Buscar este blog

03 febrero 2016

EEUU promueve el transgenero

Obama comunico en el 2012 que la promoción del comportamiento lésbico, gay, bisexual y transgénero (LGBT) es una de las principales prioridades de la política exterior, aun para el ejército estadounidense en el extranjero. Al mismo tiempo, la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, ofreció un prominente discurso en la ONU en el que equiparó la condición de LGBT con la religión. El Departamento de Estado dijo a los embajadores en todo el mundo que reconocieran un «mes del orgullo gay» y difundió un listado de «logros» que incluyó el hecho de que una embajadora estadounidense había publicado un artículo editorial que promovía la agenda LGBT en nombre de los Estados Unidos.


Mari Carmen Aponte, embajadora provisional yanki en El Salvador, publicó un ensayo en el que confundió la condena de la homosexualidad con la «hostilidad brutal» y las «agresiones» de «los que promueven el odio». Es «responsabilidad» de los salvadoreños comenzar a abogar por las cuestiones LGBT e «informar a nuestros vecinos y amigos sobre lo que significa ser lesbiana, gay, bisexual o transgénero», escribió. La nota editorial fue publicada en un importante diario salvadoreño, en junio, y encendió una tormenta de fuego por parte de los ciudadanos que se sintieron agraviados.
Más de tres docenas de líderes de países latinoamericanos censuraron a la embajadora. En una declaración publicada en un diario de El Salvador, acusaron a la representante estadounidense de menospreciar «nuestros valores» al intentar «imponer una nueva visión de valores extranjeros y extraños, totalmente ajenos a nuestra idiosincrasia, disfrazándolos de supuestos "derechos humanos"» con «aires de superioridad». En lo único que estaban de acuerdo, dijeron, es que debe repudiarse la violencia «tal como no debe existir contra flacos, gordos, altos o flacos».

LGBTLos líderes también enviaron una misiva a los senadores estadounidenses para protestar contra el nombramiento de Aponte. En diciembre, durante una audiencia del Congreso, el senador Jim DeMint leyó el reclamo y criticó que Aponte hubiera «supuesto que representaba las opiniones de todos los estadounidenses» en su editorial. «Quisiera pedir disculpas al pueblo salvadoreño en nombre de los Estados Unidos y asegurarle que la mayoría de los estadounidenses comparte sus valores» dijo DeMint.

Los salvadoreños consideraron que el ataque se extiende más allá de Aponte y lanzaron un sitio web esta semana en el que exponen «Las depravantes políticas exteriores de Obama». Registra la campaña de funcionarios de Estados Unidos para promover la homosexualidad y la contracampaña de los latinoamericanos.

En Pakistán, la embajada de Estados Unidos ofreció una «celebración de orgullo» LGBT en junio que suscitó protestas en varias ciudades. El pasado mes de octubre, el embajador estadounidense en Serbia promovió en ese país una marcha por los derechos homosexuales, la cual condujo a revueltas de claro tinte anti-occidental.
 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué obsesión tenéis con el tema gay? Que lo utiliza el imperialismo? Por supuesto. Y también utiliza el islamismo, el budismo y todo aquello que le pueda ser útil. Ser homófobo es revolucionario? De ninguna manera. No estáis seguros de vuestra virilidad y necesitáis justificar política e ideológicamente vuestros complejos? Hay buenos psicólogos para este tipo de dudas existenciales. Y haced el favor de no mezclar el comunismo con la homofonía. A veces parecéis más alguna mierda freaky tipo "falangismo de izquierda" que comunistas. Un poco sospechosa vuestra "línea editorial".

Anónimo dijo...

la obsesion entonces es del sistema, porque nos achuchan con el tema un dia si y otro tambien pero casualmente a favor.
Los pobres crios ya no saben ni que son o que deben ser.
Por cierto las SA y demas nazis eran muy gaysss

Wasconiae Eterna dijo...

Telecínco antisistema.

Anónimo dijo...

Muy bien ehs.
Hasta los cojones de tanto gay que parece que son la vanguardia de la revolucion.