el partido de los libertinos (liberales). Jean Calvino tuvo de su parte a los refugiados venidos de Francia y de Italia. Los ginebrinos maldecían de aquellos extranjeros. Un ginebrino fué perseguido por haber dicho: "Esos franceses, esos pillos, son causa de que seamos esclavos, y ese Jean Calvino ha encontrado medio de que haya que ir a contarle nuestros pecados y hacerle reverencias". El gobierno sostuvo a Jean Calvino. Luego mandó prender a los jefes del partido opuesto, so pretexto de conspiración, y dió orden de someterlos a tormentos y cortarles la cabeza (1555). Hubo en 5 años 68 ejecuciones y 76 expatriaciones, en una población de 20.000 habitantes. Durante los estragos de la Peste Negra en (1545), más de 20 hombres y mujeres fueron quemados vivos acusados de Brujería, y de una perversa conspiración para propagar la horrible enfermedad. Durante los años (1558) y (1559) los casos de varios castigos para toda suerte de ofensas sumaron 414 (una proporción muy grande para una población de 20000 habitantes).
Las antiguas familias de Ginebra fueron expulsadas, y la ciudad vino a ser una colonia de emigrados partidarios de Calvino. Fué una ciudad enteramente sometida a los pastores, en que la austeridad de conducta llegó a ser obligatoria.
Jean Calvino consideraba idólatras todos los usos católicos. Redujo el culto a los oficios del domingo. Consistía este culto en un sermón, oraciones, salmos entonados en francés, y la comunión cuatro veces al año. La comunión se daba con pan y con vino.
Jean Calvino sostenía correspondencia con los príncipes y los grandes personajes de Alemania, Francia, Inglaterra, Escocia y los Países Bajos. Cuando murió (1564) era ya jefe de una Iglesia. Sus discípulos se llamaban calvinistas. La Iglesia de Ginebra iba a servir de modelo a las otras Iglesias. Se la apellida "la Roma de la Protestantismo", la "Nueva Jerusalén", desde donde irradiaba la Reforma Protestante. El propio Jean Calvino se esforzó hasta el final de su vida por hacer proselitismo, extendiendo su influencia religiosa, especialmente hacia Francia. .
Había fundado la Academia de Ginebra, una escuela donde se enseñaba la teología calvinista. A ella acudían estudiantes de todas nacionalidades que volvían luego a sus países en calidad de predicadores y extendían la doctrina calvinista.
William Cobbet, que fue un escritor protestante, en su libro "Historia de la reforma protestante" afirma que Isabel de Inglaterra (protestante) hizo y causó MAS MUERTES DE CATOLICOS EN UN AÑO que la inquisicion española EN TODA SU HISTORIA. 

se recuerda la masacre de los monjes de la Abadía de San Bernardo de Bremen cuyos monjes fueron asesinados, desollados y se les hecho sal en la carne viva siendo después colgados del campanario por turbas protestantes en el siglo XVI. 

- El ahorcamiento de seis monjes cartujos y del Obispo de Rochester en la Inglaterra Protestante en 1535. 

-La quema de miles de católicos y anabaptistas por Enrrique VIII en el siglo XVI siendo su hija católica Maria la que heredó el título de “Maria la sanguinaria” 

-La quema en la hoguera de Juan Servet, el descubridor de la circulación de la sangre, en Ginebra por orden de Calvino, sin embargo solo se recuerda el “caso Galileo” que no fue ajusticiado. 

-Cuando Enrique VIII comenzó la persecución católica en Irlanda existian mas de 1,000 monjes Dominicos, de los cuales solo DOS sobrevivieron la persecución.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hablamos brevemente de los procedimientos empleados “en otras inquisiciones” y tribunales de la época, no tanto para mostrar que otros eran peores sino para situar los hechos en el contexto cultural de una época.

En Inglaterra la reforma de Enrique VIII ajustició en unos años a 2 cardenales, 2 arzobispos, 18 obispos, 13 abades, 500 priores y monjes, 38 doctores de universidad, 12 duques y condes, 164 caballeros, 124 ciudadanos y 110 mujeres. En Inglaterra también, los puritanos de Cromwell llevan a cabo una carnicería con el pueblo católico irlandes : 40.000 víctimas asesinadas o vendidas como esclavos sólo en Oradours de Drogheda y en Wexford en 1649.

En Alemania y en toda la zona luterana, la historia, a partir de la Reforma es una sucesión de horrores que produjo centenares de miles de víctimas: guerra de los caballeros, guerra de los campesinos, subversión anabaptista, resultado de la incitación, en muchos casos, del mismo Lutero.

En Francia las guerras de religión produjeron cientos de miles de víctimas y las represiones civiles de la herejía eran extraordinariamente sangrientas, testigos son las hogueras que arden desde el año 1530: las 300 víctimas de las matanzas de los valdenses ordenadas por Francisco I; las 500 condenas a muerte dictadas por el Parlamento de París en los años 1547 a 1550.

A todo esto hay que añadir las decenas e incluso centenas de miles de víctimas de la represión de las “ brujas” en la Alemania luterana, en Gran Bretaña y en la Suiza calvinista. Una represión que la Inquisición española evitó, pues en la Iglesia católica la brujería en si misma nunca fue considerada como herejía, más bien una creencia supersticiosa sin ningún fundamento racional. Sólo cuando la brujería comenzó a relacionarse con el diablo, se ocuparía de ella la Inquisición.