Buscar este blog

28 septiembre 2015

El proceso se frena con resultados agridulces

El resultado de Junts pel Sí es agridulce. La lista independentista ha ganado las elecciones pero se ha quedado lejos de la mayoría absoluta. La mitad de sus 62 escaños viene de Barcelona. Esa composición contrasta con la de Ciudadanos, que ha ganado 17 de sus 25 escaños en la provincia de la capital. También con la de la CUP, que gana siete de sus 10 escaños en Barcelona y que apenas tiene presencia en la Cataluña rural.

Ciudadanos ha sido la lista más votada en 11 municipios del cinturón rojo de Barcelona. Son lugares como Sant Boi, Castelldefels o Gavá donde se ha concentrado la inmigración de otros puntos de España y donde hasta ahora solía ganar el PSC.
El resultado ha sido muy distinto dentro de Barcelona. Junts pel Sí ha ganado en todos los distritos menos en el obrero Nou Barris. La lista independentista ha arrasado en distritos como Gràcia (46%), Eixample (44%), Sarrià (43%) o Les Corts (42%).

La suma de CiU y ERC ha rebasado la mayoría absoluta en todas las elecciones autonómicas desde 1980. Esta vez Junts pel Sí ha quedado lejos de traspasar esa barrera. En la lista se integran ERC y CDC pero no Unió, que ahora se ha desgajado de su socio de coalición.
En las elecciones autonómicas de 2012 las actuales fuerzas independentistas, CiU, ERC y la CUP, obtuvieron un total de 1.740.818 votos, que representan el 47,9% de los votos válidos y consiguieron 74 escaños. Los constitucionalistas, PSC, Partido Popular y Ciudadanos, recibieron 1.271.395 votos, que suponen el 35% del voto válido y 48 parlamentarios.
En la jornada de ayer las dos candidaturas independentistas, Juntos por el Sí y la CUP, sumaron 2.005.000 votos frente a los 1.771.000 votos conseguidos por PSC, PP, Ciudadanos y Unió. La distancia entre ambos bloques ha pasado de 470.000 votos en 2012 a los actuales 234.000. Los independentistas superan los 265.000 votantes, mientras que los constitucionalistas suben casi el doble; en 500.000 votantes. Las distancias se acortan.
La masiva participación de los catalanes ha permitido el avance del bloque constitucionalista en todos los factoresn votos, porcentaje y escaños, mientras que el frente independentista se frena.
En porcentaje de voto, los independentistas se estancan y pasan del 47,9% al 47,8%, lo que representa una bajada de 0,1% puntos porcentuales. Por el contrario, los partidos constitucionalistas remontan del 35% de 2012 al actual 41,9%, significando ello un incremento neto de 6,9 puntos, que contrasta con el agotamiento en porcentaje de los independentistas.
En cuanto a escaños, el bloque pro independencia baja de 74 diputados a 72, que son 2 menos, mientras que las candidaturas constitucionalistas suben de 48 a 52, mejorando su representación parlamentaria en 4 escaños.

L

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Que hostia se han dado los catalanes. Me alegro, estoy flipando en la ikas porque todos dicen que los votos de Podemos son de los indepes, aparte de mentira todos sabemos que para encarar un proceso de independencia se necesitan minimo dos tercios pero como aqui todos son hooligans identitarios.
Que picados estan con Ciudadanos.

Anónimo dijo...

Si, que parecidos son los fascistas españoles y los catalanistas, usan los mismos metodos.

Anónimo dijo...

es en estos procesos donde se quitan las caretas los comunistas unionistas hispanos. seguid con vuestra verborrea anacronica, pero al final el unionismo español de PP y C´s se mete vuestros votos en sus bolsillos, y eso es lo que cuenta, el resto vuestro raca raca de lucha de clases extinguido hace decadas y blo blo para consumo interno.

Anónimo dijo...

Pues yo he votado por mis intereses de obrero. Los recortes de los independentistas han sido bestiales, de que me sirve la independencia para que me exploten igual en catala, pues prefiero quedarme igual.

Anónimo dijo...

pero si el famoso "cinturon rojo" vota a C´s ...jajajaja

Anónimo dijo...

claro, yo he votado Ciudadanos.

Anónimo dijo...

oye! pues no es mal paso, no. aqui tambien podria cundir. la luchas de clases toma nuevas formas en el s.xxi...