Buscar este blog

19 abril 2017

Ekintza reivindicativa Navarra en el Castillo de Tiebas

El castillo palacio de Tiebas, apenas unos kilómetros al sur de Pamplona, es un enclave estratégico desde tiempos remotos. Los asentamientos humanos en el lugar se retrotraen a la Edad del Hierro y por tanto al siglo VIII antes de Cristo. No es sin embargo hasta el siglo XIII, reinando Teobaldo II, cuando en el lugar se levanta sobre las construcciones preexistentes un castillo-palacio que será residencia del propio Teobaldo y sus sucesores durante un siglo como mínimo de manera ocasional. Conforme Pamplona empieza a convertirse en el eje del reino, Tiebas pierde sentido como residencia real aunque acoge diversas funciones, desde puesto defensivo y prisión a Archivo Real y archivo de la Cámara de Comptos.
x
En 1378 el castillo resulta destruido en el marco de la guerra con Castilla, aunque la fortaleza, tras caer en propiedad de Juan de Beaumont, vuelve a estar operativa y participar en las guerras civiles navarras en la segunda mitad del siglo XV, llegando a ser bombardeada en 1494.
x
Tan estratégicamente ubicado en el camino a Pamplona, el castillo fue utilizado y atacado en diversas ocasiones por todos los bandos en todos los conflictos, desde los que tuvieron lugar entre las tropas castellano-beaumontesas y las franco-agramontesas a partir de 1512 hasta la Guerra de la Independencia y posteriormente las guerras carlistas, pese a que su estado, precisamente por ello, fue deteriorándose gradualmente.
x
Desde finales del siglo XVIII al XIX, como sucedió con gran número de fortalezas navarras, los restos del castillo fueron utilizados sin miramientos como cantera de piedra, de forma que los bloques de la construcción eran sistemáticamente usados tanto por particulares de la zona como por instituciones para sus propias obras y construcciones. De este modo la antigua fortaleza-palacio quedó prácticamente desmantelada hasta el año 2005, en que el Ayuntamiento de Tiebas-Muruarte de Reta compra el castillo y empieza a acometer algunas labores de reconstrucción.
x
La bandera que nos representa a todos
Toda esta reseña histórica sirve de preámbulo a la iniciativa de algunos navarros que, en este momento de zozobra en el que la bandera de Navarra se pretende que no representa a todos los navarros y que debe ser complementada con la ikurriña, han decidido desplegar una gran bandera de Navarra en algunos lugares emblemáticos. Uno de ellos fue Maya, hace unos meses, y ahora ha sido Tiebas en una “ekintza” de la que han llegado estas fotos. Puede ser sólo un pequeño grupo de incursores pero, ante la ofensiva nacionalista, puede ser el síntoma de un malestar que crece entre los navarros.

1 comentario:

Wasconiae Eterna dijo...

¿ por qué van con la cara censurada ?
¿ son menores de edad ?
¿ o son cobardes Beaumonteses ?