Buscar este blog

02 diciembre 2016

Jacob Zuma sobrevive a la rebelión en el seno de su partido

El Congreso Nacional Africano (CNA), partido fundado por Nelson Madela y que actualmente lidera Jacob Zuma, celebró durante el pasado fin de semana en Pretoria una reunión de su Comité Ejecutivo Nacional (CEN). Lo que debía de ser una reunión de dos días para paliar la grave crisis interna derivada de los escándalos del presidente, tuvo un revés inesperado cuando tres ministros propusieron llevar a cabo una moción de no confianza contra su propio presidente.La petición partió del Ministro de Turismo, Derek Hanekom, y fue secundada por los ministros de Salud y de Obras Públicas, Aaron Motsoaledi y Thulas Nxesi, respectivamente. A ellos se unió la importante figura del jefe del CNA, Jackson Mthembu.
Este levantamiento en el seno del CEN prolongó un día más la reunión, culminando con una jornada de votación que se extendió durante toda la jornada del lunes hasta altas horas de la noche. A primera hora de la tarde, Zuma abandonó la reunión para recibir en las dependencias presidenciales a su homólogo ugandés, Yoweri Museveni, quien se encuentra de visita oficial. Tras un breve encuentro entre ambos mandatarios, Zuma regresó al CEN. En ese momento, las informaciones que circulaban eran de 34 votaciones en su contra, 30 a favor y 14 aún no contabilizadas. Al cierre de la jornada lo único que trascendió es que el presidente había salido airoso de este 'motín' interno. Tras una larga expectación, el Secretario General del CNA, Gwede Mantashe, ha comparecido este martes ante los medios de comunicación a las 14.00 hora local (GMT+2) para confirmar que había habido una llamada interna para que Zuma dejara el poder, y la cuestión había sido "abiertamente" debatida. "El CNA no ha aceptado la llamada para que el presidente deje el poder", ha concluido. "Ahora tenemos que lidiar con los camaradas que plantearon esa cuestión durante el debate".
Durante la celebración del Comité, Zuma fue defendido por otros tres ministros, entre ellos el Ministro de Seguridad del Estado, David Mahlobo, quien actualmente está siendo investigado por la policía por su presunta vinculación en el tráfico ilegal de cuerno de rinoceronte. Los partidarios de Zuma se sintieron molestos con el inesperado movimiento de sus colegas, y pidieron a los críticos que sean ellos que abandonen el partido: "¿Por qué no renuncian ellos? ¿Cómo pueden trabajar con Zuma si no tienen confianza en él?", dijo un portavoz provincial. Un miembro del Comité declaró al medio sudafricano News24 que el presidente dijo que "dimitir sería como entregarse al enemigo" ya que "hay gente que quiere verlo en la cárcel".

No hay comentarios: