Buscar este blog

08 julio 2016

Respuesta a la crítica a nuestro documento que algunos ex-miembros del P.M.L. (R.C.) nos lanzaron desde la plataforma “Universidad Obrera”

Cda. Daniel Bretones Hidalgo y Cda. Aníbal

Un hecho “nos sobresaltó” el día 30 de junio del año en curso. Los ex-militantes de la ex-organización “R.C.”, mediante su participación en la “Universidad Obrera”, nos habían respondido por fin a los documentos que llevábamos publicados y que les concernían. ¡Hurra! Consideramos que es nuestro deber no quedarnos de brazos cruzados ante las calumnias que se nos han proferido en la respuesta aludida. Tendremos asimismo la oportunidad de leer algunos cómicos insultos que nos han proferido, de los que podremos reírnos un rato.

Antes de continuar tenemos que hacer un aviso a los lectores. La respuesta de la “U.O.” ha desarrollado muy pocos de los puntos que les hemos indicado o hemos abierto en todos nuestros documentos, y, ciertamente, los pocos que se han dignado a “desarrollar” han sido objeto de deformaciones que tenemos que desenredar a continuación.

Para empezar, es curioso que comencéis el texto afirmando de que conocéis esta disputa gracias a que, recientemente, un simpatizante de la “Universidad” “Obrera” os haya mandado nuestro texto. El debate en realidad se conocía antes; es más, dentro de vuestras propias filas había varios militantes que conocían nuestras posiciones desde nuestro documento de escisión (que data de finales del año pasado), y habiéndosenos prometido una respuesta, no la vimos hasta el día 30 de junio. ¡Luego habláis de los plazos en que os respondimos, comparándolos con “vuestra presteza”! A través de Internet se puede engañar de forma relativamente fácil, pero en el Movimiento Comunista esto es mucho más difícil. ¿Qué pretendéis ocultando que se sabía desde hace tiempo que un “grupúsculo” (que si tan inofensivo era, hubieseis aplastado en su momento) os había criticado muy seriamente? Eso lo primero, y sobre todo hay una frase que os delata:

“Nos ha sorprendido* que este grupo por segunda vez* caiga en actitudes parapoliciales y hagan de chivatos de la policía contra un Partido Comunista que ha sido ilegalizado por ser consecuente.”

(Debates sorpresa con el grupo “PCTE”, Univ. Ob., 30 de junio de 2016) [1]

Esto confirma una vez más lo acertado que estaba nuestro anterior artículo referente al conocimiento vuestro de nuestra crítica, y, de cómo habéis aplicado hasta ahora el método del silencio como forma de crítica, que también es un “método especial de ignorar los hechos, también es una forma de crítica, aunque ciertamente tonta y ridícula; pero siempre una forma de crítica.” [2]

Encima de todo, el artículo de la Universidad Obrera se abre con la acusación, bastante imperdonable de llamarnos, literalmente y como hemos visto en la cita, “chivatos de la policía” y “argumentan” que caemos en “actitudes parapoliciales”. Perplejos, seguimos leyendo y nos encontramos con una perla que se podrían aplicar ellos mismos, ya que nos acusaban de apoyar las resoluciones del P.C.O.E., cuando aún militábamos allí a mediados de 2015, entre otras cosas. He aquí la “joyita”:

“Entendemos que las críticas deben producirse, pero luego hablaremos sobre las formas y cómo debe realizarse una crítica entre camaradas, sobre todo cuando se parte del desconocimiento absoluto.”
(Debates sorpresa con el grupo “PCTE”, Univ. Ob., 30 de junio de 2016) [1]

Sí, en esto estamos de acuerdo. Nosotros, como podréis ver, cada vez pulimos más nuestra crítica gracias a las conversaciones que hemos mantenido de base a base con algunos de los ex-militantes de la ex-organización R.C. y a la propia profundización en su historia, etc... Pero fijaos qué curioso, que quienes faltan a las formas del debate de la manera más flagrante y sin retraerse son ellos (sólo nos queda citar su sarta de insultos proferidos sistemáticamente hacia nuestros camaradas, como “monos aporrea teclas”, entre otros como los que hemos citado más arriba), y quienes parten de un desconocimiento mucho mayor de la otra organización, también son ellos. Y no; ésto no es un “y tú más” (que por cierto comenzaron aquéllos que quisieron juzgarnos por nuestro número en las Redes Sociales), son los hechos que demuestran su hipocresía.

Por cierto, si miramos de nuevo a la cita de más arriba, nos decían:

“Nos ha sorprendido que este grupo por segunda vez caiga en actitudes parapoliciales y hagan de chivatos de la policía contra un Partido Comunista que ha sido ilegalizado por ser consecuente.
(ídem.).

¿Por ser consecuente? Nosotros en nuestros artículos consideramos que su ilegalización se debió al oportunismo del Estado burgués español, que hizo de algo menor todo un problema mayúsculo mediante la difamación, pero también porque la puerta para esto se abrió por las propias vacilaciones que R.C. tenía ante una internacional maoísta como la ICOR, razón por la cual se dio el transfuguismo de sus dos militantes a Rojava (Siria). En otro artículo vamos a tratar éste tema y la calumnia que los ex-militantes de R.C. nos lanzan en torno a nuestra denuncia de éste hecho.

Vamos a dejar claro un hecho que se deslinda de todo este meollo de acusaciones contra nosotros. El PCTE nunca ha caído en actitudes “parapoliciales” ni “chivatas”, sino en unos modos de expresar su justa opinión que podían dejar la interpretación abierta o que no eran totalmente acertadas, sino vagamente justas. Es decir, sólo era una falta de concreción de la que nos hemos retractado y seguimos retractándonos. Sin embargo, en el fondo del asunto, que vamos a exponer a continuación para que nadie venga con “argumentos” que pretenden evadirlo, hemos seguido siempre la misma línea crítica, anclada en un mismo fondo teórico.

La acusación de los ex-militantes de lo que fue R.C. nos viene por dos afirmaciones que hicimos, una en el documento de escisión de finales de 2015 (que por mucho que digan, corregimos en el I Pleno ordinario de abril de 2016), y otra en la respuesta al artículo publicado en la U.O. que ha dado comienzo a toda esta discusión. La primera era que dijimos algo erróneo, sí, pero de lo que nos retractamos en el Pleno. Comentamos que R.C. mandaba militantes a Rojava. En el Pleno lo corregimos; no los mandaban, sino que por sus vacilaciones prácticas ante la línea maoísta de la ICOR (algo que teniendo en cuenta su bagaje teórico nos hizo llamarlos “doctrinaristas” con mucha más razón), algunos militantes decidían de por sí que tenían que marcharse a Siria a luchar. Se comentó al parecer que tuvieron reprimendas en el seno de su organización cuando volvieron, pero ésto ni lo tenemos claro, ni contrastado, ni interesa para este caso en concreto que estamos tratando.

La primera afirmación, corregida. Su contenido fundamental, mantenido. Es decir, no nos hemos retractado más que de cómo expresar la opinión, cuando ésta sigue siendo, fundamentalmente, igual.

En tanto a la segunda, nosotros dijimos que “Reconstrucción Comunista es la Universidad Obrera”. Y en realidad nos quisimos referir exclusivamente a que quienes nos habían escrito desde la Universidad Obrera habían sido militantes de R.C., que ahora como es natural no están en activo. Cierto. Se nos escapó decir algo que la misma página de la Universidad se dice: su elenco de escritores se compone de gente heterogénea, algunos de los cuáles, sí, fueron parte de R.C., pero otros que no. ¡Y esta parte de la respuesta no es apenas un par de frases de todo el texto! El contenido fundamental de todas nuestras respuestas, cuando nos las “refutan” al hablar de que ellos “nunca se han vendido al maoísmo”, es decir, cuando les criticamos su actitud hacia la ICOR, ¡ni siquiera lo mencionan! ¡En la respuesta, las siglas ICOR no aparecen nunca! ¿Qué tienen que ocultar? Es precisamente el punto central de nuestras discrepancias lo que ocultan. Y su irascibilidad (debida a cómo se expresó nuestra opinión, evadiendo su contenido) y que están en una situación de ilegalidad que nos hace solidarizarnos con ellos desde una posición crítica, es lo que ha hecho que este debate se prolongue hasta el absurdo al que han llegado con la mera calumnia contra nosotros. Ante la falta de argumentos serios, el insulto es una buena arma. Pero es un arma de doble filo.

Pero vuestra alusión a “la rectificación” va más allá, queréis escabullir el bulto y que alimentando vuestro ego digamos que de ninguna forma fue error de RC. ¡Encima pensáis que la rectificación es consecuencia de un análisis equivocado nuestro! En absoluto. El hecho de que, fruto de una práctica doctrinarista de antimaoísmo en el papel pero acercamiento a una internacional maoísta en la práctica vean cómo varios de sus militantes se van a Rojava para luchar y arriesgar su vida por la burguesía local, por la bandera del nacionalismo, es vergonzante, y es un error exclusivamente de la ex-organización R.C. 

Ahora lo que se nos viene a la cabeza es: ¿no os entendéis ni a vosotros mismos o es que no entendéis qué significa rectificación? Con el tiempo reducimos nuestra posición a la exactitud que debía tener y punto. Esto es todo. Nos retractamos en la forma pero no en el contenido. ¿Cómo de difícil es esto a la hora de entenderse?

Partiendo de la base crítica de este grupo, cuya crítica principal es la extensión de un artículo -cuando su respuesta son seis hojas de las cuales la mitad son citas y la otra mitad se reparte entre links usados de forma demagoga y chivateos a la policía- creemos que no es el más apropiado para decir nada al respecto, más cuando en su desvarío se queja de que le han acusado de ser cuatro frikis y que no se puede juzgar por el número, y él es el primero que prima lo cuantitativo a lo cualitativo.”
(Ídem)
Por dónde empezar... Por ejemplo por la estúpida afirmación de que la extensión de nuestra crítica son 6 hojas. ¡Mentira! Nuestra crítica, considerada en su conjunto, podría abarcar bastantes más hojas, ya que nuestra se extiende desde nuestro documento de escisión hasta la respuesta a vuestro ataque sin fundamento, y continuamos con el presente documento, etc... Otra parte de la crítica, habíamos considerado oportuno reservárnosla, pues veíamos más correcto exponérosla a través de otros cauces. Pero no, finalmente y por vuestras formas infantiles de respuesta, la crítica que teníamos preparada transciende hasta este documento y, seguramente, otros más (y como sigáis basándoos en esos fundamentos teóricos y en esas prácticas antimarxistas, seguirá expandiéndose, no sólo en los hechos).
Además, sois vosotros quienes confundís continuamente la relación dialéctica entre la cantidad y calidad de las cosas concretas tanto como a nivel general. Sois los primeros y los más esforzados en primar lo cuantitativo sobre lo cualitativo y esto se puede apreciar en cuanto os dirigís al resto de organizaciones leninistas como “grupúsculos”, para así desacreditarlas y creer que por ser mayor en número en comparación con nosotros podéis daros el lujo de realizar tales respuestas, y, también, cuando (erróneamente) empezáis a coger la crítica partiendo de la extensión de la misma (como la del artículo en solitario del camarada Aníbal). Pero entonces, siguiendo vuestro discurrir, ¿un partido revisionista como el PCPE, que tiene muchísimos más militantes que lo que tuvo R.C., podría haberlos llamado “grupúsculo” impunemente?
Y por último afirmar que no sabemos relacionar correctamente la calidad con la cantidad es de gente que padece una completa pereza mental. Les invitamos a leer nuestros estatutos provisionales que son públicos. En éstos se puede encontrar lo siguiente:
“Muchas personas podrían pensar que “lo que menos necesita España es otro partido más”, que “habría que recuperar uno de los partidos ya existentes que sin embargo no son marxista-leninistas”. Todo este argumento se centra en la incomprensión de la diferencia cualitativa que supone una línea marxista-leninista, fresca, científica contra todos los demás partidos oportunistas y revisionistas. No se entiende, tampoco, que cien partidos oportunistas son impotentes ante una organización de veinte revolucionarios profesionales que defienden consecuentemente el pensamiento de Marx, Engels, Lenin, Stalin y Hoxha.”
(Introducción a los Estatutos provisionales, P.C.T.E., 18 de febrero de 2016) [3]
Sois los primeros en juzgar a los demás de grupúsculos, de “4 frikis”, etc... Pero tranquilos “Universidad” “Obrera”, no sois los primeros, vuestros escritores y ex-militantes de la ex- organización RC ya nos han expresado repetidamente nuestra condición de (supuestamente) “sólo ser 4 frikis resentidos”.
Cuando esta chusma fue descubierta y depurada [Nota nuestra. Se refieren a la supuesta fracción del PCE(r) que ellos afirman que existía en su partido a nivel interno], RC rectificó sus anteriores posiciones, que aunque se rectificaron antes se hizo público y oficial en 2014 con el libro Desmontando a Mao de Mesana y se ratificaría oficialmente en su tercer congreso. Es muy gracioso que se acuse de maoístas a alguien que tiene elaboración real contra el maoísmo, ¿dónde está la vuestra? Y no tiene solo elaboración sino que tiene debates enconados contra todas las organizaciones maoístas.”
(Univ. Ob.; Debates sorpresa con el grupo “PCTE”, 30 de junio de 2016) [1]
Universidad Obrera, desafortunadamente para vuestro ego, cualquier marxista medianamente formado rechazaría los trabajos de Juan Mesana por simplistas. Sí, pueden ser útiles como un resúmen esquemático de los principios fundamentales del marxismo. Pero no es ni siquiera comparable con los trabajos de los clásicos en esa misma línea, por lo que consideramos su publicación relativamente superflua.
Esta cuestión teórica, más profunda, consideramos que la dejaríamos reservada por si se diera el caso de que la los ex-militantes de R.C. acabasen con su irascibilidad pequeño burguesa, para que, a través de nuestra ayuda teórica, pudieran corregir los defectos y deficiencias en sus libros. Pero fardáis de lo que no tenéis.
Nuestros militantes y los revolucionarios honestos no necesitan ni los libros de Juan Mesana, ni algunos de los autores de los cuales Juan Mesana se nutre teóricamente (como el aducido J. Sotomayor). En Internet hay libros de autores como Enver Hoxha y Stalin para informarse sobre el revisionismo maoísta. Además, el mejor autor contemporáneo para tratar estos temas, al cual Mesana no llega ni a la suela de la alpargata, es el francés Vincent Gouysse, militante de la OCF, organización amiga del PCTE, con la que mantenemos un contacto real y una colaboración envidiables. Así mismo, si nuestros militantes o algún otro demandase un documento explicando en qué se basa y cómo surge el maoísmo no tendríamos ningún reparo en redactarlo. Pero actualmente no nos ha llegado tal demanda por parte de nadie ni dentro de todas nuestras labores es la prioritaria. Para esto contamos con un militante y un simpatizante del blog Bitácota M-L, del que Mesana copió muchos de los párrafos que aparecen en su libro sin siquiera citar a los autores originales, y quienes rescataron muchas de las citas perdidas del revisionista Mao (que aparecieron originalmente en documentos de Gouysse).

“En este además se explica toda la problemática al respecto, se publicó en Agosto de 2015, ¿por qué estos individuos ponen resoluciones de 2010? Porque son unos demagogos, y en este caso, en la extracción y mutilación de citas de textos de los cuales se cambió la línea y es contratable intentan oportunistamente falsificar la realidad.”
(ídem.).

¿Por qué publicamos textos desde el año 2010 hasta el 2013? Precisamente, porque si os hubierais parado a analizar, o siquiera a leer cuidadosamente lo que se escribió en ese artículo, podrías apreciar lo siguiente:

“Podríamos desarrollar en este artículo aún más sobre su historia (…) [y en esta parte es cuando comentamos de sus errores pasados, de los cuales la mayoría perseveran] de cómo se enclavaron* con posicionamientos políticos revisionistas respecto a Corea del Norte y Cuba.”
(Nuestro anterior artículo, Sobre el ataque sin fundamento que algunos exmiembros del P.M.L. (R.C.) realizaron al P.C.T.E. mediante la plataforma “Universidad Obrera”)[4]

Es fácil de entender. Es pura lingüística que no trae quebraderos de cabeza. El tiempo verbal está en pasado, porque nos referimos a un hecho pasado. De los hechos presentes tenemos suficiente con la ICOR para distanciarnos mutuamente en estos aspectos ideológicos. ¿Por qué rescatar entonces un documento pasado? Por su conexión con las vacilaciones hacia la ICOR. Consideramos que las desviaciones previas no quedaron del todo sepultadas en el seno de su organización; que por esas posiciones previas que tuvieron que superar (y que no hicieron de una forma satisfactoria al parecer) se acabó haciendo concesiones a los partidos maoístas de la arena internacional.

En cuanto al término “demagogo” que nos acabáis de escupir demostráis no saber lo que significa realmente. Leamos a Lenin:

“los demagogos son los peores enemigos de la clase obrera. (…) Son los perores, porque excitan los malos instintos*de la multitud y porque a los obreros atrasados les es imposible reconocer a estos enemigos, los cuales se presentan, y a veces sinceramente, como amigos. Son los peores, porque en este período de dispersión y vacilaciones, en el que la fisonomía de nuestro movimiento está aún formándose, nada hay más fácil que arrastrar demagógicamente a la multitud, a la cual podrán convencer después de su error sólo las más amargas pruebas*.”
(V. I. Lenin, ¿Qué hacer?) [5]

Seriamente os pedimos que intentéis profundizar en estas palabras. No creemos que sea necesario explicar quienes potencian entre la multitud las calumnias como método de crítica, los malos instintos, quienes añaden sin ton ni son etiquetas, siendo esto una actitud de personas moralmente miserables. Pero “es ingenuo predicar moral a gentes que no reconocen la moral humana”. [6]

“... ¿cómo puede ser una crítica concreta sobre cómo hay que organizarse a alguien de quien no se sabe cómo se organiza?”
(Univ. Ob., Debates sorpresa con el grupo “PCTE”, 30 de junio de 2016) [1]
¿Pero y los estatutos que tenemos publicados? ¿Quiénes esconden los principios sobre los que se erige su organización o erigía su ex-organización?
Decís que nuestra presentación fue pomposa, cuando comentamos que teníamos unos contactos internacionales que de veras existen más allá de internet (pero que como resulta que la U.O. se limita a este medio no han contrastado), cosa que es cierta; la Organisation Communiste de France (donde por cierto milita el marxista-leninista Vincent Gouysse, que deberíais conocer si tan grandiosos teóricos pululan por vuestro alrededor) y el Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas. Comentamos además que estamos haciendo trabajo de masas en vistas a crear los Consejos (algo así como los sóviets traducidos), cosa que puede ser totalmente contrastada, por ahora, en la varias localidades. Y además de ésto, tenemos proyectos de líneas políticas, de praxis que se habrán hecho públicas meramente en el Congreso. Ya desde entonces vais a ver lo que es una organización que ha dejado de “calentar” para correr la carrera de fondo. Lo que hicimos en esa presentación fue una declaración de intenciones; a saber:

“Desde su punto de vista somos un grupúsculo, pero: ¿se puede ser un grupúsculo teniendo vínculos y raíces en toda su actividad militante con las masas trabajadoras, trabajando para organizar los “soviets”, es decir, los comités obreros, las asambleas de semiproletarios, las organizaciones juveniles, etc.? ¿Un “grupúsculo” que arraiga del movimiento marxista-leninista internacional que lucha contra el revisionismo mundial para realmente reconstruir el movimiento comunista internacional, hermanado fraternalmente con sus hermanos de lucha como OCF y MVTC, entre otros grupos y organizaciones? ¿Un ‘grupúsculo” que se nutre de los grupos e individuos revolucionarios marxistas-leninistas que rompen resueltamente con el revisionismo y se unen a este “grupúsculo” que opera en la mayoría de los pueblos que conforman actualmente el estado español?
(P.C.T.E.; “Sobre el ataque sin fundamento...”, 23 de junio de 2016) [4]

Pero vamos a seguir haciendo hincapié en un hecho. Ellos, desde el minuto uno, nos dijeron entre una hilaridad que parecía darles la razón, que su artículo sobre el doctrinarismo no iba por nosotros. Y fingiendo que no sabíais nada, afirmáis también que ese artículo no era una respuesta a nuestros anteriores documentos sino que iba para grupúsculos que, amparándose en “citillas”, reniegan del partido de nuevo tipo y derivan en organizaciones como Podemos. Pero qué casualidad que la realidad habla por sí sola y demuestra que las resoluciones de nuestro I Pleno Ordinario fueron públicas el 4 de mayo (y sabemos que varios de vuestros militantes las tenían ya conocidas) y justo al día siguiente sale un texto tan nefasto y pequeño en su extensión en el que se nos aludía bajo una capacidad argumentativa tan pobre que, de no haber respondido por nuestra cuenta, hubiésemos parecido tan incapacitados en materia ideológica como quienes redactaron el artículo aludido. Y ahora expondremos las alusiones que enunciáis contra nosotros que en el presente artículo reprodujisteis por segunda vez y que nos dan que pensar acerca de si de verdad vuestro artículo sobre el doctrinarismo no tuvo, al menos como un inspirador entre muchos otros, a nuestro Partido.
Iremos a lo más obvio ya que no queremos cansar al lector con una cuestión tan evidente. En el artículo sobre el doctrinarismo publicado en la U.O., que originó nuestra primera respuesta, publicada anteriormente, uno puede observar tan lejos como en su primer párrafo lo siguiente:
“Lamentablemente cada vez es más común o por lo menos más público, debido al auge y aumento de la difusión deinternet*, grupúsculos de “comunistas” cuya elaboración se reduce a copiar y pegar citas* mutiladas y sacadas de contexto para justificar tropelías antimarxistas de todo tipo.”
(T. Garante; “Sobre el doctrinarismo en el partido”, Univ. Ob., 5 de mayo de 2016) [7]
Pero nada más y nada menos que en vuestra reciente respuesta escribís: “...solo hace actividad por internet*” […] “¡no por escribir por internet*!” […] “su respuesta son seis hojas de las cuales la mitad son citas*”, etc… [1]
Volvamos otra vez al primer artículo:
“El doctrinarismo surge en elementos inestables, cuyo ego enmascara su incapacidad y falta de formación*. (…) no van a dejar de ser nunca unos peleles de la burguesía que nunca llegarán a combatir.” (T. Garante; “Sobre el doctrinarismo en el partido”, Univ. Ob., 5 de mayo de 2016) [7]
Y veamos que han vuelto a escribir ahora:
“Mientras vuestra tarea principal sea hacer de chivatos del estado y escribir textos de nivel 0 en internet* insultando de forma irracional lo más que vais a sufrir de represión es que os cobren un suplemento si tardáis mucho en pagar la factura de internet*.”, “Permitidnos un consejo: elevar su formación*“, “ya que habláis tanto de niveles, para que se pueda ver más allá de las citas* y el doctrinarismo el nivel teórico* y de oratoria [Nota nuestra. ¿Oratoria?]de cada uno”, etc…
(Univ. Ob.; Debates sorpresa con el grupo “PCTE”, 30 de junio de 2016) [1]
Y podemos ver en este aspecto tanto que estáis obsesionados no sólo con el Internet y con los “grupúsculos”, sino con “confrontar” vuestro nivel teórico con el nuestro, como que la “curiosa” afinidad entre las críticas que realizábais a los “doctrinaristas anónimos” en vuestro primer artículo y las que nos hacéis ahora a nosotros de forma descubierta. Esto no hace más que darnos la razón al darnos por aludidos, al menos, como uno de los “grupos” que os sirvieron de “musa” para semejante artículo. De manera que la jocosidad a la que nos quisísteis someter mediante internet era en realidad un “bluf”.
Pero... ¿por qué esa obsesión tan ridícula respecto a la formación? Pues sí, no solo estáis obsesionados con la formación de vuestros contrincantes (nosotros en este caso) sino que tenéis miedo a la crítica, en tanto que los puntos cardinales de la nuestra (como la ICOR), los habéis ocultado en la respuesta.
En cuanto a la formación se puede comprobar haciendo una comparación de nuestros artículos y documentos con los vuestros y así como viendo el trabajo de masas de cada uno (y el nuestro muy difícilmente que lo podáis comprobar por Internet). Pero no, en esto no vamos a alimentar vuestro ego sobre la formación de cada uno, con vuestros anteriores artículos y los nuestros ha quedado demostrado quienes está en lo correcto y quienes no, quienes son marxistas y quienes fallan; quiénes tuvieron un fallo reconocido y corregido en las formas y quiénes tuvieron un fallo velado y ocultado en el contenido.
Recapacitemos; el primer artículo no iba contra nosotros, pero sin embargo coincide plenamente con las “críticas” que nos hacíais anteriormente. Pero tranquilos, por si quedaba alguna duda aquí tenéis un fragmento de su artículo que resume toda esta parte de la disputa: “Sí, pecan de doctrinarismo” (ídem.).
Muchas veces se incurre en el error del que se acusa. Decís que no nos conocéis en absoluto, pero aun así nos “criticáis”. Y vais más allá con vuestras calificaciones que para nada se sustentan con la realidad.
“Ah, bueno… claro. Se nos olvidaba: intentan refutar un texto con otro de Odena… ¡que dice exactamente lo mismo, porque de hecho un texto está inspirado en otro!”
(ídem.).
Ah, bueno… claro.
En el texto de la “U.O.” se afirma que el doctrinarismo se reviste de izquierdismo, pero es derechismo “rancio”. Este fragmento, según “Universidad” “Obrera”, dice exactamente (!) lo mismo que Elena Ódena. Vamos a comprobarlo:
En los momentos actuales*, es evidente que el doctrinarismo también* conduce a actitudes aparentemente izquierdistas; impide el descubrir y utilizar las distintas posibilidades de acción y de lucha: legales, semilegales, etc., lo que es especialmente grave en momentos como los presentes, en el que el poder reaccionario, en TODAS LAS PARTES DEL MUNDO, y ante las dificultades y contradicciones crecientes que le acosan, inventa constantemente nuevas formas y tácticas para engañar al pueblo, para ocultar su naturaleza y para dividir y confundir a la clase obrera en primer lugar, con el fin de evitar el auge del movimiento revolucionario.”
(Elena Ódena, Escritos políticos, t. I, Ed. Vanguardia Obrera S.L., p. 113)
¡Cómo ensucian estos señores con su propio lodo revisionista-oportunista a figuras revolucionarias! ¡Señores, lean más atentamente a los clásicos y a Elena Ódena!  Vamos a ver su ignorancia con la siguiente cita:
“Pedimos perdón por adelantado, pero para muestra de todo lo que decimos un “botón (¿?)”:
“En absoluto, el doctrinarismo no solo se manifiesta como izquierdismo, ni es sólo derechismo rancio escondido, más bien se recubre de formas tanto izquierdistas como derechistas.” (PCTE, “Sobre el ataque sin fundamento...”, 23 de junio de 2016)
Como (se) puede decir nada en tan pocas palabras, es algo vacío, da la misma información que esto: “La parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte”.”
(U.O., íbidem.) [1]
Sí, un “““botón””” que muestra vuestro método metafísico a la hora analizar los textos. En vuestro artículo o ataque sin fundamento pone lo siguiente:

"El doctrinarismo lleva a actitudes infantiles, que pueden parecer a simple vista izquierdismo, pero que en realidad son derechismo del más rancio" (T. Garante; “Sobre el doctrinarismo en el partido”, Univ. Ob., 5 de mayo de 2016) [7]

Y Lenin en cambio dice que:

“No sólo el doctrinarismo de derecha constituye un error, también lo constituye el doctrinarismo de izquierda.” (V. I. Lenin, La enfermedad infantil del “izquierdismo” en el comunismo) [8]

Y nosotros siguiendo este análisis de Lenin respecto al doctrinarismo aprobamos que:

“En absoluto, el doctrinarismo no solo se manifiesta como izquierdismo, ni es sólo derechismo rancio escondido, más bien se recubre de formas tanto izquierdistas como derechistas. En general es una línea antileninista.”(P.C.T.E., íbidem.) [4]

Es decir: no sólo A camuflado de B, sino tanto A como B. ¿Es acaso difícil de comprender hasta para un párbulo? Y encima os quedáis tan anchos después de haber cometido este error sobresaliente para continuar vomitándonos bilis. En fin, no volveremos a repetiros esto por enésima vez ya que lo vemos claro, al igual que todas las críticas precedentes. Pero parece que os cuesta entenderlas o huis de la crítica como si del demonio se tratase.
“Para terminar esta parte del “debate”, decir que la Universidad Obrera no ha tardado en dar respuesta a nadie.”
(U.O., íbidem.) [1]
No, en absoluto, a nadie… nuestro documento de escisión salió hace más de 6 meses, nuestro 1er Pleno Ordinario fue hace 3 meses y público hace 2 meses. En ellos mismos se os critica abiertamente. Ya estabais enterados de la crítica porque militantes de vuestra propia organización ya nos lo dijeron, incluyendo a esto amenazas y calumnias claro… como decíamos habéis respondido tarde y encima os habéis precipitado, y aún os superasteis más con el reciente artículo.
“Sin embargo ellos, que se imaginan que les hemos escrito un artículo han tardado mes y medio. Creemos que además de una limitación de capacidades manifiesta, junto a su presuntuosidad, el carácter actual de su “Partido”. Cualquiera que le dé por mirar las fechas y lea su artículo con detenimiento va a ver lo ridículos que son, que no paran de mentir y de contradecirse a si mismos. Y además hay que tener en cuenta cómo es su respuesta, que es una basura en toda su extensión. No vamos a repetir lo que ya hemos dicho más veces, su respuesta habla por sí misma, y no precisamente bien.”
(Univ. Ob., Debates sorpresa con el grupo “PCTE”, 30 de junio de 2016) [1]
Como hemos visto, “son sólo imaginaciones nuestras”. Estáis acostumbrados, con vuestros documentos oficiales, a que las personas sean adivinas. Al parecer este amor por la adivinación ajena os ha afectado hasta el grado en el cual también vosotros actuáis de adivinos, pero claro, en vuestro caso lo hacéis con peor fortuna.
No fue así, como en su cita, como acaecieron los hechos. Estando inmersos en el trabajo de solidificación de la organización tanto como su expansión (como ya se explica en nuestra anterior respuesta) no tenemos la costumbre de leer semanalmente ni mucho menos diariamente vuestro blog. Y cuando no nos preocupábamos por el hecho de que la respuesta se publicaría en ese blog, o cuanto menos, nos avisaríais de la respuesta.
Pasando al resto de razonamientos que contiene el párrafo son infantiles y sencillamente lo único que merecen es una seca desaprobación por parte de todo comunista honesto. No tienen ningún fundamento y no son siquiera una crítica. Simplemente es bilis de su herido orgullo pequeño burgués. Y estas calumnias son solo el botón de muestra de lo que son las respuestas sin fundamento de "ex-organización de R.C." y "U.O.". (v. el tomar en cuenta el tiempo en la contestación como muestra del nivel teórico [Nota. Hipócritamente, o a contradecirse como dicen estos oportunistas conciliacionistas, ellos tardaron 7 meses desde que apareció en diversos medios el documento de escisión], el carácter actual de nuestro partido [en pleno nacimiento], que nuestro documento es una basura en su extensión (?), y un largo etc. que podríamos incluir dentro de la colección de calumnias de "U.O.", pero ellos han conocido por primera vez lo que opinan nuestros clásicos sobre las calumnias, y nosotros, como fieles discípulos suyos, los aplicaremos en la práctica tanto como en la labor teórica).
Esta parte, integrando armónicamente con el nivel y naturaleza del resto de “argumentos” del artículo, es sencilla y llanamente una tontería. De todos modos, preocuparos más de la calidad de vuestros artículos que de la rapidez con la que los escribís.
“Haced un frente común con el resto de los revisionistas y con todos los resentidos anarquizantes que se han ido enfrentando a los leninistas.”
(Ídem)[1]
Vaya, un frente común con los maoístas que constituyamos decís… ¿En serio que habláis de frente los mismos que confraternizan con maoístas y forman parte de la ICOR?
“Lo de poner un link de una página de humor que lleva años sin actividad, y que durante un tiempo compartía cosas de RC (llegando a deducir, entonces, que esa página es representativa de la organización) pero también compartían cosas del PCE(r) y maoístas, de guerra popular…”
(Ídem) [1]
Vaya, las mismas que compartíais vosotros antes. Releed vuestro artículo:
“Esto no es cierto, si es cierto que trabajó en cuestiones de solidaridad con la guerra popular, y que a pesar de no ser maoísta durante una época tenían una posición más relajada frente a él. Lo que estos señores no saben es que el PML(RC), -entonces solo RC- tuvo una fracción del PCE(R) infiltrada en el Partido.”
(Ídem) [1]
Que RSA Madrid compartía la misma línea ideológica que R.C. y que los mismos escritores de esa web eran de R.C., es algo obvio y solo hace falta merodear en la misma web para probarlo. Y que esa misma web normalmente reproducía contenido del propio R.C., también.
“Para cerrar este apartado referente al club de la comedia al que ha encargado el PCTE este texto queremos resaltar esto de nuevo:
“Toda crítica nuestra si se hubiera tomado y analizado cuidadosamente podría haber evitado la represión burguesa, entre otras cosas. Una represión que puede repercutir sobre nuestro destacamento marxista-leninista.”(P.C.T.E., “Sobre el ataque sin fundamento...”, 23 de junio de 2016).
Ahora la fascistización de la sociedad, los centenares de presos políticos del estado son culpa del PML(RC). Afirmar esto es un insulto, una vergüenza solo equiparable al resto de ignominias que han realizado a lo largo de sus textos, nadie en su sano juicio se acercaría a estos elementos parapoliciales, que encima ya como culmen afirman que les puede salpicar la represión. Al PML(RC) se le ha reprimido por ser un peligro en potencia para el estado, si no no se le reprimiría de esa forma tan desproporcionada.”
(Ídem) [1]
¿Cuándo hemos dicho que todos los presos políticos, etc... hayan sido culpa vuestra? Lo único que dijimos y que habéis deformado como os ha venido en gana fue que a R.C se le reprimió tanto por la fascistización del Estado español actualmente (que demostráis comprender poco), y porque abrieron la posibilidad para que la policía les acusase de todo lo habido y por haber por las vacilaciones ante la ICOR que calaron en sus militantes de base, pocos de los cuáles, a título personal, decidieron marcharse a luchar a Rojava. Un acto valiente, pero no un acto marxista-leninista (podemos decir que la caracterización de Hoxha al Ché es extensible a estos elementos).
¡Pero fijaos además en vuestra concepción falaz de la fascistización del Estado! La burguesía solo instaura el fascismo (la dictadura terrorista abierta), en concreto, cuando se ve imposibilitada de dominar por los viejos métodos del parlamentarismo y la democracia burguesa. Pero lejos de esto, la burguesía actualmente se vale de unos métodos parlamentaristas de dominación y se ríe del desecho movimiento obrero y comunista, que está dominado por sus agentes hasta ahora, mediante unas leyes antipopulares que les permiten dominar de una forma cada vez más cercana al fascismo, porque las masas trabajadoras están aisladas de un Partido de Vanguardia serio y no constan de organizaciones propicias. ¿Y ésto es “culpa del PML(RC)”? ¿Cómo puede ser que se consideren tan magnáminos para inventarse a sí mismos como causa única de la fascistización y ponerlo en boca de nosotros?
Pensar o dejar entrever implícitamente que la democracia burguesa es un paraíso terrenal donde no existe represión en la política interior contra los desviacionistas del marxismo, es un disparate.
Habláis que nuestro texto padece de muchos errores teóricos y que da para hablar. Pero no sólo no señaláis ninguno, sino que, vuestra base argumental se reduce meramente a que: somos unos “chivatos” al servicio de la policía y del Estado burgués (y demás calumnias que no expondremos por respeto a nuestros lectores y su integridad intelectual), “que acaba de salir del PCOE revisionista y que de momento solo hace actividad por internet y además poca” y que, “escribimos artículos de nivel 0” y que nuestra actividad sólo beneficia a los maoístas y demás renegados del marxismo [1]. Pero nos quedamos con las palabras de Stalin hacia sus calumniadores los anarquistas:

“A nosotros no nos queda más que reírnos al observar este espectáculo, pues uno no puede por menos de reírse cuando ve cómo alguien lucha contra el fruto de su propia fantasía, aniquila sus propias invenciones y, al mismo tiempo, asegura con calor que bate al adversario.”
(J. V. Stalin, Anarquismo o socialismo) [9]

Encima de todo, vamos a admirar bajo qué condiciones quieren tener un debate:
“Si rectificáis nos encantaría tener con vosotros un debate público como Universidad, hasta podemos hablar con Mesana para que vaya él también, y así realizar un debate público grabado, ya que habláis tanto de niveles, para que se pueda ver más allá de las citas y el doctrinarismo el nivel teórico y de oratoria de cada uno. Ahí vamos a ver quién sois realmente, porque aparte de vuestras mezquindades nada sabemos de vosotros.”
(Univ. Ob., Debates sorpresa con el grupo “PCTE”, 30 de junio de 2016) [1]
Vuestra respuesta llega a tal pretensión absurda que nos invitáis a debatir en caso de rectificar (¡?). Pero que lógica más senil y ególatra. Antes de nada, los primeros que debéis arrepentiros y rectificar sois los revisionistas y oportunistas. Pero con esta actitud muy difícilmente que hagáis esto.
Además, ¿qué debate entre organizaciones diferentes es ese en que tenemos que pensar igual como condición para entablarlo? Vamos a ver qué decía Stalin para el caso de estos debates en el seno de una organización:
“Me opongo enérgicamente a la política de expulsión de todos los camaradas disidentes. Y no porque tenga lástima de ellos, sino porque esa política engendra en el Partido un régimen de intimidación, un régimen de atemorizamiento, un régimen que mata el espíritu de autocrítica y de iniciativa. Mala cosa es que se tema a los jefes del Partido, pero que no se les estime. Los jefes del Partido únicamente pueden serlo de veras cuando, no sólo se les teme, sino que se les estima en el seno del Partido, cuando se reconoce su autoridad. Formar esos jefes cuesta trabajo, requiere largo tiempo y no tiene nada de fácil, pero es absolutamente necesario, pues sin esa condición el Partido no puede calificarse de verdadero partido bolchevique, y su disciplina no puede ser una disciplina consciente. Creo que los camaradas alemanes pecan contra esta verdad evidente. Para desautorizar a Trotski y a sus partidarios, los bolcheviques rusos desplegamos una intensísima campaña de esclarecimiento de principios, en pro de los fundamentos del bolchevismo y contra los fundamentos del trotskismo, aunque, a juzgar por la fuerza y por el peso del Comité Central del Partido Comunista (bolchevique) de Rusia hubiéramos podido prescindir de ella. ¿Era necesaria esa campaña? Era imprescindible, pues con ella educamos a cientos de miles de nuevos afiliados al Partido –y de no afiliados– en el espíritu del bolchevismo. Es en extremo lamentable que nuestros camaradas alemanes no sientan la necesidad de desplegar antes de las represiones contra la oposición, o como complemento a ellas, una vasta campaña de esclarecimiento de principios, pues con ese proceder dificulta a la educación de los miembros y de los cuadros del Partido en el espíritu del bolchevismo. Expulsar a Drandler y Thalheimer no es difícil, es bien sencillo. Pero superar el brandlerismo es cosa complicada y seria; con represiones a secas únicamente se puede estropearlo todo: es necesario remover bien hondo el terreno e iluminar a conciencia las cabezas. El Partido Comunista (bolchevique) de Rusia se ha desarrollado; siempre a través de contradicciones, es decir, en una lucha con las tendencias no comunistas y sólo en esa lucha se ha fortalecido, ha forjado verdaderos cuadros. Ante el Partido Comunista de Alemania se abre el mismo camino de desarrollo a través de contradicciones, a través de una lucha verdadera, empeñada y larga contra las tendencias no comunistas, particularmente contra las tradiciones socialdemócratas, contra el brandlerismo, etc. Mas, para esa lucha, no bastan las represiones. Por eso opino que el Comité Central. Del Partido Comunista de Alemania debe tener más flexibilidad en su política interna. No dudo de que el Partido Comunista de Alemania sabrá corregir los defectos en este terreno”.
(Iósif Vissariónovich Dzhugashvili; Stalin; Carta del Camarada Me-rt, 8 de noviembre de 1925) [10]
De ésta forma comprendemos que no puede haber un debate serio entre organizaciones o ex-organizaciones si éstas son calcos unas de las otras, al igual que temer a las discrepancias y pretender esconderlas como condición previa al debate es una práctica antimarxista que esperemos que hayáis reflejado por poca habilidad para expresaros.
Desde luego, hasta qué punto llega vuestro nervioso y engreído ego. Claro, como si Mesana fuera un teórico de tal calidad e importancia en la actualidad que nuestra organización tuviese que priorizarlo en su actividad, antes que solidificar nuestra organización, organizar a los trabajadores, elevar el nivel de formación de las masas así como de sus militantes, refutar y golpear a las principales desviaciones del movimiento comunista, etc... Si nos tenemos que encontrar en algún lugar es en el movimiento obrero luchando contra el oportunismo.
           “En vuestro caso no es que sea difícil llegar a vosotros es que es imposible.”
(Univ. Ob., Debates sorpresa con el grupo “PCTE”, 30 de junio de 2016) [1]
Nos sorprende que se os haga difícil llegar a nosotros cuando: disponemos de web oficial con contacto, cuando varios camaradas nuestros participan en otros blogs (v. MELSH, Bitácora M-L, etc...) y se conoce públicamente que tenemos representación en estos, cuando varios militantes vuestros (y del Comité Central) se han comunicado directamente con nosotros a través de diversos medios, en Internet, etc., etc... ¿Qué se os hace difícil de llegar a nosotros? No nos lo creemos. Y no es que no sólo no lo creamos, sino que la realidad se encarga de desmentir esta falsedad, y a vosotros, o bien se os ha pasado esto o lo habéis  deformado conscientemente para así seguir construyendo vuestra propia fantasía del PCTE como “grupúsculo de 4 frikis fantasma”.
“También os invitaríamos a todas nuestras jornadas de formación para que podáis observar nuestro nivel y confrontar con nosotros.”
(Ídem) [1]
Aceptamos esta invitación, al igual que otras invitaciones a otros actos de otras organizaciones. Y esto lo decimos sabiendo que ya se os dijo que hasta que nuestra organización no se solidifique, desempeñaremos las labores que consideremos prioritarias. No penséis que tenéis ninguna prioridad, por ahora en absoluto, a pesar de que tengamos que refutar rápidamente vuestras falacias continuamente para que de verdad no piensen que nuestra labor práctica no tiene bases.
          “Esperando vuestra respuesta, pero esta vez en los hechos.”
(Ídem) [1]
Como ya lo estamos haciendo, recibiréis nuestra respuesta tanto en la teoría como en la práctica. No dudéis de la fuerza de los marxistas-leninistas.
De lo pequeño se construye lo grande, en esto reside uno de los más importantes preceptos de los comunistas. Nuestros grandes clásicos inicialmente siempre comenzaron siendo grupos, pero, armados de la teoría de vanguardia, de la verdad, terminaron siendo gigantes e inabarcables. Nosotros estamos, como Partido, en esa difícil fase de transición. La fuerza de los marxistas-leninistas radica ahí, en que no sólo no tememos la verdad de nuestra parte -que es revolucionaria-, sino que sabemos que mentir no sirve de nada, y más cuando existen pruebas notorias de lo contrario.
Os queda mucho por aprender del marxismo-leninismo, de la clase obrera, de los trabajadores del campo y la ciudad, y de los grupúsculos, entre otros muchos más. Sabemos que nosotros, como todos, no estamos más que en constante formación. Y por no haceros extensible este estatus a vosotros también, consideramos que no tiene desperdicio denominaros ególatras.

Finalizando, cualquiera podría haberos echado en cara sobre el tema de no publicar los documentos que deberían ser públicos. ¿Por qué no publicó R.C. los documentos públicos en Internet suponiendo una herramienta de información y propaganda para los revolucionarios, cuando aún era legal y existía?

Primero, porque estáis demostrando que tenéis miedo a la crítica, exteriorizando vuestra concepción burguesa y socialdemócrata del partido.

Y segundo, (y este es vuestro argumento conocido) por seguridad.  Pero uno nada más evaluar este argumento, se toparía con que, casualidad, R.C. ha sido ilegalizado y no por una inadecuada publicación de documentos externos. Quizás se hubiese evitado o paliado, o hubiéseis obtenido una ayuda solidaria mucho más notoria si hubiésemos tenido a mano estos documentos, tanto nosotros como el resto de comunistas del Estado.

Y ahora refiriéndonos a Juan Mesana: has escrito un libro del maoísmo y deberías saber que los revisionistas chinos se guardaban los documentos públicos a los demás partidos. Incluso creemos que esto lo mencionas críticamente en tu texto. Esperemos que en este aspecto tan irrisorio sepáis avanzar, al menos algo, cuando se levante la losa de la ilegalidad. Y no creáis que el PCTE va a tardar demasiado en incluir la libertad para los presos políticos en su programa. Esto es fundamental, y nosotros, “pese” a las críticas, vamos a procurar, con el tiempo -claro está-, la tan ansiada unidad leninista del movimiento comunista español. Para ésta, la crítica es necesaria y por eso al menos os agradecemos el esfuerzo. Nosotros no sólo aceptamos la crítica, sino que la acogemos y muy gratamente. Somos comunistas. En vuestra respuesta se han dicho cosas totalmente incorrectas y habéis tratado de deformar los hechos lo mejor que habéis podido. Cualquier persona de fuera no se habría enterado de nada, ya que no habéis respondido a la fundamental de nuestra crítica. Habéis respondido parcialmente, pasando por encima los puntos más espinosos. Y la mayoría de los que mostráis, no sabemos si son por falta de comprensión lectora o por una finalidad deformadora consciente. Por eso mismo hemos tenido que responder. Y con las calumnias, no sólo mostráis que sois acérrimos archienemigos de la crítica, sino que, demostráis a la postre una actitud infantil (omitiendo incluso las amenazas desafiantes que hemos recibido externamente), nada proletaria. Sí, y aquí otra “citilla” sobre las amenazas (ya que sobre las calumnias ya tenemos):

“Pero habéis olvidado que a los bolcheviques no les asustan ni las dificultades ni las amenazas.” […] “Cuanto más rabian los enemigos y cuanto más histéricamente se agitan los adversarios, tanto más se enardecen los bolcheviques para los nuevos combates y con tanto mayor ímpetu marchan hacia delante.” [13]

El artículo en solitario del camarada Aníbal hasta ahora está impoluto en su fondo y la veracidad de sus líneas se han comprobado en vivo hasta en vuestra segunda respuesta. El sensacionalismo no va con nosotros, nuestra respuesta en relación con la vuestra fue justa. Muchas de vuestras acusaciones recientes tenían su respuesta en el anterior artículo nuestro. Pero como ya se dijo,“habéis respondido tarde y encima os habéis precipitado”. [4]

Su subirá un artículo más mostrando nuestra solidaridad con los presos de la represión burguesa en general, y de RC en particular, así como exponiendo los principios fundamentales que nos distancian. No vamos a responder a otra respuesta de calumnias, difamaciones y demás vulgaridades ni tampoco de axiomas del marxismo o de cuestiones ya discutidas y desarrolladas anteriormente. También sobre la solidaridad queremos dejar clara una cosa, las resoluciones y los escritos son nada más que papel mojado. Acabamos de nacer formal y oficialmente, con un enorme trabajo a nuestras espaldas [Nota a pie de pág. Que no es nada raro sabiendo lo hondamente perdido que está el movimiento leninista español y lo desorganizado del movimiento obrero], pensar que nuestra tarea única y principal son los presos de la represión burguesa y que mínimamente nos teníamos que solidarizar a través de resoluciones y que no lo hemos hecho es incorrecto. Primero, cuando sucedió la Operación del Valle no disponíamos de ningún medio oficial, ya que en caso de que lo tuviéramos hubiéramos escrito sobre esto sin ningún género de dudas. Solo aquellos que tienen prejuicios burgueses respecto a un “grupo marxista-leninista de Internet de frikis resentidos” puede pensar lo opuesto. Segundo, muchas organizaciones revisionistas se han solidarizado. Bien. Pero ahora, ¿esas organizaciones no son las mismas que directa o indirectamente alimentan a los perros del estado? ¿no son las mismas que se oponen a los marxistas-leninistas y los combaten sin ningún pudor erosionando sus energías y disminuyendo momentáneamente sus fuerzas, fuerzas que, se solidarizarían materialmente con vosotros? Si hubiéramos estado asentados y hubiéramos dispuesto de web oficial nos hubiéramos solidarizado con R.C., con apoyo material, sabiendo su situación, denunciando y desenmascarando las patrañas, criticándoles sus errores para que así no caigan y sufran pérdidas como estas, etc... Pero no, habéis preferido tratar de imponer sobre nosotros una imagen de completos insolidarios, perros del estado burgués y sus lacayos, etc., y, por si fuera poco, de su misma lógica se deduce que las organizaciones revisionistas que combaten contra nosotros activamente son las solidarias, las “buenas”, etc... En resumen, esta parte de la acusación se cae por su propio peso. No desarrollaremos más esto aunque sí que exponemos lo principal.

“El tiempo no perdona, y los marxistas-leninistas nos organizamos y golpeamos a todos los revisionistas por igual.”
(De nuestro artículo previo) [4]

Por esto, llamarnos “chivatos”, etc... es simplemente difamar con muy poca vergüenza. Las amenazas que hemos recibido en las RRSS, si van en serio, deberían de hacer a los ex- militantes de base honestos que pudiesen haber pertenecido a R.C. replantearse cómo ponen sus ex-dirigentes en práctica las críticas de Enver Hoxha a ese tipo de actos que nada tienen que ver con la lucha de clases ni la organización de las masas por la revolución proletaria.

Por ahora vamos a fingir que no las habéis dicho en serio, que por no ponerse a recapacitar las habéis soltado en el calor de la ira y que no lo pensáis realmente. Porque de otro modo al movimiento obrero le puede ir mal, pero mal mal...

Después de explicar, entre todas las críticas que les hicimos (que ellos califican de pomposas porque ven la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio), que a fin de cuentas nos solidarizábamos con su situación, y después de saber que aún teníamos el I Congreso por hacer (es decir, posiciones oficiales, etc... aún por consagrar y en su lugar, documentos y resoluciones plenarias con una organización en carácter provisional) nos dicen:

“¿Esto es solidarizarse? Una línea y media en un párrafo y medio insultándoles… ¿os habéis preocupado por su juicio? ¿Por cómo estaban en prisión y que necesidades tenían? ¿Habéis hecho agitación por su libertad? ¿Les habéis mostrado el apoyo como Partido? ¿Habéis realizado resoluciones apoyando su libertad? ¿Habéis organizado movilizaciones? No habéis hecho nada, sois unos insolidarios, habláis de referentes internacionales y habéis sido incapaces de solidarizaros con el PML(RC) que es de vuestro mismo país. Sois unos insolidarios, aparte de muchas otras más cosas, que ya hemos hablado, peores aún, y de las que vamos a seguir hablando.”
(Univ. Ob.; Debates sorpresa con el grupo “PCTE”, 30 de junio de 2016) [1]

Les volvemos a repetir; les gusta hablar demasiado rápido. Lo mejor de todo es que en una conversación mantenida en la página de internet “Marx Engels Lenin Stalin Hoxha – MELSH” les dijimos que para qué iban a lanzar críticas a la nada cuando podían esperarse la mitad de lo que ya esperaron para respondernos a los artículos, a que hiciésemos el Congreso, y así poder ver con qué nos solidarizábamos, qué salía en nuestro programa, qué no, etc... Pero vemos que han hecho caso omiso y ha resultado todo en un texto deplorable donde simplemente repiten calumnias contra nosotros. Además, antes de saber de esta deplorable respuesta suya, habíamos comenzado a redactar un artículo sobre la situación del PML(RC).

Con ésto damos por terminada la respuesta en el papel. Poco a poco vamos a dar un buen puñetazo en la mesa en términos prácticos. Nos van a oír los comunistas del Estado español.


¡Viva el P.C.T.E.!

¡Viva la lucha contra el revisionismo!

¡Por la unidad marxista-leninista del movimiento comunista español!


Referencias
* Subrayado por nosotros


[2] J. V. Stalin, Cuestiones del Leninismo, p. 616, Ediciones Sociales México, 1941

[3] Los estatutos provisionales se pueden leer y descargar a través de nuestra web en los siguientes enlaces:



[4] El anterior artículo nuestro se puede leer directamente desde nuestra web a mediante el siguiente enlace:


[5] V. I. Lenin, Obras Escogidas, Tomo I, págs. 219-220, Ed. Progreso, 1961

[6] J. V. Stalin, Cuestiones del Leninismo, p. 676, Ediciones Sociales México, 1941


[8] V. I. Lenin, Obras Escogidas, Tomo III, pág. 420, Ed. Progreso, 1961

[9] J. V. Stalin, Obras, Tomo I, pág. 317, Vanguardia Obrera, 1984.

[10] J. V. Stalin, Obras, Tomo VII, págs. 45-46, Vanguardia Obrera, 1984.

[11] J. V. Stalin, Cuestiones del Leninismo, p. 582, Ediciones Sociales México, 1941


------------------------------------------------------------------------------

Para descargar el documento: 

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Y cuándo tienen pensado ponerse en tratamiento estos locos y los de rc? Cuánto trastorno narcisista sin diagnosticar... No saben ni escribir y van de teóricos y hasta escriben "libros". ¿Comunistas éstos? Lo que tienen es un cacao en la cabeza de tres pares de cojones.

Anónimo dijo...

venga pues, esperamos tu aportación en positivo..

Anónimo dijo...

Vaya par de sectas. Entre el 'escritor' que no sabe escribir y vosotros, los que estáis haciendo 'soviets', vamos apañaos JAJAJA pasadme el tlf de vuestro camello. Eso sí, al menos con vuestros vaciles a rc nos echamos unas risas.

Unknown dijo...

Estoy en desacuerdo con algunas de sus posiciones y algunos análisis desajustados temporalmente pero las críticas al revisionismo del PML(RC) son acertadísimas, ojalá podáis ampliarlas más con el tiempo. Algunos no tenemos vuestra capacidad de elaboración crítica teórica y nos ayudaría mucho a comprender mejor el triste paso del lamentable pml(rc) por la historia del MCE. Y gracias, en última instancia, por decir lo que todos los marxistas formados pensamos: Juan Mesana (alias Roberto Vaquero) es tristísimo como intelectual, y su libro es un panfletillo repleto de "citillas" y de PLAGIOS a bitácora reconocidos por él mismo en privado a mucha gente que hace más de un año que no está en rc. Patético.

Viva el marxismo leninismo y muera el oportunismo doctrinarista

GUARDERÍA OBRERA RULES dijo...

Estoy en desacuerdo con algunas de sus posiciones y algunos análisis desajustados temporalmente pero las críticas al revisionismo del PML(RC) son acertadísimas, ojalá podáis ampliarlas más con el tiempo. Algunos no tenemos vuestra capacidad de elaboración crítica teórica y nos ayudaría mucho a comprender mejor el triste paso del lamentable pml(rc) por la historia del MCE. Y gracias, en última instancia, por decir lo que todos los marxistas formados pensamos: Juan Mesana (alias Roberto Vaquero) es tristísimo como intelectual, y su libro es un panfletillo repleto de "citillas" y de PLAGIOS a bitácora reconocidos por él mismo en privado a mucha gente que hace más de un año que no está en rc. Patético.

Viva el marxismo leninismo y muera el oportunismo doctrinarista

Anónimo dijo...

Pero qué aportación en positivo respecto a lo que dicen cuatro locos sobre cuestiones que no están planteadas para nadie más que para estos dos grupos de amiguetes... Se ha definido en alguna ocasión internet como una barra de bar virtual. Pero es todavía peor: he escuchado a algún borracho decir cosas más interesantes que las que nos sueltan estos niñatos semianalfabetos. Una nueva consigna que debería aplicar el movimiento comunista es la de "guerra al tonto que se hace pasar por comunista". De este tipo de tontos tenemos una buena colección en este país. Se montan comités centrales fantasmas, se nombran secretarios generales de partidos inexistentes y que no llegan a colectivos de barrio... Ridículo? No. Lo siguiente.

Anónimo dijo...

Lo peor de los tontos de rc son los tontos que se les han ido. Son más cansinos e ineptos aún que los primeros, ver sus discusiones "teóricas" y sus planteamientos son para echarse a llorar menuda escuela la de rc. Esos junto a persiana podrían escribir un libro sobre chistes.

Anónimo dijo...

Estos textos, como los de los matados de rc, parecen una de esas parodias de Joaquín Reyes. Habría que ponerlos en audio, con un tío leyéndolos con acento de Albacete, y serían todavía más divertidos.

Anónimo dijo...

Todos mis respetos a los paisanos de Albacete...