Buscar este blog

14 agosto 2015

Masiva respuesta a la marcha de oposición en Quito

Al menos 10 cuadras del centro de Quito coparon los manifestantes quienes ayer salieron a marchar en contra de las políticas del Gobierno de Rafael Correa. La presencia fue masiva y luego de llegar hasta la plaza de Santo Domingo, comenzaron a dirigirse hacia San Francisco.

Miles de personas se unieron a los sindicalistas y a los indígenas que desde hacía 11 días iniciaron una marcha en Zamora Chinchipe. Y los presentes ratificaron todos los pedidos de rectificaciones para el Régimen, que ya se habían hecho públicos con anterioridad.

Además, los dirigentes hacían un recuento de todas las vías que estuvieron cerradas ayer y de la cantidad de gente que acudió a la movilización hasta el cierre de esta edición.

Al ser consultado por La Hora, sobre las decisiones adoptadas tras el paro, el dirigente de la Ecuarunari, Carlos Pérez Guartambel, sostuvo que “la lucha en defensa de la democracia continúa, vamos a seguir marchando porque las bases nos exigen que regresemos con respuestas”.


Problemas

Canciones andinas entonadas en saxofón por Carlos Pérez Guartambel, dirigente de la Ecuarunari, imponían un ambiente de alegría apenas cinco minutos antes de que las marchas de ayer degeneraran en disturbios.

Sucedió a las 17:17, una hora y 10 minutos después de que miles de manifestantes concentrados en los parques de El Ejido y El Arbolito.

Los desmanes se produjeron en la Plaza Chica, a dos cuadras de la sede del poder político de Ecuador. Al llegar a este sitio, detrás del Municipio, la cabeza de la marcha se detuvo un par de minutos, tiempo suficiente para que aparecieran en ese momento desconocidos, cubiertos con capuchas, que lanzaron palos, piedras e incluso material pirotécnico en contra de los policías.

En estos desmanes una persona fue pisoteada por ambas partes en conflicto. La Policía optó por lanzar bombas lacrimógenas, con lo cual dispersó no solo a los violentos sino también a la multitud que avanzaba junto a la marcha, que a su vez prosiguió hacia la plaza de Santo Domingo.

Al dispersarse los desmanes fue posible que avancen los manifestantes. Los dirigentes de la marcha se reunieron luego de estos hechos durante casi 45 minutos y concluyó con un rechazo a los actos violentos y nuevas declaraciones de intenciones de mantener las protestas a escala nacional.


En la mañana


La mañana de ayer, el parque de El Arbolito amaneció abarrotado de indígenas. Durante las primeras horas de la mañana, se organizaron para la entrega de los alimentos que trajeron consigo y fueron recibiendo a lo largo del recorrido.

Para las 10:00 la dirigencia tenía algunos anuncios que hacer.
Carlos Pérez Guartambel, líder de la Ecuarunari, informó que las vías en el Cañar se habían cerrado desde las 21:00 de la noche del miércoles, mientras que en el transcurso del día había ocurrido lo mismo con Loja, Santo Domingo, Tungurahua, Cotopaxi, entre otras provincias, además de toda la Amazonía. “Las comunidades nos están diciendo: ‘ustedes quédense en Quito, que nosotros vamos a sostener acá’” aseguró Pérez Guartambel.

Para las 14:00 varios representantes de la Asamblea Autoconvocada de Quito se congregaron en la Tribuna de los Shyris con pitos y banderas y una hora más tarde, se unieron a un centenar de personas que esperaban en la puerta de la Circasiana, en el parque El Ejido con una bandera de Ecuador de varios metros, globos blancos, pancartas, un sánduche, una tortuga, un borrego y otras imágenes de muñecos gigantes.

Un grupo de manifestantes salió desde las afueras del IESS. Ahí se sumó un centenar de médicos que exigían la derogatoria del Decreto 703 y que se priorice la contratación de médicos nacionales para las plazas públicas.

El opositor e integrante de la Conaie Auqui Tituaña aplaudió la unidad mostrada en el paro nacional y no descartó que la medida sea de carácter indefinida si no se aceptan los pedidos de los movimientos indígenas que ayer llegaron a Quito. El representante político pidió el archivo definitivo del proyecto de enmiendas constitucionales. Tituaña expresó que el presidente, Rafael Correa, debe terminar su mandato e insistió en el establecimiento de un diálogo en que se escuchen argumentos de la oposición. (JCER/ABT/AGO/FLC/ASC)


Desde el norte

Los indígenas de la Sierra norte, miembros de la Federación de Pueblos Kichwas de la Sierra Norte del Ecuador (FICI) que reúne a karanquis, otavalos, natabuelas y kayambis, ocuparon ayer las calles de la capital.

“La lucha continúa, la gente está fuerte. Vamos a ver la respuesta del Gobierno, si escucha las demandas”, señaló Agustín Cachipando, dirigente del pueblo kayambi. Mientras, Humberto Cholango, expresidente de la Conaie, sostuvo que los indígenas no son manipulados ni por la derecha ni por el Gobierno.

Al mismo tiempo, en la Plaza Indoamérica, en los exteriores de la Universidad Central, los estudiantes secundarios y universitarios de la FESE y FEUE, respectivamente, cerraron las vías. Desde las 08:00 los alumnos colgaron carteles en las rejas de la Universidad y en el paso peatonal.

Durante toda la mañana gritaron a favor del libre ingreso a la universidad y en contra de las presuntas irregularidades en Yachay TEC. Después se unieron a las organizaciones sociales. (AGO)


Dirigentes detenidos

Hasta el cierre de esta edición, en la Unidad de Flagrancia de Quito se confirmaron 12 detenidos tras la movilizaciones. Según el abogado Julio César Sarango, Carlos Pérez Guartambel y el prefecto de Zamora, Salvador Quishpe estaban también en manos de la Policía. Tiempo después habrían sido liberados.

Incluso corrieron rumores de otros dos dirigentes detenidos.
Pasadas las 20:00, los organizadores de la marcha iniciaron una nueva reunión para analizar la decisión que debían tomar en ese momento.

No hay comentarios: