Buscar este blog

13 junio 2015

EH bildu da sus votos al PNV en Gasteiz (son los mismo)

rojo-cover-v2El quinto alcalde de la democracia en Vitoria volverá a ser un nacionalista. Gorka Urtaran, del PNV, ha sido designado este sábado, en una mañana frenética, como nuevo regidor de la capital vasca al aceptar su partido los votos de la izquierda abertzale, Podemos e Irabazi para arrebatar el cargo al candidato del PP, Javier Maroto, ganador de las elecciones del pasado 24-M. El acuerdo es también una victoria de EH Bildu, que ha logrado sacar adelante un plan en el que ha puesto toda la carne política en el asador. De hecho, la izquierda abertzale ha entregado Vitoria y Álava al PNV a cambio, aparentemente, de muy poco. Las contrapartidas, si las hay, no se conocen. Y eso que su oferta también incluye no poner obstáculos a la investidura en las Juntas Generales de Ramiro González como diputado general de Álava. El PNV, con un resultado electoral modesto (tercero en votos en Vitoria y segundo en votos, aunque con un escaño más que el PP en Álava) recupera todo el poder institucional del que no gozaba, a la vez, desde 1999.
El PNV alavés se ha debatido durante los últimos diez días en entrar o no a la intensa campaña de EH Bildu para arrebatar a Javier Maroto la alcaldía vitoriana. Mientras el EBB pactaba con los socialistas un acuerdo de transversalidad y gobernabilidad para el conjunto del país, en Álava, cuya ejecutiva se caracteriza desde hace años por ubicarse más cerca del soberanismo guipuzcoano de Egibar que de la centralidad vizcaína de Urkullu u Ortuzar, se debatían por escuchar los cantos de sirena abertzales. Finalmente, han considerado que el objetivo de evitar la investidura de Maroto estaba por encima de otras consideraciones y han dado el sí a una entente de incierto futuro.
Los renglones básicos quedaron escritos ayer por la tarde, pero el guión se alteró la misma mañana de este sábado. La traición nacionalista en Andoain, donde la alcaldía debía ser para el PSE pero un voto en blanco del PNV se la acabó dando a EH Bildu, motivó que los socialistas rompieran su acuerdo con Urtaran, a quien iban a apoyar en la investidura y con quien iban a iniciar un gobierno de coalición. Pero este detalle no cambió, sin embargo, la postura del PNV, que ante el caramelo de recuperar la capital alavesa no ha tenido dudas en hacerlo con unos extraños compañeros de viaje, toda la izquierda menos moderada (EH Bildu, Podemos e Irabazi). Gorka Urtaran, a día de hoy, es alcalde con 5 concejales de 27, a la espera de que detalle si ofrecerá a pesar de todo un acuerdo de coalición a los socialistas. Y también a la espera de ver si estos lo aceptan tras la afrenta de Andoain.

La sesión de esta tarde en el salón de plenos de Vitoria ha servido para oficializar esa profunda reorganización municipal, que todavía tardará días en concretarse en detalle. Urtaran estará al frente de un Ejecutivo local con sus cinco concejales, y se desconoce si gobernará coaligado con el PSE (llegarían a 9, los mismos que hubiera tenido Maroto) en aplicación del pacto al que ambos partidos llegaron el viernes, pero que se rompió esta mañana.
De otro lado, se desconoce también cuál será el papel de la izquierda abertzale desde fuera del gobierno, porque sus líderes, en los últimos días, también han señalado que lógicamente pretendían ser “partícipes” del cambio. Y queda por ver, más allá de la evidente sintonía respecto a la fractura social que ha provocado Maroto con las ayudas sociales y sus referencias a los inmigrantes, en qué otros asuntos locales comparten políticas peneuvistas y abertzales; y, por rizar el rizo, si en ellas tiene algún tipo de cabida el grupo municipal socialista de Peio López de Munain (que hoy salió del pleno con lágrimas en los ojos) y el expresidente de la Vital Carlos Zapatero.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos tiempos para una alternativa clara de izquierda radical, Bildu ha dejado todo el espacio a la izquierda.
Los pusilanimes de caracter no quieren ocupar ese espacio, los criticos tampoco optan por romper definitivamente, sin enfrentamiento no tendreis espacio chicos!!
Espabilando

ruski dijo...

Pues nada, que gobierne Maroto y que putee y estigmatice a la poblacion trabajadora inmigrante para mayor gloria del fascismo

Anónimo dijo...

Y qué queriais que gobernará el PP?

Qué alternativa proponéis que no sea la de quejarse por todo y leer a Enver Hoxha?

8:57 p.m algunos llevan años quejandose, criticando sin parar pero son incapaces de formular una alternativa. No me extraña que en el País Vasco sea EH Bildu y PODEMOS los que se coman la rosca.