20 marzo 2016

Sortu presiona a los presos para que no reclamen una amnistía

Continúa el conflicto entre el colectivo de presos de ETA, el EPPK, y la llamada izquierda abertzale ante la negativa de los primeros a someterse a las consignas de los de Arnaldo Otegi de aceptar la legislación vigente, olvidarse de la amnistía y buscar soluciones individuales para salir de la cárcel.
Tal y como viene publicando LA RAZÓN, los reclusos se han convertido en el principal problema para la estrategia diseñada por Sortu para que Otegi sea su candidato, sin ningún tipo de fisuras en el entramado proetarra, en las elecciones autonómicas vascas.
Con el fin de dar respuesta al último comunicado del EPPK, que acusaba a la izquierda abertzale de estar cometiendo una injusticia con los reclusos (anunciaban que, en ningún caso, iban a pasar por el aro de la legalidad penitenciaria), la izquierda abertzale organizó ayer un acto, en el polideportivo de Usúrbil (Guipúzcoa), al que, según el diario «Gara», asistieron un grupo de 750 ex presos y refugiados «con una larguísima trayectoria de lucha». Durante el mitin, fue aprobado un manifiesto.
En el texto señalan que «queremos decir alto y claro que (a los presos) les apoyamos y que estamos a su lado, tanto en todas sus luchas y esfuerzos para hacer frente a la violencia sistemática que padecen como en sus pasos y decisiones para utilizar los cauces legales». Para tratar de vender la propuesta, aseguran que «valerse de la legislación y del reglamento penitenciario no cuestiona en ningún modo el carácter militante de todas y todos ellos ni el valor y la dignidad de su trayectoria. Ni ahora ni antes». Añade: «Aunque sean pasos individuales y se materialicen de manera individualizada, serán decisiones colectivas, igual que lo han sido las anteriores». Es decir, justo lo contrario de lo manifestado por el EPPK en su último comunicado y en un tono que parece envuelto en palabras de solidaridad pero que delata exigencia, según expertos.
Entre los firmantes del manifiesto se echan en falta nombres de cabecillas de la banda etarra, aunque sí hay destacados miembros de la izquierda abertzale, como Iciar Aizpurua, Javier Alegría o José María Olano. Por lo que respecta a los pistoleros, están algunos tristemente famosos por los crímenes cometidos y otros que se beneficiaron de la derogación de la «doctrina Parot». Entre ellos, Antonio López Ruiz, «Kubati»; Mercedes Galdós, «Vittori», y Jorge García Sertucha, «Kokito», que intentó y no logró asesinar al Rey Don Juan Carlos.



1 comentario:

Anónimo dijo...

Tenemos ahora que apoyarno en la basura de LA RAZÓN?