Buscar este blog

01 diciembre 2015

KURDISTAN, la guerra secreta del petróleo (3)

Por: Tito Andino U.

Peshmerga kurdo iraquí protegiendo una instalación petrolera en las afueras de Mosul-Irak (foto Reuters)
En esta tercera entrega  veremos cual es el fenómeno del altísimo interés de las potencias coloniales por “apoyar” una posible independencia del Kurdistán iraquí. Ya habíamos señalado en anteriores entregas que el Gran Kurdistán es irrealizable. Por tanto, la única alternativa posible es romper con los vínculos que les ata a los kurdos iraquíes de la República de Irak.
Hemos expresado que el Kurdistán iraquí no responde a una homogeneidad, sus divergencias no solo son ideológicas y territoriales. Existen familias adversarias con mucho poder, a más de los Barzani, que luchan en beneficio propio, haciendo de ciudades importantes su feudo personal; lo mismo sucede en los pasos fronterizos (para usufructuar con el tráfico de drogas y armas); aun es peor la situación con las disputas internas por el control de las rutas petrolíferas.
Problemas domésticos aparte, las grandes potencias occidentales y sus aliados de Oriente Medio (Israel y monarquías absolutistas del Golfo) han metido la mano y lo seguirán haciendo en la rica y estratégica región petrolera del Kurdistán con una de las mayores reservas de hidrocarburos de Oriente Próximo. Solo mencionar que en las regiones de predominio kurdo-turca se encuentran las reservas de petróleo y gas de Turquía, igual en las regiones kurdas de Siria e Irán se extrae petróleo. También estados como China y la URSS se beneficiaron, en su tiempo, del petróleo de esta región, por lo que la invasión estadounidense a Irak, cortó una fuente primordial de aprovisionamiento energético principalmente a los chinos. 
No es solo el “oro negro” la fuente de codicia. En estas tierras hay suficientes recursos naturales que muchos desean. Como sabemos, bastas regiones de Medio Oriente son tierras áridas, por tanto hay algo que es muy codiciado y que abunda: agua, este valioso recurso hídrico se encuentra entre los macizos montañosos del Taurus y Zagros con grandes bosques de roble. El agua como fuente de vida permite desarrollar los cultivos agrícolas en los grandes valles y también la ganadería.
Sin dar más vueltas, la ficción del Gran Kurdistán (que comprende zonas territoriales de Turquía, Irak, Irán y Siria), con una ubicación estratégica entre el Mar Negro y el Mar Caspio, extendiéndose al sur, es de vital trascendencia para el control y dominio de ricos e inmensos yacimientos de petróleo e incalculables reservas de gas natural. Constituye la zona por donde circula, forzosamente, todo el petróleo y el gas que produce Oriente y consume Europa a través del Mediterráneo. Implica todo: campos de producción, oleoductos, gaseoductos y todo el movimiento económico que depende de esas actividades. También es el paso obligado de otras actividades comerciales entre Oriente y Occidente, es el renacimiento de la antigua “ruta de la seda”.
La causa que motiva la fantasía –de un hipotético Kurdistán- solo tiene motivaciones geoestratégicas y económicas, demanda intereses más fuertes que satisfacer un anhelo kurdo. Es un hecho, a pesar de las ilusiones baratas que venden a los kurdos iraquíes, que las potencias occidentales no están dispuestas a crear un estado de esas dimensiones y fuerza que ejerza el dominio de los recursos energéticos que las grandes potencias codician. Ese poder significaría que puedan imponer sus condiciones ante otros estados. Insistimos en un hecho puntual: “despertar esperanzas irrealizables resulta una irresponsabilidad” (1), Por tanto, la negativa para crear un estado kurdo seguirá perdurando.
La gran incógnita de hoy es qué hará Washington después de las declaraciones sobre el futuro del Kurdistán que realizara Obama (mayo 2015). Otros acontecimientos que son noticia han opacado este tema, puede ser  que solo sea una pantalla para apaciguar a los iraquíes; o, si en realidad estamos presenciando la observancia de los acuerdos secretos suscritos con Irán por la cuestión nuclear. El líder kurdo iraquí, Massud Barzani, salió con el rabo entre las piernas de la última entrevista en la Casa Blanca, Obama y su vicepresidente le habrían comunicado que la posición de los Estados Unidos, ahora, es respaldar un Irak unido y federado y habría advertido que un intento independista no sería más secundado (2)
Las reservas petroleras de todo Irak (no solo de la región del Kurdistán iraquí) son de gran valor para los Estados Unidos y, razonando un poco, no es previsible que quieran enemistarse más, de lo que ya están estos momentos, con el gobierno central iraquí, éste último da muestras de querer solicitar más apoyo militar a Rusia para terminar con el Estado Islámico y el yihadismo. Estados Unidos, a menos que quiera desatar una guerra de consecuencias impredecibles, debe manejar con tino la cuestión política del gobierno autónomo del clan Barzani a menos que, Estados Unidos, Israel y otras potencias occidentales, contra toda oposición, decidan que es hora de crear un Kurdistán independiente en la región autónoma kurda iraquí. Más, dada la realidad política del momento, no será  factible ese proyecto a corto plazo (a menos que nos llevemos una sorpresa inmensa).
El Kurdistán de Barzani y el Estado Islámico socios del robo del petróleo iraquí y sirio.

Mapa de las aspiraciones del Kurdistán iraquí y sus socios del Estado Islámico para transportar el petróleo hacia el Mediterráneo. El mapa incluye ya la anexión del norte de Siria
Barzani traicionó a la República de Irak. Una cosa es ser una región autónoma dentro de un estado federado y otra, dar una puñalada por la espalda al gobierno central de Irak (no es la primera vez que Barzani y sus leales cometen traición). Los derechos de la región autónoma del Kurdistán iraquí son una cosa y son eso, sus derechos, a participar en las regalías de la venta del petróleo y otros beneficios (no discutiremos aquí si la compensación que reciben los kurdos iraquíes por la explotación en su zona son justas o no).
Lo que trataremos de aclarar en pocas palabras es como Barzani y su clan, siempre con la excusa de defender los intereses de su pueblo, ha vendido su alma al diablo, se alió con los yihadistas del Estado Islámico y se encuentra, hoy por hoy, participando en uno de los mayores atracos de la historia: El robo del petróleo de Irak, que pertenece a toda la nación (kurdos incluidos).
  
Ya hemos relatado en una entrega anterior (KURDISTAN, peligrosos juegos por un sueño) como se coordinó las acciones de reparto territorial  entre los peshmergas y el EI. Producto de esa ofensiva conjunta se afirma que el Kurdistán iraquí incrementó su territorio en un 40% y sus ingresos petroleros en un 60%; y, a los únicos que debe dar las gracias es al Estado Islámico (3)
Autoridades del gobierno regional kurdo de Irak confirman este hecho, pese a los reclamos planteados por el gobierno federal de Irak (Bagdad), incluso ante las Cortes Internacionales por el comercio de petróleo robado. No hay duda, el clan Barzani y sus socios en el poder continúan la venta de todo el petróleo extraído de Kirkuk en los mercados internacionales (zona tomada por los kurdos en su alianza con el EI. Kirkurk tiene un alto porcentaje de habitantes kurdos que emigraron a este lugar, pero no son la mayoría y antes de la operación combinada con el yihadismo no constaba dentro de la delimitación de la región autónoma).

             Portada de un número de la Revista Digital “El Levante” publicada por el EIIL/EI
En noviembre de 2013 ya se vieron cuales eran las intenciones de las autoridades de la región autónoma del Kurdistán iraquí. Firmaron con Turquía un acuerdo para conectar “sus” oleoductos para transportar crudo kurdo directamente hacia Europa, sin depender de Bagdad. Para las fechas en mención, según el diario turco ‘Hürriyet Daily News’, Turquía quiere conectar un nuevo oleoducto kurdo-iraquí a su propia red de tuberías hacia el puerto de Ceyhan en el Mediterráneo.
Si antes del reparto del territorio iraquí con el EI, los kurdos tenían diferencias con Bagdad sobre el reparto de los ingresos (el 83%, previsto en los acuerdos, se destinaban a las arcas de gobierno federal), las acciones bélicas y el acuerdo con Turquía, evidentemente, ponen fin al acuerdo con el gobierno central. (4)

Proyectos energéticos del gobierno regional autónomo del Kurdistán iraquí.
Los Kurdos y sus socios ocasionales del EI, no solo utilizan los oleoductos para transportar el crudo robado, también utilizaban camiones cisternas desde el campo petrolífero iraquí de Ajeel (cerca de Tikrit) hacia el Kurdistán iraquí, aunque ese método fue casi erradicado por los bombardeos. Es innegable la mano de Israel en todo esto, el régimen sionista apoyó al Estado Islámico para cortar el abastecimiento de petróleo a Siria como parte de la guerra contra Damasco.
Ese ilegal comercio se lo hace con la colaboración turca e israelí quienes reciben ese petróleo en el puerto de Ceyhan (Turquía). Sin embargo, no se ve en los hechos que ese dinero –producto del saqueo del petróleo- haya servido para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de la región autónoma.
Dónde están esos recurso obtenidos ilegalmente? Lo tienen los Barzani?, no lo sabemos. Se ha invertido en los pueblos kurdos? Con seguridad que no. Está sirviendo ese petróleo para canjearlo por armas? Es una posibilidad, en este último año, los peshmergas están acumulando inmensas cantidades de material bélico provenientes de Francia, Inglaterra y de otros países, pero no los utilizan para defender Irak. Quizá lo están reservando para un futuro conflicto en caso de declarar abiertamente la independencia.

La ofensiva conjunta en Irak -Peshmergas/Estado Islámico- ofreció la posibilidad de controlar los dos grandes oleoductos iraquíes:
1) El que atraviesa territorio sirio y llega a Baniyas, que permitía dotar de energía a Siria. El EIIL/EI lo ha dejado fuera de uso por lo que Siria ha sido privado de electricidad por largas horas al día.


La línea del ducto que conecta con Siria fue destruida por los yihadistas. En la leyenda se puede leer que no está en operación.
2) El oleoducto que transporta petróleo al puerto turco de Ceyhan. Como hemos visto se mantiene en pleno funcionamiento, y, a estas alturas el lector ya podrá intuir quienes lo administran y se benefician. Hablamos del oleoducto que el Kurdistán iraquí maneja para exportar petróleo robado de Kirkuk. (5)

Lamentablemente, muchos países de Occidente fueron cómplices de estas  operaciones clandestinas, hipócritamente “denunciaron” los saqueos del Estado Islámico, mientras consintieron que los kurdos iraquíes ofrezcan el oleoducto capturado para ser utilizado por los yihadistas, quienes también usufructuaron de la venta del botín capturado a los iraquíes. Ese petróleo se sigue vendiendo en Europa, a precios irrisorios. De allí una de las causas de la baja mundial del precio, la otra es que la venta del petróleo robado de Kirkuk es comercializado por la multinacional ARAMCO, ésta firma socapa el crimen alterando las estadísticas de producción saudí, es decir, lo venden en el mercado internacional como crudo saudi. (en los primeros días del caos en Irak el precio del petróleo llegó a cotizarse hasta 115 dólares por barril, luego ha caído al precipicio su valor)
Un ejemplo: “El Kurdistán comenzó a exportar el petróleo de Kirkuk a través del oleoducto controlado por el EIIL. En pocos días cargó en Ceyhan 2 tanqueros fletados por la Palmali Shipping & Agency JSC, compañía perteneciente al millonario turco-azerbaiyano Mubariz Gurbanoglu. Pero, a raíz de una nota en la que el gobierno de al-Maliki –a quien Washington no había podido derrocar aún– denuncia ese robo del petróleo iraquí, ninguna de las compañías que suelen trabajar con el Kurdistán (Chevron, Hess y la francesa Total) se ha atrevido a comprar ese petróleo. Al no encontrar comprador, el Kurdistán anunció estar dispuesto a bajar el precio a 57,5 dólares el barril, mientras prosigue con su tráfico de petróleo robado. El hecho mismo de que se mantenga el tráfico, a pesar de la ausencia de compradores, demuestra que el Kurdistán y el EIIL están convencidos de que van a concretar la venta. Por consiguiente, el tráfico dispone del respaldo de los mismos Estados: Israel y Arabia Saudita”. (6)
En todo el mundo se habla solamente de una supuesta guerra de religión, que los yihadistas son fanáticos fundamentalistas islámicos declarando la ‘yihad’ y el advenimiento del “Califato”. Eso es solo propaganda para las masas, para quienes investigan las raíces del conflicto no puede haber otra explicación coherente: El Estado Islámico, en complicidad con naciones que lo auspician, desató en Irak “la guerra del petróleo”.

 Área invadida por el Estado Islámico con los campos petroleros

Una anécdota, lo que hemos visto, en ese periodo, en los medios de desinformación masiva  sobre los combates entre el Frente al-Nusra y el Estado Islámico (antes EIIL) no fue por simples discordancias respecto a sus supuestos objetivos –“derrocar al tirano sirio”-, se dice que la única causa de esos frecuentes y encarnizados combates se debe a las pugnas por controlar los pozos de petróleo en el norte de Siria.
El magistral Thierry Meyssan se pregunta: “¿Cómo pueden los terroristas vender petróleo en un mercado internacional tan estrechamente vigilado por Washington?”. “Si el Frente al-Nusra y el EIIL logran vender petróleo en el mercado internacional es porque Washington lo permite y porque tienen contactos con compañías petroleras reconocidas internacionalmente”. Por ejemplo: Siria: el petróleo robado por el Frente al-Nusra es vendido por ExxonMobil (una empresa de los Rockefeller). El petróleo robado por el Estado Islámico es vendido por intermedio de Aramco (empresa norteamericana y saudí). “Es interesante recordar que durante la guerra contra Libia la OTAN autorizó a Qatar (o sea, a ExxonMobil) a vender el petróleo de los «territorios liberados» por... al-Qaeda”. (7)
Si todo esto es verdad, comprenderemos que el Estado Islámico fue  financiado por ARAMCO y, a decir de Meyssan, eso explica por qué Arabia Saudita dijo poder compensar la caída de la producción petrolera de Irak. Simple: Colocar una etiqueta saudí al petróleo iraquí robado por los yihadistas. Pero, también hay otro artilugio para hacer esto:
“Cuando países sometidos a embargos tratan de vender gas o petróleo en el mercado internacional simplemente no logran hacerlo. Pero el Emirato Islámico sí logra vender el petróleo robado, a pesar de las resoluciones 1373 y 2170 adoptadas respectivamente en 2011 y 2014 por el Consejo de Seguridad de la ONU. Es de público conocimiento que el Emirato Islámico está robando hidrocarburos en Irak y Siria y que los envía a través de los oleoductos existentes hasta el puerto turco de Ceyhan, de donde son transportados por barco hasta Israel. (8). Ya en el puerto israelí de Ascalón, las autoridades de Israel “blanquean” el petróleo robado proporcionando certificados falsos, como si viniera del yacimiento de Eilat. El petróleo robado por el Emirato Islámico es exportado entonces hacia la Unión Europea, cuyos miembros fingen creer que se trata de petróleo israelí.

Es importante señalar que por esa misma vía también se exportan el gas y el petróleo robados por el gobierno regional del Kurdistán iraquí. Si Estados Unidos y el Consejo de Cooperación del Golfo actuasen conforme a las resoluciones 1373 y 2170 del Consejo de Seguridad de la ONU también tendrían que bombardear el Kurdistán iraquí. Pero lo que hacen es respaldarlo, no en contra del Emirato Islámico sino en contra del gobierno central de Irak” (9).
Posteriormente, cuando los Estados Unidos declararon que iban a bombardear al Estado Islámico para “defender” a las minorías de las limpiezas étnicas, no lo hicieron, ni lo hacen con efectividad. Se afirma que esos ataques nunca han causado mayores daños “a los intereses estratégicos del Emirato Islámico ni han tenido verdaderas consecuencias sobre el equilibrio de fuerzas en el terreno, lo cual demuestra que el objetivo de los bombardeos no era impedir la limpieza étnica sino defender los intereses petroleros de Occidente en Irak” (10).
La ofensiva del EI en Irak fue parte de una conspiración contra el precio del barril de petróleo reduciéndolo en un inicio al 25% y luego al 50%. “El EI y el gobierno regional del Kurdistán iraquí redujeron por sí mismos su robo de petróleo y sus exportaciones de crudo en alrededor del 70%. El conjunto de las instalaciones petroleras utilizadas por las compañías chinas simplemente fueron destruidas. De hecho, el petróleo iraquí y el petróleo sirio ya no están ahora al alcance de los compradores chinos… pero volvieron al mercado internacional controlado por Estados Unidos”. (11)
En un informe de agosto del 2014,  la Agencia Internacional de la Energía, órgano de la OCDE, expresó que: “los bombardeos de la coalición estadounidense contra el Emirato Islámico han logrado paralizar el saqueo del petróleo iraquí pero no han tenido efectos sobre el robo de petróleo sirio. En Siria, los bombardeos de la coalición no han reducido la cantidad de petróleo robado por el Emirato Islámico sino que se han limitado a privarlo de la gasolina, producto del proceso de refinamiento del crudo” (12).
Por otro lado, curiosamente, Estados Unidos se ha dedicado no a detener a los yihadistas en Siria sino a bombardear algunas refinerías e infraestructuras vitales. Objetivo: Sin duda, privarle del derecho a explotar y refinar sus recursos cuando sean recuperadas esas instalaciones. Montar una refinería de petróleo es algo que demanda mucho tiempo e inmensos recursos económicos y no son muchos los países que tienen la capacidad para construir una refinería, necesitan de inversión y tecnología extranjera (generalmente las grandes potencias económicas e industriales).
  
Como expresamos en un post pasado, el “apoyo” norteamericano en Siria se limita a destruir las refinerías, dejando en ruinas la industria petrolera siria y almacenes de granos. La producción petrolera siria no es importante a nivel internacional, pero suple las necesidades básicas de combustible para la población local. Reconstruir todo eso costará un largo tiempo. Pero, ahora hay otro objetivo en esta guerra contra Siria: controlar las gigantescas reservas de gas natural y el mismo territorio sirio por donde se proyectan trazar oleoductos con salida al Mediterráneo. (En estos últimos días en las alturas del Golán ocupado, Israel ha encontrado reservas de petróleo).

El oleoducto Kirkuk-Baniyas conectaba Siria e Irak (fue construido en 1952) transportaba petróleo iraquí hacia el Mediterráneo. La invasión norteamericana del 2003 a Irak lo destruyó.  

Proyecto futuro de extensión del Arab Gas Pipeline que, partiendo de Egipto, atraviesa Jordania y Siria, para desembocar en Trípoli (Líbano) y Baniyas (Siria). A este proyecto se sumó Irán para conectarlo desde el enorme pozo iraní de South Pars a través de Irak y Siria.
Los Estados Unidos destruyeron las refinerías sirias en poder del Estado Islámico, pero no atacaron las refinerías en manos de estos terroristas en Irak. Fue el ejército iraquí (y las milicias populares) que, a sangra y fuego, sobre el terreno, están recuperando casi intactos, de a poco, el control sobre estos centros energéticos. El siguiente video (24 septiembre 2014) es uno de los tantos ataques a instalaciones petroleras sirias.
            Un F-15 de la Fuerza Aérea de EE.UU. destruye refinerías sirias
           
Oleoductos y gaseoductos. Proyectos que motivaron la guerra yihadista.
Seria vanidoso de mi parte tratar de profundizar en este tema sin recurrir al apoyo de excelentes documentos que demuestran fehacientemente los hechos. Los siguientes párrafos son un resumen del excelente trabajo investigativo del desaparecido Alfredo Embid, con esto se aclarará más el panorama.
En 2011 Irak firmó con Irán y Siria un acuerdo para la construcción de un gaseoducto de 10.000 millones de dólares, desde los yacimientos del golfo iraníes en South Pars (el mayor yacimiento de gas del mundo, compartido por Irán y Qatar) para llevar el gas iraní al mediterráneo. Esos acuerdos tuvieron importantes repercusiones que debían ser paralizadas por las multinacionales petroleras del terror:
Irán iba a transportar su gas a través de Irak y Siria, eso convertía a Siria en el punto de encuentro y producción en asociación con las reservas del Líbano y llegar al Mediterráneo evitando el conflictivo estrecho de Ormuz.
Tal proyecto ponía a Siria y Líbano en una situación muy ventajosa, especialmente en relación con los planes estadounidenses e israelíes de destruir ambos países. Para esas fechas Imad Fawzi Shueibi, presidente del centro de documentación y de estudios estratégicos de Damasco comentaba la trascendencia de este acuerdo: “Siria se convierte así en el principal centro de almacenamiento y producción, vinculado además con las reservas del Líbano. Se abre así un espacio geográfico, estratégico y energético completamente nuevo que abarca Irán, Irak, Siria y el Líbano”.
Este proyecto de haberse realizado era fatal para los proyectos de autopistas energéticas estadounidenses y qataríes que proponen otros trayectos:
Arabia Saudí, Jordania (Qatar prometió gas gratuito a Jordania), Israel (Haifa), con lo que se conectaría con el transisrael y en Eilat (Israel) se abriría para llegar a Asia a través del mar Rojo. Qatar promociona Jordania como destino del gaseoducto; las exportaciones saldrían del Golfo de Aqaba al Golfo de Suez y luego al Mediterráneo.

Línea verde: Proyecto Irán, Irak, Siria, Líbano.
Línea roja: Proyecto Turquía-Israel; Egipto, Jordania, Arabía Saudí, Qatar (y lógicamente Estados Unidos).
Estados Unidos pretendía incorporar el gas iraní al proyecto Nabucco conectándolo al punto de almacenamiento de Erzurum, en Turquía, proyecto relacionado con el gas proveniente del Mediterráneo Oriental, Siria, Líbano e Israel.
Proyectos rivales de Estados Unidos y la Unión Europea como ‘Nabucco’, estaban condenados al fracaso. Nabucco, antes de la “espontánea revolución siria” y la traición a Irak, estaba estancado. El proyecto estrella era el gaseoducto ruso ‘South Stream’ que seguía en pleno avance, la parte rusa cumplió sus compromisos, incluso Rusia y Austria firmaron por fin el acuerdo ‘South Stream’ que conduciría gas a Europa sin pasar por Ucrania. Todo terminó cuando el mundo árabe se vio convulsionado con la “primavera árabe”, tal “coincidencia’ fue una bendición para los Estados Unidos y sus socios. ‘South Stream’ quedó paralizado. Luego Turquía aceptó que pase por su territorio hasta que fueron presionados por Estados Unidos. Podríamos decir que el ‘South Stream’ ha recibido un golpe de muerte con el renacimiento del proyecto Nabucco.

Mapa del proyecto ruso del gaseoducto  “South Stream”
















El gaseoducto Nabucco con el que se elimina el “South Stream”. Europa inicia la independencia del gas ruso.

La estrategia de desarrollo de las autopistas energéticas planeadas por Estados Unidos continuaba fracasando. No tenían otra alternativa que la intervención militar camuflada en grupos terroristas creados y  financiados por ellos. “Y esto por no hablar de los planes del grupo yihadista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL, hoy Estado Islámico) que asola Irak (y Siria), publicado en un mapa de su sitio web que muestra sus fantasiosos delirios para controlar todo el petróleo de Oriente Medio, del norte de África y de Asia.
La “afortunada” guerra en Siria e Irak a beneficiado a los Estados Unidos, con la magistral entrada en escena del Estado Islámico logró, a más de lo detallado:
- Paralizar el convenio de 2013 entre Irak e Irán, desafiando el embargo estadounidense contra Irán, para la compra de armamento iraní por una suma de 195 millones de dólares. Estados Unidos auspició la toma del poder en Irak de Al Maliki para que fuese su fiel comprador de armas, no para que se las comprase a los iraníes, a los rusos y a los chinos.
- Detuvo a China impidiendo que comprase la mitad de la producción petrolera iraquí, siendo su principal cliente; a la vez evitó que China prosiga con las inversiones en la extracción del petróleo iraquí.
- “No es casual que los negocios petroleros chinos con Irak sean los principales afectados por el conflicto y hay que concluir que mas allá del marco regional el objetivo de la guerra es debilitar a China y frenar su creciente penetración en todo el mundo sin disparar un solo misil, y no porque no los tenga”.
En estas circunstancias, Irak no tiene otra opción, para evitar su desintegración que apoyarse en China, Rusia e Irán para proveerse de armamento, Estados Unidos le ha negado hasta la presente la posibilidad de recibir los aviones F-16 adquiridos antes de la crisis, han sido los rusos que le han proporcionado cazas Sukhoi para combatir a los yihadistas del Estado Islámico. Antes de ser destituido del poder, por presiones norteamericanas, el ex primer ministro iraquí Nuri al-Maliki participó en la Conferencia de Interacción y Medidas de Confianza en Asia (CICA, siglas en inglés) en Shanghai, junto al presidente de Irán, Hassan Rohani, acercándose a los únicos socios confiables Rusia y China.
“China está haciendo lo que lleva haciendo desde hace mas de 2000 años; acuerdos comerciales (incluyendo contrapartidas) sin pretensiones de colonialismo, dominación imperial, ingerencia política, golpes de estado ni guerras”. “No hay peor decisión para Estados Unidos que la del acercamiento creciente de Irak a Irán y especialmente a China y a la OCS. Recordemos que la OCS (Organización de Cooperación de Shanghai) fue creada en 2001 como respuesta al incremento de la política guerrera de EEUU con la justificación del 11/S. Los 6 países que la integran ocupan el 61% del territorio eurasiático con una extensión total de 30 millones de kilómetros cuadrados y aglutinan una quinta parte de la población mundial. Actualmente está formada por China, Kirguizistán, Kazajstán, Rusia, Tayikistán, Uzbekistán e Irán que hasta ahora es miembro observador.
China y Rusia además de estar aliadas en la OCS están íntimamente relacionadas con los BRICS. La consolidación creciente de estas alianzas fundamentalmente económicas y no militares es lo primero que quita el sueño a los oligarcas estadounidenses que ven como el aberrante mundo unipolar que crearon se desmorona… afortunadamente”.(13) 
Aun más, tras la crisis de Ucrania la Unión Europea quiere reducir su dependencia del gas ruso. Parece ser que uno de los resultados del acuerdo nuclear con los persas es la posibilidad de que Irán abastezca de gas a Europa, hecho ya anunciado en 2014 por autoridades iraníes. “Para Irán, eso sería una alternativa ante el hecho que el Emirato Islámico le ha cortado el camino hacia Siria a través de Irak”, a la vez conseguir que se levanten las sanciones.
“Eso exigiría una inversión de 8500 millones de dólares para la construcción de 1800 kilómetros de tubería y conectar los campos petrolíferos iraníes al sistema Nabucco. El gas iraní transitaría entonces por Azerbaiyán y Turquía antes de hacerlo a través de Bulgaria, Rumania y Hungría para ser finalmente distribuido en la Unión Europea a partir de Austria. Así lo confirmó el ayatola Hassan Rohani al presidente austriaco Hans Fischer en un encuentro al margen de la Asamblea General de la ONU” (septiembre de 2014). (14)
Muchos de los proyectos descritos y sus mapas atraviesan territorio turco, sirio, iraquí e iraní por zonas habitadas por los kurdos. Entonces, qué  decidirá Estados Unidos, Israel y Occidente con su otro proyecto estancado: El Kurdistán iraquí independiente?.
Esto último es un capítulo de la historia que deberá esperar ser escrito y muchas cosas pueden pasar tras la intervención rusa en apoyo a Siria y, aun, estamos a la espera de conocer más pormenores sobre los acuerdos secretos y las consecuencias definitivas del tema nuclear negociado entre los G5+1 e Irán.  
------------ 
NOTAS:
(7) Ibidem
Las exportaciones de crudo, recientemente reiniciadas en violación de la resolución 2701 del Consejo de Seguridad de la ONU, ya no pasan a través de Palmali Shipping & Agency JSC, la compañía del multimillonario turco-azerí Mubariz Gurbanoglu, sino de la empresa de Bilal Erdogan, hijo del presidente turco. Y, la atención médica realmente importante a los yihadistas heridos del Emirato Islámico está en manos del MIT (servicios secretos turcos) y se presta en un hospital clandestino que se halla en territorio turco –en Sanliurfa– bajo la supervisión de Sumeyye Erdogan, hija del presidente turco.
(12) En Irak, la coalición estadounidense defiende sus propios intereses petroleros
La “mierda del diablo” (término con que los africanos denominan el petróleo a diferencia del de los europeos  que lo apodan el “oro negro”)
(14)  Tras la coartada antiterrorista, la guerra del gas en el Levante

No hay comentarios: