Buscar este blog

19 septiembre 2016

Entrevista con Ammar Bagdash, secretario general del Partido Comunista

Entrevista con Ammar Bagdash, Secretario general del Partido Comunista Sirio
 
Una reunión pública en Roma con el Secretario del Partido Comunista Sirio, Ammar Bagdash, y una entrevista colectiva para conocer las causas, el curso y las consecuencias de la guerra civil en Siria. O, más bien, un intento de desestabilizar un país que escapa del control imperialista en Medio Oriente.
 
 
¿Por qué el ataque contra Siria?
 
Siria constituye un baluarte contra el expansionismo norteamericano en Oriente Medio, sobre todo después de la ocupación de Irak. Pero el verdadero protagonista de este proyecto es en realidad el presidente Shimon Peres, de Israel, que persigue este objetivo desde la década de los 80. Los comunistas sirios dieron un nombre a este proyecto: el gran Sion. Siria rechaza los dictados de los Estados Unidos y de Israel en Oriente Medio, apoyando a la resistencia iraquí, la libanesa y los derechos nacionales del pueblo palestino.
 
Pero, ¿cómo ha surgido la revuelta, la crisis y la guerra civil en Siria? [las tres fases del conflicto]
 
En el análisis que hacemos los comunistas sirios, planteamos que las condiciones para llegar a esta situación, fueran creadas por las medidas económicas liberales adoptadas en 2005. Esta política tuvo tres efectos negativos: un aumento de las desigualdades sociales, la exclusión social cada vez más pronunciada en los suburbios de Damasco y el deterioro de las condiciones de vida de la población. Esto ha favorecido a las fuerzas reaccionarias, como los Hermanos Musulmanes, que se han apoyado en el subproletariado, sobre todo rural. Cuando nos quejamos de esto en el Parlamento, se nos acusó de adoptar una postura ideológica y de tener la cabeza hueca.
 
En Siria, quieren repetir lo que sucedió en Egipto y Túnez. Pero ahí se trataba de dos países filo-imperialistas. En el caso de Siria era diferente. Comenzaron con manifestaciones de protesta, en las regiones rurales de Daraa y Idleb. Pero en las ciudades, inmediatamente hubo grandes manifestaciones populares en apoyo de Assad. Además, al principio la policía no respondía violentamente, lo que aprovecharon algunos grupos mezclados con los manifestantes para iniciar las acciones violentas. En los primeros siete meses, hubo más muertes en el lado de la policía y del ejército que en el otro lado. Cuando vieron que la estrategia de las manifestaciones no resultaba, pasaron a ejecutar acciones terroristas con asesinatos selectivos de personas de (líderes, funcionarios gubernamentales, periodistas), atentados y sabotajes a infraestructuras civiles. El gobierno respondió con la adopción de ciertas reformas, como el sistema multipartidista y la libertad de la prensa, reformas que nosotros hemos apoyado. Pero las fuerzas reaccionarias han rechazado tales reformas. Los comunistas apoyamos este principio: los discursos y acciones políticas deben ser confrontados con discursos y  acciones políticas; pero el terrorismo debe ser confrontado con la soberanía de la ley y se debe restablecer el orden.
 
Luego pasamos a la tercera fase: la revuelta armada en sí misma. Los ataques y asesinatos selectivos eran la señal para iniciar el ataque contra Damasco. Los ataques se concentraron contra Alepo, que, por su posición geográfica, hacía que fuese más fácil [para los insurgentes] el tráfico de armas y los suministros desde el exterior. El gobierno respondió con la imposición de la hegemonía de la ley. Hay que decir que la intervención del ejército y los ataques aéreos se produjeron en una zona donde la mayoría de los civiles ya habían huido. Ante la contraofensiva del ejército sirio, los rebeldes reaccionaron de forma salvaje, incluso en zonas donde no había combatientes. Y luego sitiaron a Alepo.
 
¿Por qué Siria resiste, qué significa?
 
Durante la última década en Oriente Medio, Irak fue ocupado y Libia ha capitulado. Siria en cambio no. ¿Por su mayor cohesión interna, sus fuerzas armadas más poderosas, sus alianzas internacionales más sólidas o porque no hubo una intervención militar directa de las potencias imperialistas?
 
En Siria, a diferencia de Irak y Libia, siempre ha habido una fuerte alianza nacional. Los comunistas trabajamos con el gobierno desde 1966, sin interrupción. Siria no habría podido resistir contando solo con el ejército. Siria resistió porque fue capaz de contar con una base popular. Por otra parte, Siria pudo contar con su alianza con Irán, China, Rusia. Y si Siria se mantiene en pie, muchos tronos caerán, porque quedará claro que hay otras vías posibles. Nuestra lucha es internacionalista. Un experto ruso me dijo: "El papel de Siria ahora se asemeja al de España contra el fascismo"
 
¿Qué efectos pueden tener los acontecimientos en Egipto sobre la situación actual en Siria?
 
Hay una relación dialéctica entre lo que pasó en Egipto y lo que está sucediendo en Siria. La base común es el descontento popular, pero la resistencia siria aceleró la caída del régimen de los Hermanos Musulmanes en Egipto. Esto ayuda a Siria, porque demuestra que los Hermanos Musulmanes han sido rechazadas por el pueblo.
 
En una reciente entrevista, el presidente sirio Assad dijo: "En Siria, hemos frustrado el ataque del Islam político". ¿Qué piensa usted?
 
Nosotros, los comunistas sirios, no utilizamos la categoría de “Islam político”. El Islam es una realidad con bastante diversidad en su seno. Hay reaccionarios pro-imperialistas, como los Hermanos Musulmanes, y progresistas como Hezbollah e incluso Irán. Yo no soy un admirador del modelo iraní, pero son nuestros aliados en la lucha contra el imperialismo. Desde nuestro V Congreso, pensamos en Irán sobre la base de su posición contra el imperialismo. Nuestro lema es: Por un frente internacional contra el imperialismo.
 
En Italia, una gran parte de la izquierda cree que los rebeldes están luchando contra un régimen fascista, el de Assad. ¿Qué puede responder a esto?
 
Si partimos de la definición del fascismo - un movimiento reaccionario que utiliza medios violentos para defender los intereses del capitalismo monopolista - en Siria no es el capitalismo monopolista quien domina. Más bien, son los rebeldes quienes representan los intereses del gran capital. Las revueltas, como nos enseña la Historia, no siempre son revolucionarias. Piense por ejemplo en los contrasen Nicaragua, en los franquistas en España [NT: se refiere al golpe de estado del 36] y en otros ejemplos.
 
¿Pero la oposición a Assad es toda reaccionaria? O, como se demuestra por los enfrentamientos internos entre el llamado Ejército Sirio Libre y los milicianos yihadistas, o los enfrentamientos en los últimos días entre los kurdos y los yihadistas… ¿existen elementos progresistas con los que se puede iniciar un diálogo?
 
Entre los opositores, algunos han pasado años en las cárceles sirias y nosotros hemos reclamado y luchado por su liberación. Estos opositores de Assad, sin embargo, están en contra de cualquier injerencia e intervención extranjera. Algunos viven en Damasco y trabajamos juntos con ellos para el diálogo nacional. Incluso Haytham Mena, de la Coordinadora Democrática, condena el uso de la violencia por parte del ejército y de la oposición, así como las injerencias extranjeras. Otros, como Michel Kilo, vienen de la izquierda, pero han traicionado estas ideas. Nada modifica en modo alguno el carácter reaccionario de la rebelión.
 
¿Cómo se explica la intensificación de las diferencias entre Arabia Saudita y Qatar, que repercuten en las divisiones dentro de las milicias rebeldes?
 
Esto es cierto. La influencia y el papel de Qatar ha disminuido, mientras que la de Arabia Saudita aumentó. El asunto de los enfrentamientos con los kurdos es otra historia. Ha habido enfrentamientos entre kurdos de la Unión Democrática Kurda y los yihadistas de Al Nusra, pero también hubo enfrentamientos entre los diversos grupos kurdos.
 
¿Qué está sucediendo con los palestinos que viven en campos de refugiados en Siria?
 
Hace poco me reuní con el jefe de la OLP, y me dijo: "Si Siria cae, adiós Palestina". Hamas ha actuado muchas veces con precipitación, cometió muchos errores y ha causado problemas. Podemos decir que la organización, que pertenece al mundo de los Hermanos Musulmanes, ha vuelto a sus raíces y ahora está bajo el ala de Qatar. Pero también es peligroso para ellos. Ahora, después de lo que pasó en Egipto, ¿qué va a pasar en Gaza? La mayoría de los activistas que entraron en los campos de refugiados palestinos en Siria, no eran palestinos. La mayoría de los palestinos están totalmente en contra de cualquier injerencia en los asuntos sirios.
 
En Yarmouk, el 70% de la población son sirios, pero los campamentos de refugiados no son ghettos como ocurre en otros países. Todavía hay combates en Yarmouk, pero la población siria se ha ido. El Comité Ejecutivo de la OLP ha pedido dos veces a Siria protección para los campos de refugiados. Yarmuk fue sitiada por Al Nusra con la ayuda de Hamas, cuyo objetivo era buscar la provocación del ejército, al cual se le ordenó no  reaccionar.
 
Se habla poco de ello, pero ¿qué papel juega Jordania en la crisis y en la guerra civil en Siria?
 
La monarquía jordana siempre ha colaborado con el imperialismo y en Jordania hay una intensa actividad de los Hermanos Musulmanes. Jordania ha aceptado la presencia de militares de EE.UU en su territorio y el cuarto ataque contra Damasco ha sido lanzado precisamente desde territorio jordano.
 
¿Cuál es el papel de Israel en Siria?
 
Israel apoya a los rebeldes armados, pero cuando no pueden alcanzar sus objetivos, son los aviones de combate israelíes quienes asumen el control. Esto ocurrió en Damasco, pero también hace unos días en Latakia.
 
¿Cómo salir de la tragedia?
 
 
No se puede realizar progreso social o democrático alguno si el país es sometido a fuerzas exteriores. La consigna es la defensa de la soberanía nacional y las condiciones de  vida de nuestro pueblo. Como le dije al ANSA, la vía principal para salir de la masacre siria comienza por detener la ayuda y apoyo exterior a la oposición armada, por parte de los países reaccionarios e imperialistas. Una vez que la ayuda exterior se detenga, se puede poner fin a todas las operaciones militares, incluso por la parte del gobierno sirio. Y reiniciar un proceso democrático con elecciones legislativas y con reformas políticas, que obviamente no es posible en esta fase del conflicto armado. El futuro político de Siria se decidirá en elecciones, incluyendo las elecciones presidenciales de 2014.
 
Autores entrevista: Marinella Correggia Maurizio Musolino, Sergio Cararo
Publicada en francés en Le Grand Soir y en Solidarité Internationale-PCF.
Traducción: Vigne y Mafalda en la selva.
 
La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

1 comentario:

Anónimo dijo...

Efectivamente tanto el viejo PCS como el PCS (Bakdash) han sido marionetas del "socialismo árabe" del "Partido Baaz" y en general de la burguesía nacional siria. Simpatizantes del socialimperialismo soviético y ahora del imperialismo ruso, una mofa de partido "comunista".