Buscar este blog

10 abril 2015

Mentiras y calumnias de la historiografía burguesa de Mao Zedong y el revisionismo chino sobre Stalin; Equipo de Bitácora (M-L),

Esta compilación de citas es una amalgama extraída de las obras oficiales y no oficiales.

Como veremos Mao redunda en los «errores de Stalin» pero en ningún caso llega a poner ejemplo concretos de esos errores, es decir, sus acusaciones son subjetivas, toda vez que ni siquiera llega a comprender los lineamientos dialécticos del la ciencia marxistas-leninistas de ahí que atribuya ciertos «errores» al bolchevique que no son tales.

Téngase en cuenta que los revisionistas chinos sólo publicaron en 1951 las obras de Mao Zedong en vida de este hasta el tomo IV, que cubre las obras de Mao Zedong hasta 1949. Pero las citas que a continuación citaremos en nuestro documento corresponden al tomo V, publicado en 1977, que cubre el periodo de 1949 a 1957, este tomo fue publicado bajo mandato de Deng Xiaoping y Hua Kuo-feng. No es casualidad que esta dupla, Deng-Hua, publicara en 1977 el V volumen de las obras escogidas de Mao Zedong; pues lo hicieron a sabiendas de que su contenido les era altamente beneficioso en cuanto a justificar sus derivas presentes y futuras:
pincha portada para descarga

«El V volumen de las obras escogidas de Mao Zedong es un registro victorioso y una recapitulación científica de las grandes luchas llevadas en todos los campos por nuestro partido bajo el liderazgo del Presidente Mao Zedong en los ocho primeros años después de la fundación de la República Popular de China. (...) En 1969 el Presidente Mao Zedong delegó en los camaradas Chou En-lai y Kang Sheng para realizar la compilación del V volumen de sus obras escogidas». (Hua Kuo-feng; Continuar la revolución bajo la dictadura del proletariado hasta el final; un estudio del V volumen de las «obras escogidas» de Mao Zedong, 6 de mayo, 1977)

El resto de citas recogidas de nuestro documento han sido extraídas de escritos no oficiales. Esto quiere decir, que: (1) muchas de las obras, son las mismas que luego vendrían en su Tomo V de obras escogidas, sólo que las que aquí publicamos, son muchas veces publicaciones anteriores a 1977 sacadas a la luz antes en Occidente; (2) otras veces fueron las mismas que aparecerían en las obras escogidas pero también serían publicadas en los sesenta en China durante la revolución cultural pero modificadas; (3) otras forman parte de las desclasificaciones recientes del gobierno chino, estadounidense, etc., de hecho cada día se pueden ver en internet más recopilaciones de escritos de Mao Zedong que cubren el periodo de sus años más «jruschovistas», en ellas se pueden observar declaraciones que nos dejan perplejos.

Es arduamente conocido que el revisionismo chino tiende a manipular sus obras para cubrir sus vergüenzas. El caso más conocido es lo referente al informe al VIIº Congreso del Partido Comunista de China de 1945 llamado: «La lucha por la nueva China», con posterioridad reeditado y censurado sus partes más browderistas en su tomo IV de obras escogidas, y publicado con el título de «Sobre el gobierno de coalición». Este hecho se reconocería en las Obras Escogidas:

«El autor ha revisado todos los artículos, ha hecho algunos cambios de lenguaje y, en casos aislados, adiciones y modificaciones al texto». (Preámbulo a las obras escogidas de Mao Zedong)

Esta recopilación de citas viene a demostrar –lo ya demostrado en otros documentos– que Mao Zedong jamás ha sido un defensor de la obra de Stalin, al menos no más que otras figuras revisionistas que se han valido de ciertas figuras marxista-leninistas para ganarse automáticamente apoyos. En el caso específico de Mao Zedong intentaba persuadir a los seguidores de estas figuras, alegando que él «reivindica» a esta figura, mientras no deja de «rectificar» sus errores, una táctica revisionista muy desgastada. Los revisionistas yugoslavos y soviéticos se «apoyaban» en Lenin y a la vez intentaban decir que estaban enmendando sus errores, según ellos Lenin presuntamente «no tuvo mucho tiempo» para hablar del paso a la sociedad socialista y de ésta en sí. Los revisionistas eurocomunistas se decían «herederos» de Marx y Engels y sus luchas, pero decían haber «reestructurado» su doctrina a los nuevos tiempos. Sobra explicar que todo esto eran sofismas para justificar su traición. Pero también existe como decimos, la variante del revisionismo coreano o del revisionismo chino, que es la de reivindicar a Stalin mientras se «corrigen» sus «errores y limitaciones». En el caso de Mao Zedong, es curioso, pues eligió esta táctica cuando jamás ha tenido ningún aprecio significativo por la obra marxista-leninista de Stalin, tampoco ha tenido en consideración la obra de la Komintern y sus consejos sobre China. Son bien conocidas las resoluciones históricas de la Komintern, tanto en la época de Stalin como en la de Dimitrov, en la que se amonesta al Partido Comunista de China por sus continuas desviaciones, tanto en la época de Mao Zedong, como previamente, y de igual modo, como podrá el lector rememorar, son conocidos los desprecios de Mao Zedong hacía Stalin y la Komintern, por lo que presentarse de estandarte de Stalin o la Komintern, o herederos de éstos, es ridículo.

No hay comentarios: