Buscar este blog

13 enero 2016

Los comunistas y la lucha política

“La clase obrera es el sector más avanzado de la sociedad capitalista, la venta de su fuerza de trabajo le liga de manera más fuerte al sistema de explotación y opresión, por lo tanto es el sector más susceptible de abrazar las ideas de la revolución”
La confrontación entre las clases dominantes y los trabajadores , se da de distintas formas, en el campo de las ideas, de las reivindicaciones, en las elecciones y en la lucha armada; son estos terrenos donde la clase obrera y su partido despliegan todo su accionar para combatir la explotación capitalista y promover el cambio revolucionario.
Siendo la clase obrera el sector más avanzado, que vive exclusivamente de la venta de su fuerza de trabajo y ligada a la forma más avanzada de la producción de la sociedad y sometida a la organización y disciplina de las empresas capitalistas que la explotan, es la más frontal en su lucha, la más interesada en los cambios y también la que más rápidamente asimila el marxismo leninismo como teoría revolucionaria.
La lucha económica, como forma primaria de lucha de los trabajadores, además de medio para alcanzar reivindicaciones de esta naturaleza, constituye una escuela de adiestramiento de las masas populares, para aprender a enfrentarse al enemigo. Es en este escenario donde se foguean y aprenden que en política es necesario desarrollar la capacidad de distribuir las fuerzas en el lugar concreto, saber medir y decidir el momento en que se debe atacar y cuando replegarse.
Pero esta lucha tiene grandes limitaciones, sigue siendo todavía el blanco principal el patrono como ser individual, por conseguir mejores salarios, por prestaciones más justas, y el combate a las medidas gubernamentales y las leyes que afectan sus condiciones de vida. No va más allá de estas conquistas inmediatas.
Lenin decía que “la lucha económica, espontánea, de las masas es la fase embrionaria de la lucha política”, para que esto se cristalice es necesaria la existencia del Partido Comunista Marxista Leninista que le ayude a comprende que si se queda solamente en este tipo de lucha, no será posible la liberación definitiva, es preciso que la clase obrera y los trabajadores entiendan que la lucha es por la toma del poder y la implantación del Socialismo.
En estas condiciones, el comunista debe convertirse en un tribuno popular, que reaccione ante toda manifestación de explotación y opresión, en todo momento y a cualquier sector que afecte, debe aprovechar el más pequeño hecho para exponer ante todos, sus convicciones socialistas y las reivindicaciones de cada uno de los sectores donde vive y trabaja, explicar a todos y cada uno la importancia histórica de la lucha emancipadora del proletariado. El comunista apoya todo movimiento revolucionario.
En el accionar en todos los fenómenos y acontecimientos de la vida social y política que afecten a la clase obrera como vanguardia de todas las fuerzas revolucionarias y a los pueblos que luchan por la libertad, deben servir de motivos para la agitación y la propaganda política, para impulsar la lucha por la transformación de las viejas estructuras por una nueva sociedad.
El trabajo de los comunistas y revolucionarios tiene que estar presente en la lucha de los trabajadores para hacer de la lucha reivindicativa una lucha por la toma del Poder Popular, de ahí que esta lucha, requiere de un Programa que sintetice las aspiraciones inmediatas y mediatas de los trabajadores, que ponga la mira en los objetivos estratégicos de la revolución, para ello hay que acumular y unir fuerzas, estrechar los vínculos del Partido con las masas, enraizarlo ideológica, política y orgánicamente.

1 comentario:

Zaza dijo...

Muy bueno el artículo, pero ... ¿Quien es el autor?