Buscar este blog

26 junio 2015

Iglesias interpelando a los grupusculos ultracomunistas??

 “Os avergonzáis de vuestro país y de vuestro pueblo. Consideráis que la gente es idiota, que ve televisión basura y que no sé qué y que vosotros sois muy cultos y os encanta recoceros en esa especie de cultura de la derrota. El típico izquierdista tristón, aburrido, amargado..., la lucidez del pesimismo. No se puede cambiar nada, aquí la gente es imbécil y va a votar a EH bildu, pero yo prefiero estar con mi cinco por ciento, mi bandera roja y mi no sé qué. Me parece súper respetable, pero a mí dejadme en paz. Nosotros no queremos hacer eso. Queremos ganar. Preocúpate de otra cosa.
"Me parecen respetables los que se conforman con el 5 por ciento, pero que nos dejen en paz. Siguen viviendo en el pesimismo existencial"
Deja de estar tan preocupado con las cosas que nosotros hacemos y con lo que nosotros proponemos. Sigue viviendo en tu pesimismo existencial. Cuécete en tu salsa llena de estrellas rojas y de cosas, pero no te acerques, porque sois precisamente vosotros los responsables de que en este país no cambie nada. Sois unos cenizos. No quiero que cenizos políticos, que en 25 años han sido incapaces de hacer nada, no quiero que dirigentes políticos de Izquierda Unida, y yo trabajé para ellos, que son incapaces de leer la situación política del país, se acerquen a nosotros. Seguid en vuestra organización. Presentaos a las elecciones, pero dejadnos en paz. Habéis sido incapaces en muchísimos años de entender lo que estaba pasando, de hacer una lectura coherente. Quedaos en vuestro sitio. Podéis cantar la Internacional, tener vuestras estrellas rojas… yo no me voy a meter con eso. Es más. Hasta puede que vaya, porque a mí eso también me emociona y me gusta, pero no quiero hacer política con eso. Dejadnos vivir a los demás”.

6 comentarios:

Euskal Herria Sozialista dijo...

Hemos cambiando Ciudadanos por EH bildu para ponerlo en clave local. y algo de autocritica.

felder dijo...

http://www.msn.com/es-es/noticias/espana/willy-toledo-a-pablo-iglesias-%c2%bfpuedes-dejar-de-hacer-el-imb%c3%a9cil/ar-AAc9KFh?ocid=UP21DHP

os lo pasais de puta madre!

Wasconiae Eterna dijo...

¿Cual es la fuente, de donde está sacado el texto?
Gracias.

Anónimo dijo...

Podíamos leer como el diario Público publicaba una polémica entrevista a Pablo Iglesias dónde arremetía con dureza contra Izquierda Unida. En el transcurso de estos ataques utilizó diversas provocaciones simples, desprovistas de contenido y caricaturescas dónde se desprestigiaban algunos de los rituales más significativos de la cultura del movimiento comunista en nuestro país, tales como la simbología, las banderas rojas o la internacional. También apeló directamente a la trayectoria de Izquierda Unida, haciendo gala de sus infructuosos 25 años de existencia o la tan inserta cultura de la derrota presente en el movimiento comunista y en la historia en general.

Muchos se han apresurado a disculpar a Iglesias por haber sido víctima de un calentón, sin embargo muchos vemos tras sus palabras una inteligente táctica para despejar el tablero político de adversarios en el seno del campo popular y tener una vía libre para conquistar la posición predominante (e incuestionable) dentro de las opciones democráticas. Las declaraciones de Iglesias son parte de un inteligente movimiento dónde, una vez más, se busca azuzar las contradicciones internas de Izquierda Unida, en este caso para aislarla y descomponerla.

Sabe que nada más publicarse sus palabras, las redes, los bares y las agrupaciones de diferentes organizaciones se inundaría de la militancia autodenominada comunista que rugiría al unísono contra estas desafortunadas declaraciones. De opiniones internas que reforzarían una actitud hostil hacia Podemos, que emergería de nuevo ese patriotismo de siglas que anida en tantas organizaciones históricas (Sobre todo en IU y el PCE, que es a quien va dirigido el golpe) y que, en este proceso, sus competidores no sólo se aislarían de Podemos sino, también, de las masas en general.

En este sentido podríamos estar hablando de una pugna inter-reformista. No deberíamos darle más importancia que la puramente táctica si no fuera por la particularidad de que en la misma se refuerzan los prejuicios anticomunistas generales de las masas. Y es que en la particularidad de un movimiento obrero en constante reflujo, la dirección reformista que asumió durante mucho tiempo la estética del comunismo (debido al importante papel del PCE durante la guerra nacional-revolucionaria y la resistencia antifranquista), después transitó lentamente a identificarse con la “izquierda” (fundación de Izquierda Unida) y acaba ahora por asentarse en un nivel de conciencia más básico, minimalista y ciudadanista.

El problema es que para que las nuevas fuerzas reformistas, dirigentes del campo popular, puedan asentarse políticamente, entran en contradicción con las que anteriormente ocupaban esta posición predominante. Por eso Iglesias ridiculiza de manera entremezclada a la “izquierda” y al “comunismo”, porque en cierta manera busca desplazar a los residuos de estos elementos del campo popular para poder asentar un proyecto que, dentro del marco no revolucionario, ha demostrado conectar mejor con las masas y dar respuesta sus aspiraciones inmediatas más acertadamente.

La reacción de gran parte de los activistas y militantes de estos movimientos ha sido desesperada. La autoafirmación tras la defensa de los símbolos del comunismo demuestra un vacío teórico inmenso y la plena ausencia de cualquier rastro de marxismo (¡ya no digamos de leninismo!) en sus formas. Es una simple defensa de los símbolos, de las formas y de los rituales de proyectos políticos no proletarios que “usurparon” temporalmente estos ropajes durante una época dónde el comunismo se encontraba en expansión. Lejos de defender el comunismo, estas personas contribuyen a reforzar la percepción caricaturizada del mismo.

Carmen Lamama dijo...

Algunos se hacen tremendas pajas mentales, para definir lo que no es más que rating televisivo y de mass-mierdas en poder de banqueros y oligarcas, siempre negados a cualquier grupo de izquierda por muy reformista que fuera, puestos ahora en un flautista de Hamelibg, que telepredica que no hay alternativa al sistema de libre mercado. Mientras promete al rebaño la socialdemocraCIA perdida y clase media prometida, sin darse ninguna de las condiciobes que la hicieron posibles.
POTEMOS es "disidencia" pre fabricada por el sistema, para sacar las protestas de la calle y puestos de trabajo, y evitar que se radikalice el previsible descontento, hacia limites asimilables para el propio sistema.
Antes que Pablemos y su club de fans me pidiera que me desprendiera de mis símbolos y banderas, ya me lo pidieron maderos y pikolos, y a tomar por el "orto" mando a uno y otros, porque a donde yo voy, conmigo vienen

Anónimo dijo...

eso es, rojos y orgullosos en nuestro grupusculo de 10 personas. y potemos jugando en primera division.