23 mayo 2016

Sobre el Manual de Economia Politica (I)

La publicación de la serie de Manuales de Economía Política por el Instituto de Economía de la Academia de Ciencias de la Unión Soviética, la primera edición en 1954, la segunda de 1955, la re-hecha tercera edición de 1958 y 1959 y la edición final de 1962 tuvo un profundo impacto en la Unión Soviética, las democracias populares y en los círculos progresistas de todo el mundo[1] .Los volúmenes fueron publicados en varios millones de copias en los principales idiomas del mundo.

La publicación de la primera y segunda ediciones de los Manuales de Economía Política en 1954 y 1955 tienen su raíz en las decisiones tomadas por el Partido Comunista (bolchevique) de la Unión Soviética en 1936 y 1937. En abril de 1936 el Comité Central resolvió establecer un plan de estudios de la economía política y se encargará la preparación de un manual de economía política y, en abril y julio del siguiente año, se adoptaron otras resoluciones que recomendaron se base en el Curso
Corto de Ciencia Económica, de A.A. Bogdanov, Moscú, 1897, que había sido considerado muy
bueno por Lenin.[6] La redacción de nuevos manuales se convirtió en una cuestión de urgencia, dado que las relaciones económicas de la sociedad soviética cambió radicalmente con la colectivización, la industrialización y los planes quinquenales.

Varios equipos de científicos soviéticos se dedican a la preparación de los proyectos de varios Manuales políticos de economía política desde finales de la década de 1930 hasta el periodo 1954–1962. Destacados economistas políticos soviéticos tales como A. L. Leontiev, D. T. Shepílov y K. V. Ostrovityanova dirigieron equipos de redacción en diversos momentos.
Las cuestiones cruciales se pusieron de manifiesto en la presentación de los sucesivos modos de producción, pero ninguna fue tan polémica como las relacionadas con el modo de producción socialista y la transición hacia la sociedad comunista. En forma pionera los Manuales de Economía Política, de una forma amplia, elaboran las principales características de la economía socialista. Esto es sorprendentemente evidente si se hace la comparación de los textos anteriores con los Manuales de
Economía Política desde 1954. Los anteriores volúmenes sobre economía política se dedican a un estudio del capitalismo contrastado con el período de transición del socialismo.
Si nos fijamos en el ‘Esquema de la economía política’, subtitulado significativamente ‘Economía
Política y Economía Soviética’, escrita por Lapidus y Ostrovityanova que, entre paréntesis, concluyó con un capítulo dedicado a la economía política del socialismo, por así
decirlo.
A partir de 1954, los manuales dedican varios cientos de páginas a este objetivo. El Manual de Economía Política de 1955conserva una significación particular, en razón de que representa el único estudio importante, disponible en lengua inglesa, que tiene en cuenta las características del modo
de producción socialista en la Unión Soviética.
La sección sobre el modo de producción socialista tuvo que armonizar los puntos de vista de los clásicos del marxismo con el funcionamiento real del socialismo soviético tal como se formó tras la colectivización, la industrialización y la puesta en práctica de la planificación dirigida y centralizada, guiada por el Comité Estatal de Planificación, Gosplan. Luego de la ofensiva socialista en la agricultura y el establecimiento de las granjas colectivas de los campesinos medios y pobres, sobre la base de la exclusión del campesinado rico, los kulaks, a quienes Lenin había denominado la ‘rezago
de la clase capitalista’, la Unión Soviética declaró que la base del socialismo se había establecido en la Unión Soviética, al tiempo que reconoce que ésta requiere, necesariamente, un mayor desarrollo.

La Unión Soviética fue declarada ser, en su mayor parte, una economía socialista. Manuales anteriores que se ocuparon de la economía soviética del período de transición ahora estaban desactualizados.[7] El XVIII Congreso del PCUS (b) que se celebró en 1939 planteó la cuestión de la transición al comunismo en la Unión Soviética y, en 1941, el Gosplan se orientó a elaborar un plan de proyección de quince años, para sentar las bases de la sociedad comunista.
Esto se produjo, pero, por supuesto, la inminente guerra significó que no se le diera ninguna prioridad. Sin embargo, después de la guerra, Stalin reafirmó la posibilidad de crear las bases del comunismo en un país y otra vez se dispuso al Gosplan la elaboración de un plan con proyección de quince años, para sentar las bases económicas para la sociedad comunista.

la importancia de los Manuales de Economía Política de 1954 es su sección sobre el modo de producción socialista, que constituía la mitad del volumen. Mientras una gran cantidad de literatura económica marxista existía en la Unión Soviética sobre la economía política del socialismo, que incorporaba también las discusiones y abordajes sobre las interrogantes en este terreno, prácticamente nada de esto se distribuyó en idiomas distintos del ruso. Los Manuales de Economía Política de
Ostrovityanova y Lapidus, que circulaban, o el volumen por A. L. Leontiev, de la década de los cuarenta, tenían muy escasas secciones sobre la economía política del socialismo. Estos volúmenes fueron de importancia para el esclarecimiento de la economía política del capitalismo, pero no de la base económica del socialismo. Las primeras generaciones de comunismo fueron erigidas en estos materiales.


 El Manual de Economía Política de 1955 es también importante de otras maneras. Es el único manual que representa la autopercepción de los economistas soviéticos y, de hecho, del estado soviético, de la dinámica interna de la sociedad socialista. Posteriores reelaboraciones de este Manual de K. V. Ostrovityanova, decano de la economía política que, bajo Jruschov, fueron tipificadas como las pautas de lo que podría llamarse los principios de una economía del ‘mercado socialista’.

Las dos ediciones del Manual de Economía Política, publicadas en 1958 y 1959 (conocida como la Tercera edición), que también fueron impresas por millones, reflejan los cambios fundamentales que se han producido en la economía soviética en el período de 1953 y 1959. Las terceras ediciones de 1958 y 1959 fueron traducidas a los idiomas de las democracias populares, pero no al inglés. La tercera edición china, fue revisada por Mao en 1958, aunque él no critica el componente ‘mercado socialista’y en sí la dirección de esta edición.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que raro.

Esta Web se dice Stalinista, y aquí vemos como publica una historia sobre la génesis de los manuales de economía polìtica de la Urss, en la cual ni siquiera aparece una vez el nombre de Stalin, cuando justamente estos manuales constituyen una de las mayores evidencias de la derrota de las posiciones que defendía Stalin para avanzar hacia el comunismo.

En 1952, viendo la deriva anti marxista que estaba teniendo la redacción de los manuales, publicó "Problemas económicos del socialismo". Entre otros, por ejemplo, Stalin defendía la abolición de la mercancía y el intercambio de equivalentes de Marx.
Pues bien, el manual de 1954 reforzó la posición de las mercancías en la Urss.

Los siguientes manuales fueron avanzando cada vez más hacia el capitalismo.

En buena medida, en el Pcus subsistieron bujarinistas. Los manuales, hasta cierto punto, fueron virando la Urss hacia las ideas de Bujarin.