07 marzo 2017

Stalin colocando en su contexto a los Zares

El 19 de julio de 1934, Iósif Stalin escribe un artículo denominado: “a propósito de la política extranjera del zarismo ruso", en el cual critica el opúsculo de Engels e insta al camarada Adoratski a no publicar el artículo engelsiano en la revista Bolshevik consagrado al 20 aniversario de la Primera Guerra Imperialista Mundial.  Stalin considera "inoportuna" dicha publicación por  las insuficiencias que presentaba el artículo; esas insuficiencias, según Stalin, serían las siguientes:

«1. Engels anatemiza la política de conquista del zarismo ruso mostrando su carácter abominable y mostrando como elementos extranjeros manejan dicha política. Criticando el párrafo Stalin dice que efectivamente esa política es abominable, pero que no es exclusiva del zarismo ni mucho menos y que todas las monarquías europeas participan de dicha política, lo cual naturalmente es evidente.

2. La caracterización de Engels de la situación en Europa de la época, es igualmente insuficiente porque se limita a señalar como causas de peligro de guerra mundial:
a) La anexión de Alsacia y Lorena a Alemania;
b) la aspiración de Rusia a ocupar Constantinopla; 
c) la lucha entre el proletariado y la burguesía en Europa. Stalin sostiene que los peligros de una guerra mundial no son solamente los señalados por Engels y que el más importante es la lucha imperialista contra las colonias por conquistar mercados y materias primas, en la cual  las contradicciones entre Gran Bretaña y Alemania juegan un rol principal. Stalin piensa que ésta es una insuficiencia muy grande.

3. Otras insuficiencias constituyen la sobreestimación de la aspiración rusa a conquistar Constantinopla; la sobreestimación del rol que juega el poder  zarista en tanto fortaleza de la reacción europea; exagerar en torno a considerar a la Asamblea Nacional Rusa y su gobierno como la fuente principal de provocación de una guerra mundial, dejando de lado el real peligro de las potencias coloniales occidentales.

4. Finalmente Stalin critica la siguiente cita de Engels: «La victoria de Alemania es, entonces, la victoria de la revolución, si Rusia comienza la guerra, adelante contra Rusia y sus aliados, sean los que sean».[1]

La historia ya vivida da plena razón a Stalin contra Engels, pues la primera guerra mundial se desató precisamente por las contradicciones interimperialistas a las que hace referencia Stalin en su artículo, más concretamente entre la alianza Gran Bretaña-Francia que apoyaban a Serbia contra Alemania, el imperio Austro-Húngaro y Turquía. Rusia zarista tomó partido por la alianza occidental pero claramente en una condición subordinada, saliendo del conflicto precisamente por la Revolución de Octubre.

El artículo nos muestra de un modo absolutamente claro que las insuficiencias y defectos de la visión de Engels sobre los problemas nacionales y coloniales, fueron ya visualizados por Stalin y solamente por Stalin, pues no conocemos critica alguna a esas posiciones incorrectas de Engels de parte de de los numerosos adversarios y enemigos de Stalin en nombre de un "marxismo" totalmente falso.





[1] Stalin. A propósito de una carta de Engels a Bebel, sobre la política exterior  zarista.

No hay comentarios: